X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




A debatir

La izquierda y el nacionalismo

Publicada 29/11/2017 a las 06:00 Actualizada 28/11/2017 a las 21:02    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 131

En los debates que se han suscitado a propósito de la crisis catalana, ha habido una cuestión recurrente en el seno de la izquierda. Dicha cuestión tiene que ver con la compatibilidad entre ser nacionalista y tener ideas izquierdistas.

El problema se puede formular de dos maneras, con matices ligeramente distintos en cada caso. La primera es esta: ¿se puede ser nacionalista y de izquierdas? Esta forma de realizar la pregunta cuestiona si alguien que defiende ideas nacionalistas puede ser de izquierdas. O, en términos menos abstractos, si podemos considerar que un partido como Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), que defiende explícitamente la independencia de Cataluña, puede tener ideas de izquierda.

La respuesta negativa se basa en el principio de que un partido de izquierdas no puede querer la separación de un territorio de un Estado constituido porque dicha separación es un ejercicio de egoísmo o insolidaridad. En la medida en que un Estado catalán dejaría de contribuir al sistema de financiación autonómica y a la Seguridad Social, estaría suprimiendo sus lazos de solidaridad económica con el resto de Comunidades Autónomas de España. Dándose la circunstancia de que Cataluña es más rica que la media española, la independencia significaría menos redistribución entre territorios.

La respuesta positiva se basa en el principio de que un partido de izquierdas puede querer la redistribución y el reparto de la riqueza en la comunidad política de la que se sienta parte. De la misma manera que la izquierda en España está a favor de redistribuir la riqueza entre españoles y no entre españoles y marroquíes, o entre españoles y portugueses, la izquierda en Cataluña puede estar a favor de políticas sociales y de igualdad en Cataluña. La única diferencia entre ERC y los partidos de izquierda españoles es que el Estado catalán no existe, es sólo una aspiración, mientras que España es un Estado realmente existente en el que ahora mismo la redistribución se produce entre todos los españoles, catalanes incluidos, pero no traspasa las fronteras nacionales.

La segunda pregunta es la siguiente: ¿puede alguien de izquierdas en España apoyar la causa de los nacionalistas catalanes o, al menos, apoyar la posibilidad de que un territorio se independice si una mayoría suficientemente amplia de sus habitantes así lo desea? Esta pregunta se refiere ya no a los partidos políticos catalanes de izquierda, sino a los partidos españoles de izquierda que han de tomar partido sobre la demanda de independencia de una parte de la sociedad catalana. Caben, de nuevo, dos respuestas.

La respuesta negativa establece que la izquierda es internacionalista y federalista, su vocación consiste en unir y no en separar. Por eso, el objetivo debe consistir en avanzar en la integración de los pueblos de Europa, no en romper los Estados en unidades más pequeñas. El independentismo es una forma de particularismo y, frente a ello, la izquierda defiende valores universales.

La respuesta positiva, en cambio, considera que la izquierda debe respetar la voluntad democrática de un territorio si este no quiere seguir perteneciendo al Estado titular. No se puede obligar a un pueblo, en contra de su voluntad, a  vivir en un Estado del que no quiere formar parte. Por principios democráticos, la izquierda debe respetar la decisión de un territorio de romper con el Estado existente si dicha decisión viene avalada por una mayoría suficientemente amplia de su población.

Lo normal es que las dos preguntas tengan respuestas similares (aunque, desde un punto de vista lógico no tenga por qué ser así). Es decir, quien piensa que ERC no es verdaderamente un partido de izquierdas por defender la independencia de Cataluña, creerá también que la izquierda no debe dar cauce a una demanda de independencia, pues este tipo de demanda resulta impertinente en un  sistema democrático. A su vez, quien piense que ERC es un partido de izquierda además de independentista tenderá a creer que si hay una demanda mayoritaria de independencia en Cataluña no quedará más remedio que establecer algún procedimiento democrático para hacerse cargo de la misma.

En fin, este es el debate, un tanto más abstracto o filosófico que los anteriores, que me gustaría plantear esta semana a los lectores de infoLibre: ¿cuál es la relación entre izquierda y nacionalismo? ¿Puede haber nacionalismo de izquierdas? ¿Puede la izquierda hacerse cómplice de las demandas nacionalistas?
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



12 Comentarios
  • Curuxa Curuxa 05/12/17 14:37

    "La idea de España es una construcción, unos la comprar y otros no". Entrevista a Xoel López en publico.es. Interesante visión para el tema del nacionalismo y la izquierda.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Grever Grever 04/12/17 09:13

    Las izquierdas para ser consideradas como tales frente a "las derechas" entiendo que han de fundamentarse en principios de racionalismo y universalismo. La continua alusión y promoción del "sentimiento nacional diferencial" por parte de ERC se contrapone a la racionalidad. Razón versus Emoción. El nacionalismo que busca la división choca con cualquier desarrollo universalista. Desde mi punto de vista ERC es un partido de derechas por su fomento de lo emocional y apropiamiento territorial. Espero que alguien con más referencias que yo acabará incluyendo sus propuestas políticas en la tradición del nacionalsocialismo, nacionalfascismo, nacionalsindicalismo, nacionalcatolicismo añadiendo el nacionalcatalismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    3

    • jagoba jagoba 05/12/17 07:26

      Sobre "El nacionalismo que busca la división"
      Puedes tener razón o no.
      También puede buscar la independencia de un gobierno español de derechas y muy corrupto.
      Yo no soy nacionalista , ni independentista pero si entiendo que haya gente de izquierda que le gustaría serlo.
      Ser de izquierda implica intentar mejorar las condiciones de vida de gente que pasa muchas necesidades. Y el gobierno español está gobernado por el IBEX y los bancos.Recurrir los bonos de pobreza energética en Diciembre y la ultima barbaridad visible de los dueños del gobierno español.
      Intentar independizarte de los poderosos y gobernar para todos si es de izquierdas.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • jasanqui17 jasanqui17 03/12/17 20:50

    La certeza de una respuesta que no esté impregnada de contradicciones la considero en una más que estando sustentada en las convicciones personales a las que, si bien tenemos derecho, no deja de ser una visión teórica o pragmática de nuestra experiencia o de nuestra formación o de nuestra creencia, sin la contemplación de otras perspectivas que se generan como resultado de las situaciones reales de vida.
    Nos movemos en la ola de la historia con sus caprichos y sus modas, necesitamos comprometernos con nuestro tiempo lo que hace que tomemos nuestras propias decisiones equivocadas o no, participamos y aportamos nuestro grano de arena al presente. Recuerdo una fiebre unionista por una europa común, en cambio ahora toca que cada uno desgarre ese sueño.  Cuidado con aferrarse a una idea fija ya que tenemos la tendencia a convertirla en la supremacía  moral que termina menospreciando a las diferentes opciones. En la historia tenemos una gran cantidad de ejemplos donde la supremacía moral ha supuesto un cúmulo de crímenes de difícil justificación. Un primer ejemplo lo podemos contemplar en la evolución del cristianismo, pero para no alejarnos tanto en el tiempo podemos poner como ejemplo la evolución de la revolución rusa, y la evolución de los movimientos socialistas no marxistas del siglo XX, Hitler, Mussolini proceden de una cultura socialista que evoluciona dentro del nacionalismo de la peor de las formas posibles. En España ocurre lo mismo con el movimiento falangista y su Exaltación Nacional que por cierto aún algo queda.  Ni nacionalismo, ni socialismo nos va a garantizar una evolución hacia la justicia social, creo que el nacionalismo rápidamente termina degenerando hacia el supremacismo, por contra el socialismo busca inicialmente la justicia social que debe ser sujeto por los sistemas de control para evitar la sovietizacion. Este control tendría que venir del sistema democrático y de unas reglas de juego que controlen el poder financiero, y los poderes económicos de las grandes multinacionales.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 03/12/17 13:12

    Parto de manifestar que soy universalista kantiano. Eso me conduce ideológicamente a ser contrario al nacionalismo siendo de "izquierda".
    Ahora bien, en el Siglo XXI asistimos al poder del neoliberalismo universal. Asistimos a la perdida de una concepción de proletariado. Asistimos a una generación de políticos burócratas. No estamos a finales del XVIII ni en el XIX.
    Ahora la izquierda ha de moverse en círculos más pequeños, más territoriales que universales.
    Aquí convergen, ahora, izquierda y territorialidad limitada.
    La izquierda estatal es tan territorial como la izquierda catalana. Ni siquiera hay, ahora, una izquierda europea.
    Estamos ante una evolución? Una involución? Una revolución?
    Estamos en un nuevo espacio social, cultural, económico y político.
    No debemos perdernos en debates del pasado.
    Quiénes han alcanzado el poder real lo hicieron.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Nazario Nazario 03/12/17 13:03

    Puede ser muy pertinente la cita de Lenin. También lo pude ser recuperar de la historia los debates en el seno de la Segunda Internacional a propósito de la guerra y específicamente de la aprobación de los créditos de guerra. Tampoco sería inútil recordar el relacionado con "el socialismo en un solo país y la revolución permanente". Son aportaciones teóricas que pueden ser relevantes porque, además, tienen su correlato en hechos históricos en los que también la izquierda tiene responsabilidad. No estaría mal sacar alguna lección para el momento presente.
    Personalmente, no creo que sean compatibles las ideas nacionalistas y las de izquierdas. Dos guerras europeas y la propia guerra civil española, además de otras en el ámbito de Europa, considero que no deben olvidarse al posicionarse sobre este tema.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Gerolo Gerolo 03/12/17 09:48

    Difícilmente compatibles. Por definición (genérica e imprecisa, ciertamente), las izquierdas (que son diversas) ponen el acento en la solidaridad, en lo que los une; el nacionalismo, en lo que separa. Esa comprensión, que raya en la simpatía, de parte de la izquierda por el nacionalismo, deriva de varios factores: las majaradas postmodernistas de "la diferencia" y demás discursos relativistas (el gran cáncer de la izquierda desde los 80), y la confusión de los llamados "movimientos de liberación nacional" del Tercer Mundo con los nacionalismos "pequeñoburgueses" (incluidas las CUP, sí) de andar por casa de por acá. Y ya, para acabar un poco pedantemente, una cita de Lenin: "no pintéis el nacionalismo de rojo"... que no cuela... Hasta que la izquierda sea coherente consigo misma, y se quite esos resabios pseudoprogres, las contradicciones en este tema le restarán apoyos... y con razón.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Giovanni Drogo Giovanni Drogo 02/12/17 19:23

    El debate sobre el independentismo ha provocado que los problemas reales de la población hayan quedado sepultados. Nadie de entre los políticos habla del paro, del paro juvenil, de las pensiones, de la violencia sobre la mujer, del cambio climático que está provocando fenómenos meteorológicos extremos y de otras cuestiones que requieren una solución urgente. Debemos pedirles a los partidos que nos expongan sus propuestas sobre ellos. Si crees que debe ser así, por favor firma esta petición en Change.or y difúndela.
    https://www.change.org/p/los-partidos-que-se-pesentan-a-la-elecciones-del-21d-en-catalu%C3%B1a-partidos-que-se-presentan-a-las-elecciones-del-21d-se-pronuncien-sobre-problemas-sociales

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Ángel S.B. Ángel S.B. 02/12/17 16:31

    Amigo Ignacio, primero lo que no tengo claro qué es un partido de izquierdas y en qué consiste el nacionalismo en este territorio llamado España....pero porque no está nada claro no porque yo sea un ignorante o necio, aunque algo si puede que lo sea....El PSOE es de izquierdas?...El partido ERC, y el antiguo CIU son nacionalistas, independistas, soberanistas?? ...Todo esto del independentismo es una farsa para unos nacionalismos rancios, injustos, elitistas etc de ambos bandos... españolistas y catalanistas??? Estos poderosos,ambos, nos quieren atontados y embobados en falsos discursos....
    La izquierda que se precie debe ser patriota del planeta...y en el territorio donde se ubique deben ser igualitaria y más importante equitativa....para todos los ciudadanos que la habiten.... De todos modos y englobando más allá tú planteamiento...o esta ciudadanía y juventud se plantea en serio un nuevo proceso constituyente y más equitativo reparto de la tarta o se va al garete todo planteamiento.....Esto de izquierdas y nacionalismos...no deja de ser un cuento de falsos patriotas y desorientados izquierdistas....Salud y República!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • platanito platanito 02/12/17 12:28

    El mundo, al día de hoy, está formado por naciones.
    Y hay más número que en el pasado.
    Cada nación tiene como empeño principal hacer que
    su población sea lo más homogenea posible en la
    aceptación de sus símbolos: banderas, himnos, fiestas
    nacionales, selecciones deportivas, etc. y de eso se
    encargan las escuelas, la antigua mili, la publicidad
    institucional, la cultura, etc...
    Por tanto nación implica nacionalismo, pero nada es
    inmutable en la historia y las grandes guerras han
    provocado grandes cambios. Basta comparar la geagrofía
    política a lo largo de los siglos.
    Nuestro nacionalismo se exacerbó en 1808 con la
    invasión francesa, pero a la inversa de la república
    francesa, en España siguió la monarquía mangoneando
    su cortijo, con el apoyo del ejército y la iglesia.
    Tras las cortas experiencias republicanas, nos asfixió
    de nuevo el nacionalcatolicismo. En Europa pasó la 2º
    gran guerra, vino la declaración de derechos y mayo
    del 68. En el mundo occidental Reagan la Tatcher y
    el papa polaco nos trajeron el neoliberalismo
    internacionalista (globalización) de las transnacionales.
    Los estados se sienten impotentes y de remate la UE se
    alinea descaradamente con el gran capital y los
    gobiernos se derechizan más y más. Aquí el PxxE con
    vitola de izquierda de Felipe ha resultado ser la cara B
    de la derecha. La gran crisis y el 15M nos despertó al
    grito de basta ya y el no nos representan.
    Los gobiernos del régimen del 78 se sirvieron del PNV y
    de CYU (nacionalistas) y a cambio permitieron el
    adoctrinamiento de su juventud, con lo cual se han
    recrudecido los nacionalismos regionales/nacionales.
    Al frente de ellos las burguesías respectivas.
    En Euzkadi la movida Ibarreche descarriló y se apaciguó.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    1

    • platanito platanito 02/12/17 12:39

      En CAT, a cuenta del Estatut cepillado y del 3 per cent se formó el trío contranatura CYU Esquerra y CUP y fracasaron en el intento de segregación a tenazón. Tres nacionalismos en uno frente a los otros tres PP, PXXE, C,s. Y la verdadera izquierda en el fiel de la balanza.
      ¿Somos nacionalistas en UP y confluencias?
      - Nos reclamamos de la bandera española
      - De una España democrática social y republicana sin castas privilegiadas.
      - Con una ley electoral moderna y una constitución remozada donde nuestras nacionalidades se sientan a gusto.
      - Influenciando en la UE para derivar hacia la Europa de los pueblos y pasar de los mercaderes y los TTIP.
      Entonces seremos nacionalistas europeos. Amen. Así sea. Ainsi soit il.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      0

  • Orlinda Orlinda 02/12/17 11:55

    Me parecen muy acertadas las exposiciones de JacktheRipper, Jose2809, y Culantrillo sobre qué es la izquierda. Coincido.
    Las que no son de recibo son las preguntas capciosas de Galeno. En todos los Estados tanto de sistema capitalista com socialista ha existido y existe el delito de sedición y cualquiera de ellos aplicaría su 155 correspondiente cuando se produzca. Preguntas para dar a entender que Podemos es el más guay del mundo mundial, ni de derechas ni de izquierdas ni de centro ni medio pensionista, el partido chichinabo que improvisa sobre la marcha para ganar (sus sillones).

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    11



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.