X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Cultura

Luis García Montero: "Hemos llegado hasta el ridículo de una sociedad que cree que ser libre es tomarse una caña"

  • En su nuevo poemario, el escritor y director del Instituto Cervantes regresa al pasado para trenzar la historia íntima y la colectiva
  • No puedes ser así busca "una salida" al sistema neoliberal y al cinismo "sin renunciar al futuro y sin caer en el optimismo ingenuo"
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 26/04/2021 a las 06:00
El director general del Instituto Cervantes, Luis García Montero.

Luis García Montero, poeta y director del Instituto Cervantes, en la sede de infoLibre.

Desde Adán y Eva hasta Trump. Desde Olympe de Gouges hasta el coronavirus. El último poemario de Luis García Montero (Granada, 1958) se titula No puedes ser así y lleva por subtítulo Breve historia del mundo. En sus 140 páginas quiere trenzar dos historias: una común, que atraviesa los siglos, y otra íntima, pegada al cuerpo de quien tiene edad ya de ponerse a recordar. Dice el poeta, director del Instituto Cervantes y colaborador de infoLibre: “Este libro me estaba esperando igual que una sombra / dispuesto a saltar sobre mí desde cualquier esquina. / Y no hay remedio”. Lo dice en el poema que abre el libro, editado en la colección Palabra de Honor de Visor, como ya viene siendo habitual.

Empezó a escribirlo en 2015, un poco antes de cerrar el poemario anterior, A puerta cerrada (2017): “Es un libro donde empezó a mezclarse mi interés por algunos episodios de la historia del mundo con mi propia intimidad”, cuenta. “Ya no era solo la atención a la realidad en la que vivo, sino la interpretación de episodios que tenían que ver con la historia del mundo”. No por una voluntad culturalista, sino por una de ir de lo personal a lo colectivo. Escribe en ese primer poema: “Este libro se me pegó a los zapatos. / Cambia de tamaño y de lugar según la hora. / Yo lo recibo sin vocación de triste, sin voluntad de dar cuenta de mí, / solo de mí, aunque tampoco sobro en estos versos”.

Responsabilidad individual y colectiva

El poemario tiene dos caras que se van alternando: de un lado los poemas que viajan al pasado y miran a algún suceso o personaje histórico concreto, como el año 1492 o Galileo; de otro, anotaciones desde el presente de quien se sabe parte del mundo pero no puede evitar mirarlo con cierta distancia. No puedes ser así funciona como un ejercicio de autocrítica desde el título, porque es lo que murmura el poeta al mirarse en el espejo y ver que lleva consigo una historia muy poco gloriosa, una historia humana de sometimiento y violencia. Es el mundo el que no puede ser así, pero tampoco uno mismo puede seguir compartiendo las maldades del mundo.

“La responsabilidad no la tiene el otro”, señala el escritor el mismo día en que el libro llega a las librerías, “no la tiene el malo, sino que la tienen situaciones históricas que nosotros mismos controlamos y donde la responsabilidad individual no puede ocultarse detrás de la colectiva. Uno es responsable de su propia conciencia”. Es un ejercicio de autocrítica pero también de celebración, porque si cualquier persona puede formar parte de la oscuridad del mundo, también puede formar parte de su luz. “Recuerda”, escribe en el poema homónimo, “otro camino que también es tuyo. (…) También sale de ti / otra huella de siglos / que resiste a su mal porque tiene zapatos / muy cansados, muy hechos / a levantarse y regresar / después de cada fecha / por amor a la vida y a los sueños descalzos”. El poema termina con dos versos que pueden ser maldición o bendición: “No puedes ser así. / Tampoco puedes ser de otra manera”.

Por el futuro, contra el "optimismo ingenuo"

Los lectores percibirán un cierto cambio en este libro con respecto a los últimos poemarios de García Montero. En A puerta cerrada (2017), Balada en la muerte de la poesía (2016) y Un invierno propio (2011) se percibía cierto ánimo desesperanzado y la lucha de un yo poético que intentaba librarse, con poco éxito, de un abrumador sentimiento de soledad. No puedes ser así no llega a ser un libro optimista, pero sí parece haber encontrado una respuesta íntima y colectiva. “Busco una salida a algo que no me gusta, sin renunciar al futuro y sin caer en el optimismo ingenuo”, explica el escritor. “La solución que está en el libro y que me doy a mí mismo al mirarme a los ojos es la de pensar que la sociedad ilustrada necesita una segunda oportunidad”.

Celebra “la crítica a la moral que inició Nietzsche, la crítica al dominio económico que inició Marx, la crítica al colonialismo de la cultura anticolonial, la crítica al machismo que ha hecho el movimiento feminista”, pero teme que esa “cultura de la sospecha” haya llevado al relativismo: “Como no se puede creer en nada porque todo es legitimación del poder, nada importa”. “Tenemos que darle una segunda oportunidad a la Ilustración, creer en el poder democrático que haga posible un mundo más habitable donde se evite la corrupción ecológica, la explotación desalmada, la avaricia...”, defiende. Quizás por eso en las páginas del nuevo poemario encuentren su sitio la girondina Olympe de Gouges, pero también Mary W. Shelley, feminista que supo crear una gran fábula sobre los peligros de la ciencia sin alma, o Darwin. 

Viejos cascarrabias, jóvenes adánicos

Igual que mira al pasado en varios de ellos, en uno se detiene en el futuro. En el “Alba del becario” escribe: “Es el amanecer / de los que tienen un escaparate / y un futuro vacío / debajo de la almohada”. “La albada es el poema del amanecer”, cuenta, “pero el amanecer ahora es el de unos jóvenes que, por ejemplo, en la universidad están dando, por un mal salario, clases que podría dar un catedrático o un titular, y a los dos años pues si te vi no me acuerdo y sin ninguna relación laboral”. Desde hace años hay en sus poemas una preocupación, el fantasma de quedarse fuera del tiempo, como otros “viejos cascarrabias” a los que no querría parecerse: “El corte generacional da viejos cascarrabias y jóvenes adánicos, viejos que se creen que todos los jóvenes son tontos y jóvenes que se creen que pueden inventarse un mundo sin recibir ninguna herencia. Me preocupa, sobre todo, que eso signifique una imposibilidad de convivencia colectiva”. Tiene claro, dice, que este mundo no es aquel en el que nació, pero eso no puede ser una “excusa narcisista” para desentenderse.

Él rema en otra dirección, una que encuentra una misma genealogía entre los que hoy se inician en el mercado laboral y quienes se jubilan, entre quienes piensan que los jóvenes de hoy son unos desagradecidos y quienes piensan que los boomers lo tuvieron todo hecho. “Si tú hablas de Donald Trump o de los 40 años de democracia española o de la situación laboral en este momento, y vas haciendo historia del pasado”, defiende, “más que tener un sentimiento de soledad, lo que te das cuenta es que estás embarcado en una navegación colectiva de siglos. En esta dinámica cultural neoliberal se está fomentando la desvinculación social de la gente, y es importante recordar que todos compartimos una experiencia que es la que nos lleva a tomar posiciones”.

Libertad en pandemia

Y mirando a un pasado recentísimo, que de hecho solo es pasado en la literatura, se ha colado también en el libro alguna mascarilla. En el último poema del libro, García Montero cuenta a Juan Ramón Jiménez, muy presente en el volumen, cómo se han sucedido los últimos meses. Le habla del verbo “confinar”, de las prendas que usamos para no compartir inhalaciones, de un mundo “todo bien definido, pero todo muy raro”. Escribe: “Nos reclama el calor de un saber olvidado, / esta fragilidad / del que vuelve a vivir en la intemperie / sin la inútil soberbia de las eternidades”.

Y de este lado del papel, más enfadado, el escritor habla de “los que quieren utilizar utilizar la libertad como la ley del más fuerte: aquí que se salve quien pueda, si eres viejo y te contagias pues te mueres, pero a mí no me toques la economía”. “Hemos llegado hasta el ridículo de una sociedad que ha llegado a creerse que ser libre es poder tomarse una caña a las 11 de la noche en un bar”, critica. En la experiencia del último año están comprendidas las sombras pegajosas y los momentos fulgurantes que recorre en su libro. “Es espectacular lo que el ser humano puede hacer, que en menos de un año se tenga una vacuna es espectacular”, celebra. “Pero qué terrorífico es cuando lo que el ser humano puede hacer se somete a las leyes del mercado”.

 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




10 Comentarios
  • Jigsaw Lo Jigsaw Lo 27/04/21 10:32

    Me cuelo aquí para comentar una noticia, que me parece EMBRIAGADORA.
    Es una noticia de las que jamás saldrán en un Telediario, plagado de tipos/as diciendo burradas.

    La cosa es que, según el Gremio de Libreros, este año se han roto todos los records de ventas de Libros por San Jordi, no solo en Catalunya sino incluso en España.
    Es muy posible que por culpa de los confinamientos la gente busque paliar su ocio con lectura, pero eso ya en si, creo yo, que es una bendición.
    Porque todo lo que signifique, leer, viajar en la fantasia o el talento de otros es el mejor antídoto para la idiotez que nos rodea, y además como efecto secundario evita que nos sentemos delante de la Tele a tragar ideologías fascistas durante doce horas.
    Es una maravillosa noticia saber que cientos de miles de ciudadanos optan por gastarse sus cuartos en libros en vez de en cañas con tapita de covit19.
    ¿ os imagináis un pais, donde los ciudadanos en vez de estar todo el día amorrados a un móvil leyendo burradas en redes sociales y medios de comunicación, estuvieran leyendo literatura ?.
    Una Utopia sin duda.


    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Turismundo Turismundo 26/04/21 21:16

    La responsabilidad se ejerce siempre desde uno mismo según uno cree en que es así. ¨No puedes ser así/Tampoco puedes ser de otra manera¨. Y ahi viene esa dicotomia entre la actuación y la visión que cada cual tiene de la actuación propia y la de los demás. Es decir, la responsabilidad de los finanacieros para incrementyar sus riquezas y la responsabilidad de las ONG para paliar los desastres humanos y medioambientales que esos lideres carismáticos y venerados producen con su saber y su responsabilidad asociada. El Sistema Sanitario madrileño juzga irresponable la actuación de Ayuso y su equipo, que a si mismos se ven en el éxito de haber cumplido su responsabilidad política de hacer más ricos a sus promotores constructores y obtenido para su partido, según sus cálculos, un aumento de su poder en la Comunidad, las responsabilidades de los fallecidos y desatendidos en las Residencias, derivadas de su irresponsabilidad no van con ellos.. Es un problema amén de penal, conceptual, tendríamos que aclarar los conceptos uno por uno y así nos podríamos responsabilizar en propiedad y recriminar la irresponsabilidad de los que incumpliesen a tenor de los conceptos fijados. La codicia y el ansia de mandar mueve facilmente a los responsables de PPVos y Arrimados a la irresponsabilidad conceptual, moral y emocional,Necesitan educación transversal que les dote de capacidad de discernimiento entre el bien y el mal y por eso no les voy a votar, ¨no pueden ser así y si de otra manera¨. Es imprescindible esa oportunidad a la segunda Ilustración, sin perder de vista que como en la primera tendremos en contra a toda esa inmensa humanidad anclada en un existir vital que a nosostros nos asusta porque nos quieren volver a fusilar(26 millones) y echar de nuestra patria, ESPAÑA, a los que queden.Ojalá lleguemos a tiempo de cambiarles el concepto, sino vuelta a empezar. Me apunto a la segunda Ilustarción todo lo que de, de si , mi existir.Cuenta conmigo Luis, ¿Tantas cosas han muerto que no hay más que el poeta?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • leandro leandro 26/04/21 20:31

    Bueno , si no te dejan tomar una caña no eres libre de tomarte una caña .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • JOSEMARIAV JOSEMARIAV 26/04/21 15:50

    Es difícil luchar contra el egoísmo, el cinismo y la falta de valores, pero es aún peor e imperdonable no hacerlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

  • GRINGO GRINGO 26/04/21 13:28

    Hemos llegado TODOS, pero algunos tienen más responsabilidad, desde medios de comunicación, periodistas, políticos, etc,etc,etc, a personajes de relevancia institucional, por los puestos que ocupan, más aficionados a firmar Manifiestos que a plantar cara a ésta gentuza.

    Creemos que va a bajar la intensidad de los ataques, ni por una apuesta, hoy mismo AR/Inda, seguían arremetiendo contra Pablo Iglesias, acusándole de todo lo que NUNCA han podido probar, ni ellos, ni los Tribunales, mientas Ana Terradillos se atrevía a contradecir a Eduardo Inda y sus perpetuas acusaciones de la defensa de ETA por parte de Pablo Iglesias..

    Pero es que en la SER delante de Angels Barceló, Ignasi Guardans, que destila veneno en contra de UNIDAS PODEMOS siempre que puede, volvía a insistir que, en éste caso hablando de Pablo Echenique, que había insultado reiteradamente, es quizás una forma de "justificar lo que hace VOX" es una manera de blanquear ???.

    Tenemos lo que merecemos, creemos que merecemos otra cosa, reaccionemos....TODOS, incluso esos periodistas que creen que ahora correrían peligros sus puestos si hablaran claro, porque dentro de no mucho, los que se hayan callado lo pagarán.

    Si nuestra sociedad pretende avanzar, nunca lo hará lastrada por ésta gentuza.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    11

  • ferjasan68 ferjasan68 26/04/21 11:08

    Es indignante el vergonzoso uso que de la hermosa palabra LIBERTAD está haciendo el PP.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    21

  • Ira Ira 26/04/21 09:04

    el rebaño de borregos crece.
    en todo el mundo
    aunque en unos sitios , más que en otros
    en españa es mayoría

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    20

  • serrekunda serrekunda 26/04/21 08:30

    Si la ignorancia fuese un nublado poco sol verían por Madrid.-bakau

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    16

  • ARAARA ARAARA 26/04/21 08:29

    Gracias Luis, el titular lo dice todo. en pocas palabras se transmite la cruda y triste realidad.
    Esto es la cultura en España, el País donde tantos quieren venir a vivir.. porque España es única. Es cierto.. "única".. Para encontrar concentrada a tantísima gente inculta, aborregada y sin criterio propio, es complicado encontrar otro País igual. Eso es lo que nos caracteriza y desafortunadamente piensan que todos somos iguales.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    21

  • paco arbillaga paco arbillaga 26/04/21 08:15


    «Hemos llegado hasta el ridículo de una sociedad que ha llegado a creerse que ser libre es poder tomarse una caña a las 11 de la noche en un bar», ¡y eso lo propaga la presidenta electa por una parte del pueblo madrileño! ¿Volverán a elegir a semejante lumbrera?

    «Es espectacular lo que el ser humano puede hacer, que en menos de un año se tenga una vacuna es espectacular», y: «Pero qué terrorífico es cuando lo que el ser humano puede hacer se somete a las leyes del mercado.» Quizá sea imprescindible y urgente crear «una vacuna» que combata la voracidad de ese «mercado» («» = capitalismo puro y duro de toda la vida).

    Gracias, Clara Morales, por contarnos algunas de las ideas del maestro LG Montero. Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    28

 
Opinión