Navidad

Malas noticias para el comercio tradicional y buenas para Amazon: en las navidades del covid-19 gastaremos menos y a golpe de 'click'

Una mujer compra online a través de su teléfono móvil.

La pandemia de coronavirus ha alterado casi todas las facetas de nuestra vida, también la del consumo. Hacer coexistir la campaña de Navidad con las medidas de distanciamiento social y reducción de aforos alterará la fotografía de centros comerciales abarrotados y calles a rebosar de compradores con bolsas llenas de regalos. Este 2020, los Reyes Magos llegarán a muchos hogares con el repartidor de Amazon.

La cuarta oleada del barómetro de AECOC Shopperview sobre Consumo y compra dentro y fuera del hogar después del Covid-19 desvelaba que cuatro de cada diez españoles comprará más de forma online, tanto regalos navideños como productos de alimentación. Además, esta tendencia seguirá subiendo en 2021: el 35% de los encuestados asegura que comprará más a través de Internet incluso cuando se rebaje el nivel de alerta por la pandemia.

El mes de noviembre ha sido una prueba inequívoca de ello. Con las ofertas ligadas, primero al Single's Day el 11 de noviembre, y más tarde al Black Friday y el Cyber Monday, se ha consolidado el porcentaje de españoles que apuestan por hacer sus compras de forma digital. Tanto es así, que España fue el segundo mayor mercado de Aliexpress durante el llamado 11.11 y más del 73% de los consumidores compró algo durante la semana de descuentos asociadada al Black Friday. "Estos cambios de comportamiento en el consumo online los venimos observando desde el inicio de la pandemia", explica Adrián Amorín, country manager de idealo.es, que añade que el e-commerce debe "dar respuesta a un nuevo escenario con ofertas y condiciones realmente atractivas para reactivar el consumo".

Los españoles gastarán menos esta Navidad

La complicada situación económica ha obligado a las familias a reducir el presupuesto para compras navideñas. Según el barómetro de AECOC', el 87% de los compradores gastará menos, en su mayoría debido a la precariedad económica a la que los ha abocado la crisis del coronavirus, pero al menos un 30% se apretará el cinturón para ahorrar ante la perspectiva de que su situación, ahora estable, pueda empeorar en los próximos meses.

No obstante, el ahorro más acusado se deberá al descenso de salidas navideñas. Más de la mitad de los encuestados no contempla realizar tantas comidas familiares como otros años por miedo al contagio, pero además el número de consumidores que aprovechaba estas fechas para darse un capricho culinario se reducirá en al menos un 30%. Por otro lado, el 25% de los encuestados afirmó que aumentaría sus compras online de alimentos y bebidas, lo que confirma la tendencia al alza del llamado e-commerce también en este sector.

Según datos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), los españoles gastarán un 20% menos estas Navidades, y los que menos notarán la diferencia serán los pequeños de la casa: las compras para Nochebuena y Reyes se mantendrán estables con respecto a años anteriores y el gasto por familia rondará los 160 euros de media.

De nuevo, los usuarios apuestan por la vía online para estas fechas. Más de la mitad de los encuestados por OCU usarán principalmente este canal y solo un 16% comprará exclusivamente en tiendas físicas.

Por ello, la anticipación y la búsqueda de ofertas son los pilares de esta campaña navideña. Según el estudio anual de Capgemini sobre las compras navideñas, el 32% de los usuarios planeará con más antelación sus compras y solo el 27% se harán de forma presencial. La planificación es especialmente importante estas Navidades, ya que "lo más importante es saber que en diciembre la logística se colapsa y si no has hecho las compras con tiempo tendrás que hacerlo físicamente", una circunstancia que la mayoría de la población prefiere evitar, como apunta Raúl Jaime, desde el Instituo Europeo de Formación Tecnológica, Algoritmia, en conversación con infoLibre.

¿Dónde deja esta tendencia al pequeño comercio?

"El comercio tradicional se tiene que espabilar", comenta Jaime. El confinamiento derivado de la pandemia durante los meses de primavera "obligó" a muchos consumidores a "ponerse las pilas" y apostar por el comercio electrónico, algo que antes no hacían por "desconocimiento", apunta.

Esta situación aceleró el proceso de adaptación digital de los comercios tradicionales, pero "van tarde" porque el e-commerce no es nuevo. Aunque las grandes superficies, "como Amazon o El Corte Inglés", tengan una cota de mercado mucho mayor, hay espacio para que el pequeño comercio tenga presencia online: "No necesitan más que abrir una página de Facebook, que los compradores reserven tal producto por mensaje directo y se haga el pago por transferencia bancaria", asegura Jaime.

Asimismo, señala que una buena estrategia en redes sociales es clave para llegar más allá del barrio y que "en la unión está la fuerza". "Se pueden montar una página web entre varios comercios, buscar la cooperación y potenciar el envío a nivel conjunto para abaratar costes, por ejemplo”, continúa, "todo es planteárselo y es mejor vender una sola cosa que no vender nada".

Directo | Sanidad notifica 21.309 nuevos casos y 389 muertes más, un aumento frente a la semana pasada

Directo | Sanidad notifica 21.309 nuevos casos y 389 muertes más, un aumento frente a la semana pasada

Más sobre este tema
stats