x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Telepolítica

¿Te suena este discurso?

Publicada el 06/02/2020 a las 06:00

“Hubo un tiempo en el que nuestro país fue un faro brillante. Después llegaron los progresistas y erigieron una enorme burocracia estatal que esposó la mano invisible del mercado. Subvirtieron nuestros valores tradicionales y se opusieron con insistencia a Dios y a la fe. […] En lugar de exigir que la gente trabajase para ganarse la vida, extrajeron el dinero de los laboriosos ciudadanos y se lo dieron a drogadictos y a mantenidas por el estado del bienestar. En lugar de castigar a los criminales, intentaron entenderlos. En lugar de preocuparse por las víctimas de delitos, les preocupaban los derechos de los delincuentes. […] En lugar de adherirse a los valores tradicionales de familia, fidelidad y responsabilidad personal, predicaron la promiscuidad, el sexo prematrimonial y el estilo de vida gay […] y alentaron una agenda feminista que socavó los roles familiares tradicionales. […] En lugar de mandar fuerzas contra quienes hicieran el mal, recortaron el presupuesto en seguridad, faltaron al respeto a nuestros hombres uniformados, quemaron nuestra bandera y apostaron por la negociación”.

Supongo que el discurso nos resulta conocido a todos. Casi sin modificación alguna, sirve para reproducir los argumentos principales en los que se basa la ideología que defiende la derecha hoy en día en España. Pero esconde dos curiosidades. En primer lugar, el texto está entresacado de intervenciones públicas de un presidente republicano estadounidense. En segundo lugar, lo más sorprendente es que ese presidente era Ronald Reagan y el discurso corresponde a su campaña electoral de 1980. Han pasado 40 años.

Lo que confirma esta simple comprobación es que en realidad la ideología conservadora lleva décadas diciendo lo mismo. La vida avanza, los cambios generacionales se suceden cada vez a mayor velocidad, la tecnología revoluciona el mundo y el cambio climático amenaza nuestra subsistencia. Nada parece importar desde una perspectiva retrógrada. Aquellos que tienen ideas liberales, según la denominación estadounidense, o progresistas, según la terminología europea, siguen significando la misma amenaza. Millones de ciudadanos que quieren un mundo en el que se destruya la familia, el sexo descontrolado se extienda, los delincuentes sean protegidos por el Estado, la nación se autodestruya y, finalmente, el modelo económico favorezca a los vagos frente a la gente laboriosa. Es decir, una sociedad sin valores, sin ética, basada en la preminencia del sexo descontrolado y el caos económico. Lo curioso es que esta visión siga siendo creíble para otros tantos millones de personas.

Bajo esta concepción del mundo, se entiende además el miedo exacerbado que suele asentarse en la mentalidad conservadora ante la posibilidad de que la izquierda llegue al poder. Hemos escuchado hace apenas unas semanas a autoridades eclesiásticas llamar a sus seguidores a congregarse a rezar para evitar un gobierno que no es que presente un modelo alternativo de la convivencia social sino que busca la destrucción de sus principios esenciales de existencia.

Como puede comprobarse, llevamos más de 40 años escuchando la misma angustiante visión de quienes contemplan que sólo hay dos posibilidades de gobierno en el mundo occidental: o el poder cae en manos de la derecha o el caos acaba con el mundo. Al parecer, de poco sirve que a lo largo de todos estos años en multitud de países, incluida España, gobiernos progresistas se hayan alternado con otros conservadores sin que ninguna de estas naciones haya desaparecido por el sumidero.

En el caso español, hoy en día seguimos escuchando cada día que no podemos permitir un gobierno de comunistas, separatistas y terroristas. Da igual que el terrorismo haya sido derrotado con un gobierno de izquierdas en el poder; que el secesionismo sea ampliamente minoritario en España y carezca de peso democrático para llevar adelante sus planes; y que el líder comunista vestido con traje y corbata se levante en el Parlamento a aplaudir el discurso del monarca.

Todos los estudios sobre la política contemporánea coinciden en resaltar el peso creciente de lo emocional frente a lo racional en la conformación de las opiniones de los ciudadanos. Pocos sentimientos tienen tanta fuerza como el miedo. En el guion de La amenaza fantasma (1990), George Lucas ponía en boca del mítico Yoda una reflexión inspirada en la filosofía china tradicional: “El miedo es el camino hacia el lado oscuro. El miedo conduce a la ira. La ira lleva al odio. El odio lleva al sufrimiento”. Ahí es nada, empezamos con Ronald Reagan y acabamos con Star Wars. Típico de progresistas degenerados.

Más contenidos sobre este tema




8 Comentarios
  • Ambon Ambon 07/02/20 17:10

    En Reagan y su amiga Thacher está el principio de la ofensiva neoliberal que nos ha traído hasta aquí, ¿Acaso alguien leyó o escuchó algo de la insostenibilidad del Estado del Bienestar antes de estos dos?

    Antes estuvieron los fascismos con similares argumentos, pero también estaban la socialdemocracia o la doctrina social de la iglesia con la Democracia Cristiana, después de los 80 nos llegó el pensamiento único con la complicidad de todos, no hay que olvidar la tercera vía socialista que ha destruidos a muchos partidos y amenaza a otros.

    Estimado José Miguel, hoy en el ARV has hecho un discurso muy interesante y muy lúcido sobre como reflejaban los medios la extradicción del asesino de los abogados de Atocha, pero te ha faltado la valentía para decir nombres de medios y de periodistas, a eso le llamo yo nadar y guardar la ropa, ¡Una lástima!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Canija Canija 07/02/20 08:14

    La única manera que tienen los de derecha para desmontar la sociedad establecida por los progresistas ( de la cual se benefician: divorcio, aborto, matrimonio homosexual....) es haciendo uso de la mentira, como últimamente se ha demostrado con Vox y el veto parental, inmigrantes....

    Por tanto creo que en política sería muy importante buscar los medios para que un político no pueda mentir

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Evaus Evaus 07/02/20 00:21

    Bueno hay cosas que les dan pie para estas cosas. Por ejemplo los Okupas que tienes que pagar para recuperar tu casa que encima se vengan y te la destruyen. Por la vía judicial te puedes tirar dos años. Eso da pie a cosas como las enumeradas. Hay que corregirlo de forma inmediata. Una cosa es que tomen los innumerables pisos vacios de los bancos ya pagados entre todos los ciudadanos vía rescate bancario y otra muy diferente es que ocupen casa como la de aquella anciana de Bilbao. Es bien simple de arreglar, para no dar pie a las derechas. Pero lo peor es que otra vez los vientos de cola que tuvo el Pp en lo económico me da que se van a volver de cara en poco tiempo. La derecha feliz, porque ya tendrán cantinela. Socialismo=Caos y debacle económica. Veremos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Prometeo46 Prometeo46 06/02/20 14:01

    Al burdo discurso de un político ultraconservador como Reagan en los años 80, se podría añadir un detalle del discurso de ayer, o anteayer, de Trump, cuando tocó el tema sanitario, diciendo que no permitiría que el socialismo, o los socialistas refiriéndose a Sanders, estropeara o hundiera, no recuerdo el verbo empleado, el excelente sistema sanitario que tienen los estadounidenses, cuando todo el mundo sabe que la sanidad pública brilla por su ausencia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Caecilium Caecilium 06/02/20 12:47

    Cuando el pensamiento mágico sobrevive más allá de su ámbito de influencia natural, la primera infancia, se convierte en la lacra que nos ha acompañado desde nuestros inicios como especie racional. No resulta extraño por tanto ese cada vez mayor peso de lo emocional ante lo racional. Ni es casual esa infantilización forzada de las sociedades dominantes. La irracionalidad resultante es un estado poderoso casi imposible de combatir por la razón, y que vemos resurgir por todas partes, hasta desde los rincones más impensables, como por ejemplo sucede con el creacionismo, promovido desde los propios sistemas educativos de estados supuestamente civilizados, o el más fascinante aún terraplanismo. Algo va mal.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 06/02/20 10:40

    Por todo lo que expones tan bien, debemos pensar antes de hablar y mantenernos bien unidos. Buen dîa!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • Grever Grever 06/02/20 09:18

    Solo una discrepancia. La consigna "Dios, patria y Rey" tiene más de cuarenta años y forma parte de la misma propaganda incitadora del camino hacia el lado oscuro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Mirandero Mirandero 06/02/20 07:22

    La absurda argumentación que predica la Iglesia española cuando dice que un gobierno socialista traerá todos los males inimaginables, está dirigida a personas con un nivel cultural infantil o a los que quieren mantener un Estado ya desaparecido afortunadamente. No se puede entender de otra manera que un discurso tan burdo y simplón pueda tener éxito en amplios sectores sociales, y lo reafirma claramente José Miguel Contreras cuando dice en su artículo de opinión: «…de poco sirve que a lo largo de todos estos años en multitud de países, incluida España, gobiernos progresistas se hayan alternado con otros conservadores sin que ninguna de estas naciones haya desaparecido por el sumidero». Por mucho que políticos y medios de comunicación nos quieran vender que España ya es una democracia consolidada, la realidad es que todavía queda bastante para que sea cierto.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    14

Lo más...
 
Opinión