x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Cine

Los diez clásicos esenciales de Orson Welles en el centenario de su nacimiento

  • Su adaptación de 'La guerra de los mundos' a la radio fue uno de los capítulos más memorables de su carrera y de la historia radiofónica
  • Su obra más célebre es 'Ciudadano Kane', por la que recibió su único Óscar

infolibre
Publicada el 06/05/2015 a las 12:06 Actualizada el 06/05/2015 a las 12:19
Tal día como hoy hace 100 años nació en el condado de Kenosha, Wisconsin, Orson Welles, una de las grandes figuras de la historia de cine. Para conmemorar centenario del actor, director, guionista y productor escarbamos en su extensa y notable filmografía para rescatar los 10 más destacados de que nos dejó uno de los grandes mitos del séptimo arte.

Genio del encuadre, maestro de los juegos de luces y sombras, inquieto redescubridor de recursos narrativos, amante obsesivo de Shakespeare, de los puros y de España –sus cenizas descansan en la finca malagueña El recreo de San Cayetano propiedad del que fuera su gran amigo el diestro Antonio Ordóñez– Welles fue todo esto y mucho más.

Y su enorme talento, que también explotó a través de otros medios como el teatro y la radio –su adaptación de La Guerra de los Mundos de H.G. Wells fue uno de los capítulos más memorables no ya solo de su carrera, sino de la historia de la radio– sobrepasa y va mucho más allá de su obra más célebre, Ciudadano Kane.

Una cinta indiscutible, la mejor película de la historia según el American Film Institute, y con la que consiguió su único Óscar, premio al mejor guión (años más tarde, en 1971, la Academia le concedería un premio de honor).

Pero para entender la magnitud del genio hay que seguir adelante y deleitar los sentidos lo la repudiada El Cuarto Mandamiento, el magistral plano secuencia inicial de Sed de mal, la veneración con la que se acerca a su amado Shakespeare en Macbeth u Otelo o incluso a su sueño inacabado, el Don Quijote que completó se encargó de completar, siguiendo sus indicaciones, su amigo y director Jesús Franco y que vio la luz con motivo de la Expo de Sevilla.

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión