Huelgas

H&M, en huelga: "La empresa ha venido a la mesa de negociación a reírse de nosotros"

Imagen de archivo de una de las tiendas de H&M.

Las 318 personas que componen la plantilla del centro logístico que la empresa textil H&M tiene en Torrejón de Ardoz (Madrid) –y que se encarga de suministrar a las tiendas de la cadena de ropa en toda España y Portugal– cumplen este jueves su tercer día de huelga. La convocaron los propios trabajadores y trabajadoras después de que la reunión que mantuvieron con la empresa este lunes finalizara sin acuerdo. Acuerdo que, por otra parte, llevan buscando desde el mes de marzo. 

La principal discrepancia ente ambas partes tiene que ver con los salarios percibidos por la plantilla. Pero no es la única. El incumplimiento "flagrante" del convenio, tal y como lo calificó el sindicato UGT, o la falta de reconocimiento de las categorías profesionales son otras de las causas que llevaron a los empleados a la movilización, aunque esta no es la primera que llevan a cabo. Aproximadamente el 90% de la plantilla secundó los paros que se convocaron el pasado 30 de abril y 13 de mayo. Los motivos eran los mismos, aunque la huelga, en aquellas ocasiones, no superó las 24 horas de duración. 

"Hemos intentado negociar con la empresa, pero solo nos dice: 'Esto es lo que doy. No hay más'". Así resume la presidenta del comité de empresa, Dora Iglesias, la situación. "H&M puede y debe mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del almacén, pero la empresa ha venido a sentarse a una mesa de negociación a reírse de nosotros", critica. Por eso, ahora los paros son indefinidos. 

"En el mes de marzo, CCOO y UGT presentamos una plataforma conjunta demandando mejoras, como los incrementos salariales", recuerda Santiago Sanza, responsable de la Sección Sindical de CCOO en Madrid. "Desde entonces, mantuvimos dos reuniones: una el 28 de mayo y otra el 11 de junio", detalla. Esta última es la que derivó en la protesta que cumple este jueves su tercer día. 

La desigualdad salarial, en el centro de la huelga

Ese día, el 11 de junio, ambas partes se levantaron de la mesa sin consenso y con la convocatoria de la huelga en el horizonte. El acuerdo no se alcanzó, principalmente, por las diferencias entre la empresa y la plantilla en materia salarial. El problema viene, sin embargo, de una particularidad muy concreta. Aproximadamente el 50% de los empleados proviene del centro de Azuqueca de Henares (Guadalajara), lo que supuso a estas personas un aumento salarial en forma de complemento por el traslado. De este modo, existe una desigualdad evidente entre la plantilla que, no obstante, realiza el mismo trabajo.

Por este motivo, lo que solicitan los trabajadores y lo que, según UGT, desea la propia empresa, es que se disminuyan esas diferencias. Y de ahí se deriva el problema. Los sindicatos solicitan que este proceso se lleve a cabo mediante una subida del salario en un porcentaje mayor para los trabajadores con sueldos más bajos y en un porcentaje menor para los trabajadores contratados originalmente en otros centros y que, por tanto, perciben un sueldo mayor. La empresa, en cambio, pretende discriminar a estos últimos sin aplicarles ningún tipo de mejora. 

"Pedimos que todos los trabajadores del almacén tengan un salario base mínimo de 1.000 euros. Ahora es de 844 euros mensuales", explica Iglesias. "Como existe ese problema discriminatorio le dijimos a la empresa que subiera un porcentaje algo más alto a los trabajadores que cobran menos pero sin menoscabo de los trabajadores que vienen de otros centros y cobran más", añade. 

Sin embargo, la empresa propone que esos trabajadores y trabajadoras beneficiados por ese plus salarial no vean incrementado su salario. En su lugar, según informó UGT, H&M ha querido disminuir las diferencias mediante reuniones en las cuales se han conseguido pequeñas subidas para este colectivo y que han absorbido y compensado con las subidas de convenio, dando muestra del "poco interés" que, a juicio del sindicato, tiene la empresa en subsanar esta situación. "Las personas que percibimos más dinero a final de mes nunca nos hemos beneficiado de las subidas. Tenemos el sueldo congelado desde hace cinco años", lamenta Iglesias. 

De este modo, la propuesta de la empresa, según explica Sanza, es incrementar los sueldos más bajos en un 15% hasta el año 2021. "Las personas que proceden de otros centros quedarían fuera de la subida", añade. Así, el sueldo anual pasaría de ser de 12.663 euros a casi 15.000. Sin embargo, Iglesias asegura que esta subida es un fraude. "La empresa está mintiendo a los trabajadores. Dicen que proponen una subida del 15%, pero en realidad es del 8,5%", critica. 

El seguimiento de la huelga es un "éxito"

Por el momento, los sindicatos califican la convocatoria de "éxito". Según anunció UGT, el martes los paros fueron secundados por el 86% de la plantilla, aunque Sanza rebajó este porcentaje hasta el, aproximadamente, el 62%. "Este miércoles la han secundado más o menos el 70% de los trabajadores", añade.

A priori, no hay fecha de fin de la huelga, aunque el representante de CCOO asegura que esta decisión dependerá de lo que voten los trabajadores reunidos en asamblea. "Ellos marcan el ritmo de las movilizaciones y el aguante de las mismas", afirma. Por su parte, la enseña de moda sueca aseguró que se caracteriza por mantener un "diálogo abierto y constructivo" con los sindicatos y trabajadores, por lo que no descartan continuar con las conversaciones durante las próximas semanas.

"Los trabajadores están hartos, el ritmo de trabajo es muy alto", critica Iglesias. "De 'hambre y miseria' hemos pasado a 'horror y mentira'", sentencia. 

Blanco retira el ERE y los sindicatos desconvocan la huelga

Blanco retira el ERE y los sindicatos desconvocan la huelga

Más sobre este tema
stats