Lo mejor de Mediapart

Rusia controla las comunicaciones telefónicas y por internet de sus ciudadanos, según WikiLeaks

El presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Este martes 19 de septiembre, WikiLeaks empezó a publicar la serie Spy Files Russia, documentos sobre empresas rusas que realizan labores de espionaje.

La organización comienza esta serie con la publicación de 34 documentos internos – a los que han tenido acceso Mediapart, socio editorial de infoLibre, y La Repubblica– de la empresa rusa Peter-Service. La compañía, fundada en 1992, se dedica principalmente a suministrar tecnología a los principales operadores de telefonía de Rusia. La situación actual de la empresa, sita en San Petersburgo, es floreciente: Tiene unos 100 empleados y cuenta con oficinas en buena parte de Rusia y en Ucrania.

Pero sobre todo, en estos años, Peter Service ha desarrollado sus servicios gracias a su posición dominante en la red de telecomunicaciones rusa. “Las tecnologías desarrolladas y desplegadas a día de hoy por Peter-Service van más allá del clásico proceso de facturación para abarcar los ámbitos de la vigilancia y del control”, explica WikiLeaks en la presentación de los documentos.

Las actividades de vigilancia de Peter-Service y su vinculación con los servicios de inteligencia no constituyen una revelación en sí mismas. WikiLeaks recuerda que ya se puede encontrar en internet un documento de presentación de algunos productos de la empresa, publicado coincidiendo con la celebración de un foro en Rusia, en 2013. El título del documento ya es bastante significativo: “Plataformas nacionales de análisis DPI/Big Data/Technologies de data mining y soluciones para la recopilación y análisis de la información así como los medios para predecir las tendencias sociales y económicas –la llave para la soberanía numérica y financieras del Estado y de las empresas en el siglo XXI”.

La organización también incide en el contexto de esta presentación, un foro que no se dirigía a operadores telefónicos, sino a un pequeño grupo de representantes de las autoridades rusas -del FSB (los servicios secretos rusos), del Ministerio del Interior y de los “tres pilares del poder” (el Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial)-. Peter-Service destaca sobre todo su conocimiento en materia de Deep Packet Inspection (DPI), una tecnología basada en la instalación en una red de sondas capaces de controlar el tráfico mediante el análisis de los metadatos y la interceptación de todo tipo de comunicaciones. Gracias a su implantación en los diferentes operadores rusos, la compañía dice ser capaz de vigilar la práctica totalidad de las conversaciones telefónicas y del tráfico de internet en el país. En esta presentación incluso se detallaba un nuevo producto de Peter-Service, denominado DPI*GRID, consistente en “cajas negras” instaladas en la red, capaces de analizar 10 gigabits de información por segundo.

Si bien esta información ya se conocía, WikiLeaks difunde 34 documentos internos adicionales de Peter-Service que detallan el alcance de las soluciones propuestas por la empresa. En ninguno de los archivos se precisa si éstas se han desplegado ya o no. En ningún sitio figura el nombre del cliente de la empresa. No obstante, se sabe que estos documentos van dirigidos a un cliente gracias a una mención que aparece sistemáticamente: “Esta documentación sólo se puede utilizar para la puesta en funcionamiento de los productos propuestos en un contrato (firmado) con la empresa Peter-Service. La documentación puede ser transmitida conforme al contrato, que prevé la instalación (ya realizada o futura) de los productos”.

Por ejemplo, Peter-Service propone un sistema, llamado Traffic Data Mart (TDM), que permite controlar el tráfico de internet móvil según una lista negra de nombres de dominios clasificados por categoría. El Data Retention System (DRS) tiene como objetivo responder a la ley rusa, que obliga a los operadores a conservar durante tres años los metadatos de sus usuarios. Por último, Peter-Service permite responder a las necesidades de SORM, “Sistema para las actividades operacionales de investigación", por su denominación en francés, que no es otro que el dispositivo de intercepciones, legal en Rusia.

El dispositivo SORM existe desde 1995 pero desde entonces ha evolucionado conforme se producían progresos tecnológicos. En 2014, el Ministerio de Información ordenó a todos los operadores del país integrar la tecnología DPI en el marco del SORM-3. Esta infraestructura de vigilancia, subraya WikiLeaks, se ha visto considerablemente reforzada con la aprobación de la ley 2016 de la ley Yarovaya, que otorga nuevos poderes a los servicios de inteligencia.

Las revelaciones de WikiLeaks sobre las empresas de espionaje rusas continuarán en las próximas semanas; el momento elegido para esta publicación no es casual, llega meses antes –en marzo de 2018– de las presidenciales rusas. Aunque los documentos no cuestionan directamente al Kremlin, para WikiLeaks también son una respuesta a los que le reprochan su enorme proximidad con las autoridades rusas. Estos últimos meses, muchos ponían el accnto en que la organización fundada por Julian Assange, no había sacado informaciones comprometedoras para Moscú desde hace varios años.

Mariola Moreno

Leer el texto en francés:

El Gobierno expresa a Ecuador su preocupación por la actividad política de Assange

Más sobre este tema
stats