Reacciones

Putin denuncia la “agresión a un Estado soberano” con un “pretexto inventado”

El presidente de Rusia, Vladimir Putin.

infoLibre

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, describió este viernes como una "agresión a un Estado soberano" el ataque ejecutado por Estados Unidos contra una base aérea ubicada en la provincia de Homs, en el oeste de Siria, informa Europa Press.

"Putin considera los ataques estadounidenses a Siria como agresión a un Estado soberano, en violación de las normas del Derecho Internacional y, encima, bajo un pretexto inventado", afirmó el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

Asimismo, ha destacado que el ataque es "un intento de desviar la atención de las numerosas víctimas civiles en Irak", agregando que "causan un deterioro a las relaciones" entre Estados Unidos y Rusia, según informó la agencia rusa de noticias Sputnik.

Peskov ha dejado claro que el ataque contra la base militar del régimen que preside Bashar al Assad causa un fuerte daño en las relaciones entre Estados Unidos y Moscú. "Esta acción de Washington perjudica sustancialmente las relaciones ruso-estadounidenses cuyo estado ya de por sí es lamentable", ha asegurado.

El portavoz de Putin ha hecho hincapié en que esta acción "no acerca a la meta en la lucha contra el terrorismo internacional sino, por el contrario, se erige en un obstáculo serio para crear una coalición internacional que pueda combatir eficazmente este mal global, algo que el presidente de EEUU, Donald Trump, por cierto, había proclamado como una de las tareas prioritarias durante su campaña electoral".

El presidente del Comité de Defensa de la cámara alta del Parlamento de Rusia, Victor Ozerov, ya ha anunciado que Moscú pedirá una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU tras el ataque.

En sus declaraciones, ha sostenido que el ataque "puede ser considerado como un acto de agresión por parte de Estados Unidos contra un país miembro de la ONU".

El Gobierno de Irán condenó "firmemente" este viernes el bombardeo estadounidense, recalcando que "fortalece a los terroristas en Siria y en la región".

El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Bahram Qasemi, indicó que el ataque "es una acción militar unilateral", denunciando que el presunto ataque químico en Jan Sheijun, que dejó cerca de un centenar de muertos, "ha sido usado como pretexto", según ha informado la agencia iraní de noticias ISNA.

Reacciones a favor

El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha expresado este viernes el respaldo europeo a la ofensiva aérea conducida por Estados Unidos contra una base del régimen de Bashar al Assad. "La Unión Europea va a trabajar con Estados Unidos para acabar con la brutalidad en Siria", aseguró el ex primer ministro polaco, a través de un breve mensaje en las redes sociales.

"El ataque estadounidense muestra la resolución necesaria contra ataques químicos bárbaros", recalcó.

El Gobierno de Reino Unido describió este viernes como "apropiado" el ataque el ataque ejecutado por Estados Unidos, expresando su "apoyo total" a la decisión de Washington.

"El Gobierno británico apoya totalmente la acción de Estados Unidos, que creemos que es una respuesta apropiada al bárbaro ataque con armas químicas perpetrado por el régimen sirio, destinada a disuadir nuevos ataques", dijo un portavoz gubernamental, según informó el diario británico The Guardian.

Francia, por su parte, pidió que el ataque tenga continuidad a nivel internacional en el marco de Naciones Unidas. "El ataque es una respuesta y debe seguirse a nivel internacional en el marco de Naciones Unidas, si es posible, de forma que podamos llegar hasta el final de las sanciones contra Bashar al Assad e impedir que haya una nueva utilización de armas químicas y la aniquilación por parte de este régimen de su propio pueblo", señaló su presidente, Hollande, en una breve declaración institucional.

El presidente francés, que reunirá esta tarde al Consejo de Defensa en el Elíseo, ha hablado por teléfono con la canciller alemana, Angela Merkel, sobre el ataque estadounidense y subrayó que es precisamente lo que había reclamado Francia en 2013, cuando el régimen sirio atacó con armas químicas en Ghuta, cerca de Damasco, matando a cientos de personas.

Hollande sostuvo que el presidente sirio "tiene la plena responsabilidad de este acontecimiento" y defendió que "no puede permanecer impune" ante su "uso continuado de armas químicas". "Esto es lo que Francia había pedido en el verano de 2013 tras el ataque químico en Ghuta", subrayó el presidente francés.

El Gobierno de Arabia Saudí expresó también sy respaldo a la acción militar de EEUU contra una base del Gobierno sirio.

Fuentes del Ministerio de Exteriores del país árabe citadas por la agencia estatal de noticias, SPA, aplaudieron la "valiente" decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Así, ha indicado que "supone una respuesta a los crímenes del régimen contra su pueblo, ante el fracaso de la comunidad internacional a la hora de ponerles fin".

Desde Israel también se ha alabado el movimiento del país americano en la guerra en Siria. "Tanto de palabra como de acción, el presidente (estadounidense, Donald) Trump ha enviado hoy un mensaje firme y claro de que el uso y difusión de armas químicas no será tolerado", dijo el primer ministro, Benjamin Netanyahu, en un comunicado.

"Israel apoya totalmente la decisión de Trump y espera que este mensaje de determinación ante las horribles acciones del régimen de (el presidente sirio, Bashar) Al Assad resuene no sólo en Damasco, sino también en Teherán, Pyongyang y el resto de lugares", agregó.

Por su parte, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, ha dicho que el ataque "es una respuesta adecuada a una brutalidad impensable, y un ejemplo para el resto del mundo libre", según informó el diario local The Times of Israel.

Asimismo, el Ejército israelí ha asegurado que fue informado por Washington antes del ataque, expresando también su apoyo al mismo en conversaciones con oficiales del país norteamericano.

Australia, por su parte, ha querido también respaldar el ataque contra una base del régimen sirio perpetrado por los estadounidenses. El primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, transladó al Gobierno de Estados Unidos el apoyo de su Administración y recordó que "el régimen de (Bashar) Al Assad cometió un crimen de guerra" con el ataque, en el que murieron decenas de personas "en horribles circunstancias" y por el que Washington ha "respondido lanzando 59 misiles de crucero".

"El efecto de la respuesta de Estados Unidos ha sido reducir la capacidad del Gobierno sirio" de utilizar armas químicas "del modo que lo hizo unos días atrás".

Asimismo, aseguró que fue informado por Washington antes del ataque, tras lo cual se llevó a cabo un debate entre altos cargos de su gabinete. "Y podemos decir que el Gobierno australiano apoya en términos enérgicos la rápida y justa respuesta de Estados Unidos", señaló.

"Ha sido una respuesta equilibrada, proporcional y orientada", agregó, señalando que se trata de un "fuerte mensaje" que ha enviado al Gobierno de Al Assad.

 

Dos buques con base en Rota participaron en el ataque

Dos buques con base en Rota participaron en el ataque

Más sobre este tema
stats