El PSOE recupera Igualdad con Ana Redondo García, segunda de Óscar Puente en Valladolid

Ana Maria Carmen Redondo.

La nueva ministra de Igualdad, Ana Redondo, fue hasta las pasadas elecciones municipales del 28 de mayo teniente de alcalde y concejala de Turismo y Cultura en el ayuntamiento de Valladolid. Redondo era por tanto la número dos del entonces alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que ahora será el nuevo ministro de Transportes, según recoge Europa Press.

Su llegada recupera para el PSOE la cartera de Igualdad, que ha dirigido, no sin polémicas, Irene Montero, que queda fuera del Ejecutivo y del Parlamento. Además, lo hace a pocos días de la celebración del 25 de Noviembre, Día Internacional de Eliminación de la Violencia sobre la Mujer, en el que volverá a escenificarse la escisión del feminismo en España, fraguada a partir de 2022 a raíz, entre otras cuestiones, de sus diferencias con la Ley Trans o la abolición de la prostitución.

Redondo ha reconocido sentirse "feliz y emocionada" de asumir la responsabilidad como próxima ministra de Igualdad, un departamento que ha calificado de "clave y transversal" al que le se deben "muchos de los avances" en los derechos de las mujeres. Así lo ha asegurado Redondo, en declaraciones a Europa Press, tras conocerse que Pedro Sánchez ha propuesta a la que fuera portavoz socialista en las Cortes, teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Valladolid y concejala de Cultura como futura ministra de Igualdad en sustitución de Irene Montero.

"Muy ilusionada, con ganas de empezar, emocionada y nerviosa", así es como Redondo se siente tras conocer su designación al tiempo que ha reconocido que para ella "es un cargo importante porque es una gran responsabilidad" la que asume. Redondo ha explicado que estaba a disposición del partido, como así se lo transmitió a Félix Bolaños hace unos días cuando le preguntó por su disponibilidad, aunque había vuelto hace unos meses de nuevo a la Universidad.

Asimismo, esta vallisoletana licenciada en Derecho se siente "muy orgullosa de pertenecer a una cadena de luchadoras y feministas" que ha hecho que España se haya convertido "en un referente en materia de igualdad".

Ana Redondo nació en Valladolid, en 1966, es licenciada en Derecho y Doctora en Derecho Constitucional, además es profesora titular del Derecho Constitucional en la Universidad de Valladolid.

Redondo fue secretaria de Formación del PSOE de Valladolid entre 2004 y 2008 y procuradora en las Cortes de Castilla y León desde 2007, donde fue viceportavoz del Grupo Parlamentario Socialista entre 2007 y 2008 para pasar posteriormente a ser la portavoz entre 2008 y 2011, tiempo en el que Óscar López ocupó la Secretaria Autonómica del PSOE sin tener escaño en las Cortes.

Posteriormente, cuando López logró acceder a las Cortes, Redondo retomó sus responsabilidades como viceportavoz hasta 2014, cuando volvió a la Portavocía sólo por un año, ya que en 2015 pasó al Ayuntamiento de Valladolid para ser concejal de Cultura y segunda teniente de Alcalde con el equipo de Óscar Puente, hoy designado también ministro de Transporte.

Retos pendientes

Así, la socialista se enfrenta a retos pendientes como la ley integral contra la trata de personas, que cubra "todas y cada una de las distintas formas de trata, con especial atención a las que afectan principalmente a las mujeres", tal y como expone el acuerdo entre PSOE y Sumar.

Ambos partidos, en su acuerdo, también se han comprometido a la renovación del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, con el objetivo de "reforzar su eficacia y abordar de manera integral las formas de violencia no suficientemente reguladas en la actualidad (la trata con fines de explotación sexual, el acoso sexual, el acoso laboral por razón de sexo, los ciberdelitos o la violencia vicaria)".

Asimismo, PSOE y Sumar se han comprometido a reforzar la lucha contra las violencias machistas con una dotación "suficiente" para garantizar la prevención, reforzar la atención, protección y reparación a las víctimas. Del mismo modo, entre otras medidas, Sánchez y Díaz se han comprometido a fomentar los servicios de atención integral a las mujeres en los centros de salud y en los centros de servicios sociales, lugares que indican que deben utilizarse como "espacios de cribado universal" para los casos de violencia de género. El pacto también hace referencia a las Unidades de Valoración Forense y Juzgados especializados en Violencia contra la Mujer.

Otro de los retos pendientes a los que se tendrá que enfrentar Redondo será a reforzar los medios para garantizar una aplicación "efectiva" de la Ley de Libertad Sexual, conocida como Ley del solo sí es sí. Asimismo, tal y como precisa el acuerdo entre PSOE y Sumar, tendrá que crear un protocolo de actuación a seguir en los hospitales para la custodia de la prueba y la puesta en conocimiento del juzgado de aquellos casos de mujeres que hayan podido ser víctimas de la denominada "sumisión química".

Por otro lado, el acuerdo recoge su voluntad de conformar una mayoría parlamentaria para impulsar una Ley de Cuidados en coherencia con la Estrategia Europea de Cuidados.

En el ámbito laboral, queda pendiente la recuperación de la Ley de representación paritaria, para una presencia equilibrada de mujeres y hombres, que prestará "especial atención" a las medidas destinadas a prevenir y eliminar la violencia y el acoso en el trabajo, incluidos los protocolos contra el acoso.

Igualmente, con el objetivo de blindar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, PSOE y Sumar han prometido garantizar a través de la Alta Inspección "el acceso efectivo al derecho al aborto desde los servicios públicos de salud en todo el territorio y en condiciones de igualdad y proximidad". También han acordado que promoverán el acceso a técnicas de reproducción asistida financiadas por el sector público para mujeres, sin discriminación de mujeres lesbianas o sin pareja.

Respecto a las familias monoparentales, compuestas mayoritariamente por mujeres, se comprometen a desarrollar medidas de apoyo para "reducir la feminización de la pobreza", así como para "equiparar en derechos" a estas familias, especialmente en el ámbito de los cuidados. Concretamente, quieren garantizar para las familias monoparentales con 2 o más hijos/as el "mismo nivel de protección social" de las familias numerosas.

Además, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió a llevar a cabo un Pacto de Estado por las personas LGTBI durante su primera intervención en el debate de investidura en el Congreso de los Diputados. "Hoy más que nunca es necesario un pacto de Estado por las personas LGTBI y el nuevo gobierno de coalición progresista se compromete a hacerlo", aseguró.

Además, PSOE y Sumar han acordado trabajar para conseguir la "completa erradicación" de las llamadas 'terapias de conversión' y para garantizar que el trabajo sea un espacio "libre de acoso o discriminación" por orientación sexual, expresión o identidad de género y características sexuales. También quieren promover "el reconocimiento, el respeto y el trato legal y social en condiciones de igualdad de los diversos modelos de familia y convivencia que existen" y quieren que sean "iguales en derechos", particularmente en los procesos de adopción. Finalmente, se comprometen a aprobar una Ley contra el Racismo, en sintonía con el Plan de Acción de la Unión Europea Antirracismo 2020-2025.

Sánchez mantiene a su núcleo duro en el Gobierno, refuerza a Bolaños y Alegría y devuelve Igualdad al PSOE

Sánchez mantiene a su núcleo duro en el Gobierno, refuerza a Bolaños y Alegría y devuelve Igualdad al PSOE

Más sobre este tema
stats