LA CRISIS DE LA PRENSA

El nuevo modelo de negocio digital condiciona el ERE inminente del grupo editor de ‘El Mundo’

El nuevo convenio de Unidad Editorial rebajará hasta un 30% los sueldos

Unidad Editorial ha contratado a una consultora estadounidense para que la asesore en la transformación digital del grupo. Y nada más entregar su informe FTI Consulting, la empresa editora de El Mundo, Expansión y Marca ha anunciado a su plantilla un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supondrá el despido de al menos 140 trabajadores. Fuentes del grupo consultadas por infoLibre explican que tanto la cifra definitiva de despidos como qué redacciones serán las más afectadas dependerá del nuevo modelo de negocio que resulte de la transformación digital en ciernes. Pero también precisan que ese “modelo” aún está por definir.

Lo único que está claro de momento es la necesidad de “romper con una estructura de la oferta que es de hace 20 años”, destacan las mismas fuentes.

En cualquier caso, Unidad Editorial no ha esperado a tener el nuevo diseño de negocio para recortar su plantilla, compuesta por unos 1.400 personas. El que se anunció el lunes y estará completado antes del verano es el cuarto ERE desde 2009. En estos años han sido despedidos más de 700 trabajadores.

El director general del grupo, Javier Cabrerizo, es quien dirige la ejecución del despido colectivo, junto al responsable de Recursos Humanos, Tomás Pereda, según las fuentes de la empresa. El propietario de Unidad Editorial, la italiana RCS Mediagroup anunció a mediados de marzo que las competencias sobre recursos humanos y asuntos financieros pasaban a depender directamente del grupo milanés. Además, la nueva consejera delegada, Laura Cioli, se encarga desde entonces de la recién creada División de Deportes, que incluye al diario Marca y a La Gazzetta dello Sport. Sin embargo, las mismas fuentes niegan que esa nueva organización implique una pérdida de poder del presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández-Galiano, quien sigue siendo el enlace del grupo español con Italia. Las mismas fuentes destacan que el duro ajuste que se ha anunciado tiene su origen en un cambio estratégico decidido desde Milán por RCS en todo el grupo de comunicación tras el reciente nombramiento de Cioli como máxima ejecutiva.

Reuniones suspendidas

En las redacciones, mientras tanto, la noticia del ERE ha caído como un mazazo. Se esperaban despidos, pero el anuncio de un procedimiento colectivo para un número tan elevado de trabajadores ha sembrado el pánico. El director de El Mundo, David Jiménez, convocó reuniones con cada una de las secciones a partir de la próxima semana para explicarles la situación, pero tuvo que suspenderlas enseguida ante el revuelo provocado entre los periodistas.

Jiménez ya tuvo que afrontar un conato de motín en su redacción cuando fueron despedidos 11 periodistas de las ediciones regionales y dos de la de Madrid el pasado diciembre. Entonces fuentes de la redacción criticaron la medida, que no atribuían a las pérdidas económicas del grupo, sino a una política empresarial que consideran un “ataque al periodismo” vendido con el disfraz de la transformación digital.

En esta ocasión, además, fuentes de la redacción temen que el ERE supere con mucho los 140 despidos, el mínimo legal del 10% de la plantilla para ejecutar un despido colectivo. El de 2009 afectó a 180 trabajadores – con indemnizaciones de 42 días por año trabajado más una paga lineal de 10.000 euros–; en el de junio de 2012 en El Mundo fueron despedidos 113El Mundo y en el de octubre de ese mismo año en Marca y Expansión, otros 143MarcaExpansión –en ambos las indemnizaciones fueron de 35 días por año con una paga lineal de 5.000 euros–. El miedo ahora es que esas cifras de afectados se queden pequeñas. Según fuentes sindicales, en principio, la empresa no es partidaria esta vez de aplicar un plan de bajas voluntarias, como sí ha hecho en los anteriores ERE.

Para cuando se hayan ejecutado los despidos, regresará a la redacción, y como subdirector, Esteban Urreiztieta, que dejó El Mundo el pasado mes de junio para unirse a El Español, el periódico on-line de Pedro J. Ramírez.

Deterioro del valor del grupo tras las fusión

En 2015 El Mundo perdió un 14% de difusión. Entre los que se editan en Madrid es el periódico cuyas ventas más han caído, hasta el punto de que en esa comunidad le ha superado el Abc. Según fuentes de la empresa, el diario que dirige David Jiménez cerró el último ejercicio con unas pérdidas de 85 millones de euros, de los cuales 60 millones corresponden al deterioro del fondo de comercio sufrido por la fusión entre Unedisa y el grupo Recoletos en 2007, que dio lugar a la actual Unidad Editorial.

Esa operación costó 1.100 millones de euros, y se produjo justo antes de la crisis económica mundial y la recesión española. En 2013, tras tres ERE, el desplome de las ventas y los ingresos publicitarios y unas pérdidas acumuladas de 800 millones en los dos ejercicios anteriores, las cuentas tuvieron que incluir una rebaja de 725 millones de euros en el valor del grupo. Así, fue necesario que RCS acudiera a su rescate, con inyecciones financieras en las sucesivas ampliaciones de capital que han superado los 500 millones.

Los otros 25 millones de euros de pérdidas corresponden a resultados operativos, a los números rojos del negocio. No obstante, según las fuentes consultadas, las cuentas de Unidad Editorial de 2015 reflejan un Ebitda positivo –resultado bruto de explotación, antes de impuestos– de unos 31 millones de euros

Los trabajadores de Unidad Editorial convocan tres días de huelga contra los 224 despidos

Los trabajadores de Unidad Editorial convocan tres días de huelga contra los 224 despidos

Más sobre este tema
stats