X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

No es el fútbol: el deporte nacional es tirar balones fuera

Publicada 09/01/2018 a las 06:00 Actualizada 08/01/2018 a las 20:48    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 32

“Las personas capaces buscan soluciones; las demás, excusas”.

Todo lo que sucede, empezó en alguna parte y tiene consecuencias, salvo si hablamos de política y de España, porque aquí el poder se ejerce con un megáfono y una palangana, el primero para vocear los éxitos y la segunda para lavarse las manos cuando algo sale mal. En las instituciones públicas de nuestro país muy pocos reconocen un fracaso o un error; nadie dimite, ni asume sus responsabilidades, ni se disculpa; al contrario, si vienen mal dadas, sacan la raqueta y las devuelven de revés a campo contrario: a mí no me miren, ha sido el otro. No hay más que ver, a modo de ejemplo y de síntoma, lo que ha pasado el día de Reyes en la AP-6 y de qué forma los implicados en ese suceso que tuvo a miles de coches atrapados durante horas en la nieve, practican el deporte nacional, que es echar balones fuera. El Ministerio de Fomento y la concesionaria que explota la carretera se acusan mutuamente; el de Interior no dice esta boca es mía, aunque puede ponerse la medalla de la actuación reparadora del ejército y la Guardia Civil; y la Dirección General de Tráfico regaña a los conductores que, en opinión de su jefe, no fueron precavidos, no estaban atentos o se pasaron de listos y confundieron liarse la manta a la cabeza con enfrentarse a un temporal. No hace falta saber leer las hojas de té para adivinar que después de lo que ha pasado, no pasará nada, como siempre.


Pero lo cierto es que la gestión del problema fue desastrosa, sobre todo si se tiene en cuenta que estamos hablando de la crónica de una muerte anunciada: las precipitaciones no fueron una sorpresa, porque se las esperaba y porque no cayeron en Ibiza o en Las Palmas, sino en Segovia, donde la fuerza de la costumbre debería haber enseñado algo a las autoridades; y claro que fue grande, pero no tan catastrófica como se dice: en la zona donde se produjeron las retenciones más graves, en la sierra y los puertos ya cercanos a Madrid, la nieve alcanzó a lo sumo los veinte centímetros, y eso en las cumbres, no en el asfalto; en Chicago, Ontario, Nueva York o Boston, cuando la cosa se pone fea, se mueven entre los cincuenta y los setenta; por no hablar de los quinientos seis de Buffalo, Nueva York, en 1977, o los doscientos cincuenta y ocho de Irán, en 1972. Lo del sábado fue mucho, pero no debía haber sido para tanto.


A todas luces, se debió prever y combatir la amenaza, que los eficaces sistemas meteorológicos de hoy en día conocían de sobra y los medios de comunicación habían difundido generosamente; y más aún cuando estábamos en una fecha señalada en rojo en el calendario, en plena operación retorno de las vacaciones de Navidad. Pero lo único que no falló, eso sí, fue el cobro del peaje a las mismas personas que habían quedado atrapadas en la autopista: nada de abrir las barreras, el negocio es el negocio.


Es difícil enfrentarse a estas cosas, por supuesto, porque el engreído ser humano se hace pequeño ante la naturaleza cuando ésta se enfada; pero la verdad es que yo estaba allí, pasé de milagro y derrapando la parte donde poco después se produciría el bloqueo de miles de familias, y les aseguro que antes de comenzar el ascenso de la montaña las señales recomendaban sólo precaución, que obviamente la vía no estaba cortada y que no había máquinas quitanieves suficientes, como quedó demostrado: nosotros, con mucha suerte, nos pusimos detrás de la que pasó cuando ya nos habíamos parado y nos temíamos lo peor, tras esquivar dando bandazos a los dos coches que nos precedían y que acababan de chocar; y tras ella, llegamos poco a poco hasta el túnel de Guadarrama y de ahí a casa. Salvados por la campana.

Al día siguiente, las cosas empiezan a ir más despacio, imagino que a la espera de que se olviden. Fomento deja la pelota en el tejado de la concesionaria, aunque su propio nombre indica que el que le concede la explotación es el dueño de la carretera y nos haga creer que algo tendría que decir. Tráfico argumenta que el Estado es el propietario de la infraestructura, pero “a Iberpistas le corresponde la responsabilidad de la gestión sobre la nevada”, es la que “tiene que decidir cuándo cerrar el acceso” y está obligada a “tener los medios” para afrontar una situación como la que se produjo. Por alusiones, la firma de Abertis responde que puso en marcha el Plan Operativo de Vialidad Invernal —bonito nombre, y muy sonoro— “bajo la supervisión directa del Ministerio de Fomento y de la Dirección General de Tráfico”, y que se mantuvo “en constante cooperación con Protección Civil, Cruz Roja y la Unidad Militar de Emergencias (UME)”. El ministro De la Serna, sin embargo, aseguró que fue informado “a posteriori” de la situación. Las dos cosas no pueden ser verdad, así que alguien miente. Pero dará igual, no se echó bastante sal sobre la AP-6, pero se echará toda la tierra que sea necesaria sobre este asunto, para que al llegar la primavera todos se vayan de rositas.

Eso es lo malo. Lo peor es que volverá a pasar, como cabe deducir de la defensa numantina que el jefe de la DGT ha hecho de sí mismo. Según él, actuó según su protocolo, puso medios “más que suficientes para resolver la situación”, “no se escatimaron recursos, horas ni personal” y fueron los usuarios quienes “no se enteraron o no tomaron las precauciones necesarias.” Con tanto Poncio Pilatos, cómo no van a bajar sucias las aguas de nuestros ríos.


Hazte socio de infolibre



32 Comentarios
  • Lunilla Lunilla 13/01/18 11:05

    ........"-Eduardo Aligheri dijo:  Llena tu vida de acciones y soluciones, no de pretextos y excusas, los sentimientos negativos que guardas en tu corazòn  a la ùnica persona que hacen daño es a tì: "No me gustan las mentiras porque al final duelen mas que la verdad, ni las verdades a medias porque lastiman igual que una mentira.  Lunilla ///   PD: Enviado a editar a las a las 11,04 h a/m.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • el belgicano. el belgicano. 11/01/18 08:00

    benja(con perdón),con tantos balones fuera y algunos pinchados,no comprendo como siguen chutando,yo lo se : esto es España y el PP tiene para nosotros la desgracia de seguir tirando fuera los balones.lo malo es que ya han quitado ls porterías.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • el belgicano. el belgicano. 11/01/18 08:00

    benja(con perdón),con tantos balones fuera y algunos pinchados,no comprendo como siguen chutando,yo lo se : esto es España y el PP tiene para nosotros la desgracia de seguir tirando fuera los balones.lo malo es que ya han quitado ls porterías.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    0

  • Fortunato Fortunato 10/01/18 12:44

    Creo que todos deberíamos retirar algunas comas y palabras de nuestros respectivos relatos para  poder construir uno aceptable para la mayoría y cercano a la verdad. Un alcalde de Bildu hizo algo así, me parece recordar.
    He vuelto a releer las noticias sobre el suceso, procedentes de diversas fuentes, y me confirmo en mi opinión de la actuación judicial es parcial e injusta y que la descripción como “pelea de bar” no es intelectualmente honesta.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    2

    • paco arbillaga paco arbillaga 10/01/18 15:00

      Si se busca en Google «pelea de bar en alsasua» comprobarás que, según tú, habemos muchas personas que no somos honestos intelectualmente. ¿Cómo calificar a quienes dicen que no fue una pelea de bar?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      7

      1

      • Fortunato Fortunato 10/01/18 18:12

        No merece la pena continuar. Reconozco que es un exceso por mi parte calificar de deshonesto a quien no ve las cosas como yo las veo, por muy evidentes que a mí me parezcan. Supongo que a ellos les ocurrirá otro tanto.
        Para tales desacuerdos se inventaron los juicios.
        Salud y librepensamiento.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        3

        • paco arbillaga paco arbillaga 10/01/18 18:21



          Opino que se puede discrepar desde el respeto mutuo. «Salud y librepensamiento.»

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          1

    • Fortunato Fortunato 10/01/18 12:51

       Me equivoqué de lugar. Era una respuesta a Paco Arbillaga.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • phentium phentium 10/01/18 07:59

    Hace ya demasiados años que triunfan los mediocres. Y no solo en España.....en USA trump puede ser un gran empresario pero es un pesimo estadista. Las clases de diplomacia se las salto todas. Aqui uno se sonroja cuando lee que el año que la insoportable Belen Esteban escribio un libro (se entiende que se lo escribieron) fue el libro mas vendido de aquel año.
    En este pais tenemos democratas mediocres en oferta permanente que votan a politicos mediocres. Estos politicos de carton piedra dificilmente ejerceran una buena gestion ya que su mediocridad no les permite rodearse de gente capacitada. Y esto es basicamente por dos motivos. El primero es el miedo. Miedo a los mas capacitados que ellos porque pueden dejarlos en evidencia rapida y eficazmente. Y el segundo es que en muchos casos simplemente no saben seleccionar bien a sus colaboradores y estos politicos mediocre confunden la buena labor de sus subalternos con la adulacion, los estomagos agradecidos y el trabajo sucio.
    El impresentable director de la DGT lleva demostrando su ineptitud desde sus inicios haciendo crecer a la velocidad de la luz los accidentes mortales en la carretera. Deberian destituirlo a él y a quien lo fichó tambien.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    9

  • svara svara 10/01/18 00:30

    La gente que premia con su voto la actuación del partido de gobierno, mal que nos pese, seguirá votándolo. El PP y adlateres han gestionado los medios para aborregar a la gente, (el megáfono), hasta el punto que para muchos, en edad madura, la mejor información es la que dan los noticiarios de la tele. Ultimamente en la TV se confunde el periodismo con los matices irrelevantes a la noticia central, hasta el extremo que ésta queda desvirtuada quitándole valor a la causa o causantes de los desastres, si es TV1 y se trata de alguna dejación de responsabilidad del gobierno, (la palangana). Y muchos se lo creen.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    4

  • paco arbillaga paco arbillaga 09/01/18 22:20

    Relatos de una noche de nieve y solidaridad - Decenas de voluntarios anónimos se movilizaron en Altsasu para ayudar a las 1400 personas atrapadas en la A-1:

    http://www.noticiasdenavarra.com/2018/01/09/sociedad/navarra/relatos-de-una-noche-de-nieve-y-solidaridad

    Estos habitantes de Alsasua y de diferentes sitios de España fueron quienes también ayudaron a los que lo estaban pasando mal atrapados en la nieve. Sin embargo los medios no paran de enseñarnos a todo ese hatajo de dirigentes peperos exculpándose de sus responsabilidades. ¿Cuántas «nevadas» se necesitan para echar a tanto inePPto?

    Un recordatorio: se celebrará del 17 al 27 de abril, en la Audiencia Nacional, el juicio a los ocho jóvenes de Alsasua, ¡acusados de terrorismo! por una pelea en un bar con agentes de la Guardia Civil (tres de ellos llevan un año en la cárcel). Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    4

    7

    • Fortunato Fortunato 10/01/18 11:07

      La forma de contar esa “pelea” en un bar y la descripción de los protagonistas es tendenciosa.
      Me recuerda al relato que hizo Maduro del apaleamiento de diputados por matones chavistas como una “riña”.
      Me decepciona usted en este concreto punto, ya que suelo apreciar sus comentarios.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      3

      3

      • paco arbillaga paco arbillaga 10/01/18 11:27

        En este caso la decepción es mutua. No retiro ni una coma de lo que he puesto. Osasuna2 salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        7

        1

  • Argaru Argaru 09/01/18 20:45

    La política no es fútbol, pero militantes y votantes le dan la misma consideración. Se puede ser del Betis, “manque pierda” y esto no solo es sano, es HONESTO. Lo que no es ni sano ni honesto, sino de idiotas, es defender a un partido político que ya no defiende tus intereses económicos, ideológicos e intelectuales y que ha traicionado el significado de sus siglas. Esto pasa, con mucha frecuencia, con partidos que se auto proclaman de izquierdas durante la campaña electoral y se pasan a la derecha cuando gobiernan. En el caso del Partido Popular, se dedican a lo que se dedican y los que les votan ellos sabrán porqué. Me imagino que muchos de ellos habrán sufrido, en sus propias carnes, el temporal en la AP-6. Me imagino que se pensarán mejor el voto en las próximas elecciones. En cualquier caso, crucemos los dedos.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • Fortunato Fortunato 09/01/18 18:56

    No pasará nada, nadie dimitirá ni será cesado. Al jefe Rajoy le disgustan los cambios de cualquier clase. Además, las incompetencias no están mal vistas, ni los robos y corrupciones (a condición de que no trasciendan). 
    Gracias, Benjamín.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

  • florenblues florenblues 09/01/18 16:13

    Gracias por tu nueva entrega, Benjamin.

    Todo el debate suscitado por los "Hilillos de nieve" que diría M.Rajoy, lo reduciría a dos aspectos.
    Uno, la responsabilidad de lo sucedido por parte de la administración y la concesionaria y dos, de los automovilistas
    Pienso que ambas responsabilidades cuentan, pero la primera, la de la administración, es infinitamente superior a la de las víctimas atrapadas en la ratonera. Fue una gran chapuza.
    La empresa concesionaria es tan solo la sombra alargada del poder, son los amiguitos afortunados con el negocio. Si va bien se forran y si va mal pagamos a escote. Tienen la misma responsabilidad que la administración.
    Los automovilistas y su presunta responsabilidad tiene que ver con la educación, en seguridad vial y en todo.
    Esta claro que en este país NO nos han educado en valores democráticos que implican fundamentalmente la educación en derechos, obligaciones y la defensa de la libertad, de ahí que no sepamos luchar contra los abusos de poder. Por la misma razón, la falta de educación para la libertad, hace que se siga votando mayoritariamente a ladrones y corruptos.

    No es normal que los dirigentes de la administración sean los más patanes e incapaces. Sólo han de ser los amiguitos del partido y poco más y de ahí el resultado en todas y cada una de las chapuzas que acostumbran.
    De no revertir urgentemente ésta situación, el país irá directo al abismo. Se llama moción de censura la solución.
    Salud y buen año.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    25

    • VirginiaN VirginiaN 09/01/18 20:37

      Pero cuando UP intentó una moción de censura, casi nadie la apoyó, especialmente no el PSOE. Claro, no era SU moción de censura.

      Responder

      Denunciar comentario

      9

      9



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.