LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Un año del 23J: Sánchez se ve fuerte para aguantar y fía su hoja de ruta a Cataluña y los Presupuestos

Derechos laborales

¿Es extensible la semana de cuatro días de Telefónica? Los expertos la ven solo viable en grandes empresas con sueldos altos

La sede de Telefónica, con el nuevo logo presentado en abril.
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

La jornada laboral de cuatro días a la semana, o de 32 horas, aterrizó en el debate público de la mano de Más País e Íñigo Errejón, y por primera vez desde que naciera el debate una compañía multinacional ha anunciado que está negociando con sus sindicatos dentro del convenio colectivo: se trata de nada menos que Telefónica España, tal y como ha confirmado la empresa este miércoles 16 de junio. 

Sin embargo, hay muchos matices que hacen creer que algo así no se hará extensible a muchos otros centros de trabajo. Para empezar, implica una reducción de sueldo, lo que va contra el espíritu de la medida debatida entre Íñigo Errejón y el Gobierno, que en ningún momento habla de llegar a tal extremo sino de conservar como mínimo los salarios actuales. En segundo lugar, se va a poner en marcha en una empresa con una fuerte cultura sindical, en este caso como una medida para prorrogar el convenio. En tercer término, se trata de una empresa de gran tamaño, ya que Telefónica España tiene más de 15.000 trabajadores. Y cuarto, Telefónica España tiene ya recogidas tres modalidades de teletrabajo y esta nueva vía se antoja voluntaria para aquellos que quieran acogerse.

La negociación fue llevada a la negociación del convenio por CCOO y UGT aprovechando que la ley del teletrabajo aprobada en octubre del año pasado por el Ministerio de Trabajo. La norma recoge que la regulación o flexibilidad de la jornada puede ser discutida en el seno de las compañías. Pero la vicepresidenta tercera y titular de Trabajo, Yolanda Díaz, ya advirtió tras aprobar la ley de trabajo a distancia en el sector privado que la jornada de 32 horas no era una prioridad urgente entre tantas cosas que reformar. Estaban pendientes la ley rider –entonces no aprobada–, la derogación de los aspectos más lesivos de la reforma laboral de 2012, la subida del Salario Mínimo... sin merma de que esta alternativa pueda negociarse a nivel empresa por sindicatos y empresarios. 

"No me parece el modelo a seguir el de Telefónica. Pervierte el debate sobre la reducción de jornada, que no es nuevo. ¿No estábamos a finales de los años noventa reivindicando la jornada semanal de 35 horas?", cuestiona la catedrática de Derecho del Trabajo de la Universidad Autónoma de Madrid Yolanda Valdeolivas. "Parece dirigido a trabajadores de élite, es algo clasista. En España estamos acuciados por problemas como la temporalidad o la parcialidad [trabajos a tiempo parcial], y lo que vemos es a mucha gente deseosa de trabajar más horas porque no sale de pobre". Valdeolivas, penúltima secretaria de Estado de Trabajo con la ministra Magdalena Valerio, ve no obstante bien que este tipo de soluciones se acuerden en el convenio colectivo. 

"Inviable en el bar de mi barrio"

Las secciones sindicales de Telefónica indican que se sigue negociando, pero que "evidentemente" se trata de una apuesta que tiene que interesar a empresa y trabajadores. "Hay trabajadores que puedan querer conciliar y a los que no les importe la rebaja salarial" (se habla de entre un 15% y un 20%, aunque una parte de esa jornada recortada sería bonificada por la empresa que preside José María Álvarez Pallete). Los delegados de CCOO y UGT reconocen que las federaciones de sus centrales están interesándose por la negociación para ver si ésta fuese aplicable a otras sociedades de tamaño similar, presentes o no en el Ibex. "No me atrevo a decir que esto llegará al diálogo social", razona un consultado. En Telefónica España la jornada semanal es de 37,5 horas, por lo que la reducción de tiempo no parece tampoco muy radical. Dirigentes estatales de CCOO coinciden con Yolanda Díaz en que no se trata de una emergencia, y que hay muchas prioridades que abordar antes. 

"La reducción de jornada es un asunto muy complejo a nivel laboral. Y la negociación de Telefónica parece más óptima en el marco de una gran empresa", señala Luz Rodríguez, profesora del Derecho del Trabajo en la Universidad de Castilla-La Mancha. "Por ejemplo, no hay una correlación significativamente directa entre aumentar o reducir la jornada y crear más empleo. Rodríguez, que también ocupó la Secretaría de Estado de Trabajo en tiempos de Zapatero, recuerda que el salario más frecuente en España apenas rebasa los 18.000 euros. 

Luz Rodríguez ve con buenos ojos la discusión a nivel empresa, "con una cultura de sindicalización muy fuerte y con un rosario de negociaciones colectivas aprobadas". "Estos experimentos son inviables en el bar y en el taller de mi barrio".

Por ahora solo casos puntuales de empresas como La Francachela -hostelería- o Software Sol han probado la jornada de 32 horas, aparentemente con buenos resultados aunque en fase muy incipiente. El Gobierno de la Comunitat Valenciana (PSPV/PSOE, Compromís y UP) también proclamó en febrero que estudiaría la medida, que hace tiempo se debate en foros como Davos

Más sobre este tema
stats