CRISIS FINANCIERA

Las razones que explican el hundimiento de las cuentas de Deutsche Bank

Las razones por las que Deutsche Bank ha perdido 6.000 millones de euros en tres meses

Deutsche Bank, el mayor banco alemán y el mayor banco extranjero en España, perdió 6.000 millones de euros entre junio y septiembre, los números rojos más abultados de sus 145 años de historia.rojos Las consecuencias de este resultado “absolutamente decepcionante” son drásticas e inmediatas: un recorte de plantilla de 15.000 trabajadores, la salida del banco de 10 países, el cierre de 200 sucursales en Alemania y la venta de activos por valor de 4.000 millones de euros. Además, no repartirá dividendo ni este año ni el próximo, la primera vez que deja de retribuir a sus accionistas desde la década de los 50.

El copresidente del Deutsche Bank, John Cryan, ha sido el encargado de elaborar este duro plan de restructuración, que debe recortar costes en 3.800 millones de euros hasta 2018. El británico llegó al banco de Fráncfort tras haber reorganizado el suizo UBS. En Deutsche Bank sucedió el pasado junio a Anshu Jain quien, junto al copresidente Jürgen Fitschen, presentaron su dimisión tras fracasar estrepitosamente con su Estrategia 2015+: en lugar de alcanzar los beneficios prometidos de 9.000 millones de euros, dejaron el banco con pérdidas históricas. Y con una larga lista de escándalos financieros repartidos por todo el mundo.

Los números rojos del estandarte de la banca alemana proceden en su mayor parte de los 5.800 millones de euros en que se calcula la depreciación de su negocio de banca de inversiones y del Postbank. Lo compró entre 2008 y 2010 el anterior presidente, Josef Ackerman, por 6.000 millones; ahora quiere venderlo sacándolo a Bolsa. Sus beneficios en 2014 no alcanzaron ni a la mitad de los previstos. Otro tanto le ha ocurrido al Bankers Trust, adquirido en Estados Unidos en 1999 y sobre el que descansa buena parte de la banca de inversión del Deutsche Bank. La crisis financiera y el endurecimiento de las regulaciones que la siguieron han hecho de este sector un negocio mucho menos lucrativo que antes.

También se ha depreciado en 600 millones de euros el valor de la participación –un 20% del capital–que la entidad germana posee en el chino Hua Xia Bank.

De escándalo en escándalo

Además, las cuentas del banco alemán han resultado lastradas por el coste de los numerosos litigios en que se ha visto involucrado. “El año pasado apenas hubo un escándalo en el que no apareciera implicado Deutsche Bank”, destaca el semanario alemán Der Spiegel. En efecto. Primero fueron las hipotecas basura en Estados Unidosbasura, después la manipulación del líbor y el euríboreuríbor, que se tradujo en una multa récord de 2.350 millones de euros impuesta por las autoridades de EEUU y otros 1.712,5 millones más a Deutsche Bank y otros cinco bancos con que les sancionó la Comisión Europea.

Además, el pasado agosto la fiscalía alemana acusó al banco de Fráncfort de fraude fiscal en la negociación de certificados de derecho de emisión de CO2 por importe de 220 millones de euros. Y ahora se enfrenta a una denuncia en Rusia por blanqueo de 6.000 millones de euros en dinero negro.

En resumen, sólo para litigios durante 2012 Deutsche Bank tuvo que provisionar nada menos que 12.000 millones de euros.

Nada más asumir el cargo, John Cryan se quejó de los elevados costes “de despilfarro”, dijo–, que soporta la entidad alemana. Por cada euro que gana, gasta 87 céntimos. El británico quiere dejarlos en 70. Para ello va a modernizar hasta los sistemas informáticos del banco, que considera obsoletos. Pero también recortará los bonus bonusde la plantilla, en un porcentaje que aún no ha precisado. Hasta ahora, los responsables de cada unidad de negocio, como la banca de inversión, por ejemplo, no se sentaban en el consejo de administración. Así, explica Der Spiegel, estos directivos evitan hacer públicos sus sueldos y escapan al control de los supervisores financieros.

Seguirá en España

El objetivo de la restructuración es conseguir que el alemán vuelva a ser un “banco normal” en 2018, anunció Cryan. Antes tendrá que alcanzar una ratio de capital básico –core capital– del 12,5% y una ratio de endeudamiento del 4,5% a finales de ese ejercicio. Para entonces, su actual plantilla de 103.000 trabajadores en todo el mundo tendrá que haber quedado en 77.000 y los costes, en 22.000 millones de euros. Ese año Deutsche Bank habrá abandonado ya Dinamarca, Finlandia, Noruega, Argentina, Chile, México, Perú, Uruguay, Malta y Nueva Zelanda.

En España, en cambio, tiene intención de mantener sus cuatro líneas de negocio: banca privada y de inversión, banca comercial, finanzas corporativas y transacciones internacionales. Según Europa Press, el banco alemán considera España “un país clave” en su estrategia. Con una plantilla de 2.600 trabajadores, Deutsche Bank mantiene una red propia de 253 sucursales, a la que añade las 2.244 oficinas que opera de forma conjunta con Correos. Desde 1999 gestiona los servicios financieros del operador postal público. Su cartera de clientes supera los 650.000.

Deutsche Bank pagará 6.896 millones para zanjar el caso de las 'hipotecas basura' en EEUU

Deutsche Bank pagará 6.896 millones para zanjar el caso de las 'hipotecas basura' en EEUU

Más sobre este tema
stats