x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Cannabis

La ONU recuerda a Uruguay que sólo puede vender cannabis con fines médicos

  • La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes expresa su preocupación por la norma uruguaya
  • La Convención de Estupefacientes de 1961 establece que el uso del cannabis debe limitarse a fines médicos y científicos

Publicada el 11/12/2013 a las 19:03 Actualizada el 11/12/2013 a las 20:33
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La marihuana se legaliza en Uruguay

La ley ha sido aprobada con 16 votos a favor y 13 en contra en una sesión que ha durado 12 horas y en la que ha habido todo tipo de opiniones.

La ONU advierte: Uruguay viola tratados internacionales al regularizar y permitir la producción y distribución de cannabis. Este martes, el Senado uruguayo ha aprobado la polémica norma, que entrará en vigor tan pronto como el Ejecutivo la promulgue. El presidente Mujica ha asegurado que el proyecto abrirá un nuevo capítulo en la lucha contra el narcotráfico: "Puede ser algo de lo que se aprenda" en otros países, ha dicho.

Pero Naciones Unidas no ve el proyecto con buenos ojos. La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) asegura observar "con preocupación" la falta de diálogo con el Gobierno de Uruguay y pide "discutir el estado del cumplimiento por el país de los tratados de fiscalización internacional de estupefacientes".

Y es que la polémica ley legaliza la producción, venta y consumo con fines diferentes a los médicos, algo que, en palabras del presidente de la JIFE, Raymond Yans, contraviente lo dispuesto en la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes y que tendrá "serias repercusiones para la salud pública, particularmente para la juventud".

Regular o prohibir

El proyecto de ley tampoco ha estado exento de polémica en Uruguay. El presidente de la Comisión de Salud y senador en aquel país Alfredo Solari ha advertido de que la norma "ampliará el mercado de la marihuana".

El Gobierno, por su parte, se ha defendido de estas críticas. Mujica ha afirmado en diversas ocasiones que el proyecto de regulación de la marihuana es una "prueba social" y ha añadido que actualmente "la represión asegura el monopolio a los pocos que están en el negocio". "El narcotráfico es peor que la droga", ha sentenciado.

El presidente del país también ha manifestado que el objetivo es "arrebatar ese mercado al narcotráfico legalizando el consumo de la marihuana, pero controlándolo, es decir, dándole a la persona que es adicta una ración mensual y si se quiere pasar, entonces le decimos que la tenemos que tratar desde el punto de vista médico".

En esta misma línea, el Gobierno de Uruguay precisó el pasado 21 de noviembre que legalizará un tipo de marihuana "ultra light", cuatro veces menos potente que la que se consume en el mercado. La Junta Nacional de Drogas de Uruguay prevé la disponibilidad de cuatro o cinco variedades de cannabis a un precio a público de un dólar por gramo.

Legalidad internacional

A nivel internacional, la Convención de 1961 sobre Estupefacientes clasifica las diferentes sustancias en varias categorías, y establece diferentes medidas de control sobre cada una de ellas. El cannabis queda encuadrado en el listado 1, aquel al que se le aplican mayores restricciones.

En concreto, el artículo 4.c del texto señala que los Estados que ratifican la convención quedan obligados a "limitar exclusivamente la producción, la fabricación, la exportación, la importación, la distribución, el comercio, el uso y la posesión de estupefacientes a los fines médicos y científicos". Por su parte, el artículo 33 establece que sólo se permitirá la tenencia de estupefacientes "con autorización legal".

"La JIFE espera que el Gobierno de Uruguay busque reanudar el diálogo con la JIFE a la mayor brevedad posible", concluyó el órgano en un comunicado. A nivel mundial, 186 países han ratificado el texto, entre ellos Uruguay y España.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

3 Comentarios
  • DIEGO FERRANDO DIEGO FERRANDO 19/12/13 20:59

    A ver cuando la famosa ONU les recuerda a la gran banca que no debe participar en el blanqueo de dinero del narcotráfico...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rogerio Rogerio 13/12/13 15:03

    Lo que no es de recibo es que nos salgan con una ley del siglo pasado en pleno siglo XXI cuando las cosas han cambiando mucho, tanto en esto como en muchas cosas. Por otra parte no se que problemas tienen con la "yerba" cuando Afganistan aumenta la produccion de heroina la cual es utilizada para la compra de armamento por una parte y para la destruccion del yonky por otra. ¡ONU hipocritas!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • BASTE BASTE 12/12/13 19:25

    Estoy de acuerdo con Pepe Mugica, hay que ensayar otras acciones para acabar con el narcotráfico, las empleadas hasta ahora no han funcionado y los dineros han circulado de mano en mano y banco en banco hasta llegar a la política y a su través quizás esté hasta en esa organización que le critica.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.