X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
¡A la escucha!

50 kilómetros de diferencia

Publicada el 31/07/2020 a las 06:00

Las fronteras son políticas, económicas, ideológicas si me apuran, pero con la que está cayendo, sinceramente no creo que sean sanitarias. El virus no entiende de límites geográficos y cerrar fronteras puede ser una buena decisión política, pero de nada servirá si no se toman medidas parecidas dentro de tus límites.

Varios países han hecho un buen agujero en la economía española decretando la cuarentena a quienes vengan o vayan desde España o directamente recomendando a sus nacionales no viajar a nuestro país este verano. La cifra de nuevos positivos crece de forma preocupante, cierto, pero hay que mirar bien, qué estamos haciendo aquí y qué están haciendo los demás.

50 kilómetros de diferencia. Son los que hay entre San Sebastián y Bayona. Quienes vivimos cerca de la frontera, solemos cruzar bastante a menudo a Francia para pasar el día, para dar un paseo por sus playas salvajes y perdernos un poco entre las callejuelas de pueblos y ciudades que nos resultan muy familiares, comparten mucho, en cultura y arquitectura con las del Navarra y el País Vasco. 50 kilómetros y es como irte a otra realidad. Allí no hay virus, ni brotes, ni nueva realidad que se le parezca. Nadie lleva mascarilla, excepto en el transporte público y en los supermercados, la distancia social no existe, las terrazas están llenas de gente, de mesas pegadas unas a otras y el ir y venir de gente es exactamente igual al de cualquier otro verano. 50 kilómetros y están en otro mundo. Y piensas que es imposible que allí no haya brotes, ni rebrotes, ni contagios. Con lo poco que conocemos de este virus, sabemos que contagiarte o no, no es cuestión de dónde estés, sino de lo que hagas. Y nuestros vecinos franceses, que han tenido cifras terribles de muertos durante la primera oleada, parecen haber dado carpetazo al asunto y viven y actúan ajenos a todo. Es más, nos miran con extrañeza cuando nos ven con nuestras mascarillas, paseando por la calle. Te identifican rápidamente, sin pronunciar ni una palabra, de dónde vienes, que eres español y casi te miran con condescendencia.

Así que la pregunta es ¿qué estamos haciendo nosotros mal para que tengamos las cifras de contagios disparadas y en cambio, a pocos kilómetros, aparentemente vivan despreocupados ante nuevos rebrotes? Me temo que la realidad, tozuda, nos demostrará que en breve estaremos hablando de una segunda ola en todos esos países que ahora se blindan ante la llegada de españoles. Reino Unido fue de los últimos países en caer de bruces ante la virulencia del covid y ahora, con apenas medidas restrictivas, impone cuarentenas.

Hablamos constantemente de los contagios en las zonas de ocio nocturno. Los pubs de Londres, las terrazas del País Vasco francés, están llenas de gente cada noche. Podemos cerrar fronteras, claro que sí, pero esto es un sinsentido. Si Europa no establece medidas conjuntas para combatir el virus, da igual cuánto queramos blindarnos cada país, porque de poco servirá. Las fronteras son límites políticos que en esta pandemia, o se actúa de forma coordinada, o de poco servirán. Es la misma lección que podemos aprender de lo que nos está pasando en casa durante estas semanas. El primer mes de vacaciones, julio, está a punto de cerrar con cifras terribles de contagios. Los que han esperado hasta agosto, están a punto de arrancar unas vacaciones con el temor de no saber qué pasará mientras estén fuera de casa, si la vuelta vendrá con la palabra confinamiento colgada bajo el brazo. Podemos apelar de nuevo a la responsabilidad individual, sí, imprescindible, pero se trata de algo más. Quienes criticaron sin control las medidas que se tomaron en marzo se sienten ahora perdidos, desbordados por tener que gestionar ellos el control de la pandemia, por tener que tomar decisiones. Va a ser un verano extraño en el que lo único que les puedo decir es que descansen todo lo que puedan, carguen pilas, porque vamos a necesitar toda la energía para afrontar el próximo curso.

Más contenidos sobre este tema
Relacionados




9 Comentarios
  • Lucía Oliveira Lucía Oliveira 02/08/20 11:05

    Totalmente de acuerdo con todo. Me han venido a la memoria las imágenes que se vieron en un telediario ayer, de playas en el Reino Unido abarrotadas, sin distancias de seguridad ni mascarillas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Buganvilla59 Buganvilla59 01/08/20 18:15

    ¡Cuanta razón! Me voy de vacaciones con la intención de coger fuerzas para el próximo confinamiento que, si no lo remediamos ahora, lo tenemos en el mes de septiembre o como mucho en octubre. Por favor hago una petición a las CC AA para que pongan todos los recursos antes de cerrar otra vez el país. Test, test, test, aunque yo también pido más... multas, multas, multas... y responsabilidad, porque as, no vamos a ninguna parte.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • MIglesias MIglesias 01/08/20 13:01

    Toda la razón, ninguna frontera para un virus, o la estrategia es conjunta o no salimos de esta hasta que el virus quiera.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • tarrul tarrul 31/07/20 13:22

    Genial articulo, muchas gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Manuel Rey Manuel Rey 31/07/20 12:57

    Gracias Helena  por decirlo con esa dulzura.  
    ! Cuanto me encantaría que te leyesen.... los Ayusos, Torras.... 
    Salud 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Cea Cea 31/07/20 12:30

    Veo diariamente los informativos de la SEXTA,que no son nada del otro mundo, y no me pierdo el que tú presentas porque todo lo que dices da sensación de verdad, de credibilidad;como este artículo. Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • BASTE BASTE 31/07/20 08:44

    "La tetra con sangre entra",el refranero lo pone claro,este otoño lo veremos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • BASTE BASTE 31/07/20 08:45

      letra

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Ayla* Ayla* 31/07/20 07:27

    Durante toda la desescalada, se estuvo hablando de la necesidad del rastreo de los contactos, y por los datos que se dan, no se ha tomado en serio, ni se ha reforzado la atención primaria.
    En marzo no conocíamos lo que era un asintomático, pero ahora lo deberíamos tener todos muy clarito.
    Todos tenemos nuestra parte de responsabilidad, las administraciones pero también los ciudadanos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

Lo más...
 
Opinión