LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las 25 mayores empresas pagaron a sus accionistas un 32% más que a Hacienda por sus beneficios en 2003

Televisión

'La borriquita', 'Quo Vadis' y la bendición 'Urbi et Orbi': las televisiones públicas se resisten a liquidar los clásicos de Semana Santa

Misa en Telemadrid con el cardenal arzobispo, Carlos Osoro.

Las televisiones están afrontando una Semana Santa inédita. Bajo el estado de alarma han desaparecido procesiones multitudinarias y actos litúrgicos que abarrotaban los templos más emblemáticos. No obstante, TVE centra en los actos que tienen lugar en El Vaticano su programación especial, mientras Telemadrid apuesta por volver a emitir los que transmitió en la misma efeméride de 2018.

No son tiempos, que solo los mayores recuerdan, de radios emitiendo en exclusiva música sacra y de una televisión –la única que había– consagrada en cuerpo y alma a actos religiosos y películas de temática cristiana. Tras la Constitución de 1978, y su definición de España como Estado aconfesional, la programación de las emisoras de radio se liberalizó, mientras TVE iba disminuyendo paulatinamente las transmisiones de celebraciones religiosas. La mayoría de la población seguía y sigue siendo católica, pero solo de manera nominal. Sí, con el número de bautizados abrumadoramente por encima de los que no lo eran, pero descendiendo a un tercio los que asistían a misa. Hace ya años que tienen lugar más bodas civiles que religiosas, y la influencia de la religión católica se refugia –que no es poco– en la enseñanza de los colegios privados, muy lejos del peso de siglos, que llegó al paroxismo durante la dictadura de Franco.

Las transmisiones de procesiones y ceremonias han sido hasta ahora sin embargo un elemento central de todas las televisiones. Cierto que no tanto por sus esencias religiosas como por el espectáculo de su representación: No ha habido cadena que se resistiera a encabezar sus informativos con la previsión del tiempo para las ciudades en las que la celebración paralizaba el resto de la actividad, la frustración de todos cuando la lluvia impedía los cortejos, o los aspectos laterales e históricos de hermandades y cofrades. Si así era en las televisiones nacionales, en algunas autonómicas, como la andaluza, era una dedicación monográfica, que se extendía a las emisoras locales y provinciales.

Lo cierto es que en estos tiempos de pandemia hay un sector importante de la población que sigue fielmente los actos religiosos. Así se demostró en la mañana de este domingo, en el que la emisión de la misa por La 2 de TVE fue el espacio más visto a esa hora y que, con más del 13%, duplicó a las que tenían lugar antes de la declaración del estado de alarma. Con todos los actos suspendidos en España, esa misma cadena se centra en El Vaticano para ofrecer los Santos Oficios desde Roma el jueves 9 y viernes 10 a las 17.55 horas, y el sábado 11 de abril a las 21.00. También, el Viacrucis desde la capital italiana (viernes a las 21.00 horas) y la misa del Domingo de Resurrección y la Bendición Urbi et Orbi desde el Vaticano (domingo 12 a partir de las 10.55 horas). Es, en definitiva, una programación idéntica a la ofrecida el pasado año, y que responde al cumplimiento de servicio público.

 

Atresmedia defiende a sus profesionales ante los ataques de Vox mientras la dirección de RTVE calla

Atresmedia defiende a sus profesionales ante los ataques de Vox mientras la dirección de RTVE calla

Similar éxito de audiencia está obteniendo en su territorio la autonómica Telemadrid, tanto en anteriores domingos como en el último con la transmisión desde la catedral de la Almudena de la Eucaristía del Domingo de Ramos, presidida por el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro. Para su director general, José Pablo López, se trata de un acto de coherencia: "En Telemadrid siempre hemos defendido que nuestra labor es estar cerca de los ciudadanos, ya sea en las tradiciones de Semana Santa, en la manifestación del 8 de marzo, o en las fiestas del Orgullo, por poner ejemplos bien distintos. En esta ocasión es un mandato aún más importante poder llevar las procesiones a todas las casas de los espectadores en esta cuarentena. Es el mismo principio que nos ha guiado a la hora de ofrecer también las misas oficiadas por el cardenal Osoro en una catedral vacía, pero con cientos de miles de asistentes a través de la retransmisión de Telemadrid. Creemos que forma parte de nuestra obligación reforzar, ahora más que nunca, nuestra vocación de servicio público. Es el mismo motivo que nos ha llevado a redoblar la oferta de programación infantil en La Otra, o a programar un espacio para que las personas mayores puedan hacer ejercicio desde sus casas ahora que no pueden salir".

Ya en la tarde, la cadena ofreció las procesiones de La Borriquita y Los Estudiantes, en una reemisión de la ofrecida en directo en 2018. La apuesta por repetir espacios de la Semana Santa de hace dos años (ya que en 2019 la mayoría fueron suspendidos por el mal tiempo) tendrá continuación en los días centrales de la semana: el Jueves Santo, la programación especial ofrecerá en primer lugar el acto de la colocación en su trono de una de las imágenes más representativas de la Semana Santa malagueña, el Cristo de Mena, a partir de las 10.30h. Un acto que protagonizan los legionarios que rinden honores ante el venerado crucificado. El acto de entronización viene precedido por el desembarco de La Legión en el puerto de Málaga y el posterior desfile por las calles de la capital portando el crucificado. Por la tarde, a partir de las 18 horas, los espectadores podrán seguir desde sus casas la retransmisión íntegra de la procesión de Nuestro Padre Jesús Nazareno El Pobre y María Santísima del Dulce Nombre, así como de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima de la Esperanza Macarena, y, por último, el Divino Cautivo. Un año más, Telemadrid redifundirá también la Madrugá de Sevilla de forma íntegra. El Viernes Santo, Telemadrid recuperará la procesión de Jesús Nazareno de Medinaceli y acompañará también a la del Santísimo Cristo de los Alabarderos, formada por efectivos de la Guardia Real, y a la imagen de Jesús del Perdón.

La oferta cinematográfica de Telemadrid también se ha adaptado a esta semana de Pasión y cuarentena. La cadena ha programado títulos que son un clásico en estas fechas; el pasado domingo emitió Quo Vadis, al que seguirán Barrabás (jueves 9, a las 15.30h), clásica superproducción sobre la historia bíblica del criminal que fue indultado por Poncio Pilatos; Las sandalias del pescador, (viernes 10, a las 15.30h), protagonizada por Anthony Quinn; Marco Antonio y Cleopatra (viernes, a las 22.30h), protagonizada por Charlton Heston y Hildegarde Neil; La cabaña (sábado 11, a las 15.30h), que aborda el dolor, el perdón y la búsqueda de Dios; y La historia más grande jamás contada (domingo 12, a las 15.30h), otro gran clásico que consiguió cinco nominaciones a los Oscar, y que narra la vida de Jesús en la Palestina ocupada por Roma.

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibreLa salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

Más sobre este tema
stats