x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Buzón de Voz

Jimena y el terror

Publicada el 15/11/2015 a las 06:00 Actualizada el 14/11/2015 a las 21:18
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Jimena tiene once años y un montón de miedos. Es aparentemente feliz. Ríe, y juega, y grita. Y piensa. (¡Lo que uno daría por saber en qué cuando deja perdida la mirada!). Y se hace preguntas constantemente. Algunas hasta en voz alta. “¿Sabes lo que ha pasado en París?” Y tú respondes que sí, pero que no se preocupe, que todo está controlado, que duerma tranquila. Este lunes, temprano, viaja a Dublín para vivir un mes con otra familia. Para aprender y pensar en inglés, porque los padres creemos que ese esfuerzo servirá para perder miedos y ganarse la vida algún día. Faltan sólo unas horas para dejarla en el aeropuerto, y se cruza el inesperado horror de París. Y las preguntas sin respuesta fácil. La incertidumbre sobre lo sucedido y sobre lo que nos espera, y la certidumbre de que hablar y pensar en inglés, o en francés o en español, no es un blindaje contra el fanatismo ni una garantía para comprender lo incomprensible.

Jimena se ha enterado de lo ocurrido por las redes. Por Instagram, donde antes de conciliar un sueño agitado vio imágenes de ambulancias y escuchó sonidos de disparos y explosiones. Por su grupo de whatsapp, donde se comentaba que “unos chicos habían disparado contra todos los que bailaban en una discoteca”. Esa pantalla (que maneja como una tercera mano) está inundada de hashtag como #ParisAttacks #TodosSomosParis #PrayforParis o #FranciaSomosTodos. Ese gesto delator del padre que desconecta el ordenador, la radio o la tele (alguna tele) para que Jimena no escuche el horror es perfectamente inútil. La información y la desinformación tienen ya otros mil cauces propios.

Jimena interroga con un tono de voz normal, como si preguntara si le has cogido su cargador del móvil o si te has acordado de traerle sus galletas. “¿Pero por qué matan?” “¿Pero es verdad que uno de ellos se ha suicidado con bombas en el cuerpo?” “¿Y pueden hacer lo mismo en Dublín?”

Jimena escucha atenta las respuestas, esas respuestas que uno pretende razonables, tranquilas, esperanzadoras, maduras, optimistas. Uno sólo procura advertirle contra los fanatismos, los sectarismos, contra la inutilidad y la injusticia de las guerras, contra la locura absoluta del terrorismo, contra la confusión entre creencias religiosas y pura barbarie…

Jimena estudia HCR (historia y cultura de las religiones), y a sus once años sabe respetar la fe del otro, aunque a veces se quede mirando por la calle a una niña de su edad que lleva una prenda parecida al velo que aparece en esa foto en blanco y negro de la abuela de su padre. Jimena sabe que no hay creencia que pueda justificar la violencia contra ningún semejante, y ya ha escuchado muchas veces que no hay nadie más parecido a un fanático que otro fanático, ni nadie más igual a un pobre que otro pobre, de cualquier raza o religión, en cualquier idioma.

Jimena, con once años, tiene miedo a los aeropuertos y a las grandes ciudades, pero no tanto por los coches o los aviones, sino por los terroristas. A Jimena no se le puede aún explicar que el horror de París quizás fuera inevitable, pero que ha habido fallos en los servicios de seguridad. Que ni con once años ni con 53 es fácil aceptar que una de las grandes potencias del mundo haya sido incapaz de conocer los preparativos de unos atentados que exigían movimientos precisos durante semanas o meses por parte de ciudadanos franceses empapados de un fanatismo violento.

Jimena (como todos los demás) está leyendo y escuchando mensajes de gente importante que describe todo esto como “una guerra”. Y seguramente verá o escuchará a quienes califican de “ingenua”, “buenista” y hasta “gilipollas” (diario ABC de este sábado, página 6) la actitud de quienes mantenemos que la única herramienta que se ha demostrado inútil (y contraproducente) frente a la barbarie es la barbarie. Y que lo único que no podemos hacer es tenerle miedo al miedo.

Jimena tiene una hermana tres años mayor, Sara. Acaba de hacer un trabajo (antes de arder París) para la asignatura de Expresión Oral y Escrita. Ha presentado un discurso sobre el miedo y la ansiedad. Y lo finaliza así: “El estrés y la ansiedad pueden exigir tratamientos profesionales, médicos o psicológicos. Sin embargo, al miedo se le puede vencer con un arma que es el conocimiento. Cuanta más información tengamos, cuanto más sepamos sobre las causas de ese miedo, más fácil y rápidamente podremos superarlo”. Ha sacado Sara una nota excelente en el control de Expresión Oral. (Aunque algún columnista de ABC considerará el discurso en el camino perfecto para convertirse en “gilipollas”).

Jimena volará a Dublín, y, queramos o no queramos, poco a poco o demasiado deprisa seguirá informándose. Sobre la vida, sobre Europa, sobre Siria, sobre democracia, sobre derechos humanos, sobre populismos, sobre fanatismos, sobre la desigualdad, sobre la guerra… Sobre lo que su hermana transmite mucho mejor que su padre: la absoluta seguridad de que la democracia y el conocimiento son más fuertes que el terror.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

37 Comentarios
  • +mad +mad 23/11/15 02:42

    esto es algo que ni Estados Unidos ni Francia habían hecho ¿por que?: https://www.youtube.com/watch?v=WgYbiCGYy2c ....pues esto es lo que les tenéis que explicar a la gente ¿por que el fracking se ha extendido y contaminado superficies de millones y millones de kilómetros cuadrados? ¿por que los países que sufren atentados han favorecido a las organizaciones y países que atentan (luego) contra ellos? por lo mismo de lo mismo: EL PETRÓLEO (el miedo a su escasez, el inmenso beneficio que produce, y que todo es sistema productivo está basado en esa materia prima "EL PLASTICO" que sale del petróleo.. y que es "una forma de producir mercancías baratas para las clases mas "populares""..) (imáginate que de las estanterías de los comercios desapareciesen de golpe todos los productos en los que interviene en su producción el petróleo o sus derivados.. vale pues por eso igual nos la pegamos como civilización porque encima elegiamos para que nos gobierne al primate dominante que miente mejor..)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Angels Angels 18/11/15 22:06

    Posiblemente es uno de los periodistas que pueden tener una vision mas objetiva y menos victimista de nuestras sociedades. Es cierto que la compasión por pueblos castigados debe estar siempre presente en nuestras vidas. Tambien creo que en la historia de humanidad han habido muchos episodios en los que los ciudadanos, los pueblos se han rebelado en contra de religiones, de dictaduras, de cadenas, ahi esta el ejemplo de Francia y su historia revolucionaria, y han tomado las riendas de sus propias vidas, su futuro, de su libertad y su organización social, Europa esta llena de ejemplos. ¿Porque no ha pasado est

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Julio__ Julio__ 18/11/15 12:06

    Que gran artículo Sr.Maraña !!! Como ciudadanos del mundo, necesitamos, necesito aferrarme a la esperanza de que podremos solucionar todo este "sin sentido" que nos envuelve y dejar de utilizar a ningún Dios como si fuera una bomba de relojería. Necesitamos creer que se acabará esta barbarie en la que se compramos almas a precio de saldo. Llámenme "ingenuo", "buenista" o "gilipollas".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • icaria icaria 17/11/15 10:16

    El cocimiento y la educación sin dogmas ni sectarismo . Es la solución. Pero ya se ha encargando el capital en ponerla cara o muy cara, para mantenernos alejados de estos bienes. El mercantilismo de las ideas y de los bienes esta ahí . Nos venden tecnología trufada de ideología. Móviles , aplicaciones, video juegos, ......etc. Un sinfín de medios que en vez de acercarnos nos aleja del pensamiento sereno y del ser inteligente que se supone debiéramos ser. Les interesamos incultos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • magonzalezher magonzalezher 16/11/15 11:37

    El pasado sábado un "experto" retrotraía el inicio de este conflicto a la segunda guerra del golfo, olvidando la primera, el soporte occidental al estado de Israel, que agrede de forma permanente a sus vecinos,etc. Esto es viejo, y llevamos más de medio siglo aplicando sólo un remedio: la guerra, nuestra violencia, no lo olvidemos. En un ensayo de prueba y error, lo que significa aplicar algo de ciencia al problema, palabra que ni entienden los belicistas, es fácil concluir que ésta no es la solución. Por muy teórica, idílica, voluntarista, ..... que paresca, la propuesta de Podemos es razonada y los 7 puntos actúan en una dirección única. ¿Por qué no damos de una vez una oportunidad a la PAZ?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • passarola passarola 16/11/15 08:59

    Sin el gran negocio armamentistico esto no hubiera pasado.  Los fanatismos se enquistan en las sociedades que los crean, pero el hacer agresivo el fanatismo.... depende de que les lleguen armas...y de que esto haga oportuno bombardear paises enteros, para seguir alimentando esa industria armamentistica. Y curiosamente a USA no le toca en sus carnes ninguna de estas mierdas, teniendo como tiene tantos frentes abiertos. Porque sera?? Y no hay mas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Imma Imma 16/11/15 02:13

    Los padres de Jimena son unos desahogados

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rimagu Rimagu 15/11/15 20:31

    Una buena explicacion como padre que tambien nos aclara la mente a los lectores Saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Dossy Dossy 15/11/15 19:30

    1Qué excelente artículo!.!Cuánta reflexión necesitamos para poner nuestra mente en paz!. Necesitamos de mucha inteligencia para poder actuar en esta sociedad tan compleja, contradictoria y sobre todo,injusta y desigual.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Dudu Dudu 15/11/15 18:21

    Es difícil razonar con gente que quiere destruir tus valores y que solo será feliz cuando esté muerto. Sin negar la responsabilidad occidental en la radicalización del problema,no me veo dialogando con un yihadista.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.