Football Leaks

La Fiscalía francesa pide a Rui Pinto, en pleno juicio de 'Football Leaks', que le ayude en sus investigaciones

Rui Pinto, el alertador que filtró los documentos de Football Leaks.

Miguel Prado (Expresso)

La Justicia francesa quiere aprovechar el hecho de que Rui Pinto ya no se encuentra en prisión preventiva, y que las restricciones de movimiento de la pandemia se han suavizado, para interrogar al hombre detrás de Football Leaks y obtener las contraseñas que permitirán a las autoridades francesas acceder a los discos duros que Rui Pinto entregó antes de ser detenido en Budapest en enero de 2019.

Un fiscal de la Fiscalía Nacional Financiera gala (PNF, por sus siglas en francés), que investiga los delitos económicos y financieros, remitió esta semana una carta al Tribunal Central de Investigación Criminal en la que expresa su interés por escuchar a Rui Pinto y anuncia que pronto formalizará una solicitud de cooperación a las autoridades portuguesas.

En la carta, a la que Expresso ha tenido acceso, el fiscal francés indica que tiene la intención de solicitar a las autoridades portuguesas las contraseñas que ya han permitido al Ministerio Público comenzar a analizar los documentos de los discos duros incautados a Rui Pinto en Budapest. El objetivo es que la Fiscalía francesa pueda “llevar a cabo su propia investigación basada en los mismos ficheros electrónicos que estaban en posesión de Rui Pinto antes de su detención”. La PNF también formalizará una solicitud para interrogar a Rui Pinto, en Portugal o en París, por videoconferencia, para “tener un mejor conocimiento del contenido de los archivos”.

En el documento, que precede a la formalización de la solicitud de cooperación, la Fiscalía francesa también le pregunta a la Justicia portuguesa si se prevén obstáculos a dichas solicitudes, habida cuenta de que Rui Pinto está siendo juzgado en la actualidad, acusado de 90 delitos relacionados con Football Leaks.

No es la primera vez que París pretende tomar declaración a Rui Pinto desde que fue detenido. En febrero pasado, la PNF remitió una solicitud de cooperación para reunirse con el autor de Football Leaks en Francia. Entonces, se contactó con la jueza Claudia Pina, pero la pandemia del covid-19 terminó por hacer inviables las pretensiones de la Fiscalía francesa.

Se da la circunstancia de que a finales de 2018, antes de ser detenido en Budapest, Rui Pinto llegó a viajar a París para entregar a las autoridades francesas copias de la información que manejaba y a punto estuvo de formar parte de un programa de protección de testigos en ese país. Sin embargo, después regresó a Budapest y el 16 de enero de 2019 fue detenido para ser extraditado a Portugal el 21 de marzo.

Al margen del interés de la Justicia francesa, Portugal también ha recibido una solicitud de cooperación de Estados Unidos, cuando Rui Pinto todavía estaba en prisión.

Investigado desde 2015

La Justicia portuguesa juzga a Rui Pinto por 90 delitos: uno de intento de extorsión a Doyen, otro de pirateo informático al Sporting, seis de acceso ilegal, 14 de violación de la correspondencia y 68 de acceso indebido. Los hechos se remontan a septiembre y octubre de 2015, cuando el Sporting y Doyen presentaron sendas denuncias penales, pero la acusación terminó imputando a Rui Pinto decenas de delitos porque en sus discos duros se encontraron buzones de correo de otras entidades, entre ellas el bufete de abogados PLMJ.

El juicio comenzó el pasado día 4 y no se prevé que concluya antes del 10 de diciembre. Rui Pinto dejó de estar en prisión preventiva en agosto después de que los directores de la Policía Judicial y del Departamento Central de Investigação e Ação Penal (DCIAP) portugueses confirmaran la colaboración del responsable de Football Leaks. Colaboración ésta que se hizo extensiva a otros asuntos que no figuran en el proceso por el que está siendo juzgado, incluida una investigación en curso relativa al antiguo Banco Espírito Santo en Angola.

Rui Pinto, que vive bajo protección policial en una casa cuya ubicación se desconoce, ya ha visto cómo el Ministerio Público suspendía provisionalmente, por su cooperación, cinco causas en su contra. Según publicaba el Observer a finales de julio, el responsable de Football Leaks tendrá que seguir colaborando hasta 2022 para que se cierren definitivamente las investigaciones abiertas en el DCIAP (relativas al acceso a diversos sistemas informáticos).

La abogada de Doyen, empresa que en octubre de 2015 presentó una denuncia por extorsión lo que desencadenó la apertura del proceso de Rui Pinto, declaró, en la primera sesión del juicio, que el acusado “en este proceso no colaboró”. “Doyen ha estado atenta a las numerosas declaraciones públicas del acusado Rui Pinto”, afirmó Sofia Ribeiro Branco. Declaraciones usadas, según la abogada, “para victimizarse y presentarse como un supuesto héroe que puede acceder a todo”. Rui Pinto respondió que ha sido “objeto de una campaña de calumnia y difamación”. “Mi trabajo como whistleblower [denunciante] terminó. Nada de lo que hice fue por dinero”, añadió en su declaración inicial al comienzo del juicio.

Traducción: Mariola Moreno

El club luso reparte entradas a funcionarios de Hacienda, asesores de ministros, jueces y policías

Más sobre este tema
stats