LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La especulación y el rentismo siguen dominando el mercado de la vivienda tras el fin de las 'golden visa'

‘Charlie Hebdo’ vuelve a los quioscos para quedarse

infolibre

El semanario satírico francés Charlie Hebdo regresó este miércoles a los quioscos siete semanas después de los atentados que provocaron la muerte de buena parte de su redacción . El número 1.179 de la publicación editada desde 1992 trata de recuperar el ritmo normal, con menos referencia a los integristas islámicos que en otras entregas.

"Volvemos a empezar". Así reza la portada, en la que se ve un perro que muerde la revista, perseguido por una jauría de políticos franceses, un yihadista y hasta el papa Francisco. Como explicó uno de sus responsables, el caricaturista Renald Luzier, más conocido como Luz, no querían volver sobre el integrismo islamista como asunto central, sino avanzar, recuperar su esencia. Por eso, este número se burla o satiriza otros temas de actualidad, como la austeridad impuesta por Bruselas.

Charlie Hebdo vuelve así a su cita semanal con los lectores y para quedarse. Ha conseguido donaciones suficientes para poder editarse sin problemas durante años. Incluso estudia un experimento que ya hizo en los años setenta: sacar una edición matutina.

Este número tiene una tirada de 2,5 millones de ejemplares, frente a los ocho millones del primer ejemplar tras los atentados, un récord de la prensa francesa. Mejoras en la distribución han evitado que haya colas en los quioscos, donde los vendedores se habían preparado para una mayor afluencia de público.

Más sobre este tema
stats