LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así funciona el doble rasero ante la corrupción: el nuevo PP cerró filas con Ayuso y el PSOE cerca a Ábalos

LA CRISIS DE LA PRENSA

Unidad Editorial planea despedir a más de 30 trabajadores antes del verano

'Motín' en la redacción de 'El Mundo' por los últimos 13 despidos

Unidad Editorial despedirá a entre 30 y 40 trabajadores de los aproximadamente 140 que integran las secciones transversales de sus periódicos El Mundo, Expansión y Marca : maquetación y diseño, infografía y fotografía. Según han explicado a infoLibre fuentes de la empresa, no se va a presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), sino que se tratará de despidos “selectivos, consultados con los redactores jefes” y se ejecutarán antes del verano. Tampoco van a ser los últimos. RCS, los dueños italianos del grupo, exige un recorte de la masa salarial del 20% hasta 2018 en su negocio español. Además de los despidos, Unidad Editorial quiere negociar una nueva bajada de salarios de la plantilla.

La consultora estadounidense FTI Consulting ya ha entregado el informe para el que fue contratada por Unidad Editorial. Entre las ideas que ofrece al grupo presidido por Antonio Fernández-Galiano, se encuentra la de fusionar las secciones de diseño, fotografía o infografía, de forma que el departamento resultante proporcione sus servicios a todas las publicaciones del grupo. También recomienda la consultora que las redacciones “compartan contenidos”: que Marca elabore las páginas de deportes de El Mundo, y Expansión las de economía y el suplemento dominical Mercados, por ejemplo.

“Somos demasiado buenos”, asegura el comité de empresa que está diciendo el director general del grupo, Javier Cabrerizo, en sus reuniones con los responsables de los tres periódicos. También les ha anunciado un “sarampión” que los trabajadores deberán pasar este mismo mes, cuando está previsto que les informen de las medidas para “transformar las redacciones”. En un comunicado a la plantilla difundido la semana pasada, el comité denunciaba que Cabrerizo defiende una rebaja de la calidad de los periódicos que, a su juicio, el lector no va a percibir.

30 millones de pérdidas operativas

El Mundo ha perdido un 14% de difusión en 2015. Entre los que se editan en Madrid es el periódico cuyas ventas más han caído, hasta el punto de que en esa comunidad le ha superado el Abc. Según fuentes de la empresa, el diario que dirige David Jiménez ha cerrado el último ejercicio con unas pérdidas de 80 millones de euros, de los cuales 50 millones corresponden al deterioro del fondo de comercio sufrido por la fusión entre Unedisa y el grupo Recoletos en 2007, que dio lugar a la actual Unidad Editorial.

Esa operación costó 1.100 millones de euros, justo antes de la crisis económica mundial y la recesión española. En 2013, tras tres ERE, el desplome de las ventas y los ingresos publicitarios y unas pérdidas acumuladas de 800 millones en los dos ejercicios anteriores, las cuentas tuvieron que incluir una rebaja de 725 millones de euros en el valor del grupo. Así, fue necesario que RCS acudiera a su rescate, con inyecciones financieras en las sucesivas ampliaciones de capital que han superado los 500 millones.

Los otros 30 millones de euros de pérdidas corresponden a resultados operativos, a los números rojos del negocio. No obstante, según las fuentes consultadas, las cuentas de Unidad Editorial de 2015 reflejarán un Ebitda positivo –resultado bruto de explotación, antes de impuestos– de unos 31 millones de euros.

Este miércoles uno de los principales accionistas de RCS, la automovilística Fiat, ha anunciado que venderá su 16,7% del grupo italiano, editor de Il Corriere della Sera. El motivo es que Fiat va a fusionar su división de publicaciones, Itedi, que edita La Stampa, con el grupo editorial L'Espresso, editor de Repubblica.

Volverá a haber dos redacciones: digital y de papel

Sumido en la incertidumbre en que sobreviven todos los medios de prensa desde hace una década, la editora de El Mundo lleva tiempo buscando una “transformación” que le permita sortear el desafío tecnológico y la sangría de ingresos. Según fuentes del grupo, otra de las medidas sobre la mesa es revertir la integración de las redacciones digital y de papel que se ha ido desarrollando a lo largo de los últimos años. Los responsables del grupo quieren volver a tener dos redacciones. El modelo de integración ejecutado no funciona.

Y como iniciativa inmediata, pretenden acabar con la portada en formato sábana de los domingos. Tampoco la publicación del nuevo suplemento Papel ha conseguido levantar las ventas de El Mundo el fin de semana, lamentan.

Malestar en la redacción

El Ayuntamiento de Madrid pagó 20,3 millones en publicidad a medios de 2013 a 2015

El Ayuntamiento de Madrid pagó 20,3 millones en publicidad a medios de comunicación de 2013 a 2015

El anuncio de recortes laborales lanzado desde Italia se produjo sólo tres semanas después del despido de 13 periodistas de las delegaciones regionales de El Mundo. El malestar por esa medida provocó un motín espontáneo en el diario. Los duros reproches de los redactores a David Jiménez, por los despidos y por el rumbo que está tomando el periódico, empujaron al director a volver a su despacho entre lágrimas. El comunicado emitido por el comité la semana pasada destacaba el “desconcierto” y la “indignación” de la plantilla. “Así no se puede trabajar”, protestaban los representantes sindicales en la nota, que cargaba las tintas contra el director general. El comité acusaba a Javier Cabrerizo de estar “inmerso” en una “estructura de numerosos altos cargos directivos, coches de empresa y planes de pensiones” que no se ha reducido desde 2009, al contrario que los salarios de los redactores.

Desde 2009, Unidad Editorial ha despedido a más de 700 trabajadores y ha aplicado sucesivos recortes salariales. Según las fuentes consultadas por infoLibre, el ambiente en la redacción no es en absoluto pacífico, entre rumores sobre la permanencia de David Jiménez al frente del periódico.

El penúltimo episodio que ha levantado ampollas ha sido el cuestionario que la consultora repartió entre los redactores jefes, donde se les pedía que evaluaran a los periodistas a su cargo. Algunos de ellos hicieron llegar sus protestas ante la dirección. Entre otras cosas, la consultora les preguntaba cuánto tiempo se tarda en escribir una noticia.

Más sobre este tema
stats