El Parlamento de Pakistán impide la moción contra el primer ministro, que plantea elecciones anticipadas

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan.

infoLibre

El vicepresidente de la Asamblea Nacional de Pakistán, Qasim Jan Suri, ha desestimado la moción de censura presentada este domingo contra el primer ministro del país, Imran Jan, al declararla como "anticonstitucional", tras lo cual el mandatario ha propuesto la celebración de elecciones anticipadas para atajar la gravísima crisis política que atraviesa el país, según informa Europa Press.

Suri, concretamente, ha estimado que la moción contraviene el artículo 5 de la Constitución, que obliga a todos los paquistaníes a declarar su lealtad al Estado, después de que el primer ministro acusara a una potencia extranjera, en este caso Estados Unidos, de orquestar una conspiración para sacarle del poder.

Esta idea fue repetida al principio de la sesión por el ministro de Información, Fawad Chaudhry, antes de la declaración final del vicepresidente del Parlamento, que había asumido la dirección de los procedimientos después de que la oposición obligara al presidente de la cámara a excusarse de la sala, informan los medios paquistaníes.

El primer ministro propina así un gran golpe de efecto a la moción después de que la oposición se mostrara convencida durante los últimos días de que había obtenido los votos necesarios para garantizar el cese del mandatario, acusado por sus críticos de actuar de manera encubierta al servicio del poderoso Ejército del país.

Sin embargo, y para apaciguar los ánimos, el primer ministro ha comparecido inmediatamente ante los medios para anunciar que ha enviado una recomendación al presidente de Pakistán, Arif Alvi, para disolver la Asamblea Nacional y anunciar nuevas elecciones.

El Ejército de Pakistán niega toda relación con la crisis política abierta en el país

El Ejército de Pakistán, el estamento más poderoso e influyente del país, ha negado absolutamente toda implicación en la crisis política que ha estallado en las últimas horas con la anulación de la moción de censura contra el primer ministro, Imran Jan, y la declaración de elecciones en un plazo de 90 días. "Absolutamente no", ha zanjado el portavoz de las Fuerzas Armadas de Pakistán, general Babar Iftijar, en una breve comparecencia ante los medios recogida por GEO TV.

Aunque la oposición paquistaní ha acusado al primer ministro de ser, como otros tantos predecesores, un títere de las Fuerzas Armadas, las relaciones entre Jan y el estamento militar no atraviesan un buen momento.

En octubre, Jan y el jefe del Ejército, el general Qamar Bajwa, se enzarzaron en un insólito enfrentamiento público después de que el primer ministro exigiera que el jefe de los servicios de espionaje, el general Faiz Hamid, permaneciera en el cargo.

El jefe del Ejército acabó imponiéndose en ese debate y acabó sustituyendo a Hamid. Desde entonces, y hasta los acontecimientos de este domingo, el primer ministro ha querido restar importancia al roce y defendido al Ejército como el gran enemigo del "mal" y el principal defensor de la "democracia y de la nación".

Del estrés agudo a la culpabilidad: los efectos psicológicos de la guerra en Ucrania

Del estrés agudo a la culpabilidad: los efectos psicológicos de la guerra en Ucrania

Más sobre este tema
stats