X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Más que nunca: libertad, igualdad, fraternidad

Publicada 15/07/2016 a las 11:56 Actualizada 15/07/2016 a las 12:12    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 27

No pienso hacerle el juego a la barbarie yihadista, no pienso renunciar a los ideales de libertad, igualdad y fraternidad. Es lo que ellos desean: que nos pongamos a su nivel, que retrocedamos hasta antes del Siglo de las Luces, que renunciemos a defender la universalidad de la razón, la tolerancia, los derechos humanos y los principios democráticos. Quieren que nosotros también nos entreguemos como corderos asustados al liderazgo de caudillos que nos conduzcan por el camino de una guerra de civilizaciones sin cuartel. Los yihadistas son apocalípticos: creen en la inminencia del Fin de los Tiempos, andan buscando la batalla del Armagedón.

Estuve anoche en la fiesta con que la embajada de Francia en Madrid celebraba el 14 de julio, el día en que el pueblo de París asaltó aquella fortaleza de la tiranía que era la Bastilla y quiso abrir una era en que la libertad, la igualdad y la fraternidad rigieran las relaciones entre los seres humanos. El despliegue de policías nacionales y guardias civiles con chalecos antibalas y fusiles de asalto era impresionante alrededor de la residencia del embajador francés. También eran concienzudos los registros a la entrada en busca de objetos peligrosos.

Nadie se quejó: todos éramos conscientes de que Francia está en el punto de mira de los yihadistas de un modo particularmente cruel. Y da igual que actúen como lobos solitarios, como grupúsculos locales o siguiendo instrucciones del siniestro Daesh. Todos teníamos en la mente que un descerebrado con un cuchillo de cocina puede herir o matar a un montón de inocentes antes de caer abatido por la policía.

Sonó La Marsellesa y muchos la escuchamos con el sentimiento de que es más que el himno de una nación concreta, de que es un canto universal de rebeldía ante la opresión y la injusticia. Luego, el embajador Yves Saint-Geours, en un excelente castellano, subrayó que España y Francia viven hoy el mejor período de sus relaciones, y, ya en francés, citó los ideales del 14 de julio, recordó los atentados brutales sufridos en su país en los últimos tiempos, se felicitó porque la Eurocopa hubiera podido evitarlos e instó a no bajar la guardia.

La noche era muy agradable
, menos calurosa que las precedentes, y los cientos de franceses, españoles y gentes de otras nacionalidades reunidos en el jardín del embajador la disfrutamos con el espíritu con el que Francia celebra sus veladas del 14 de julio: como el comienzo de lo mejor del período estival. Sin duda, miles de personas sentían lo mismo mientras veían los fuegos artificiales en el paseo de los Ingleses de Niza.

Los yihadistas son bastante transparentes y en su actual ola de barbaridades en Francia dejan muy claro su mensaje. Odian la libertad de expresión, odian el humor y odian la irreverencia ante lo tradicional, lo sagrado, lo de toda la vida. Por eso atentaron contra Charlie Hebdo y tiene bemoles que los libertarios pusiéramos en esa ocasión los muertos y la ultraderecha sacara el rédito carroñero. Los yihadistas odian la joie de vivre, la alegría de vivir. Por eso atentaron en París contra un partido de fútbol, la gente que cenaba un viernes en las terrazas y la que escuchaba un concierto de música. Y, por supuesto, odian el Siglo de las Luces, las revoluciones americana y francesa, la separación del Estado y la religión, los ideales democráticos. Por eso atentaron en Niza precisamente el 14 de julio.

¿No creen que sería de gilipollas seguirles el juego renunciando a todo eso que odian y entregándonos a aquellos de los nuestros que más se les parecen? ¿Cruzada contra yihad?

El yihadismo es una peste totalitaria que, como otras anteriores, tiene raíces ideológicas, políticas y socioeconómicas. Sus primeras víctimas, no lo olvidemos, son los árabes y musulmanes. Nueva York, Madrid, Londres, París, Bruselas y otras ciudades occidentales han sufrido atentados espantosos en los tres últimos lustros, pero también Beirut, Marrakech, Estambul, El Cairo, Dacca y Bagdad. Confundir el todo –el universo islámico– con la parte –el yihadismo– es un error tan monumental como identificar Alemania con los nazis. La inmensa mayoría de nuestros vecinos del Sur y el Este del Mediterráneo son aliados potenciales en la lucha por tierra, mar y aire contra esa peste. Es un factor que habría que usar con inteligencia.

¿Reforzar la seguridad? Es evidente. La eficacia de los servicios policiales y de inteligencia es manifiestamente mejorable sin necesidad de recortar la esencia de nuestras libertades y nuestros derechos. No necesitamos esas aparatosas ruedas de prensa, comparecencias institucionales, pactos antiyihadistas y cumbres extraordinarias a las que tan aficionados son nuestros políticos para salir en los telediarios, sino el tipo de labor callada e incesante de los agentes de seguridad que detecta a los descerebrados antes de que actúen.

He escrito antes "por tierra, mar y aire" y eso quiere decir que el combate contra el yihadismo debe ser global: no solo policial y militar, también ideológico y cultural, político y socioeconómico. Hay que desecar los pantanos donde anida y crece la peste. Hay que impulsar la democracia, el desarrollo económico y un mínimo de justicia social en el mundo árabe y musulmán, como se hizo en Europa para impedir la reaparición de los fascismos tras la Segunda Guerra Mundial. Hay que presionar a los jeques fundamentalistas del Golfo para que cesen de predicar y financiar su lectura salafista del islam. Hay que dar una solución al drama de los palestinos. Hay que mejorar la integración de los hijos de la inmigración en los principios y valores de las sociedades democráticas. Hay mucho que hacer y lamento decir que no se puede hacer antes del próximo telediario o las próximas elecciones.

Y, sobre todo, hay muchas cosas que no se deben hacer. No se debe repetir el error criminal del Trío de las Azores al invadir y destrozar Irak, convirtiéndolo en cantera y campo de operaciones del yihadismo. Los cretinos de Bush, Blair y Aznar nos decían que el mundo iba a ser más seguro después de la invasión de Irak; resulta evidente que no lo es.

Ningún sufrimiento de los tuyos justifica que causes sufrimiento a otros. El dolor de los sirios e iraquíes no justifica al individuo que atropelló con un camión a los inocentes de Niza. Los bisnietos del 14 de julio no podemos actuar como ese asesino.

EL AUTOR


Hazte socio de infolibre



14 Comentarios
  • bidebi bidebi 17/07/16 10:10

    2/2 Es cierto que es lo que hay, pero por lo menos seamos honestos y no mintamos. Dentro del capitalismo es imposible una verdadera democracia, casi por definición. Por lo tanto, los tres ideales de la Revolución y de la Ilustración están muy bien pero son solamente eso, ideales, que nunca se cumplieron ni se cumplirán dentro de un sistema perverso como el capitalista. Todo lo demás milongas. Por último, también es cierto que vivimos mucho mejor que la mayoría de países del mundo, pero no lo es porque vivamos en democracias, lo es porque somos mas ricos a cuenta de esa otra mayoría. Esa riqueza, que necesita para sobrevivir un consumidor aparentemente libre (pero que en realidad es un esclavo consumidor), se puede permitir ciertos grados de libertades porque el ciudadano está embobado consumiendo sin parar, pero si se hiciera crítico con lo establecido ¡zas! viene el fascismo a sacarnos del sueño. Ese ¡zas! es lo que emplearon el trío de payasos en nombre del Sistema en países con riqueza energética para que nosotros podamos seguir siendo ricos y creyéndonos que vivimos en democracias aunque ello suponga segar las vidas de millones de personas. ¡Qué importa si los que les matan lo hacen en nombre de la democracia!. Lo que si importa es cuando nos matan a nosotros unas docenas de personas. Somos tan cínicos y tan hipócritas que es imposible que nosotros representemos los valores éticos de una democracia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • vibebilbao vibebilbao 16/07/16 21:30

    Perdón por el error ortográfico. El mini teclado del móvil. "tuvo".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • vibebilbao vibebilbao 16/07/16 21:25

    Creo que es demasiado optimista: Hay que.., hay que..., hay que... Mejor :tengo que... Cada individuo de esta sociedad es parte y victima. No todos los alemanes eran, ni son nazis pero en1939 la guerra fue y tubo que ser contra toda Alemania. Creo que el problema es mas duro que la defensa de nuestra estupenda manera de vivir. La tercera guerra mundial, la crisis de nuestra cultura narcisista y judeo cristiana y el colapso del capitalismo devorador son ya una realidad y todo lo demás son maneras de entretenerse por el camino del futuro de la humanidad. Este nuevo paradigma requiere una actitud beligerante y nada de poner la otra mejilla. Si no desapareceremos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Wildthing Wildthing 16/07/16 15:50

    Agradezco el análisis de Javier Valenzuela y los excelentes comentarios de los lectores. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rafans Rafans 16/07/16 12:20

    Se da por sentado demasiado pronto que es un atentado terrorista de los islamistas, uno más, pero cualquier loco puede hacer lo de este inhumano, y más teniendo los ejemplos, todos los dias, en el telediario.Si en vez de invadir y destruir paises, hubiesen hecho mejor implantando un cordon sanitario alrededor de los jeques salafistas y no aceptar sus petrodolares a cambio de armas y muchas inversiones y regalitos a los mandatarios.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 15/07/16 22:47

    Entro para unirme a los post de: 10bidebi "No erraban en el fin erraban en la estrategia para conseguir ese fin; lo hacían en defensa de nuestro estilo de vida... lo hacían para quedarse con la mayor riqueza de estos tiempos. Todo ello representando la "democracia", los "valores humanistas" y la libertad"..."Se dice con lo de Niza que nuestras masacres en otras tierras no justifican que un tipo envista a gente corriente...¿Dónde se encuentra n/diferencia? " Presumimos de ¿Igualdad? ¿Fraternidad? ¿Libertad? ¿Democracia? Concluye "bidebi" que nuestra diferencia es que somos mas ricos, esencialmente..." SIQUIERA ESO, SOMOS MAS IGNORANTES, MIRAMOS EL DEDO Y NO LO QUE NOS SEÑALA. El post 6Alardrey, no podría superarlo; desde "...se me ocurre otra, por qué hemos de alterar el orden natural de la evolución de las culturas? coligiendo "(deseducación de la ciudadanía, falta de alimentación de los grupos mas necesitados, falta de asistencia sanitaria, frente a la mayor sociedad corrupta -léase 33% votan a un partido político que maneja la mal llamada justicia y, aún así algunos jueces honrados trabajan por descubrir la verdad; y otros están manejando o dejándose manipular por una economía sumergida que nos acabará, eso si, consentida por el gobierno, hundiendo a todos)...¿Y a esto se le llama democracia ejemplarizante a seguir e implantar? . También quiero unirme a 2BASTE. "...Cuando hablas de "nuestros vecinos del sur" no te referirás...El verdadero enemigo a combatir es el que está sacando provecho (y grande) de toda esta barbarie en la que las víctimas no tienen fronteras ni territoriales, ni ideológicas, ni religiosas ni de ningún otro tipo: todas les valen para seguir prosperando..." Repito mi adhesión a los textos de los tres citados. Conocí a J. Valenzuela en la UCM en la F. de Filosofía el curso 2013-14. en un seminario; es una persona inteligente, consciente de la realidad y en busca de la justicia. Esta matanza DEMANDA veracidad en el relato; la narración no es coherente. Y retumba el grito de todo Madrid el 12/3/2004. Mi comunión laica, con las victimas y sus familiares,

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • leandro leandro 15/07/16 22:35

    No estoy de acuerdo porque creo que esa acción no puede evitar una reacción . Yo no invadiría otro país ni tampoco me echaría en brazos de los fascistas de turno pero está claro que los países musulmanes no quieren a occidente y su cultura y lo demuestran los devenires de las primaveras árabes que acabaron en totalitarismos de uno u otro color . Solo puede traer la paz o la muerte o un estado laico que se ocupe realmente de las personas y elimine la injusticia de la corrupción del tipo que esta sea . Querer que ellos tengan sociedades como la nuestra es sencillamente imposible . Son demasiado diferentes y ya nos lo han dicho muchas veces .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • viceval viceval 15/07/16 22:16

    Excelente análisis y sentido recuerdo a TODAS las victimas de Niza, Bagdad, París, Estambul, Madrid, Marrakech, Londres, El Cairo, Nueva York, Dacca, Bruselas, Beirut...... TODAS LAS VICTIMAS. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jorgeplaza jorgeplaza 15/07/16 22:04

    ¿Es un atentado terrorista o es más bien el crimen de un desquiciado que lo ha querido disfrazar de atentado yihadista? A mí me parece que hay cosas que no encajan.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Wildthing Wildthing 16/07/16 14:34

      De acuerdo. Todo apunta que no es obra de ISIS, aunque a ISIS le va bien pretender que así ha sido. 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Rosales Rosales 16/07/16 13:18

      Pues parece que el atentado de Niza, fue cometido por un loco normal, si se puede calificar así, pero claro siendo de origen tunecino lo de yijadista parece mucho más rentable para los que se apuntan a las mesas antiterroristas etc. y así dar una vuelta de tuerca más al recorte de libertades, es la misma canción con diferentes músicas a un lado u otro de los Pirineos. Salud y Republica.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • bidebi bidebi 15/07/16 19:54

    Es que el trío de las Azores no cometió un “error criminal”, cometió un genocidio sabiendo perfectamente lo que hacían, por lo tanto no erraban en el fin, erraron en la estrategia para conseguir ese fin. Y lo hacían en defensa de nuestro estilo de vida, en cierta manera, ya que lo hacían para quedarse con la mayor riqueza de estos tiempos. Todo ello representando la “democracia”, los “valores humanistas” y la libertad. En cierta forma representaban a la Ilustración que revolucionó el mundo. Por lo tanto, ¿somos los buenos?. Lo digo porque el tema es mucho más complejo que hablar de democracia frente a barbarie. En realidad lo que de verdad nos diferencia son nuestros diferentes niveles de desarrollo económico. Pero también habría que preguntarse si nosotros somos mas guapos porque somos ricos o somos mas ricos porque somos guapos. Se dice con lo de Niza que evidentemente nuestras masacres en otras tierras no justifica que un tipo envista a gente corriente. Y es cierto. Pero como todo también esto tiene su otra cara. Porque se podría decir que la masacre de Niza no justifica que bombardeemos países matando por miles también a gente corriente. Pero lo hacemos y lo vamos a seguir haciendo. ¿Entonces?. ¿Dónde se encuentra nuestra diferencia?. ¿De qué nos sirven en realidad esos valores de los que presumimos ante los bárbaros?. ¿Igualdad?, ¿Fraternidad?, ¿Libertad?, ¿Democracia?.... existen pero como eslogan. Repito, nuestra diferencia es que somos mas ricos, esencialmente.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    0

    • Remigio Remigio 16/07/16 17:36

      Completamente de acuerdo. Yo añadiría que empezaré a creer en la calidad de nuestras democracias cuando se someta a juicio internacional a los tres genocidas de las azores.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • bidebi bidebi 17/07/16 10:09

        Remigio, me temo que nunca vas a creer en esto que llamamos democracia y que no lo es. El trío de payasos, mucho más que representarnos a la gente corriente representa al Sistema y el Sistema no vamos a suponer que se juzgue a si mismo. Seríamos mas necios de lo que somos si lo creyéramos. Es verdad que no tenemos otra cosa a mano que sustituya a esta falsa democracia, pero ante esa evidente impotencia no deberíamos darle el nombre de democracia a esta falsedad que llamamos democracia. Fue el mismo sistema económico el que creó la llamada democracia representativa porque necesitaba para su propio desarrollo crear un consumidor que se sintiera libre. Se sintiera, porque en realidad iba a ser más esclavo que los que antes portaban cadenas. Y acorde con esa necesidad de desarrollo económico necesitaba dar la apariencia también de una libertad política. Pero son solamente apariencias. Porque cuando por un despiste del Sistema se produce un triunfo de fuerzas progresistas que puedan poner en peligro lo establecido, entonces el Sistema destruye también la falsa democracia mediante golpes de estado reales o encubiertos. Es lo que sucedió en España en 1936, y en cientos de países en todas las épocas, y cuyas consecuencias llegan hasta hoy mismo en que seguimos viviendo en una “democracia” controlada porque el Sistema no se fía de los españoles. Suponer que el Sistema va a permitir que alguna vez se llegara a una verdadera democracia ( que necesariamente ha de ser política y económica) es un suponer necio, es una utopía de las irrealizables. El Sistema no se va a destruir a si mismo. Dentro de esa impotencia por alcanzar una verdadera democracia, sustituimos la realidad por un idealismo que nos cuenta que vivimos en una democracia aunque imperfecta en la que podemos aspirar a hacerla perfecta. Esto es absolutamente falso y contribuye, con el propio Sistema, a mantener para siempre la falsa democracia.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre