Economía

Las grandes fortunas siguen engordando las sicavs, que llegan a su máximo histórico con 38.000 millones

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa del último Consejo de Ministros.

infoLibre

El valor de mercado de las sociedades de inversión de capital variable (sicav) superó a finales de noviembre los 38.000 millones de euros, lo que supone marcar un máximo histórico, según datos de Bolsas y Mercados Españoles.

A lo largo de 2015 se constituyeron 126 nuevas sicavs que, sumadas a las ya existentes, alcanzan el total de 3.357 sociedades admitidas, número que también marca récord.

Estas sociedades, que han celebrado en 2015 su mejor año desde que comenzó la crisis, se han mostrado muy activas en el uso del mercado para alcanzar su objetivo de inversión y financiación.

De hecho, durante el pasado ejercicio se realizaron 25 ampliaciones de capital por cerca de 1.100 millones de euros. Además, 25 sicavs pudieron pagar dividendo el año pasado.

Esta buena evolución ha permitido a estas sociedades gestionar 35.062 millones de euros de patrimonio, lo que supone un crecimiento del 11% en el ejercicio. A ello se une el aumento de accionistas, que ya alcanza los 465.940.

El resurgir de las sicavs tras la crisis se debe al interés de los grandes patrimonios de canalizar sus recursos a través de esta figura de inversión, así como a la aprobación de la amnistía fiscal, que ha permitido aflorar capitales con los que estas sociedades se han visto beneficiadas.

Otras de las razones que han permitido este impulso ha sido el anuncio del Gobierno de que estos instrumentos continuarán tributando al 1% en el Impuesto de Sociedades.

Según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a cierre del primer semestre de 2014, la inversión en valores negociados en la Bolsa española ha sido un activo para las sicavs, ya que les ha permitido invertir el 30% de su patrimonio en el mercado de valores español, incluyendo en esta cifra tanto la inversión en deuda pública como en renta variable.

Una sicav o sociedad de inversión de capital variable es un instrumento utilizado principalmente por grandes fortunas principalmente de Luxemburgo, Suiza, Italia, España y Francia. Este tipo de sociedad, muy criticada por ser vista como una herramienta legal para evadir impuestos, les permite invertir parte de su dinero y diferir el pago de impuestos gracias a la creación de una sociedad anónima destinada únicamente a invertir en activos financieros.

Estas sicavs son bastante comunes en Europa no solo entre las familias más acaudaladas, sino también como instrumento para gestionar fondos de inversión, gracias a sus ventajas fiscales: en España se paga un 1% de impuestos por los rendimientos y plusvalías que generen, pero en Luxemburgo se tributa un residual 0,01%.

Hacienda controlará a las grandes fortunas con una nueva herramienta informática

Hacienda controlará a las grandes fortunas con una nueva herramienta informática

Más sobre este tema
stats