x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Twitter

Digodiego.es, los deslices de los políticos en Twitter al descubierto

  • Civio lanza una herramienta para recopila los tweets que los diputados españoles publican y, tras arrepentirse, eliminan de sus cuentas
  • Digodiego.es colecciona fotografías, imágenes y reflexiones personales borradas por los políticos a partir del 24 de octubre de 2013
  • “Algunos políticos borran sus comentarios más expresivos, otros los más polémicos", señalan desde la fundación ciudadana

Publicada el 18/12/2013 a las 14:23 Actualizada el 18/12/2013 a las 17:04
Fundación ciudadana Civio.

Fundación ciudadana Civio.

CIVIO
Los políticos ya no podrán deshacerse de sus meteduras de pata en la web. Digodiego.es, una herramienta para vigilar los deslices de los cargos públicos, recopila los tweets que los diputados españoles publican y, tras arrepentirse, eliminan de sus cuentas.

Esta iniciativa, lanzada la mañana de este martes por la fundación ciudadana Civio, recoge cronológicamente los tweets que los políticos o sus equipos de comunicación hacen desaparecer de Twitter. Digodiego.es colecciona fotografías, imágenes y reflexiones personales eliminadas por diputados españoles a partir del 24 de octubre de 2013.

Desde reflexiones personales sobre el paso del tiempo o la trascendencia del día y la noche, como la de González Pons; hasta tweets sobre temas de actualidad que reflejan posturas personales que los políticos no quieren perpetuar en la red, como sucedió con la diputada de CIU Lourdes Ciuro y su comentario sobre la consulta soberanista catalana. Incluso comentarios que demuestran cómo un político tras hacerse eco de un bulo informativo, decide dar marcha atrás sin dejar rastroCuestiones mundanas o relevantes, todo tiene cabida en esta web.

Twitter

“Se trata de un ejercicio de entretenimiento que además muestra de qué se arrepienten y qué borran los políticos”, explican desde Civio. La organización señala que la web –digodiego.es- responde al “derecho a saber”. Cuando un personaje público “mete la pata en la TV o en la radio queda ahí, no es nada grave ni crítico”, apuntan.

Conocer cómo enfocan los diputados las campañas legislativas, qué cuentan y qué deciden eliminar son los principales objetivos de la web. “Algunos políticos borran sus comentarios más expresivos, otros los más polémicos –explican desde la organización– nuestros representantes son generalmente muy cuidadosos con lo que transmiten, como si estuvieran en continua campaña, sus patinazos son leves y, si acaso, denotan cierta ingenuidad”.

Este proyecto es la adaptación para España de la web Politwoops (deleted tweets for politicians), seleccionada por la revista TIMES como una de las 50 Mejores Webs de 2012. “Politwoops tiene gran repercusión en los medios de comunicación estadounidenses; nuestra iniciativa busca el entretenimiento, pero también la información”, recalcan desde Civio.

¿Cómo funciona digodiego.es? ¿Cómo consigue hacerse eco de lo que ha sido eliminado de la red social? Twitter almacena todos los comentarios de sus usuarios durante un periodo de tiempo; cuando una persona monitorizada con la web elimina uno de sus tweet la plataforma recibe una notificación. El equipo de Civio revisa y aprueban los mensajes en función de su interés o trascendencia.

Son muchos los políticos que predican con el dicho: “donde dije digo, digo Diego”. Hasta ahora sus deslices y patinazos en la web podían desaparecer casi sin dejar rastro. Hoy, Internet ha dejado de ser un pozo sin fondo donde se desvanecen sus infortunios comentarios, convirtiéndose en una papelera de reciclaje donde todo puede salir a la luz. Desde el lanzamiento de digodiego.es “ningún diputado ha borrado un comentario”, recalcan desde Civio.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión