LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La firma para la que medió el novio de Ayuso logró el mayor importe en contratos de emergencia de la Xunta

México

López Obrador asegura que "fue imposible contener" a los civiles antes de la explosión

Familiares en la zona donde expertos forenses trabajan tras la explosión de una toma clandestina de gasolina de Petróleos Mexicanos (Pemex).

infoLibre

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha declarado este domingo que para los militares que trataron de impedir a unos 800 civiles acercarse al oleoducto que explotó el pasado viernes "les fue imposible contenerlos" antes de que se produjera la explosión que ha dejado 76 muertos y más de 70 heridos, informa Europa Press. "No era posible detener a las personas, eran muchas, y se actuó con prudencia, en el caso de que se hubiese pedido auxilio no se hubiese logrado mucho, porque todo se dio de repente", ha explicado el mandatario.

López Obrador ha elogiado la labor del secretario de Defensa, el general Luis Crescencio Sandoval, a los más de 25 militares que se desplegaron en la zona al detectar la fuga en el oleoducto de Tlahuelilpan, localidad del estado de Hidalgo, en el centro del país.

En efecto, el titular de Defensa ha explicado públicamente que los militares llegaron cuando el flujo de la fuga en el oleoducto era menor, antes de que lanzara combustible a siete metros de altura. No obstante, según ha apuntado los habitantes locales "hicieron caso omiso, algunos se tornaron un poco agresivos; y al verse rebasados por la cantidad de gente que llegaba con sus recipientes para llenarlos de combustible, el oficial fue obligado a retirarse a un costado, sin retirarse del área".

El presidente ha sostenido que apoya la decisión tomada por el líder del Ejército: "Estoy a favor de la postura del Ejército, porque no podemos enfrentar estos actos con medidas coercitivas, porque el detenerlos significa en un momento dado desatar una represión".

El presidente mexicano ha reconocido que el robo de petróleo a través de filtraciones de oleoductos es una "práctica establecida". "Duele decir que esto se da con frecuencia, pero al menos desde hace cinco años, es así. Es por ello que tenían recipientes, pero no se puede culpar a la gente por la situación que la empuja a ello", ha añadido.

En el operativo que terminó en tragedia, "no se usó la fuerza ni los militares se enfrentaron a la gente, no se trata de confrontarse con los ciudadanos, menos en las circunstancias en que se presentaron los hechos", ha puntualizado.

Además del despliegue de 10.000 militares y policías en 1.600 kilómetros de oleoductos críticos en el centro del país, la otra parte de su estrategia consiste en poner en marcha programas sociales para atender a comunidades empobrecidas como la de Tlahuelilpan.

Aumenta a 79 el número de muertos por la explosión de un conducto de combustible en México

El secretario (ministro) de Salud del Gobierno mexicano, Jorge Alcocer, ha informado este domingo de que son ya 79 los muertos como consecuencia de la explosión ocurrida el viernes en una toma clandestina de un conducto de combustible de la petrolera estatal Pemex.

Alcocer ha informado además en rueda de prensa del estado de los 81 heridos, de los cuales 66 continúan hospitalizados. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha asumido a todos los pacientes llevados a los hospitales de Magdalena de las Salinas y Lomas verdes, ha añadido el secretario.

Dos de los heridos fueron dados de alta y otro más salió del hospital por decisión propia, mientras que entre los aún internos hay afectados con quemaduras en más del 80% de su cuerpo.

López Obrador envía cartas a Felipe VI y al papa Francisco para que pidan perdón por la conquista de América

López Obrador envía cartas a Felipe VI y al papa Francisco para que pidan perdón por la conquista de América

La explosión se produjo alrededor de las 19.00 (hora local) del viernes por la fuga de combustible. El conducto era aprovechado por cientos de personas de los municipios cercanos. Se calcula que cerca de mil personas se encontraban en el lugar para recoger combustible, según ha informado el diario local El Universal.

Al lugar del siniestro han acudido cientos de personas que buscan a sus familiares desaparecidos que pudieran encontrarse en el área donde ocurrió la explosión. Las autoridades de la Procuraduría estatal han informado a estas personas que acudan al Ministerio Público que se ubica en Mixquiahuala donde se les efectuará un examen genético para que sea comparado con los restos de los cuerpos que han sido encontrados.

En la madrugada del sábado los familiares se reunieron ante la biblioteca municipal de Tlahuelilpan reprocharon al alcalde, Juan Pedro Cruz, no haber gestionado ante el gobierno federal que las gasolineras del municipio hubieran sido surtidas. "No había nada de gasolina, ni robada. Por eso muchos, entre ellos mi esposo, quisieron aprovechar la fuga para surtirse", ha denunciado una de las mujeres en declaraciones a La Jornada.

Más sobre este tema
stats