Nueva Zelanda

Un terrorista bajo vigilancia apuñala a seis personas en un supermercado de Nueva Zelanda

La primera ministra Jacinda Ardern durante una conferencia de prensa en el Parlamento de Nueva Zelanda en Auckland.

infoLibre

La Policía de Nueva Zelanda ha abatido a un terrorista que ha herido a seis personas en un supermercado de la localidad de Auckland, según han confirmado las autoridades locales e informa Europa. El atacante, un ciudadano de Sri Lanka, llevaba bajo vigilancia policial desde 2016 y era "una amenaza conocida para el país", según ha declarado la primera ministra, Jacinda Ardern, durante una rueda de prensa. "Lo que ha sucedido hoy es despreciable, odioso (...). No ha sido perpetrado por una fe, sino por un individuo", ha enfatizado la mandataria, que se ha referido al atacante como un "extremista violento".

Según el comisario de policía Andrew Costner, el individuo consiguió un cuchillo en una de las tiendas del supermercado y lo utilizó para atacar a los clientes. Costner ha asegurado también que el hombre estaba siendo vigilado por agentes de policía, que se encontraban en la zona cuando comenzó el ataque. Los servicios de emergencia han confirmado que seis personas han resultado heridas por el atacante. Tres de ellas se encuentran en estado crítico y una en estado grave.

Según informa la agencia de noticias alemana DPA, cinco personas fueron apuñaladas en otro supermercado de la misma cadena en mayo. La directora general de seguridad de la cadena de supermercados, Kiri Hannifin, ha lamentado en un comunicado que "de nuevo, nos sentimos abatidos sabiendo lo que nuestro equipo y clientes han tenido que vivir".

Vigilado, pero libre 

El terrorista, que llegó al país por primera vez en 2011, llamó por primera vez la atención de las autoridades en 2016, por el contenido violento que publicaba en Internet, y la sospecha se fue agrandando con el paso del tiempo. Tras varias detenciones y acusaciones, mostró nulo arrepentimiento.

Así, aunque pudo comprobarse incluso que había comprado cuchillos de caza y tenía en su poder vídeos de Estado Islámico, en términos judiciales, las causas abiertas contra él se saldaron con cargos menores, ante la imposibilidad de los jueces de condenarle por delitos vinculados directamente con el terrorismo.

Según el The New Zealand Herald, en mayo de este año fue declarado culpable de tener material propagandístico de Estado Islámico y finalmente fue condenado a un año de libertad vigilada. "Hemos utilizado todos los poderes legales y de vigilancia a nuestro alcance para mantenernos a salvo de este individuo", ha alegado Ardern en su comparencia.

El caso vuelve a poner de manifiesto el escaso margen de maniobra que tienen las autoridades neozelandesas para hacer frente a potenciales extremistas. El sospechoso llegó a decir en un juicio: "Os preocupa un cuchillo, (pero) os digo que compraré diez. Tengo derechos".

La primera ministra de Nueva Zelanda logra una victoria aplastante y podrá seguir gobernando en solitario

La primera ministra de Nueva Zelanda logra una victoria aplastante y podrá seguir gobernando en solitario

Más sobre este tema
stats