x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Y sin embargo se mueve

Antivacunas, parásitos sociales

Publicada el 19/11/2015 a las 06:00 Actualizada el 18/11/2015 a las 21:18
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Mientras los antivacunas desprecian las inmunizaciones, 1,5 millones de niños mueren cada año por enfermedades que podrían evitarse gracias a estos fármacos. Son 4.000 niños al día consumidos por el sarampión, la neumonía o el cólera. Son familias que se sumen en la tristeza porque no han tenido la oportunidad de proteger a sus hijos.

Mueren porque no consiguen esquivar la enfermedad. Las campañas de vacunación en los países en desarrollo o inmersos en conflictos bélicos se topan con tantas dificultades que es por el momento imposible lograr el 95% de cobertura, el porcentaje necesario para que la enfermedad no se difunda y se reduzca a casos anecdóticos.

Aquí en España, hemos logrado ese porcentaje de vacunados, e incluso lo superamos en algunas comunidades autónomas. Hemos logrado lo que buscan en aquellos países: la inmunidad de grupo. Esto quiere decir, que ese 5% de los niños no vacunados, porque son aún muy pequeños, sufren alguna alergia a los componentes o una inmunodeficiencia, están protegidos frente a la enfermedad. Lo están porque no entran en contacto con ella. Y aún así, hay casos, como las recientes muertes por tos ferina de bebés en Andalucía.

Los hijos no vacunados de los detractores de estos medicamentos sortean la enfermedad gracias a la solidaridad de los demás. Son parásitos sociales que ponen en riesgo la salud de los demás niños de su entorno. El comportamiento irresponsable de sus padres amenaza con romper la barrera de inmunidad. Ya lo han logrado en algunos lugares. El invierno pasado el sarampión brotó en Disneylandia. Casi 150 niños se contagiaron por culpa de los antivacunas que han proliferado en zonas acomodadas. Ellos elevan al 14% la población sin vacunar en algunas áreas. Tras este suceso California ha aprobado una nueva ley que elimina la posibilidad no vacunar por “creencias personales”. Además, prohíbe la escolarización en escuelas o guarderías de niños sin vacunar. En España, en algunos barrios de Granada los creyentes en la medicina natural también han provocado brotes de sarampión. El niño de Olot que murió este verano por difteria fue víctima de los antivacunas.

Mientras este colectivo que niega la medicina moderna celebra en los países ricos "fiestas del sarampión" para que los niños se contagien con una piruleta chupada por un enfermo y así “pasen la enfermedad, que es mejor que vacunarse”, en otros puntos del globo 100.000 niños mueren al año por no haber podido inyectarse la inmunización. El sarampión es una enfermedad grave. No hay tratamiento. Solo se puede cuidar al paciente para evitar complicaciones, como ceguera, inflamación del cerebro, diarrea grave e infecciones del oído y respiratorias.

Si los antivacunas de los países acomodados cambian de parecer pueden acceder a la inmunización a la vuelta de la esquina, en el centro de salud más cercano. En países como Sudán del Sur o República Democrática del Congo las mujeres recorren durante horas a pie kilómetros cargando con su bebé hasta llegar al centro donde se administra la inyección. Tras el esfuerzo, quizá regresen a casa con sus vástagos sin vacunar. Para ahorrar gastos, el gobierno solo permite abrir los viales, que llevan inmunización para 10 dosis, si hay suficientes niños reunidos como para aprovechar por completo el preciado medicamento.

En muchos de estos países conflictivos las vacunas son escasas y valoradas. Por eso se destinan exclusivamente a niños menores de un año. Si el bebé cumple su primer año de vida aislado durante la época de lluvias, se quedará sin derecho a la inmunización. Lo mismo los que se vean inmersos en un conflicto armado en su primer cumpleaños.

En España, antes de la introducción en la década de los ochenta de la vacuna del sarampión se producían unos 150.000 casos al año; con la creación de la vacuna de la polio se frenaron brotes que mataban a decenas de miles de personas. Que te vacunaran era una de las mejores cosas que te podían pasar. Los antivacunas de hoy en día escupen sobre este avance científico. Dan la espalda al mundo real cegados por su absurda obstinación.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

29 Comentarios
  • PFP PFP 20/01/16 18:13

    Para decidir si vacunar a mis hijos realicé un análisis (leyendo en la web, hablando con médicos de la familia, consultando libros al respecto...) de las distintas argumentaciones en contra y a favor de las vacunas para, finalmente, concluir que estoy a favor de las mismas. Podría decirse, por tanto, que estoy de acuerdo con lo que plantea la autora en este artículo pero......no puedo...por la mala educación con la que lo expone, las faltas de respeto y, sobre todo, la vaguedad de sus argumentos. Desconozco la formación de esta persona pero, desde luego, me cuesta creer que haya estudiado algo "científico-tecnológico" teniendo en cuenta su falta de rigor, que intenta compensar con expresiones totalitarias muy desfortunadas ¡Qué decepción! ¡Con el nivel periodístico tan notable de los profesionales de este medio!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • MLA MLA 31/03/16 22:17

      Totalmente de acuerdo. No me gusta el témino "parásito" aplicado en este artículo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • taxista y rojo taxista y rojo 28/02/16 10:55

      No comprendo tu comentario. Me has obligado a releer la columna y no sé de dónde te sacas las descalificaciones para con la autora. Bastante comedida ha sido. A no ser que esperemos leer palabra por palabra nuestro pensamiento. Si así fuera, yo hubiera deseado ver algún que otro insulto para dichos parásitos. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • javiordel javiordel 13/01/16 15:29

    ¿Para cuando una nueva entrega de una de las columnas más interesantes del medio?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • arrossinat arrossinat 30/12/15 16:19

    ¡No, si, a la vista de algunos comentarios, al final le vamos a tener que dar la razón al papa León XII (1823-1829) que condenaba la vacunación contra la viruela diciendo: «Quienquiera que proceda a la vacunación cesa de ser hijo de Dios. La viruela es un juicio de Dios, la vacunación es un desafío dirigido contra el cielo.»! ¡Ale, ahí os quedáis, con el papa infalible!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Josep Marchena Josep Marchena 23/12/15 08:11

    Es increíble que este periódico, tan plural y tolerante en otros aspectos, tenga a una persona tan fundamentalista en esta sección. Lo peor de todo es que seguramente la autora de este artículo piensa que está defendiendo una cruzada de la ciencia contra el oscurantismo de todos los que no piensan como ella. Este tipo de actitudes, de los que desprecian cuanto ignoran, son las causantes de la desafección por la ciencia, también en el terreno de las vacunas - un asunto con muchas más aristas y matices de las que señala la periodista fundamentalista. No vale eso de arrogarse para sí las virtudes epistemológicas de la ciencia sin hacer los deberes necesarios para ello. Si limitamos el rechazo a las vacunas a una "absurda obstinación" de la población, no se están ofreciendo claves para solucionar el problema, más allá de la ridícula evangelización (en unos principios pseudocientíficos) que parece proponer la autora de este libelo. Por favor, que alguien de este periódico ponga fin a este cúmulo de despropósitos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • PACO75 PACO75 01/12/15 13:05

    Es una lástima que periodistas que se consideran "serios" hagan este tipo de artículos faltando al respeto a las personas que opinan de forma diferente y llamando parásitos a personas humanas. Me sorprende tamnbién que un periódico como infolibre que considero bastante objetivo acepte el tono de este artículo. Lo primero es que hay que estar muy bien informados sobre el tema de las vacunas y saber de qué se está hablando, y no reproducir ciertas mentiras que la ciencia inflexible y farmaceutica nos quieren hacer ver. Está más que comprobado que en paises como España no son necesarias las vacunas para nada, y no lo digo yo, lo dicen muchos médicos que están muy bien informados y que no pueden decirlo a nivel público. Ya está bien de comparar con paises del tercer mundo, esto me hace entender que esta periodista es más ignorante de lo que parece, puesto que el motivo de que allí necesiten las vacunas es por los focos de infección que causan la falta de higiene, el envenenamiento de las aguas y los sistemas inmunológicos tan debilitados. En Europa, por ejemplo, que tenemos una higiene más que razonable, no existe ese problema y no se necesitan las vacunas. Otra gran mentira es pensar que las vacunas han acabado con los brotes de virus y bacterias. Informese bien, querida periodista. Hay que ver cual es el problema de las vacunas, y me gustaría que supiera todos los metales tóxicos que contienen, y todos los efectos secundarios que producen. No lo sabe porque prohiben hablar de estos temas e incluso de los niños que han quedado enfermos con secuelas graves para que esas informaciones no salgan a la luz. La ciencia que tanto defendeis algunos, está reproduciendo el mismo modelo que la Iglesia Católica hace siglos: se creen con la verdad absoluta, imponen su idea y crean un "o conmigo o contra mi". Este tema es muy delicado y hay que informarse muy bien para llegar a la conclusión de llamar a personas o niños parásitos, cuando seguramente la periodista no tenga ni idea de cómo funciona un virus dentro del cuerpo humano. Señora periodista espero que aprenda a respetar mucho más, y no se vea cegada por su absurda obstinación de la ignorancia. Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • taxista y rojo taxista y rojo 22/11/15 21:55

    Me parece increíble que hoy en día se puedan negar las certezas científicas, sobre todo por parte de personas formadas (por cierto, también gracias a la solidaridad de la sociedad que les paganos los estudios). Pero leer los comentarios "en vivo y en directo" me deja perplejo. ¿Para cuando un movimiento que niegue el movimiento de los astros?¿o quizá ya existe?. ¡Qué tiempos!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    0

    • PACO75 PACO75 01/12/15 13:10

      Si, a mi me parece increible que hayan personas que se crean que la ciencia contiene la verdad absoluta. La vacunación no es ciencia, es farmacología, pero si los que pensais de una forma creeis que tenéis toda la verdad absoluta entonces poco hay que hablar. Para saber cómo funciona una vacuna en el cuerpo hay que saber todo lo que contiene la vacuna y saber cómo afecta a todo el sistema. Saber donde se instala el mercurio, qué produce y saber qué porcentaje de efectividad tiene esa vacuna. Hay que saber la combinación de metales y cómo puede perjudicar en todo el sistema de salud, hauy que saber cómo reacciona el sistema inmunológico ante tanta agresividad y hay que saber qué hace un virus, y un hongo, o una bacteria y su parásito cuando el cuerpo de forma poco natural se ve obligado a luchar contra un arsenal de productos tóxicos. Hay que saber mucho más y no creerse todo lo que la ciencia dice, porque por decir que algo es científico no significa que tenga toda la verdad, si no, volvemos a caer en el mismo problema que causó la Iglesia durante siglos, y en ese problema habéis caido muchos. La ciencia tiene razón en unas cosas y en otras no.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      0

      • taxista y rojo taxista y rojo 28/02/16 11:10

        Por si no es una broma, te diré que claro que sé cómo funcionan, no seas arrogante. ¿de qué metales hablas?. La Ciencia (y la Farmacología científica lo es) no lo sabe todo, su finalidad es la Búsqueda del Saber. A diferencia de quien busca creencias exótico/folclóricas y a partir de ahí elabora su ideario, sin importar lo ridículo de las argumentaciones. 

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • taxista y rojo taxista y rojo 28/02/16 11:00

        (21)- Tu respuesta es una broma, ¿verdad?

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Ijon Tychi Ijon Tychi 21/11/15 08:06

    Y me hace mucha gracia cuando se habla de las malvadas corporaciones farmacéuticas que solo quieren ganar dinero. Porque los que venden homeopatía, flores de Bach o agua de mar a cinco euros el litro lo hacen por amor a la humanidad, no para ganar dinero.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ijon Tychi Ijon Tychi 21/11/15 07:58

    Como dijo un sabio, lo siento, no recuerdo quién, "hay que tener la mente abierta... pero no tanto como para que se te caiga el cerebro ". La ciencia no es una fe ni una creencia. Es el descubrimiento de la realidad a través de la investigación y la demostración. Dice Paqué que se ocultan los estudios sobre riesgos de las vacunas. No, no se ocultan. Lo que pasa es que esos "estudios" no han pasado el filtro de la reproducibilidad, es decit, el investigador que firma esos estudios no ha podido demostrar que sus conclusiones sean ciertas. Cuando no directamente falsas y manipuladas por intereses puramente económicos, como el médico inglés que "demostró" que las vacunas estaban relacionadas con el autismo, para, acto seguido, venderte su "vacuna" homeopática.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Loles.0 Loles.0 20/11/15 13:30

    Parece que te pagaran las farmacéuticas. Un poco más de rigor y de formación sobre el tema no te vendría mal y no confundirías a los lectores. Felicito al nº 10 por su respuesta y la comparto

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • America America 20/11/15 18:29

      Hola Loles.0, ¿dónde están las incorrecciones? Gracias

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • maroto maroto 19/11/15 19:32

    Disculpen la repetición del comentario. Me parecio que no se había enviado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.