x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
¡Insostenible!

'Winter is coming': el triángulo de la insostenibilidad del sistema eléctrico

Observatorio de la Sostenibilidad
Publicada el 09/01/2018 a las 06:00
El invierno llega por fin. Y una vez más suben las tarifas de la electricidad de una forma exponencial. Este hecho vuelve a poner el foco en un sector estratégico, fuertemente intervenido y obliga a que todo el mundo, ciudadanos y empresas, se  vuelvan a hacer una serie de preguntas sobre las tarifas que paga. El análisis del sector revela que las principales empresas eléctricas españolas duplican en beneficios a las europeas, mientras el consumidor, tanto doméstico como industrial, paga los precios más altos de Europa, y, a la vez, son de las empresas que más CO2 emiten de España y muchas de ellas de Europa. Estas tres variables definen la INSOSTENIBILIDAD del sistema eléctrico actual.

Esta situación, solo se explica por el marco legislativo dictado por el BOE que determina un mercado y unas subastas extraordinariamente caras determinados por una falta de control y generosidad del regulador, que vuelve a cargar sobre los consumidores los costes de un sistema ineficaz e ineficiente, incluso creando la pobreza energética (que no es sino otra forma de pobreza) dejando una serie de externalidades como las emisiones de cambio climático u otras emisiones contaminantes que afectan a la población sin ningún tipo de contrapartida. A la vez, España sigue teniendo una creciente dependencia energética exterior superior al 80%, (de las mayores de todos los países de nuestro entorno) que supone una muy importante salida de divisas todos los años, como se observa en el Informe Mensual de Comercio Exterior, especialmente de los países árabes, y sobre todo en el último año.
 

Triángulo de la insostenibilidad


Estas tres variables (precios, beneficios y emisiones de CO2) llevan a definir el triángulo de la insostenibilidad del sistema eléctrico español. Es decir, elevados precios al consumidor, elevados beneficios de las eléctricas y finalmente elevadas emisiones de gases de efecto invernadero.
 

1. Las grandes eléctricas españolas duplican los beneficios de las europeas entre 2013 y 2016

Los beneficios de las empresas españolas son de los más elevados de Europa, en resultados respecto a facturación las cifras medias son de todas las empresas privadas (EDF, francesa es empresa pública). En el caso de la relación del EBIDTA (ganancia antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) en relación a la facturación también son las empresas españoles (excepto la francesa pública EDF) también la que obtiene unos ratios más favorables.

Los beneficios empresariales dependen de las decisiones privadas de las empresas de cada año, política de inversiones, desinversiones, ventas, compras, etc, y en el caso de las empresas eléctricas de los precios de las materias primas, carbón, gas, etc. Pero, en el caso español, sobre todo de las decisiones políticas plasmadas en el BOE, que son las que condicionan el mercado eléctrico, siendo probablemente uno de los sectores más dependientes de estas decisiones. Por ello, es necesario el tomar periodos más amplios de un año para observar el comportamiento de las empresas. En este caso se han analizado cuatro empresas españolas, Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP, una francesa, EDF, dos alemanas E.ON y RWE y dos inglesas SSE y Centrica Group, lo cual supone una muestra muy importante del sector eléctrico europeo.

En el caso de España los beneficios no se deben solo a los beneficios del mercado eléctrico sino a una serie de diferentes decisiones políticas como, por ejemplo, los ingresos por costes de transición a la competencia, la moratoria nuclear, las ayudas al gas, al sector del carbón, entre otras, pero en definitiva la gran parte de los beneficios de estas empresas los hemos pagado todos a través de diferentes impuestos y, por ello, los beneficios de estas empresas no han dependido solamente de las tarifas eléctricas. En definitiva, las empresas eléctricas españolas tienen unos ratios de rentabilidad bastante superiores a la de sus homólogas europeas. No es lógico que en nuestro país, con la crisis económica que se ha soportado, todas las grandes empresas eléctricas españolas sigan teniendo más beneficios que las grandes empresas europeas.

O en el análisis de la relación de los beneficios de las tres grandes empresas espñolas (Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa) y las seis grandes eléctricas inglesas. Este año los expertos alertan de una posible caída en los beneficios de Endesa y Gas Natural.

Respecto a los beneficios económicos de esas grandes eléctricas, los resultados van en línea con otros informes y análisis publicados, por ejemplo, las tres grandes eléctricas duplican los beneficios en 2016.

2. Emisiones de gases de efecto invernadero

Las emisiones de las cinco grandes empresas energéticas suponen un 44% de las emisiones fijas y un 17% del total de las emisiones del país. Endesa, 28,6 millones de toneladas (8,7%), Gas Natural Fenosa, 11,6 millones de toneladas (3,5%), EDP, 7,5 millones de toneladas (2,3%), Iberdrola, 3,9 millones de toneladas (1,2%), Viesgo, 3,6 millones de toneladas (1,1%). Las emisiones procedentes de fuentes fijas incluidas en el Registro Nacional del Emisiones/RENADE (producción de energía, industria del petróleo, otras instalaciones industriales) representaron el 37,6% (123,5 millones de toneladas) del total de las emisiones de CO2 españolas en 2016. El restante 62,4% correspondió a fuentes de emisión difusas (transporte, hogares, servicios, agricultura…). Las emisiones de los sectores fijos o incluidos se concentran en un núcleo de diez empresas que llegan a emitir el 66,6% del total emitido en los sectores industriales, energeticos, o lo que es lo mismo, 82,2 millones de toneladas de las emisiones de GEI. De este total, el 56% corresponden a estas cinco eléctricas. Estas emisiones de estas empresas están muy relacionadas con la quema del carbón, aunque no solo eso. Por ejemplo, Endesa tiene un 70% de sus emisiones de CO2 basadas en el carbón o Iberdrola se estima en un 55%.  

 

El total emitido en 2016 fue de 323.855 millones de toneladas, según el avance de julio del MAPAMA a la UE (las estimaciones de José Santamarta del OS en febrero de este año fueron de 328.689, un error del 1%). El OS todavía no ha realizado estimaciones de las emisiones del año 2017. El avance de Red eléctrica del 13 de diciembre estima unas emisiones de CO2 debidas a la energía de unos 66 millones de toneladas en el entorno peninsular que incluye (carbón, cogeneración, residuos y ciclos combiandos), a lo que hay que sumar las importantes emisiones de carbón de la central de Alcudia y todas las de fuel, y ciclos combinados del sistema extrapeninsular.

3. Precios de la electricidad al consumidor

Por otra parte, en España sufrimos los precios más caros en electricidad en Europa (en gas es muy parecido excepto que viene de países árabes, por lo que la inestabilidad y riesgo de abastecimientos son todavía mayores), según Eurostat. En efecto, entre 2005 y 2016 España fue de los países donde más se incrementó el precio de toda Europa. El precio en 2016 es muy similar a los de 2012, 2013 y 2014: realmente, el alto precio de 2015 es la excepción. Holanda y Noruega son los únicos países europeos en los que ha descendido el precio de la electricidad domiciliaria entre 2005 y 2016, en la primera de manera espectacular (-17,07%). Los países que más han reducido en 2016 el precio desde su valor máximo son Chipre (-45,09 desde su máximo en 2012), Noruega (-28,97%; 2011), Malta (-26,41%; 2010) y Suecia (-9,85%; 2013). En Chipre, Suecia y Malta, además, los incrementos de precio entre 2005 y 2016 son muy inferiores a los de España, ofreciendo una tendencia clara de descenso desde los años respectivos más caros.

Otras medidas como el precio de la electricidad sin impuestos también señalan que España es de los países con la electricidad más cara de todos los países de la UE.

Estos altos precios se repiten en el sector industrial y determina una falta de competitividad importante que lastra la competitividad de las empresas y además, y sobre todo, tiene un enorme impacto social sobre la renta de todos los consumidores que tienen que dedicar una parte importante de su salario o de sus contribuciones a pagar estos elevados precios de electricidad. La evolución de los precios del gas tiene un comportamiento muy parecido. Este hecho esta detrás de la pobreza energética que determina que alrededor de unos 4 millones de personas padezcan este grave problema tanto en épocas de especial frío como de especial calor, como está sucediendo este año.

4. Recomendaciones para el futuro

Las relaciones establecidas entre estas tres variables no son unidireccionales, pero si se deben todas a una legislación obsoleta que genera ineficacia e ineficiencia en el sistema, acumulación de riqueza en una parte y pobreza y precariedad en la otra y finalmente mayor consumo de carbón que genera elevadas emisiones de gases de efecto invernadero. El mayor precio de la electricidad genera mayores beneficios a las empresas, y una mayor cantidad de carbón quemado, implica que se están gastando en combustible (el sol y el viento es gratis) y por ello el precio es mayor. Y, por, supuesto llama la atención la alta rentabilidad de las empresas españolas respecto al entorno europeo y la debilidad de la competencia del mercado.
 
  • Es necesario cambiar el mercado eléctrico y la legislación básica de forma que aumenten la competitividad y la falta de eficiencia del sistema económico en su conjunto para que no se acumulen beneficios absolutamente desproporcionados y excesivos en las empresas productoras y distribuidoras y que además permitan el acceso a una energía asequible para todos los ciudadanos. En las tarifas al consumidor no pueden incluirse subvenciones a energías contaminantes o ayudas sin justificar a las empresas como costes de transición a la competencia, moratoria nuclear, ayudas de respaldo y otras ayudas encubiertas a las empresas eléctricas. Las subidas periódicas de los precios durante el invierno no son sino el síntoma de un mercado eléctrico que no tiene ningún sentido.
   
  • Es necesaria una transición hacia un mayor apoyo en la renovables. El autoconsumo y la energía distribuida es imprescindible que se permita y que se llegue en pocos años a un primer millón de tejados solares en todo el país.
 
  • La relación con los partidos políticos, sus fundaciones y las puertas giratorias deben de dejar de existir para solucionar situaciones bochornosas como las aquí descritas o el hecho de que los "decretos llegaran ya escritos al Ministerio", hecho denunciado por un reciente ministro de Energía. Las irregularidades respecto a la fijación de precios se acumulan. Es absolutamente necesario e imprescindible que el Gobierno prohíba estas puertas giratorias y que las propias empresas eléctricas expulsen a los políticos de sus consejos de administración.

En definitiva, el futuro deberá estar marcado por la sostenibilidad, las bajas emisiones, la transparencia, los beneficios razonables en las empresas y la calidad de vida y el acceso a la energía de los ciudadanos.

Metodología

Los siguientes datos pretenden ser los más actuales, y pueden ser completados y matizados, por ello, se invita, desde aquí a las empresas eléctricas y al Ministerio a que aporten otros datos y otros tipos de fuentes estadísticas para avanzar en el análisis de estas relaciones con el fin de conseguir un sistema eléctrico menos dependiente del exterior, con menores emisiones de CO2, más eficiente y más competitivo.

Se han analizado los datos para los años 2013-2016 últimos consolidados los beneficios de las empresas eléctricas españolas comparados con las europeas y se observan que duplican los beneficios de sus homólogas europeas a partir de las memorias de estas empresas entregadas en las diferentes autoridades de los mercados. Estos datos confirman lo observado a finales de 2013, cuando se publicó que las grandes eléctricas españolas duplican los beneficios de las empresas europeas.

Por otra parte, se han analizado las emisiones de gases de efecto invernadero de las eléctricas españolas a partir de los datos oficiales recogidos por la administración en el Registro Nacional de Emisiones. Estos datos son conservadores respecto a las emisiones reales de estas empresas, ya que existen muchas emisiones de las mismas que no se recogen en este Registro Nacional de Emisiones.

Y finalmente se analizan los precios pagados por los consumidores a partir de datos de Eurostat 2017 y a partir de diversas evidencias sobre el diferencias de precios entre lo que pagan los ciudadanos y las empresas en España y en Europa.
Más contenidos sobre este tema




6 Comentarios
  • Marloweghost Marloweghost 09/01/18 16:48

    Si hubiera algo de dignidad entre aquellos que han colaborado en la creación de estas condiciones tan inmorales y abusivas (véase la plana mayor del PP), entonarían el mea culpa. 
     Los catalanes ya han hablado y, si algo ha quedado claro tras el 21D, es su decisión de independizarse del PP. Que lo haga el resto de España ya es sólo cosa de tiempo.
     Incluso en el casi imprevisible mundo de la política hay máximas ineludibles: "No se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo “o, dicho con otras palabras, "Cada uno cosecha lo que siembra."

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    3

    • Grobledam Grobledam 09/01/18 21:28

      CiU (actual PDCAT), colaboró en todas y cada una de "las condiciones inmorales y abusivas" que Vd atribuye en exclusiva al PP y por tanto el de hecho de que los catalanes se independiente del PP no elimina el problema, más bien lo agrava...en Cataluña y en el resto de España.
      Lo que sí es cierto es que eliminar la lacra cerril, montaraz, nacionalera y ultraliberal de aquí y allí facilitaría mucho mucho la solución a los problemas de los españoles, de todos los españoles.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      5

      • Grobledam Grobledam 09/01/18 21:32

        Y para muestra un botón: los diputados separatistas ya están volviendo a las comisiones del congreso donde se juega "la pela".
        A que Vd y yo sabemos de qué lado se van a poner.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        3

    • frikeldon frikeldon 09/01/18 17:41

      El PP es un síntoma, no el problema en si. Echar al PP del parlamento no arreglara de per se, los problemas que tenemos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Larry2 Larry2 09/01/18 11:53

    las cuentas están claras. Precios mas caros de europa para los consumidores, contaminación mayor de la naturaleza, y grandes benefcios de las electricas. Me pareció leer por algun sitio que su presidente ganaba diariamente unos cuarenta mil euros, que verguenza. Menudo negocio, cerrramos el paso a las renovables, y abrimos las puertas giratorias a lo politicos. Es el resumen de pais que tenemos. La culpa, de todos lo que votan a esta panda de ladrones, y ahí estan PP-PSOE, somos responsables todos en buena medida, pero con mi apoyo se acabó.agur 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • senenoa senenoa 09/01/18 10:18

    La culpa es, una vez más, de los ciudadanos. Cuando llegó Rajoy al poder, lo primero que hizo su ministro de industria (el infausto señor Soria) fue cepillarse la legislación de energías renovables de Zapatero (bueno también rescató al Castor y otras lindezas que ahora no vienen a cuento),  poner un impuesto al sol y facilitar que las eléctricas tuvieran su marco actual: La patente de corso que les permite lo que pone de manifiesto el artículo, maximizar los beneficios a costa del precio que se ven obligados a pagar los ciudadanos... ¿Qué pasó en la siguiente legislatura? que cerca de ocho millones de ciudadanos volvieron a votar al PP, ya inmerso en múltiples causas judiciales por corrupción y con extensas y variadas pruebas de su incompetencia y latrocinio con lo público...
    Lo dicho, nosotros y sólo nosotros somos los culpables, por estúpidos y por súbditos irredentos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    16

 
Opinión