FRAUDE DE LA FORMACIÓN

Empleo y la Comunidad de Madrid subvencionan a una empresa de formación de la red creada por el exconsejero andaluz Ojeda y su hija

Nueve detenidos por el fraude en los cursos de formación de Andalucía

El Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) y la Consejería de Empleo de la Comunidad de Madrid subvencionaron en 2015 con un total de 688.331 euros a la Asociación para la Formación Integral y el Empleo 2009-Forinemas 2009, que figura en la propuesta de dictamen del PP en la Comisión de Investigación abierta en el Parlamento andaluz para investigar el fraude en los cursos de formación como una de las empresas del entramado creado por el exconsejero de la Junta Ángel Ojeda y su hija Vanessa, que pudo defraudar hasta 52,6 millones de euros. Ojeda siempre ha defendido la "legalidad" de todas sus actuaciones.

La asociación fue creada en 2009 por dos socios de Vanessa Ojeda Romero, hija del exconsejero de Hacienda de la Junta de Andalucía Ángel Ojeda. Estos dos últimos fueron detenidos el verano de 2014, acusados de crear una red de 36 empresas y 14 asociaciones y fundaciones que recibieron millones en subvenciones pese a que no cumplían los requisitos legales. Los dos socios son José Antonio Cárabe Álvarez y Alicia María Raigón Pleguezuelos. Vanessa Ojeda y Alicia Raigón fueron administradoras de Satia Tecnología y Formación hasta 2013.

Hay un tercer fundador, Antonio Rodríguez Sacristán, jefe de Área de Mantenimiento de Infraestructura de ADIF en Córdoba. Preguntado por infoLibre, asegura que dejó la asociación a los tres o cuatro meses porque se “desilusionó” con el proyecto y no tenía tiempo para preparar las clases. Pero niega haber participado en la fundación de Forinemas e incluso haber asistido a la reunión en Madrid donde se firmó el acta que la creó y se le nombró vicepresidente, a pesar de que su nombre y su firma figura en los documentos. Rodríguez Sacristán dice también que no conocía ni a Raigón ni a Cárabe antes de empezar con el proyecto. Tampoco a Vanessa Ojeda.

Además, Raigón y Ojeda Romero, junto con Cárabe, son los fundadores de otra asociación, Afeme (Asociación Andaluza para el Fomento de la Empleabilidad y la Mejora de la Capacitación Profesional), constituida en Sevilla el 8 de septiembre de 2010 en la sede de Satia Tecnología y Formación. La asociación fue registrada en el Consorcio Andaluz de Relaciones Laborales (CARL) Su ámbito de actuación era muy genérico: operar en las “ramas medioambiental, administración, gestión e informática”.

Asociación sin ánimo de lucro y sociedad mercantil

La asociación Forinemas 2009 comparte socios, oficinas y números de teléfono con Create Human Resources SL, el nombre con que Alicia Raigón rebautizó en 2013 otra empresa de formación, Forinem 2002 Formación Ferroviaria, donde también figuraba como administrador hasta octubre de 2011 José Antonio Cárabe. En realidad, Forinem 2002 había nacido en 2009 como Formastren Formación Ferroviaria, denominación que mantuvo hasta septiembre de 2010.

Según puede comprobarse en las páginas web de Forinemas y de Créate Formación –la marca con que opera Create Human Resources–, ambas tienen oficinas en la misma dirección de Mairena del Aljarafe, en Sevilla –en la calle del Fomento del polígono industrial PISA– y en otra de Madrid –calle del Arroyo de los Pos–. Al llamar al número de teléfono de Madrid, responden desde Sevilla a nombre únicamente de Créate Formación. Incluso algunas páginas web de Forinemas remiten a los cursos de Créate Formación.

La propuesta de dictamen del PP en la comisión de investigación andaluza detalla el sistema que utilizaba la trama de Ángel Ojeda para operar. Solicitaba las subvenciones a través de sus asociaciones sin ánimo de lucro, pues esta característica facilitaba su concesión. Después las asociaciones “subcontrataban la formación con otras empresas vinculadas al entramado, que obtenían así un porcentaje de la subvención”, al menos un 20%, asegura el informe.

Subcontratando se conseguía que las asociaciones no percibieran beneficios –carecen de ánimo de lucro–, pero las entidades vinculadas, sociedades limitadas, “les facturaban la totalidad del importe de la subvención, inflando los precios de los servicios contratados”.

“Cumplía todos los requisitos”

En el caso de Forinemas 2009, la asociación ha recibido del SEPE una subvención de 430.256 euros para cursos con compromiso de contratación. Forman parte de los programas del Sistema de Garantía Juvenil, financiados en parte por la Unión Europea. Por su parte, la Comunidad de Madrid le concedió 258.075 euros repartidos en un total de cinco acciones formativas, también con compromiso de contratación para los alumnos.

Ambas administraciones han indicado a infoLibre que otorgaron las subvenciones a Forinemas porque “cumplía todos los requisitos”. “Estaba al día en los pagos a Hacienda y la Seguridad Social”, precisa un portavoz de la Consejería de Empleo madrileña, “por tanto, no había ningún motivo para descartarla”. El SEPE apunta que en otras ocasiones anteriores le denegó ayudas a esta asociación porque no cumplía los requisitos de la convocatoria. Pero ni la Comunidad ni el ministerio eran conocedores de su posible vínculo con Ojeda.

Este periódico se ha puesto en contacto con la responsable de Forinemas y Create, Alicia Raigón, pero no ha conseguido de ella ninguna respuesta a las preguntas que le ha planteado, por teléfono y por correo electrónico, sobre la confusión entre la asociación sin ánimo de lucro y la sociedad limitada. Y tampoco sobre su relación con Vanessa Ojeda (ver La caja negra, al final de esta información).

En otra de las páginas web de Forinemas que, pese a su URL, remite a los cursos de Créate Formación, aparece un listado de centros médicos donde los alumnos pueden obtener el certificado de aptitud psicofísica necesario para acceder a cursos de conducción de ADIF. El de Sevilla es Hasa Sevilla Asistencial SL, propiedad de Vanessa Ojeda Romero y otra de las empresas que la propuesta de dictamen del Parlamento andaluz también incluye en el entramado de sociedades del exconsejero de Hacienda.

Forinemas 2009 también aparece en el listado de empresas que fueron exoneradas en 2012 por la Junta de Andalucía de justificar en qué había empleado las subvenciones concedidas, de forma que pudieron seguir recibiendo más ayudas en años posteriores. En concreto, a la asociación de Alicia Raigón se le perdonó la justificación de gastos de dos subvenciones percibidas en 2011 por un importe total de 214.485 euros. A Hasa Asistencial se le perdonaron otros 124.700 euros.

Sospechas desde 2013, denuncia de la Inspección 

Seis asociaciones y fundaciones del grupo Prescal, que preside Ángel Ojeda, solicitaron al SEPE un total de 4,9 millones en subvenciones para formación en 2012 y 2013. CCOO lo denunció entonces en el seno de la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo y pidió que no se le concedieran. Sin éxito. Cuatro de ellas fueron aprobadas el 2 de diciembre de 2013. Casi dos años después, en julio de 2015, la Inspección de Trabajo firmó un informe, que remitió a la Fiscalía, donde alertaba de un posible delito de fraude: esas cuatro empresas habían aplicado “parte del importe de las subvenciones a fines distintos de aquéllos para los que fueron concedidas”. Según calcula la Inspección, desviaron 1,42 millones de euros de las ayudas percibidas.

Los inspectores detallan el sistema fraudulento –“un plan preconcebido para solicitar la subvención”, resumen– utilizado por las empresas de Ángel Ojeda para simular relaciones laborales. Como la ley obliga a las empresas a incluir al menos un 60% de trabajadores ocupados en estos cursos subvencionados, daban de alta en la Seguridad Social a un determinado número de parados, pero sólo durante un día, el de inicio de la formación. Ninguno de ellos firmó un contrato de trabajo.

Así, en los cursos ejecutados gracias a las subvenciones del SEPE el número real de alumnos ocupados nunca superó el 36%, la mitad del porcentaje exigido legalmente.

La Inspección de Trabajo, además, descubrió que del importe total de las ayudas concedidas a esas asociaciones y fundaciones, hasta un 64% fue facturado por empresas del propio grupo Prescal en concepto de alquiler de equipos y aulas, elaboración y compra de materiales didácticos o publicidad. El informe explica que el grupo generaba así sobrecostes, “mediante la fijación unilateral de precios y la contratación de servicios sin valor añadido para la actividad subvencionada”. El objetivo era canalizar fondos hacia las sociedades mercantiles del grupo.

No pagan a los profesores

Mención aparte merecen los impagos de salarios a los profesores, el último eslabón de la cadena de la formación para el empleo. Este periódico ha hablado con dos formadores a los que Create no ha retribuido los cursos de desarrollo web que dieron entre noviembre y enero de 2016. Adeuda unos 2.500 euros a cada uno de ellos.

Los formadores son autónomos y firman contratos mercantiles con Create Human Resources. Impartieron cursos de dos meses, 150 horas de formación a razón de sólo 18 o 20 euros la hora. “Cuando lo normal es que se pague a más de 25 euros, y de 40 a 60 euros si son cursos en empresas”, asegura uno de ellos, que ya ha reclamado la deuda ante el juzgado.

Después de meses de reclamar el dinero y de que Create le propusiera un plan de pago en tres plazos que incumplió, la empresa le ha contestado a través del juez que no reconoce la deuda y se opone al abono. Los formadores denuncian que el contrato les obliga a reclamar en los juzgados sevillanos, pese a que el trabajo se realizó en Madrid y la empresa tiene sede en la capital de la comunidad autónoma que le ha dado la subvención.

Incumplimientos en cascada

La razón que Create esgrime una y otra vez para el impago es que a ella, a su vez, no le ha abonado la cantidad debida la Fundación de Tecnologías de la Información (FTI), de la patronal tecnológica Ametic. Un portavoz culpa al año que lleva el Gobierno en funciones de los problemas de pago: Bruselas no transfiere fondos “por el incumplimiento del déficit”, así que el SEPE no libera el dinero a la Cámara de Comercio de Madrid, ésta no paga a FTI y la fundación no puede cumplir con sus proveedores, relata. Ametic y FTI, por tanto, se declaran “víctimas de la situación” y proclaman su “malestar”. “El Gobierno debería adelantar el dinero para que no tuviéramos que perjudicar a nuestros proveedores”, concluye.

Según denuncia Aforen, la asociación que agrupa a los formadores, los retrasos e impagos son “generalizados” en la Comunidad de Madrid. Las empresas culpan de ellos a la Consejería de Empleo. A fecha de hoy se está liquidando aún la programación de cursos de 2013, que se ejecutó en 2014, explica la asociación. Y la programación de 2014 puede que empiece a abonarse sólo a finales de este año. El portavoz de la Consejería de Empleo, sin embargo, replica que los pagos se hacen “en plazo” y niega la existencia de demora alguna.

Hay casos sangrantes. Emilio trabaja para entre ocho y 10 empresas de formación distintas al año, impartiendo cursos de marketing digital. Dice que sólo dos le pagan en tiempo y forma. El resto le adeudan unos 7.000 euros en total. Presentó una denuncia en la Consejería de Empleo de la Comunidad de Madrid, que quedó sin respuesta. Cuando fue en persona a preguntar, se limitaron a sugerirle que acudiera a la Inspección del Trabajo, pese a que es autónomo. “Les estamos financiando”, protesta.

ALICIA RAIGÓN NO RESPONDE

infoLibre envió a Alicia Raigón un correo electrónico con las siguientes preguntas, que no ha contestado, después de intentar en repetidas ocasiones a lo largo de dos semanas obtener su versión para incluirla en esta información:

1.- Según hemos podido comprobar, usted y Cárabe fundaron en 2009 la Asociación para la Formación Integral y el Empleo-Forinemas 2009, junto con un tercer socio, Antonio Rodríguez Sacristán. Esa asociación comparte socios (usted y Cárabe) con Create Human Resources, la empresa que figura detrás de Créate Formación, según consta en esa página web. También comparten oficinas (en Madrid y Sevilla), números de teléfono e incluso páginas web. ¿Hay alguna explicación para esa coincidencia de socios, oficinas y webs?

2.- La asociación recibe subvenciones para cursos con compromiso de contratación tanto del SEPE como de la Comunidad de Madrid, que imparte Créate Formación en Madrid. ¿Por qué las subvenciones las recibe la asociación y los cursos los ejecuta la empresa? ¿Cómo es posible que reciba estas subvenciones cuando Forinemas aparece en la propuesta de dictamen del PP en la Comisión de Investigación abierta en el Parlamento andaluz sobre el fraude en los cursos de formación como una de las empresas del entramado de Ojeda y su hija?

3.- Usted y Vanessa figuran como administradoras de una tercera empresa, Satia Tecnología y Formación SL. Además, usted, Cárabe y Vanessa Ojeda fundaron en septiembre de 2010 la Asociación Andaluza para el Fomento de la Empleabilidad y la Mejora de la Capacitación Profesional (Afeme), registrada en el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL). ¿Es correcto? ¿A qué se dedica Afeme?

4.- Para los reconocimientos médicos necesarios para los cursos de Adif que ustedes ofertan, la clínica de referencia en Sevilla es Hasa Sevilla Asistencial, cuya directora y administradora es Vanessa Ojeda Romero. ¿Siguen por tanto manteniendo relaciones profesionales/mercantiles con ella?

5.- Otra cuestión se refiere a Antonio Rodríguez Sacristán, su socio en Forinemas. Es el jefe de Mantenimiento y Estructura de ADIF en Córdoba. También era jefe de Seguridad y Recursos Humanos cuando se fundó la asociación. Lleva desde 1990 en ADIF. Y tanto Forinemas como Créate Formación imparten cursos de formación para ADIF. ¿No es una incompatibilidad manifiesta?

6.- Por último, ¿cuánto dinero adeudan a sus formadores? Hemos hablado con algunos de ellos, a los que no pagan los cursos de FTI (Ametic) y la Cámara de Comercio de Madrid. Algunos de ellos, incluso, han presentado la correspondiente reclamación de cantidad en el juzgado. ¿Por qué no les pagan? ¿No reciben subvenciones públicas para organizar los cursos y pagar a los formadores?

Tres días después de publicarse esta información, Forinemas y Create Human Resources han contestado a este correo indicando que la primera ha mantenido "acuerdos de colaboración con distintas empresas tendentes a cumplir su fin fundacional y a reducir costes que permitiesen la viabilidad económica de la asociación en los difíciles tiempos de la crisis económica de los últimos años".

Forinemas dice que se encuentra "fiscalizada en todos sus proyectos de ámbito público, con carácter previo y durante su ejecución, no liberándose la integridad de los fondos objeto de ayudas hasta tanto no se auditen éstas en materia de verificación de trabajos realizados y gastos incurridos".

Finalmente, niega mantener o haber mantenido "relaciones profesionales y/o mercantiles" con Vanessa Ojeda.

Sobre los impagos a los docentes, señala como causa de la deuda que "los cursos aún no han sido cobrados por nuestra empresa por la entidad organizadora [FTI] sin causa alguna". Forinemas asegura que está previsto el cobro "antes de finalizar el presente mes de octubre".

infoLibre se reafirma íntegramente en la información publicada.

Andalucía subvenciona con medio millón de euros a una empresa de formación de la red creada por el exconsejero Ojeda y su hija

Andalucía subvenciona con medio millón de euros a una empresa de formación de la red creada por el exconsejero Ojeda y su hija

Más sobre este tema
stats