x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

Tambores de guerra

Publicada el 14/01/2020 a las 06:00 Actualizada el 13/01/2020 a las 20:28
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

“Quien más chilla es siempre quien menos merece ser oído”

 

Algo tendrán el agua cuando la bendicen y el poder cuando tanta gente da cualquier cosa por alcanzarlo, incluidos su honestidad, su decencia y sus principios. Al poder no se asciende, se repta y en zigzag, porque es un mundo vertical como el de los rascacielos, y cuanto más se sube en sus ascensores o por sus escaleras, más remoto se hace lo que va quedando en los pisos de abajo, que al llegar a las últimas plantas ya se ven insignificantes. A lo mejor es estar tan altos, al nivel de los helicópteros y las nubes, lo que hace que los políticos se endiosen y olviden cómo es la realidad a ras de suelo.

Lo que la ciudadanía de cualquier signo espera de los cargos públicos que elige en las urnas es justo lo contrario: que entiendan sus problemas y en la medida de lo posible los atenúen o los resuelvan, y aunque haya gente cuya militancia lo explica todo, que va a votar a los que considera los suyos hagan lo que hagan, la simple alternancia en el Gobierno ya explica por sí sola que muchas personas cambian de papeleta cuando se ponen otra vez las urnas. Lo que ocurre es que en España hay quienes consideran que la Moncloa es suya y les gustaría privatizarla, como a la Sanidad o la Educación. Son los que nunca aceptan otro resultado que su triunfo y cuando no cae de su lado, inician una cacería. Nosotros o el escándalo.

El trío de Colón ha tocado zafarrancho, viene con el cuchillo entre los dientes y se deja caer sobre el Congreso en paracaídas, la retaguardia y las espaldas cubiertas por gran parte de los medios de comunicación, donde queda claro que la palabra invertir es la versión abreviada del verbo intervenir, porque la mano que da y la que atrapa son la misma. El toque de corneta llama a las calles y las barricadas y la nueva oposición tiene los jardines de sus chalés patas arriba, de tanto desenterrar hachas de guerra. “Vamos a hacer que este Gobierno dure lo menos posible”, claman en plan juro/que/nunca/más/volveré/a/pasar/hambre, aunque sin apretar el puño, que eso no lo harían ni para interpretar a la Scarlett O´Hara de Lo que el viento se llevó, mientras lanzan toda clase de descalificaciones, algunas tan oscuras que habrá quien piense que después de darle aire al independentismo ahora quieren agitar la sábana del fantasma del terrorismo, a ver si prendiéndole fuego a la casa los que están dentro les piden que vayan a rescatarlos. Esperemos que este segundo empeño les salga peor que el primero, donde lo bordaron, porque cuando el PP subió al poder el apoyo al independentismo en Cataluña no llegaba al treinta por ciento y había subido a un cuarenta y cuatro cuando Mariano Rajoy fue desalojado de la presidencia con una moción de censura provocada por las sentencias judiciales que señalaban la corrupción del partido que dirigía.

Atrás habían quedado los tiempos del Pacto del Majestic, la época en que su predecesor, José María Aznar, afirmaba “hablar catalán en la intimidad” y alcanzaba la mayoría del Congreso al reunir los apoyos de CDC, PNV y Coalición Canaria. O la época en que la formación de la calle Génova pactaba con el hoy estigmatizado Artur Mas y su número uno allí, Alicia Sánchez Camacho, celebraba haber llegado con él a “un compromiso político de presente y de futuro.”

Las hostilidades han empezado, el combate es a cuatro años, pero podría interrumpirlo un KO. Y las consecuencias se empiezan a notar. Un día, la asociación Hogar Social, que se considera neonazi y que se manifestó en la plaza de Colón al ritmo de PP, Cs y Vox, asalta la sede del PSOE en la calle de Ferraz. Al siguiente, sale de su retiro Mayor Oreja para exigir que se refunde el PP y lo que salga del horno sirva “para plantar cara al Frente Popular, presidido por la maldad”. Y de postre, salen obispos de aquí y allá pidiéndole a la virgen que “nos salve y salve a España” o proponiendo un curso prematrimonial de dos años “para prevenir el pansexualismo y la masturbación”. Para prevenir los abusos y la pederastia en el seno de la Iglesia, no han propuesto nada.

El último asalto ha empezado con el nombramiento de la ex ministra Dolores Delgado como Fiscal General, un puesto que no creo que ahora hayan descubierto que, según el artículo 124 de la Constitución española, “tiene como misión promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley, de oficio o a petición de los interesados, así como velar por la independencia de los tribunales y procurar ante éstos la satisfacción del interés social”, y que será ocupado por una persona “nombrada por el rey, a propuesta del Gobierno, oído el Consejo General del Poder Judicial”. Los que pusieron ellos, ¿de dónde salieron, de unas oposiciones? Uno entiende perfectamente, ahora y antes, que se mantenga que esa figura es parte del Gabinete y que eso haga sospechar de la parcialidad que pueda tener en determinadas actuaciones, pero de ahí a los insultos machistas y groseros que le dedicó este lunes a la interesada algún columnista desaforado, hay un abismo, el que separa el respeto de la bestialidad. Los que llaman a los componentes del nuevo Ejecutivo “golpistas”, sin duda habrán celebrado la salva de improperios. Si ese es el nivel, hay que subirlo. Lo que pasa es que igual ni quieren ni saben.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

46 Comentarios
  • Piazan Piazan 15/01/20 09:09

    Gracias por este artículo en el que estoy totalmente de acuerdo! Sobre todo con el nombramiento "antiestético de la fiscal general"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 14/01/20 21:06

    ¡Que privaticen La Moncloa y la Zarzuela!

    Desamortización de los bienes 'apropiados' por la iglesia/ órdenes religiosas, pero no como en el siglo XVIII...nada de poner en el mercado, mediante subasta pública los bienes, que volverían a sus manos. Que revierta al erario para sustanciar una política de 'igualdad de oportunidades' real, para todos los ciudadanos.

    Capítulo III de la CE78
    De los principios rectores de la política social y económica.
    artículos 39 a 52.

    Restitución inmediata de la Educación y Sanidad Públicas. Igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, como Ley de obligado cumplimiento por cualquier gobierno presente o futuro...del color que fuera o fuese.

    Desde la igualdad de oportunidades, real, cada cual a trabajar...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    9

    • Miguel2020 Miguel2020 15/01/20 16:32

      A este paso van a privatizar toda España, incluyendo nuestras propias familias y casas. Y con derecho de pernada.
      Bribones!!!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      0

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 15/01/20 19:00

        Alguna 'responsabilidad' tendríamos los ciudadanos si llegase a darse semejante situación ¿no cree?

        ¡Echar la culpa al empedrado, se nos da de hongos!

        Los ciudadanos somos quienes debemos defender nuestros derechos, a como de lugar. Pero, lejos de luchar por los derechos conseguidos con sangre, sudor y lagrimas de nuestros ancestros y propia, 'ponemos al zorro a cuidar las gallinas'

        ¿Cómo podemos admitir que el tal escriba&cia, gestione la SS?

        El único organismo con ingresos reales -caja única- Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) ha ido vaciándose por 'zorros, zorritos, mayores y chiquititos'

        Ahora, procede 'legalizar pérdidas y justificar préstamos estatales' por inversiones/depósitos ruinosos e ignorados por los trabajadores... Y, la mayor 'infamia': por la irresponsabilidad 'in vigilando' de los Sindicatos CCOO, UGT...ya, que sus SG están ocupados -en otros menesteres- con sus colegas de OMNIUN y ANC...

        Cambian la 'pinta' de los trileros y ¡somos incapaces de distinguirlos! Ahora, son 'progresistas'

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 14/01/20 20:53

    Ya me había ido cuando tu comentario de las 11:22. Buenas noches Isa!

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    3

  • elpontondelaoliva elpontondelaoliva 14/01/20 20:23

    SONATA PARA OBTIMISTAS
    ***
    Suenan trompetas apocalípticas
    en el vacio de los sueños
    en un mundo indolente,
    con la brigada imperialista
    colmada de testosterona
    en los escaños partidistas
    del museo de la nostalgia.

    Cantigas ultra- liberales
    desde el pulpito del insulto
    deshojan la margarita del cabreo
    por la bancada popular
    en un alarde de patriotismo
    megalómano de improperios
    santificando sus fobias
    por la carrera de San Jerónimo.

    Españoles de conciencia retorcida
    patriotas de condición económica
    y estómagos más que satisfechos,
    apropiándose con su anti-sistema
    de los vivas a los que están vivos
    de tan lúcido chascarrillo.

    Se abre la veda del escarnio
    en el jardín de las delicias
    por donde pacen los caracoles
    babeando los pasillos decorosos
    al compas de sus vivas a España
    hasta llegar al cofre de las esencias.

    Días inmemorables nos esperan
    con la dama de las camelias
    destapando el frasco de las esencias
    y sus retruécanos amorosos,
    entonando improperios populares
    haciéndoles como suyos
    estilo “himno de la alegría” versión judas
    o alguna jarcha endemoniada
    con denominación de origen.

    ¡Cualesquiera les pide a estos patriotas que se bailen una sardana
    en la plaza de Colón, como sintonía de reconciliación nacional!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • bidebi bidebi 14/01/20 16:12

    2.2
    Gran presión de los acreedores europeos. Poder económico, poder judicial, poder policial, poder militar, poder mediático, en manos en general de la ultraderecha española. Muy sabio se ha de mostrar el nuevo gobierno para sortear todos esos poderes en manos ultras. Mucha suerte y mucha valentía, pero se necesitaría además algún milagro de algún dios del cielo.
    Por cierto, para nada son tambores de guerra, la guerra no se hace con titulares. Es teatrillo para miedosos que justifique la realidad institucional de España en manos de los ultras. No necesitan guerra, la guerra ya la hicieron, ganaron y coparon las instituciones del estado. Esto es solo para justificar su mantenimiento ya que estamos ante otro “frente popular”. No seamos ingenuos, no necesitan otra guerra, la de verdad ya la ganaron y vivimos de sus consecuencias.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    5

    20

    • HEREJE HEREJE 14/01/20 18:51

      Efectivamente, bidebi, no necesitan otra guerra porque la de verdad la ganaron y desde entonces no han soltado el control de las armas. Lo que sí hacen de vez en cuando es recordarnos que es así y mover los sables para que, al sonar, asusten al personal y tranquilicen a los suyos.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      13

  • bidebi bidebi 14/01/20 16:11

    Con el nombramiento como fiscal general de la fiscal Dolores, lo que en realidad el nuevo gobierno nos está certificando, lo que nos está confirmando, es que en España no existe división de poderes, en consecuencia no existe estado de derecho. Porque el poder judicial está en manos de la ultraderecha española y esa ultraderecha no está dispuesta a cambiar ese poder por la nueva correlación de fuerzas. Es decir, que el gobierno que ha conseguido mayoría en el parlamento español va a ser incapaz de trasladar su fuerza al poder judicial en manos de la ultraderecha. Por eso nombra a la fiscal que llaman Lola para intentar configurar un contrapoder judicial. VANO INTENTO. Porque si es cierto que algo podrá hacer como parte de la acusación del estado, pero le bastaría a la ultraderecha española con presentar demanda ante SUS JUECES de cualquier cosa que se mueva que no le guste para que esa judicatura de extrema derecha, que copa los más altos tribunales, anule o castigue actuaciones democráticas.
    Es correcto el intento de contrapoder judicial, pero no me parece adecuado recurrir a la fiscal Dolores después de las vergonzosas grabaciones de compadreo con los cloacas judiciales y policiales de España que han venido dominando el cotarro podrido.
    ¿Es que no había otra fiscal sin grabaciones?.
    Lo mismo que la fiscal podrá “hacer algo”, también es seguro que el nuevo gobierno podrá “hacer algo”. Pero desde luego no mucho ni el cambio necesario en España.
    Y no por incompetencia o por falta de voluntad, si no imposibilidad. La nueva fiscalidad a los ricos y muy ricos presentada es verdaderamente ridícula. Y poco se sabe de las medidas a adoptar para perseguir el fraude fiscal. Las dos cuestiones son tan importantes que si no se obtiene dinero por esos medios no habrá dinero para avances sociales por mucho que se prometan.

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    14

  • Orlinda Orlinda 14/01/20 14:47

    Con estos redobles de tambores (reales) más tantos altavoces amplificando el ruido, es fácil reforzar lo mismo que rechazamos y dejarlo en que solo son “quimeras”.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    2

  • Salva gece Salva gece 14/01/20 14:12

    Como siempre, un excelente artículo de Benjamín Prado. No sé hasta qué punto habría que desarrollar una Ley que limitase los insultos y calumnias y las penalizase judicialmente incluso viniendo de Diputados, Senadores o cargos políticos. Está demasiado enrarecido el ambiente informativo para que esta ínfima Democracia que tenemos aguante mucho tiempo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Nidáguila Nidáguila 14/01/20 12:02

    Los obispos no salen de aquí ni de allá. Simplemente salen como la marabunta cuando algo no les interesa. Y que Podemos esté en el gobierno, aunque sea uno de los sicarios, para mi corto entender, de George Soros, no es tragable en ningún momento, ya que atentan contra sus intereses de su dios y o de sus bolsillos que son lo mismo. Y dicen que su virgen salve a España.¿Por qué en los libros de nuestra historia, estos satánicos no dicen que en la batalla de Guadalete D, Rodrigo pierde esta por la TRAICIÓN DEL OBISPO OPAS, entre otros ,con el gobernador de Ceuta. ¿Por qué no hablan de los Fraudes Píos, entre ellos el Camino de Santiago?.
    Si desde el tiempo de los visigodos estamos lamiendo los pies a estas sotanas satánicas, ¿Qué merecemos? lo que tenemos, miseria, ignorancia, servilismo, dejadez , y todo esto mandado por un hipócrita vomitivo como es el actual papa. Los que nos gobernaron, nos gobiernan y nos gobernarán serán los que la iglesia y el famoso IBEX intenten. Pero en una nación sin poder civil, que se puede esperar. Esos orwelianos que apoyan todo lo que sea genocidio y esclavitud. En la mona jesuítica está escrita, unas veces de forma solapada, y otra abiertamente.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    6

  • Humahuaca Humahuaca 14/01/20 11:45

    primero no saben y segundo o quieren

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.