Golpe a la soberanía energética

Enel da otro paso en la salida de Endesa: planea sacar de la bolsa española la filial de renovables

La subida de la luz revela las trampas del sistema que fija los precios

El grupo italiano Enel sigue la hoja de ruta marcada para España con dos puntos principales: exprimir la eléctrica Endesa y retirarse con el menor ruido posible de un país que no aporta perspectivas de crecimiento al negocio. La compañía, participada en un 31,4% por el Estado italiano, estudia la posible exclusión de la bolsa española de la filial de renovables Enel Green Power.

La empresa de renovables, que nació con los activos verdes de Endesa y de la propia Enel, cotiza desde noviembre de 2010 en en el Mercato Telematico Azionario, organizado y gestionado por Borsa Italiana S.p.A. y en los mercados regulados españoles de Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia.

La filial cuenta con una potencia instalada de 9.530 MW, con 731 centrales en 15 países. Sus activos incluyen parques eólicos, instalaciones solares, hidroléctricas, geotérmicas y de biomasa. En los nueve primeros meses de 2014 ganó 395 millones. En esa fecha acumulaba una deuda de 6.641 millones.

Una compañía local

La posible exclusión en bolsa de Enel Green Power (68% de Enel y 32% de 12.700 accionistas) supone un paso más en el proceso que ha dejado al que fue el primer grupo eléctrico español como una compañía local sin expectativas de crecimiento.

Como parte de la estrategia de vaciamiento, Enel asumió todos los activos latinoamericanos de Endesa, repartió 14.600 millones en dividendos ordinarios y extraordinarios de los que cobró el 92% y sacó posteriormente a bolsa un 22% de las acciones de la eléctrica que una vez fue pública. Toda una operación de vaciamiento realizada, si no con la aprobación, sí con el silencio de las autoridades españolas.

Desde que Enel entró en Endesa en el año 2007, primero aliado con Acciona y más tarde como socio dominante con el 92% de las acciones (año 2009), la compañía italiana ha cobrado dividendos por su participación por más de 24.800 millones de euros, según la información remitida a la CNMV.

Enel ha comunicado un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) después de que El Confidencial informara de la posibilidad de la exclusión de bolsa de Enel Green Power. Pero la comunicación, más que negar la posibilidad, la confirma. Así lo piensan incluso fuentes de la eléctrica española.

El hecho relevante

En el hecho relevante, Enel explica que "sobre la posible exclusión de la cotización de Enel Green Power en la bolsa española, y su concentración en la bolsa italiana, Enel Green Power informa que con carácter habitual analiza múltiples opciones y alternativas, sin que en modo alguno se haya adoptado ninguna decisión al respecto". En resumen, Enel baraja la posibilidad de excluir de bolsa a la filial,  pero no lo ha decidido aún.

La portavoz del grupo Enel en Roma, preguntada por infoLibre sobre los planes para su filiales, contestó con un "sin comentarios", remitiéndose a la comunicación enviada a la CNMV.

La progresiva salida de Enel de España, acuciada por la necesidad de reducir deuda (44.578 millones en septiembre de 2014), se produce en medio de un espeso silencio oficial. El Gobierno de Mariano Rajoy conoció los planes del grupo italiano en julio de 2014planes del grupo italiano. Se los comunicó el presidente de Endesa y del Mediobanca en España, Borja Prado, al ministro de Industria José Manuel Soria.

Recelo del Gobierno

El Gobierno expresó tanto a Prado como a la entonces recién elegida dirección de Enel, encabezada por Francesco Starace, que no veían con buenos ojos la operación. Pero no hizo nada más. La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), alertada por las informaciones publicadas acerca de las intenciones de Enel, analizó el caso, según admitieron fuentes del organismo que preside José María Marín Quemada. Pero Competencia concluyó que no había posibilidad de intervenir porque ya en 2007 la Comisión Europea obligó a suavizar las condiciones impuestas a la entrada de Enel por la antigua CNE.

La estrategia legal que aplica Enel para Endesa y filiales en España corre a cargo de Borja Acha, abogado brillante nombrado director de asuntos legales del grupo en 2012. Acha fue en el periodo 2005-2007 el estratega que permitió a Endesa y a su entonces presidente Manuel Pizarro resistir en la guerra de ofertas que protagonizaron Gas Natural, la alemana E.ON y, posteriormente, la alianza de la italiana Enel y Acciona.

Las joyas vendidas

Endesa ha pasado ya a formar parte de la lista de antiguas joyas del sector público que fueron privatizadas, que recibieron apoyo a su expansión internacional vía impuestos (créditos fiscales) y que ahora dan lustre y llenan la caja de multinacionales extranjeras. Precisamente los beneficios fiscales de los que se aprovechó Endesa fueron examinados por los abogados del Estado para estudiar una posible reclamación a Enel. Concluyeron que no era posible.

Endesa, fundada en 1944 para explotar lo menos rentable del sistema energético del país, acabó siendo un éxito y fue privatizada por completo en 1998, bajo el Gobierno de José María Aznar. El expresidente del Gobierno es asesor de la eléctrica. El caso de la empresa se suma al de otras grandes sociedades públicas como Iberia (fusionada con British Airways en IAG y ya en manos británicas) y Tabacalera, privatizada también en la ola de 1998 bajo la presidencia de César Alierta (hoy presidente de Telefónica).

La Audiencia Nacional rechaza la querella contra exministros de Zapatero por los Costes de Transición a la Competencia

La Audiencia Nacional rechaza la querella contra exministros de Zapatero por los Costes de Transición a la Competencia

Más sobre este tema
stats