LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Feijóo se instala en el 'no' a todo salvo para celebrar el pacto judicial con el “depredador del Estado de Derecho”

conflicto palestino-israelí

Israel ataca Gaza en represalia al lanzamiento de cohetes tras una redada con nueve muertos

Protestas en Gaza en solidaridad con el campamento de Yenín donde muerieron al menos nueve palestinos.

El Ejército israelí ha lanzado en la madrugada de este viernes ataques aéreos contra varios complejos militares del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en la Franja de Gaza en respuesta al lanzamiento horas antes de cohetes hacia Israel, tras la muerte este jueves de nueve palestinos durante una redada en un campamento de refugiados en la ciudad cisjordana de Yenín. "El ataque provocará un daño significativo al fortalecimiento y armamento de Hamás. La organización terrorista Hamás tiene la responsabilidad de lo que está pasando en la Franja de Gaza y es quien pagará el precio de las violaciones de seguridad contra el Estado de Israel", reza un comunicado preliminar de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), que apuntaban que el complejo se ubicaba en el centro del territorio, según recoge Europa Press.

Horas después, el Ejército israelí ha comunicado la supuesta destrucción de un segundo campamento militar de Hamás, esta vez en el norte de Gaza: "El lugar había servido como uno de los importantes centros de actividad terrorista de la organización".

Asimismo, las FDI han señalado que "este ataque se ha llevado a cabo en respuesta al lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza hacia Israel", proyectiles que han sido interceptados y han caído en una zona despoblada.

Según la agencia de noticias palestina WAFA, los militares israelíes habrían disparado alrededor de 15 misiles en el campo de refugiados de Al Maghazi, en el centro de Gaza, dañando una infraestructura y viviendas de palestinos, mientras que ha habido ataques también contra el suroeste y el norte. Asimismo, ha indicado que los bombardeos en el centro de la ciudad habrían provocado un corte de energía en la zona y habría causado pánico entre la población.

Nueve muertos en una redada en un campamento de refugiados

Los cohetes han sido lanzados después de que el Ministerio de Sanidad palestino confirmara durante el jueves la muerte de al menos nueve personas en una redada en un campamento de refugiados de Yenín, siendo una de las víctimas mortales una civil, tras lo cual el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha declarado tres días de luto. Además, horas después murió tiroteado un décimo palestino en los alrededores de Jerusalén. Por su parte, el Ejército de Israel confirmó una operación con el objetivo de detener a un "escuadrón" de la organización terrorista Yihad Islámica.

El ministro de Defensa de Israel, Yoav Gallant, ha recalcado este viernes que ha dado órdenes a las fuerzas de seguridad para que estén "preparadas para la acción" en caso de que "sea necesario seguir actuando", horas después de que el Ejército bombardeara objetivos en la Franja de Gaza en respuesta al disparo de proyectiles desde el enclave tras la muerte de nueve palestinos, incluida una civil, en una redada israelí en un campamento de refugiados en la ciudad cisjordana de Yenín.

Palestina buscará "justicia y rendición de cuentas"

Por su parte, el Gobierno palestino ha prometido que buscará "justicia y rendición de cuentas". "El Estado de Palestina buscará justicia y rendición de cuentas para las víctimas palestinas a través de todos los medios legales y políticos disponibles, incluido el fin de la llamada coordinación de seguridad con Israel", ha manifestado el Ministerio de Exteriores palestino.

Un joven palestino de 14 años muere por un disparo a manos de las fuerzas de Israel

Un joven palestino de 14 años muere por un disparo a manos de las fuerzas de Israel

Así, ha subrayado que "el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debe asumir sus responsabilidades con el pueblo palestino sin mayores retrasos" y ha reclamado al secretario general de la ONU, António Guterres, que "asuma inmediatamente sus responsabilidades y obligaciones y emita una decisión para la presencia y protección internacional, en línea con las resoluciones de la ONU".

"El asalto israelí contra el campamento de refugiados de Yenín es una extensión del patrón deliberado de conducta por parte de Israel de cometer crímenes internacionales para hacer avanzar sus políticas y prácticas anexionistas", ha denunciado. En este sentido, ha afirmado que esta descarada criminalidad requiere consecuencias colectivas e inmediatas por parte de la comunidad internacional", al tiempo que ha cargado contra la "vil matanza contra el pueblo palestino por parte del gobierno extremista (de Israel)".

Las tensiones han aumentado en los últimos meses ante el incremento de las operaciones militares de Israel en Cisjordania tras una serie de ataques que dejaron más de 30 muertos en 2022. Naciones Unidas alertó la semana pasada de que "el peligroso ciclo de violencia" entre israelíes y palestinos está causando una cantidad "devastadora" de muertos y recalcó que "la violencia debe terminar". Asimismo, el representante permanente palestino ante Naciones Unidas, Riyad Mansur, pidió el jueves a la Presidencia del Consejo una reunión urgente para abordar la citada redada, que se saldó con nueve muertos, incluida una civil.

Más sobre este tema
stats