Alemania

Los partidos clásicos sucumben ante el auge de la extrema derecha en las elecciones regionales en Alemania

infoLibre

El partido de corte xenófobo y eurófobo surgido en 2013 Alternative für Deutschland (Alternativa para Alemania) ha logrado entrar con fuerza en los parlamentos de los tres estados que este domingo celebraban elecciones en Alemania: los occidentales Baden-Wurtemberg y Renania-Palatinado; y el oriental Sajonia-Anhalt.

En este último, la formación de extrema derecha ha conseguido, partiendo de la nada, el 24,2% de los votos hasta colocarse como segunda fuerza más votada solo cinco puntos por detrás de los conservadores de la CDU –el partido de Angela Merkel– que se hizo en este estado con el 29,8% de los sufragios, casi tres puntos por debajo que en los comicios de 2011. Los más castigados en Sajonia-Anhalt han sido los izquierdistas de Die Linke con una caída de 7,4 puntos hasta el 16,3%, y los socialdemócratas del SPD, que pierden 11 puntos hasta el 10,6%.

Aunque, más allá de resistir ante el auge de la extrema derecha en Sajonia-Anhalt, el partido de la canciller, la CDU, ha perdido su posición como partido más votado en Baden-Wurtemberg –donde lo llevaba siendo desde el regreso a la democracia en Alemania tras la Segunda Guerra Mundial– y amplian su diferencia como segundos en Renania-Palatinado, donde el SPD ha conseguido aumentar un punto con respecto a las últimas elecciones de 2011.

En Renania-Palatinado, el SPD se ha impuesto con un 36,2% de los votos, seguido por la conservadora CDU (31,8%), Alternativa para Alemania (12,6%), FDP (6,2%), Los Verdes (5,3%) y Die Linke (2,8%). Y, por último, en Baden-Wurtemberg han vencido Los Verdes (30,3%), que rebasan a la CDU (27%). Por detrás quedan AfD (15,1%), el SPD (12,7%), el FDP (8,3%) y La Izquierda (2,9%).

Estos resultados suponen un hito histórico para el populismo xenófobo de AfD en el corazón de Europa en plena crisis de refugiados. "¡Qué tarde tan maravillosa!", ha afirmado el líder de AfD en Sajonia-Anhalt, Andre Poggenburg, en un encendido discurso desde Magdeburgo, la capital estatal. En este estado del lado oriental alemán, 1 de cada 4 votantes se decantaron por el voto a la extrema derecha. 

AfD se fundó hace apenas tres años para protestar contra el rescate en la eurozona, pero se ha transformado en un partido centrado en la problemática de la inmigración y los refugiados aprovechando el flujo procedente de Turquía con rumbo al centro de Europa y apropiándose de parte del electorado conservador de la CDU.

Operación policial en Alemania contra un grupo de extrema derecha

Operación policial en Alemania contra un grupo de extrema derecha

Más sobre este tema
stats