Nuevo cuadro macro enviado a Bruselas

El Gobierno vuelve a confiar en la construcción como motor para crecer hasta 2017

Construcción de un millar de viviendas de protección pública en Guadalajara.

El estallido de la burbuja inmobiliaria ha arrasado más de un millón de puestos de trabajo, ha dejado un parque de viviendas vacíás que ronda el medio millón y ha obligado a los contribuyentes a avalar con dinero público las inversiones fallidas de la banca en el ladrillodinero público. Pero para el Gobierno, todo eso ya es pasado. El nuevo Programa de Estabilidad 2014-2017 enviado a Bruselas vuelve a confiar en el sector de la contrucción como motor de crecimiento y de empleo.

En el escenario macroeconómico recién aprobado, y en el apartado de "formación bruta de capital fijo", se prevé una recuperación espectacular del sector, con crecimientos positivos a partir de 2015 (1,8%) que se triplica y llega al 6,1% en 2017. El Programa de Estabilidad lo refleja asÍ.  "la inversión en construcción recuperará tasas positivas en el año 2015" y que terminará de "minorar su caída" a lo largo de 2014, después de siete años de caídas consecutivos.

La hipótesis de una reactivación del mercado inmobiliario choca con las previsiones de empleo y de salarios del propio Gobierno. Economía ha asumido que, a pesar de la relativa mejora de la actividad, los cuatro años de legislatura del Gobierno del PP acabarán con menos empleo y de peor calidad. Con los salarios hundidos y cerca de seis millones de parados, la reactivación del sector de la construcción parece difícil.

Un gran esfuerzo

La Asociación Hipotecaria Española, con datos del cuarto trimestre proporcionados por el Banco de España, constata que una familia debe invertir la renta de 5,8 años para comprar una vivienda. Por comparar: a finales de los años 90 precisaba de 3,7 años de renta. A pesar del desplome y de la caída de precios y salarios, el esfuerzo medido en años para acceder a la propiedad sólo ha caído ligeramente: de 6,5 años en 2011 a 5,8 en 2013. Así se explica que en un año (enero 2013-enero 2014), el crédito hipotecario haya disminuido en 100.725 millones de euros, un 11,6%, hasta situarse en 767.365 millones.

La realidad muestra que casi el 40% de las ventas de viviendas se realizó sin necesidad de préstamo hipotecariopréstamo hipotecario. Compra quien tiene liquidez. Y la mayoría no la tiene. El acceso a una vivienda en propiedad es una quimera excepto para fondos de inversión e inversores extranjeros que han realizado compras importantes, sobre todo en la costa mediterránea.

Hasta que se confirmen las optimistas previsiones del Gobierno, todo indica que a día de hoy, el mercado de vivienda lo mueve la inversión del exterior. De acuerdo con el Banco de España, la inversión de los extranjeros en inmuebles repuntó en 2013 por cuarto año consecutivo hasta contabilizar 6.453 millones de euros, según datos del Banco de España, el mayor importe registrado en los últimos nueve años y el 16% más que un año antes.

No hay cambio de modelo

Los cálculos del Gobierno confirman que no se ha producido un cambio de modelo de crecimiento. La apuesta está en la construcción y en lo servicios (turismo). La industria, a pesar de que el Programa también contempla aumentos en la inversión notables, está muy tocada.

Eso es grave porque la industria es una base de empleo estable y es motor de la investigación, fundamental para crear valor añadido y riqueza según los análisis de la Comisión Europea. En España ha retrocedido en las últimas décadas hasta representar apenas un 13,3% de la economía. Ese porcentaje sitúa a España a la cola de la UE-27 (puesto 19).

Sin embargo, mientras las empresas caen como moscas, las filiales de multinacionales aumentan. Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) señalan que entre 2008 y 2011 han desaparecido 20.269 empresas industriales. Pero las filiales de compañías extranjeras han crecido en un 29% y han pasado de 1.717 empresas a 2.216.

El empleo en la construcción crece a doble ritmo que en la industria y los servicios

El empleo en la construcción crece a doble ritmo que en la industria y los servicios

Más sobre este tema
stats