La portada de mañana
Ver
Los torturadores franquistas siguen luciendo medallas dos años después del anuncio de su retirada

El Ejército de Israel se hace con el control del lado palestino del paso fronterizo de Rafah

El Ejército de Israel ha confirmado este martes la toma de la parte palestina del paso de Rafah, que conecta la Franja de Gaza con Egipto y que sirve como uno de los principales puntos de entrada de ayuda humanitaria hacia el enclave, tras semanas amenazando con una posible ofensiva militar contra la ciudad, que acoge a cerca de 1,4 millones de palestinos. Así, ha afirmado a través de un comunicado publicado en su página web que las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) han iniciado una "actividad dirigida" en "zonas limitadas" en el este de Rafah y ha agregado que el objetivo son "infraestructuras terroristas" del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), según informa Europa Press.

"Como parte de la operación, las FDI han tomado el control operativo del paso de Rafah , en el lado gazatí, a raíz de información de Inteligencia que apunta a que terroristas lo usaban para objetivos terroristas", ha dicho, antes de recalcar que el domingo Hamás lanzó un ataque con proyectiles desde la zona contra los alrededores del paso de Kerem Shalom, suceso que se saldó con la muerte de cuatro militares.

En esta línea, ha recalcado que también han sido "atacados y destruidos" una serie de "objetivos terroristas" del grupo islamista palestino, incluidos "edificios militares", "infraestructuras subterráneas" y "otras infraestructuras terroristas", operaciones que se han saldado con la muerte de alrededor de 20 "terroristas". "Las fuerzas han localizado hasta ahora tres túneles en la zona", ha detallado, al tiempo que ha recalcado que hasta ahora no hay bajas entre los militares. Además, ha asegurado que antes del inicio de la operación, llevó a cabo una "coordinación preliminar" con organizaciones internacionales que operan en la zona para que la abandonen.

El Ejército de Israel exigió durante la jornada del lunes a los palestinos residentes en los barrios orientales de Rafah que abandonaran la zona de cara a una inminente ofensiva militar, en medio de las advertencias internacionales sobre el impacto humanitario de un ataque contra la ciudad, en la que la mayoría de los habitantes son desplazados desde otros puntos de la Franja de Gaza.

Posteriormente, el ministro de Exteriores de Israel, Israel Katz, ha afirmado que la entrada del Ejército en la ciudad de Rafah "facilita" los principales objetivos fijados ante la ofensiva, que son la liberación de los rehenes y derrotar militarmente a Hamás. "La entrada de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en Rafá facilita los dos principales objetivos de la guerra: la liberación de los rehenes y la derrota de Hamás", ha dicho, antes de afirmar que "el trabajo de persuasión en el frente político es cada vez más difícil", ante las críticas a la ofensiva.

Las autoridades de Gaza dicen que Israel "agrava deliberadamente" la crisis humanitaria

Las autoridades de la Franja de Gaza, controladas por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), han acusado este martes a Israel de "agravar deliberadamente" la situación en el enclave tras la toma del control del lado palestino del paso de Rafah y ha reclamado a la comunidad internacional "presionar" a las autoridades israelíes para "detener la agresión". "Condenamos la irrupción y cierre del paso de Rafá por parte de la ocupación", ha subrayado, antes de afirmar que la suspensión de la entrada de ayuda busca "imponer un estado de confusión" entre el personal médico, los heridos, los enfermos y los desplazados para "forzarlos a evacuar hospitales, escuelas y refugios".

Por ello, ha reclamado a la comunidad internacional que "condene este nuevo crimen, el de la expulsión forzosa, y la amenaza de continuación de los asesinatos y las masacres contra los civiles, especialmente contra niños y mujeres". Así, ha subrayado que "la ocupación ha decidido empeorar la situación humanitaria de forma catastrófica con su decisión de matar más civiles, niños y mujeres, cuyo número asciende a más de 35 mártires en doce horas, así como detener la entrada de ayuda y cerrar los pasos de Rafah y Kerem Shalom".

Las autoridades gazatíes han criticado además que las fuerzas israelíes "están dejando fuera de servicio los hospitales y atacando escuelas que acogen a cientos de miles de desplazados y que se han convertido en refugios", antes de abundar en que "la realidad en el este de la provincia de Rafah es la de una verdadera catástrofe humanitaria". "Incluye todas las provincias de la Franja de Gaza, que sufre un estado trágico de hambre sistemática y subsistencia con escasez de suministros y ayuda desde hace siete meses", ha lamentado, al tiempo que ha incidido que es necesaria una "intervención internacional inmediata y urgente para presionar a la ocupación para que detenga esta agresión, pare la catarata de sangre y su guerra genocida contra los civiles".

En este sentido, las autoridades gazatíes han dicho que "hacen totalmente responsable a la Administración estadounidense, la comunidad internacional y la ocupación israelí de la agresión contra los civiles palestinos y la continuación de la guerra genocida, en la que participa la Administración estadounidense y que la comunidad internacional no ha logrado parar tras siete meses".

Por su parte, la Autoridad de Cruces y Fronteras de Gaza ha confirmado la suspensión del tráfico de pasajeros y la entrada de ayuda humanitaria tras la operación israelí, según ha recogido el diario palestino Filastin, vinculado de Hamás. El Ejército ha publicado además vídeos y fotografías que muestran a sus fuerzas en la zona.

El portavoz de la Autoridad de Cruces y Fronteras de Gaza ha denunciado que las autoridades israelíes "condenan a muerte" a los residentes palestinos al bloquear el paso, que se suma a la extensión del cierre del paso de Kerem Shalom, cerrado el domingo tras el citado ataque perpetrado por Hamás, tal y como ha recogido la Radio del Ejército.

En este sentido, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA) ha advertido este mismo martes de que la "continuada interrupción" de la entrada de ayuda a través del paso de Rafah agravará la "catastrófica hambruna" en el enclave.

"La continuada interrupción de la entrada de ayuda y combustible detendrá la respuesta humanitaria clave en toda la Franja de Gaza", ha señalado la agencia a través de un mensaje publicado en su cuenta en la red social X. Así, ha recalcado que "la catastrófica hambruna a la que hace frente la población, especialmente en el norte de Gaza, empeorará mucho más si estas rutas de suministro son interrumpidas".

Israel sigue con la operación a pesar de que Hamás aceptó una propuesta de alto el fuego

La operación ha sido lanzada además horas después de que el gabinete de guerra creado en Israel tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por Hamás acordara "por unanimidad" seguir adelante con la potencial ofensiva sobre Rafah después de que el grupo islamista palestino afirmara que había aceptado una propuesta de alto el fuego presentada por Qatar y Egipto, argumentando que el texto respaldado por Hamás "está lejos" de las exigencias israelíes.

Posteriormente, Benjamin Gantz, exministro de Defensa y miembro del reducido gabinete de guerra israelí, señaló que la propuesta que ha aceptado Hamás es "contradictoria" con los puntos abordados por Israel con los países mediadores, si bien aseguró que los negociadores israelíes "seguirán trabajando en todo momento" y "removerán cielo y tierra" en su viaje a El Cairo para tratar de avanzar hacia un acuerdo.

Taher al Nono, portavoz del líder del brazo político de Hamás, Ismail Haniye, detalló el lunes en declaraciones a la televisión qatarí Al Arabi TV que el acuerdo aceptado por el grupo incluye un alto el fuego, la liberación de presos palestinos, la vuelta de los desplazados gazatíes y el inicio de la reconstrucción.

Borrell avisa de que "antes o después" la Justicia internacional se pronunciará sobre esta ocupación

Tras conocerse esta operación en el paso fronterizo, el Alto Representante de Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, ha criticado este martes la invasión terrestre pese a los avisos de la comunidad internacional, asegurando que "antes o después" la Justicia internacional se pronunciará sobre la ofensiva contra la Franja de Gaza.

En declaraciones antes de la reunión de responsables de Cooperación europeos en Bruselas, el jefe de la diplomacia europea ha tachado de "noticia triste" que no se haya alcanzando un acuerdo para un alto el fuego en Gaza, lamentando que Israel haya seguido con sus planes de invadir Rafah. "Hamás aceptó, Israel lo rechazó y la ofensiva terrestre ha empezado pese a las peticiones de la comunidad internacional, de Estados Unidos, de la Unión Europea, a Benjamin Netanyahu para que no ataque Rafah", ha señalado.

Netanyahu no quiere testigos: cierra Al Jazeera mientras vacía Rafah para borrar Gaza del mapa

Netanyahu no quiere testigos: cierra Al Jazeera mientras vacía Rafah para borrar Gaza del mapa

En este sentido, ha anticipado que la ofensiva israelí dejará "muchas muertes civiles", dado que "no hay zonas seguras en Gaza". Así, ha alertado de que la situación es "muy preocupante" y de que continuar la guerra en el enclave fronterizo con Egipto "provocará una crisis humanitaria incluso mayor" a la ya existente en la Franja.

El Alto Representante no ha querido adelantar cuál será la respuesta de la UE ante la invasión de Rafah, asegurando que la dimensión política de esta crisis será examinada por los ministros de Exteriores de los 27 en su próxima reunión a finales de mayo. Sobre si volverá a poner sobre la mesa la petición de España e Irlanda para revisar el acuerdo de asociación con Israel, ha explicado que es una cuestión en la que sigue trabajando aunque ha lamentado que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, no haya respondido por el momento la misiva de ambos Estados miembros, ya que para tomar medidas en materia comercial se necesita de la opinión del Ejecutivo europeo.

Respecto a retomar la financiación para la UNRWA, Borrell ha señalado que espera que la UE asigne los fondos prometidos que estaban pendientes de los informes independientes sobre los posibles vínculos de trabajadores de la agencia con Hamás, una vez estos análisis han desechado las acusaciones vertidas por Israel. "No veo ninguna razón para no retomar otra vez los pagos totales a la UNRWA. La idea de cortar los fondos no tiene base, el informe es claro por lo que los Estados miembros han retomado los pagos", ha apuntado, señalando que la UE en su conjunto debe dar el paso.

Más sobre este tema
stats