X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

España, un extravío ético

Publicada 06/07/2017 a las 06:00 Actualizada 05/07/2017 a las 19:44    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 48



Las guerras civiles tienen una mala solución política porque se meten debajo de la piel de las personas, dividen familias y pueblos. Tampoco es fácil salir de dictaduras en las que la vida pende de la obediencia: aquí los sumisos; allá, los muertos y desaparecidos. En ambos casos es necesaria una reconstrucción ética, resintonizar principios y valores para sanear la sociedad, impedir que se simule la paz escondida en la inmoralidad del silencio.

 

Desde los juicios de Núremberg sabemos que para alcanzar una cantidad suficiente de justicia es necesario juzgar a los máximos responsables de los crímenes, que víctimas y victimarios sepan que no existe la impunidad. Es más sencillo cuando los victimarios han perdido la guerra, como sucedió con Alemania y Japón. En la derrota, los asesinos pierden la posibilidad de escribir la Historia.

Tras una guerra con las armas llegan la guerra de las emociones y la de las palabras, y los milagros económicos que con la excusa de la paz perpetúan la derrota de los nadies. Sucedió en Centroamérica, sucede en África, puede suceder en Colombia.



También ayudan el Tribunal Penal para la antigua Yugoslavia y en su sección dedicada a Ruanda en el establecimiento de una verdad judicial. Y los tribunales especiales de Camboya y Sierra Leona creados bajo el amparo de Naciones Unidas. La justicia no consiste solo en el castigo de los que parecían por encima de las leyes, también es necesario escuchar el relato de las víctimas, como sucedió en la Sudáfrica de Nelson Mandela con la llamada Comisión de la Verdad.

Hablar. Y sentir que se escucha a las víctimas que son las perdedoras permanentes. La paz no restituye a los muertos. A veces, como en España, no restituye ni los cuerpos.



Escuchar a los que padecieron el abuso es una forma esencial de justicia porque donde se cometen crímenes masivos es imposible que la justicia oficial, la de la toga y las leyes, llegue a resolver cada caso. Es esencial establecer un relato colectivo capaz de explicar lo ocurrido, asentar la verdad objetiva, algo que es posible gracias a la ciencia representada, entre otros, por los antropólogos forenses. Sin un relato verdadero y justo es muy difícil construir una paz sana y sostenible.

 

Después de la Segunda Guerra Mundial quedó establecido como hecho irrefutable que los nazis asesinaron a seis millones de judíos, además de otros cinco millones de no judíos, en los campos de exterminio. En varios países europeos se consideró delito negar el Holocausto. Después de una guerra atroz primó la necesidad de sanear a las sociedades afectadas. Uno no puede sanearse si retuerce la historia, si pone sordina a la barbarie.

La Alemania derrotada tuvo que sobreponerse a la destrucción física de sus ciudades y de sus infraestructuras, y al horror de haber sido protagonista en el exterminio industrial de millones de personas. Alemania se levantó saneada de ese lodo y ayudó junto a varios de los vencedores de 1945 a la creación de lo que hoy es la Unión Europea. No es un espacio perfecto, sobre todo en los últimos tiempos, pero ha cumplido un papel vital: evitar más guerras entre europeos en un continente manchado de sangre. La UE es un ejemplo de que existe salida del laberinto del odio.

 

Si resulta difícil el proceso de depuración desde la derrota de los victimarios, lo es más cuando los que perpetraron los mayores crímenes ganaron la guerra. A la URSS le llevó años admitir los crímenes masivos del estalinismo y la existencia de los Gulag. El telón de Acero fue también una venda de acero en miles de comunistas europeos que veían en la URSS un modelo alternativo al capitalismo, que por aquellos años de Guerra Fría aún andaba con rostro humano.



Los países que han padecido dictaduras sufren una pérdida colectiva de honestidad. Es lo que me dijo en Praga el escritor Ivan Klima. Incluye el extravío del sentido de que hay un espacio de todos en el que la sociedad civil se constituye para imponer la democracia o formas de saneamiento de la democracia.

 

España padeció una guerra civil y una dictadura durante 40 años que asentó el relato de los vencedores como el único posible. Arrastramos una doble impunidad. No hubo castigo (ni verdad) jurídico ni se escucharon las voces de las víctimas.

Han pasado 40 años desde que se restauró la democracia (porque hubo democracia en la Segunda República), una cifra que permite empatar a los 40 años de franquismo, como si pudiéramos decir, tras 40 años de ignominia hemos conseguido 40 de regeneración. Ya somos un país sano. Pero no lo somos porque carecemos del relato científico, no hay verdad judicial porque jamás se juzgó nada, jamás se investigó nada.

 

Cuarenta años después siguen decenas de miles de personas enterradas en cunetas y fosas comunes, una cifra que supera los 100.000 desaparecidos, o no localizados como prefiere decir el historiador Santos Juliá. Sólo nos supera la Camboya de los jemeres rojos. Nos resulta más fácil ver dictadores lejos que debajo de nuestra alfombra. Vendemos como un éxito que un rey haya pronunciado de pasada la palabra dictadura tras 40 años de democracia cuando la tardanza resulta vergonzosa.

No ha habido un esfuerzo por parte del Estado en edificar una paz sana. Heredamos una habitación de aire viciado y muebles rotos y así la mantenemos como si cualquier cambio pusiera en peligro la concordia. Es una paz basada en la mentira, el silencio y el desprecio a los que lucharon por la libertad o padecieron la represión.

El acto solemne de los 40 años de democracia fue una exhibición de los defectos de una España plagada de corrupción que condecora a los actores de la represión en vez de abrazar a sus víctimas. Hay una corrupción ética por encima de la económica que la permite y alimenta. Que un PSOE con 202 diputados en otoño de 1982 no se atreviera a hacer suya la búsqueda de los fusilados es una prueba del extravío.

 

El multitudinario entierro de Timoteo Mendieta, el pasado domingo, 78 años después de su fusilamiento, fue un acto de decencia. Para su hija, Ascensión Mendieta, de 91 años, no había pasado el tiempo: estaba enterrando a su padre como si hubiera muerto ayer. Le dieron sepultura en un féretro entero y no en una pequeña caja con los restos. Fue un acto de dignidad para su familia y para España.

 

No solo es el Gobierno actual y el PSOE de Felipe González, es también la UGT. ¿Qué ha hecho la UGT por sus muertos? ¿Qué hizo por Timoteo? Y es la Iglesia, predicadora de valores de concordia mientras calla ante las víctimas del franquismo y se hace con propiedades y mezquitas de manera casi clandestina. Han pasado 40 años, pero el avance es circular.

Descansa en paz Timoteo Mendieta.

 


Hazte socio de infolibre



18 Comentarios
  • jorgeplaza jorgeplaza 07/07/17 22:50

    La Transición no fue para hacer monumentos ni juegos florales pero fue un apaño que no salió mal. El Rey --que. contra lo que dicen los revolucionarios de salón y coleta, podía muy bien haber hecho lo que era más cómodo para él, es decir, seguir con las leyes y el aparato franquista y Arias Navarro de Presidente-- el Rey, digo, buscó, por el contrario, alguien mucho más presentable y se evolucionó en muy poco tiempo hacia un régimen político plenamente homologable con esa Europa modélica que dicen algunos: es decir, somos más o menos igual de modélicos que ellos. Se reconoció al PCE (cuyo limitado poder real en las urnas se vio en seguida) y se pactó con sindicatos y partidos de izquierda portarse todos bien. A cambio de esas concesiones inequívocamente democráticas se amnistió for ever a los muchísimos franquistas que poblaban las entretelas del Estado y del empresariado: ¿qué otra cosa se podría haber hecho, vamos a ver, doctores de la tauromaquia a toro pasado? Y aquí estamos: con un país más corrupto que los nórdicos pero menos que Italia (es una herencia del Imperio Romano, no del franquismo: me lo ha recordado la amenísima obra SPQR que estoy leyendo ahora mismo) y cuyo principal problema, aparte del sempiterno desempleo, son los reinos de Taifas (es una herencia celtíbera todavía más antigua que el Imperio Romano). Nuestros políticos hacen negocios y apaños con el dinero público, mismamente como los flamantes ministros de Macron o el hijo de la Thatcher y nuestros ciudadanos, incluyendo con seguridad a muchos contertulios de este periódico, eluden con gran denuedo pagarle al fisco lo que le deben, pero no por eso somos los peores pecadores del mundo como nos gustaría. Fuimos injustos y crueles con los indios de nuestra parte de América, pero no los exterminamos como los estadounidenses sí hicieron con los suyos. Tuvimos la Inquisición y a Felipe II, pero no a Calvino; y el Rey que asesinaba a sus esposas era Enrique VIII y no ninguno de los nuestros. Y del nazismo, fascismo y franquismo ya hemos hablado. O sea, que menos lobos (y nunca mejor dicho).

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    8

    2

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 08/07/17 17:22

      Anoche, le preguntaba si estaba leyendo 'Senatur Populusque Romanus' (El Senado y el Pueblo Romano) y le deseaba que disfrutase la lectura. No ha aparecido el comentario.
      Ha escrito que 'estaba leyendo', por consiguiente, no se refería a ningún juego con el sistema Steve Perrin's Quest Rules 'SPQR'
      No alcanzo a comprender por qué no ha salido el comentario. Salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • toymufadao toymufadao 08/07/17 12:17

      Niego la mayor en cuanto a que la transición no salió mal. No voy a entrar a si se pudo hacer mejor, creo que sí, pero eso da para todo un libro. No se podrá negar que las instituciones quedaron como estaban, los fascistas cambiaron de nombre para llamarse demócratas de toda la vida y siguieron en los puestos claves del poder. Evidentemente, para poder seguir gobernando no tuvieron más remedio que dar algunos pasos legalizando algunos partidos y sindicatos. Se redactó una constitución en el que ellos tuvieron la voz cantante y que a un tal Aznar le pareció demasiado progresista y votó en contra (detalles de la historia). Como era de esperar, en esta nueva democracia se olvidaron de algo esencial para que se la pueda catalogar como tal esto es, La División de Poderes. Este simple detalle nos lleva a que en España, los casos de corrupción no sean juzgados como se correspondería en un país con una democracia europea.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • viaje_itaca viaje_itaca 07/07/17 00:29

    ¿Por qué no hubo guerra en Europa? A mí se me ocurren dos ideas, basadas en abundantes lecturas históricas. La primera es obvia: el armamento atómico hace pensarse dos veces el asunto; es mucho mejor dirimir conflictos en zonas alejadas cuya explotación da grandes réditos. Y la cuestión alemana queda solucionada, como posible causa de conflictos, regalándoles el III Reich: dándoles un tremendo poder en el continente, después de haberla reconstruido, en parte también para que fuera baluarte contra la URSS. Si me dejo robar, dificilmente tendré conflicto con el señor ladrón.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    4

    • viaje_itaca viaje_itaca 07/07/17 09:52

      Fe de erritas: donde pone III Reich debería poner IV Reich.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • jhgb jhgb 06/07/17 21:07

    Yo siento vergüenza ajena, por lo tanto desapego hacia una España oficial que niega "verdad" a los que defendieron la legalidad. Están convencidos que la "victoria" en la guerra, en las elecciones, les devuelve la dignidad perdida. Recordarles continuamente que son indignos es un paso hacia la verdad.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 06/07/17 20:50

    "El entierro, el domingo, de Timoteo Mendieta fué un acto de dignidad para su familia y para España"
    Querido Ramón: ¿para los que seguimos conformando la España vencida?
    Cuarenta años después, NO COMPARTIMOS el relato de los hechos.
    Refiere Jorge, las circunstancias 'distintas en cuanto al flagelo' sobre los acontecimientos que iniciaron y concluyeron la IIGM.
    De los comentarios de Jorge, respeto el contenido por responder a la realidad histórica. Las 'puyas' utilizadas para mantener su 'singularidad' provocando 'rechazo' no. Estimo su inteligencia.

    "Es una paz basada en la mentira, el silencio y el desprecio a los que lucharon por la libertad o padecieron la represión.
    Cuarenta años después, esa España plagada de corrupción, condecora a los actores de la represión en lugar de abrazar a sus víctimas..."

    Observamos los mismos acontecimientos, Ramón, y con las mismas lentes.
    ¿Estamos actuando correctamente, para avanzar en el reconocimiento y la superación del duelo? Tengo profundas dudas.

    Estoy viendo desmoronarse completamente al fiscal Alejandro Pazos, al escuchar el contundente veredicto del parricida de Moraña: 'prisión permanente revisable' Fue el primero en pedir esta 'cadena perpetua inconstitucional' Entendería el llanto por el retroceso legislativo que representa esta condena, desde el objetivo reinsertivo de la pena.


    ¿Avanzamos, Ramón, o volvemos a los cuarenta del siglo pasado?...Lo próximo será 'garrote vil' o, ¿la AN funcionará como el TOP y serán fusilamientos?

    Abrazos largos.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    7

  • Fletes Fletes 06/07/17 18:23

    nDEMETRIO - Recuerdo a los comentarista que ya Nikita Cruchof no se si se escribe asi ya tubo unas criticas fuertisimas en un congreso poco tiempo despues de morir el "el padrecito" Stalin, en los años cincuenta favoreciendo dentro de lo que podia ser la convivencia en Rusia. Lo digo por un comentario leido, no se los años que tendra pero estuve en la inaguracion del Valle de los Caidos era muy niño
    y desde entonces hasta la fecha NADA, NADA de NADA el mas inmundicio de los silencios este tal Gonzalez baboso, fulero, y cinico donde los haya se comio toda la mierda que le puso el ultracatolicismo simempre. Y ahora se nos muestra dialogante ya sin el mas minimo sonrojo desde el pedestal del gran empresariado español insultando a la mas minima inteligencia. Ver para cree.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    17

  • Ambón Ambón 06/07/17 18:15

    Gracias por el artículo, este o cualquier otro similar debería serde obligada lectura en todas las escuelas, colegios y universidades del país para que la ciudadanía no olvide de donde venimos, esa es la mejor manera de prevenir conflictos y de lograr el respeto para todas las víctimas, también las de la guerra y la dictadura.

    Desgraciadamente las dos españas, siguen honrando cada a sus víctimas por separado, no habrá unión hasta que no honremos todos a todas las víctimas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • ela ela 06/07/17 17:42

    jorge plazqa no puedes negar que eres Franquista, a mi que me importa von Braun lo que denuncia el Sr. lobo es una verdad innegable, al ganar la GUERRA que Franco y sus esbirros provocaron se vió que clase de asesinos eran los que le seguían y asesinó a miles de personas enterrándolas en zanjas y cunetas, demostrando así que se trataba de exterminar a los que le combatieron. Menos mal que cada vez quedan menos personajes como ud. que se buscan las mil y una para no reconocer el genocidio que se cometió. Que tiene que ver que los alemanes dejaron a muchos asesinos y seguidores de Hitler; mal de muchos consuelo de tontos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    16

    • jorgeplaza jorgeplaza 06/07/17 19:34

      Se escribe con minúscula "franquista" y, en cambio, el apellido "Lobo" se escribe con mayúscula. Es que sus desarreglos ortográficos revelan los cerebrales. Si usted supiera leer, escribir o alguna de las cuatro reglas, tal vez se habría dado cuenta que yo me he limitado a poner contraejemplos a la tesis del señor Lobo, según el cual España constituye una especie de vergonzosa excepción a la muy estricta ética antifascista demostrada por nuestros vecinos europeos: pues no, de excepción nada, ni en fascismo, ni en represión ni en nada. Nuestros vecinos europeos son por el estilo de nosotros, igual de miserables si se quiere, pero no mejores. Eso sí, ellos tuvieron la suerte de que a sus fascistas los barrieron americanos y rusos y sus comunistas... se barrieron solos, aunque con unas décadas de retraso. De ahí los ejemplos de Alemania e Italia (nazismo y fascismo), de Rusia y la URSS (que tampoco es que sea un pasado del que sentirse orgulloso, pero mire de dónde viene su hiperlíder Putin), de la Francia colaboracionista y hasta, fuera de Europa, de los EE.UU. que tan ricamente se aprovecharon del destacado nazi von Braun. A usted no le importará von Braun porque demuestra tener unas bien cortas entendederas, pero el ejemplo es pertinente.

      Responder

      Denunciar comentario

      21

      1

  • jorgeplaza jorgeplaza 06/07/17 14:28

    Niego la mayor: no creo que seamos muy distintos de otros países. Si acaso, en que nos gusta flagelarnos, en Semana Santa y en política, más que a otros: somos los más malos del mundo. Eso y la humildad son nuestros fuertes. Contraejemplos a lo que dice el señor Lobo: Es sabido que la gran mayoría de cargos secundarios y no tan secundarios de los nazis sobrevivió y medró tranquilamente en la Alemania de la posguerra, por no hablar, por ejemplo, de Werner von Braun, figura principal del programa de cohetes de los EE.UU: ¿o ya no se acuerda el señor Lobo, mayor todavía que yo, de von Braun? Kurt Waldheim llegó a Secretario General de la ONU si mi anciana memoria no me es infiel. ¿De dónde ha salido Putin sino de la KGB y de dónde salió antes Yeltsin, sino del PCUS, aquellas heroicas y democráticas organizaciones benefactoras de la Humanidad? En cuanto a Francia, baste con decir que su heroica Resistencia la formaban sobre todo extranjeros y de Italia, que se sigue peregrinando (el que quiere, claro) al pueblo natal del Duce Mussolini. En lo que somos bastante malos, eso lo reconozco, es haciéndonos propaganda y dándonos autobombo: los franceses y los ingleses expulsaron a los judíos de sus reinos antes que los Reyes Católicos (sí: compruébenlo los escépticos) y la represión protestante mató a más gente todavía que nuestra Inquisición, pero parece que ellos no han roto un plato en su vida. A eso vuelve a jugar ahora el secesionismo catalán: a la propaganda y ya han ganado una batalla con el NYT. Teniendo en cuenta los antecedentes, igual hasta ganan la guerra.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    28

    1

    • ChemaA ChemaA 07/07/17 13:03

      Suena usted un poquito amargado e incongruente.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      6

      • Musidora Musidora 08/07/17 18:42

        Efectivamente suena a eso que dices, y suena también al desastre que es este país en tantísimos aspectos básicos en pleno 2017, por eso de compararnos con los de nuestro alrededor en estos momentos (no es que el resto de países europeos sean la maravilla del universo, pero a nuestro lado nos ganan por goleada...) Suena a lo que suena esa España que nos desgarra y hiela el corazón, porque te das cuenta de lo difícil que será salir de nuestra miseria, moral y ética, actual, con gente así...

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • librepensador librepensador 07/07/17 00:10

      La verdad es que no comprendo que satisfacción argumental encuentra usted en recordar la miseria ética de los países que nos rodean para justificar la barbarie e inmoralidad que sufrieron (y sufren) las víctimas del franquismo. Si a usted le parece mal denunciar la indignidad de unos gobiernos "democráticos" que no supieron o no quisieron reponer la dignidad y homenajear a quienes dieron su vida por defender la libertad y la democracia, es que usted tiene muy poca ética y decencia.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      12

      • jorgeplaza jorgeplaza 07/07/17 22:03

        ¿Saben ustedes leer? Yo creo que no. Creo que el señor Lobo se equivoca cuando en su artículo pone a España como una lamentable excepción ética en el conjunto europeo. Se equivoca de una manera muy española, sacando pecho de lo malos que somos: ya dije que eso y la humildad son nuestros fuertes. Está muy bien lo de recordar los juicios de Núrenberg, pero es que los pudieron celebrar con el cadáver de Hitler casi caliente porque los EE.UU. y los rusos les dieron el trabajo tan hecho a los alemanes que hasta fueron ellos los que juzgaron, no los teutones: aquí, en cambio, los EE.UU. ayudaron a que Franco se muriera en su cama cuando la mayoría de sus compinches directos ya las había espichado. Una pequeña diferencia y no a favor de Alemania. Además, hasta cierto punto los célebres juicios fueron un paripé porque con todo el segundo y tercer niveles del aparato nazi se hizo la vista gorda, que no es tan distinto de lo que se hizo aquí con el aparato franquista, con la ventaja a nuestro favor de que habían pasado cuarenta años y no queda bien, aunque hubiera sido muy hijoputa, desenterrar a un muerto golpista de su tumba para condenarlo in efigie. Creo que el señor Lobo se equivoca esta vez y he intentado ponerlo de manifiesto con contraejemplos difíciles de contestar: ¿Qué tal lo del austriaco Waldheim, Secretario General de la ONU (1972-1981) y luego Presidente de Austria (1986-1992)? ¿A que mola? Poner ejemplos verificables y difíciles de rebatir es mi única satisfacción. Contesten ustedes a mis argumentos si saben o, si no, dejen de desbarrar, anden.

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        1

  • Maca Maca 06/07/17 14:04

    Gracias Ramón Lobo. ¡Qué sentimientos despiertas!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

  • EAJ49radio EAJ49radio 06/07/17 12:47

    Me uno a ese "Descansa en Paz Timoteo Mendieta" y para que ese deseo se cumpla para todos los que fueron asesinados y luego tirados de cualquier manera . Gracias Sr. Lobo, me ha gustado mucho leer su artículo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    20



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre