x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Librepensadores

Podemos

Mario Martín Lucas
Publicada el 11/05/2015 a las 06:00 Actualizada el 08/05/2015 a las 18:16
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Hace justo doce meses, en mayo de 2014, se produjo la eclosión de un fenómeno político, desconocido en España, desde la Transición: una candidatura articulada sobre diversos movimientos sociales, constituida en partido político dos meses antes, logró 1.253.837 votos en las elecciones europeas lo que representó el 7,98% del total de votos emitidos, sustanciándose en la obtención de cinco eurodiputados.

Esa extraordinaria irrupción política continuó creciendo en el mapa político español hasta tocar su cima en enero de 2015, cuando las encuestas electorales le dieron una estimación de voto del 27,50%, lo que suponía ser la primera fuerza política en “apoyo popular”, superando, en mucho, el techo electoral del partido político con quien se intenta referenciar sus antecedentes y orígenes, IU (2.639.774 votos, en 1996, con Julio Anguita como candidato).

Podemos supo conectar con la frustración de una gran parte del electorado español que no se vio representado en sus partidos tradicionales y supo recoger votos de “desencantados”, tanto de izquierda, como de derecha, articulando la acertada idea de una necesaria regeneración en el sistema político español. 

Los primeros “ruidos” sobre sí, llegaron en el proceso de designación de sus propios cuadros dirigentes; al tiempo que el sorprendido resto de formaciones políticas, ya rivales, les pusieron en el objetivo de sus ataques (Venezuela, las exmilitancias de algunos de sus integrantes en otros partidos, etc…), el posible incumplimiento de Errejón en relación a un compromiso suscrito con la Universidad de Málaga, la tributación fiscal de Monedero sobre unos ingresos de 425.000 euros y algunos otros errores propios, al margen de sus propias dudas internas, fueron desgastando al auge de Podemos en las encuestas, hasta que, en las últimas publicadas, la intención de voto que se recoge es del 17,90%, situándose en el cuarto lugar, como formación política, en recibir apoyos.

Podemos, en palabras de su secretario general, aspira a ser una fuerza transversal, capaz de recoger votos de todo el espectro político de los votantes españoles, y ello se ha sustanciado en un programa electoral, presentado recientemente, con marcadas diferencias respecto con el que se presentó para las elecciones europeas de hace doce meses. Ha intentado ampliar su base de votantes buscando el “centro” pero en ese viaje es, más que posible, que se haya desenfocado su imagen para un amplia parte de sus apoyos. 

Esa dicotomía entre el mantenimiento de sus planteamientos iniciales y la moderación “centrista” de sus últimos mensajes puede ser la causa de las tensiones que se aprecian en su seno, tanto entre sus seguidores y simpatizantes, como entre sus propios cuadros y, por supuesto, en los círculos. En este ámbito es donde encaja la pieza de la dimisión de Juan Carlos Monedero, de todos sus cargos orgánicos en Podemos, dejando de ser su número tres y responsable de proceso constituyente y procesos.

Es incluso posible que la moderación de Podemos haya tenido un efecto en el reciente crecimiento de Ciudadanos, partido en el que exvotantes “desencantados” de PP o PSOE pueden ver una posibilidad de “regeneración” y de penalizar a los “viejos partidos”.

La aportación de Podemos, en este último año, a la vida política española es más que notable, supo conectar con los ciudadanos de la calle, articulando, en positivo, el efecto del sufrimiento por los recortes sociales y por el pago de una factura de la crisis de la que éstos no son responsables, hizo calar el mensaje de que otra política es posible, de que hay otras formas de hacer y esa conexión con los ciudadanos le dio su fuerza, con unas expectativas que aún anidan en millones de personas.

Podemos se enfrenta a la decisión de si lo que quiere es cambiar, y regenerar, el sistema en España o articular una alternativa para sustituir alguna de las ofertas políticas ya existentes, ambas cosas a la vez, no son posibles.

Este país ya vivió unos aires de cambio, seguidos mayoritariamente en su momento, que terminaron con cosas como: “La OTAN de entrada no”, para luego ser que sí, o “gato blanco o gato negro, lo importante es que cace ratones”. La mayoría social de España quiere, y necesita, que la principal preocupación de los políticos que ocupan nuestro Parlamento no esté en relación a su propio pluriempleo; que exista una real división de poderes, que la Justicia no esté sometida a los poderes legislativo y ejecutivo; que dejemos de perder 40.000 millones de euros al año por las cañerías de la corrupción, que el fraude fiscal no nos suponga otros 60.000 millones euros al año; que el presidente de gobierno de este país no mantenga correspondencia, vía sms, con un imputado por apropiación indebida, falsedad documental y fraude fiscal, sin ninguna consecuencia; que no se repita que un expresidente de la Generalitat de Cataluña sea un confeso evasor fiscal; que no se dilapiden 1.000 millones de euros de teóricas ayudas públicas para el desempleo, en el bolsillo de una trama protegida por el poder en Andalucía; que los partidos políticos no puedan recibir donaciones y que sí tengan obligación fiscal de tributar por ellas; que el despilfarro de las capas dirigentes no se pague con los recortes en sanidad, educación, dependencia y derechos sociales de toda la ciudadanía; no tener que ver dilapidada, en los tres años de esta legislatura, la protección del factor trabajo que nos habíamos otorgado lo españoles desde hace varios decenios con una reforma laboral injusta … y tantas otras cosas más.

En las acciones para conseguir esos retos, y en el planteamiento de las mismas, puede estar la clave de bóveda de Podemos para recuperar las sensaciones de aquel mayo de 2014 y su cenit de enero de 2015, más allá de errores propios y dimisiones.

Su reto es aplicar lo que decía Eduardo Galeano: "La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía?, para eso, sirve para caminar”.

Conseguir el poder no debe ser un fín en sí mismo, conseguir el poder es el medio para cambiar el mundo.



Mario Martín Lucas es socio de infoLibre
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

18 Comentarios
  • sipina sipina 11/05/15 17:41

    Enhorabuena al moderador de este periódico por mostrarnos todo tipo de comentarios. Todos enseñan algo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • mario martin lucas mario martin lucas 12/05/15 06:56

      sipina: gracias por los comentarios sobre el tema planteado en este artículo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • mario martin lucas mario martin lucas 12/05/15 06:55

      sipina: gracias por los comentarios sobre el tema planteado en este artículo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • viaje_itaca viaje_itaca 11/05/15 09:07

    Conseguir el poder no debe ser un fin en sí mismo, es el medio para cambiar el mundo, pero claro, ¿cómo cambiamos el mundo sin poder? La cosa no es fácil por contradictoria. Por ejemplo, hay una tremenda contradicción entre los requerimientos de mayor democratización y muy especialmente a nivel local, y los requerimientos para alcanzar el poder en las altas instituciones del estado. No es un dilema, es un problema que no puede ser resuelto. Lo que importa es la forma de gestionarlo, manteniéndose entre Escila y Caribdis.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • mario martin lucas mario martin lucas 12/05/15 06:54

      viaje_itaca: gracias por los comentarios sobre el tema planteado en este artículo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Lunilla Lunilla 11/05/15 10:37

      comtº nº 3 (...) Pregunta...¿como cambiamos el mundo sin poder?...respuesta... eso esta resuelto desde los clasicos de la antigua Grecia mas de 300 a.c., Aristoteles, Platon, etc. etc. Con democracia y sin demaagogia(gobierno tirànico de la plebe). El  nombre en su autarquia siempre se ha encontrado entre la espada y la pared, listo, 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Lunilla Lunilla 11/05/15 08:41

    En resumidas cuentas, lisa y llanamente, Podemos es un "partido" o movimiento de aluviòn- atrapalotodo- transversal- dicen - ¡sera para darle credibiliadad al auge y al pelotazo que en su  interior desarrolla..?; Rotundamente a boca-jarro sin rodeos, ni mas precisiòn  que la  propia demagogia de sus principios,  capitalizandxo el malestar de la gente y ka crisis galopante  en detrimento de  lo que denominan vieja politica y sus hacedores; Los viejos  partidos policos como proyecto inicial- sin màs ambages- y partiendo de este principio quieren atrapar el cielo, y reinar desde el Olympo en esta tierra nuestra. Molete. PD. "Vinieron, ellos tenian la Biblia nosotros la Tierra; Nos dijeron  cierren los ojos y recen si saben; Y cuando los abrimos los ojos, ellos tenian la Tierra y nosotros teniamos la Biblia". Eduardo Galeano.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 9 Respuestas

    0

    0

    • mario martin lucas mario martin lucas 12/05/15 06:53

      Lunilla, gracias por los comentarios sobre el tema planteado en este artículo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Irenepaz Irenepaz 11/05/15 11:52

      Un dia expliquenos a todos ese odio a Podemos y esa falta de tolerancia para las opiniones opuestas a la suya. Le deseo un buen dia. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      0

      • mario martin lucas mario martin lucas 12/05/15 06:54

        Irenepaz: gracias por los comentarios sobre el tema planteado en este artículo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Lunilla Lunilla 11/05/15 16:11

        Ya puestos a definir, defina en que consiste esa faalta de tolerancia, hacia las opiniones opuestas que me achaca, Segun dicen aquellos que me conocen soy tolerante y, amable y  educado, ahora bien  esomno significara tener que dar la razon sin ton ni son a humo de pajas. me entiende...?; Ademas no seria divertido. ¡¡Oiga !! llevo casi dos años en estos foros, he  tragado de todo, le pongo un ej.  -aqui somos todos anonimos- dessconocidos- en mas de una ocasion se ha maltratado a mi madre en lo mas intimo-ya me entiende- fallecida aahace mas de  30 años el individuo formaba grupo con Vd.  Vds.  de esos que dice  de opiniones opuestas-  no percibì replica por su parte por la moderacion de su compaadre- al reves mucha alegria, por su parte y la de otros,  las pàginas por ahì estan  aqui no se borra nada, y este suscribe tiene mucha memoria. Dejemos la fiesta en Paz Irenepaz. Molete.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Lunilla Lunilla 11/05/15 15:48

        Irene Paz: Defina esa expresiòn de odio, de donde conjetura Vd.odio por mi parte...? no frivolice con las palabras, unas veces son oro, otras plata, y otras ¡matan! ¡Yaa Baasta! de  aguantar ciertas palabras. Ahì ntiene vd. un comentario, y una legìtima opinion  al contrario  me remito no encontrarà en ello odio si mi opiniòn  discutaala si capacitad@ para ello està, sino dejelo pasar, peero sin insultar. Molete PD. ya me gustaria, ya, que un buen dia  explicaran este plantel de escribidores porque nos odian tanto a la gente del Partido Sociaalista Obrero  Español, PSOE- Un Socialista de 73 Años. Jubilado y que vive exclusivamente de su pensiòn.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • Lunilla Lunilla 11/05/15 09:59

      El Principio puede ser brutal, se le puede llamar principio a loss vaalores morales  de una persona o grupo. El principio como causa afinal, entendiendo como causa final aquella que actua atraayendo hacia el fin  y que dirige una acciòn. Para ello es necesaria una inteligencia capaz de conceebeir el fin de orientar la accion poniendo los medios ara alcanzar esa meta. En el caso que nos ocupa se puedee proponer otra clase de principios, no por ello menos dañinos.  Molete

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • viaje_itaca viaje_itaca 11/05/15 09:09

      Molete, ¿usted era del PSOE o del PP? Dado el estilo de sus "argumentos", la diferenciación es imposible.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • Lunilla Lunilla 11/05/15 11:02

        viaje_itaca comtº nº 4 (continuacion)[...]SIMPLISTA: Se  llamar simplista al pensamiento que,  basandose en la conseja popular se expresa como explicacion o soluciòn , sinmas elaboraciòn . Tambien  suele considerarse simplista al pensamiento carente de lògica, de argumentaciòn,  de pruebas que consideren la complejidad de lo expresado. ¡De acuerdo Sabihondo!  Molete.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Lunilla Lunilla 11/05/15 10:18

        Comtrº  nº 4 (...) Es Vd.  veleidoso y antojadizo, a fuer de anacrònico su argumento final, si se puede llamar asì "la diferenciacion es imposible" aquì el ùnico imposible es Vd.  po pueril e  incoherente, no sea simplista preguntas seria,  ¿porque dura nueve meses el embarazo) ;  ¿Cuanto sobrevive un espermatozoide?;  ¿Perdeemeos mas calor corporal por la cabeza? estas son preguntas que tienen respuesta y no precisan juicios de valor inùtiles. Molete.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Segedano Segedano 11/05/15 00:19

    Participo de la idea de que Podemos, más que un partido es un sentimiento. De ahí su grandeza (intentar encauzar la indignación para perseguir la utopía) y también su debilidad (incapacidad manifiesta de traducir de forma coherente los sentimientos en proyectos específicos creibles, mas el de la volatilidad de los apoyos, puesto que las emociones son cambiantes). Los partido clásicos tienden a hacer, y a explicar, una política básicamente "racional". Y se equivocan, porque nadie vota solo con una regla de cáculo en la mano. Los "nuevos" partidos lo cifran todo en la emoción, y se equivocan igualmente, porque nadie vota solo con sus excreciones biliares, sin tener en mente algún cálculo. Así que, nos dicen que hay una "nueva forma" de hacer política y una "vieja forma" de hacer política, pero no es verdad. La forma es la misma.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • mario martin lucas mario martin lucas 12/05/15 06:53

      Segedano: gracias por los comentarios sobre el tema planteado en este artículo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.