x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Tiroteo en Múnich

Mandatarios alemanes llaman a un endurecimiento del control de armas tras la masacre de Múnich

  • "Debemos continuar haciendo todo lo que esté en nuestra mano para limitar y controlar el acceso a armas mortales", asevera el vicecanciller alemán
  • Los investigadores tratan de determinar el origen de la pistola, que tenía el número de serie borrado

infoLibre
EL AUTOR
Publicada el 24/07/2016 a las 12:35 Actualizada el 24/07/2016 a las 13:03
El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere, sale del McDonald's donde empezó el tiroteo.

El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere, sale del McDonald's donde empezó el tiroteo.

EFE
El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, llamó este domingo a un mayor control de la venta de armas después del tiroteo de Múnich que este viernes se saldó con una decena de muertos, entre ellos el propio agresor. Mientras, en otra entrevista, el ministro de Interior germano expresó un mensaje en la misma línea.

"Debemos continuar haciendo todo lo que esté en nuestra mano para limitar y controlar el acceso a armas mortales", afirmó Gabriel, líder de los socialdemóscratas alemanes en una entrevista con la empresa mediática, Funke Mediengruppe. "El control de armas es un asunto importante", recalcó el socio de Gobierno de la canciller, Angela Merkel.

Al tiempo, el ministro de Interior, Thomas de Maiziere, declaró en otra entrevista distinta al diario Bild que el Gobierno planea revisar las leyes para adquirir armas y buscará mejorar el marco jurídico tras la masacre cometida por un joven alemán de 18 años que abrió fuego en un centro comercial en la capital bávara este viernes.

El atacante, identificado como Ali David Sonboly, entró en una cuenta de Facebook hackeando la contraseña para prometer comida gratis a cualquiera que se presentase en la hamburguesería McDonald's escenario del crimen a las 16:00 horas. La Policía cree que era un entorno que conocía bien, pero no empezó a disparar hasta dos horas después de la cita.

La mayoría de las víctimas eran adolescentes, cinco de ellos de menos de 16 años, tres de menos de 20 años y una mujer de 45 años. Destaca además la nacionalidad de las víctimas, ya que hay tres turcos, tres albaneses de Kosovo y un griego.

Una de las investigaciones que está realizando la Policía germana es saber cómo Sonboly se hizo con una pistola y abundante munición pese al endurecimiento en los últimos años de la normativa para la posesión de armas. Los investigadores intentan determinar el origen de la pistola, que tenía el número de serie borrado. En principio debería ser una pistola desactivada.

"Estaba obsesionado con los tiroteos", explico este sábado el jefe de la Policía de Múnich, Hubertus Andrae, y también parecía interesado en el ultraderechista Anders Breivik, responsable del asesinato de 77 jóvenes durante un acto de las juventudes del partido socialista noruego justo cinco años antes del ataque de Sonboly. Un compañero de Sonboly aseguró en declaraciones al diario Bild que tenía como perfil en su cuenta de WhatsApp una imagen de Breivik.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión