Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Segunda vuelta

No es una ley, es una obligación

Publicada el 07/10/2021 a las 06:00

La reacción del PP, los bancos, los lobbies de propietarios e inmobiliarias y la derecha mediática ha puesto en evidencia que la vivienda como un eje principal de pobreza y desigualdad es consecuencia de una deliberada defensa de la desregulación especulativa. La ley, primera en democracia, abordará necesidades flagrantes: la regulación del alquiler para garantizar el acceso (artículo 47 de la Constitución), la protección frente a los desahucios y un parque público que rebaje la tensión del mercado.

No se hizo con Zapatero, ni con Rajoy, ni el año de legislatura tras la moción. El espíritu de la futura norma no ha sorprendido porque estaba en el programa de Gobierno. Porque se debatió en profundidad con José Luis Ábalos al frente de Fomento. Y porque es el mínimo al que se ha podido llegar después de años de presiones sociales, llamadas de atención de Europa y un debate que ha ido de la calle a los partidos y ahora por fin llegará al Congreso.

Lo que conocemos de momento es un armazón de propuestas para que las comunidades autónomas y los ayuntamientos tengan seguridad jurídica para aplicar medidas que alivien unos precios disparados y favorezcan el acceso a los jóvenes. Un primer intento de poner algo de orden en la fractura social que provoca no tener casa. O tenerla compartida durante años. O vivir solo para pagarla. Algunas ya se han probado en lo local y otras se propusieron en su día y se desfondaron antes de aplicarlas.

Podría ser más ambiciosa y podemos debatir hasta dónde va a ser eficaz. Discutir si el bono joven de 250 euros es un parche que debe ir acompañado de otras políticas que den fruto mientras dura el paquete de ayudas o cómo abordar la picaresca del casero para que no suba el alquiler confiando en la ayuda. Podemos cuestionar si se limitarán los precios a los grandes propietarios y acabarán fuera los fondos buitre. O incluso si será el gobierno capaz de forzar la mejor medida para descongestionar el mercado y dar oxígeno a las zonas tensionadas: la norma que obligaría a las promotoras a construir un 30% de vivienda protegida y social. ¿En los barrios de lujo también? Por supuesto. Y en esos, más si cabe. Las viviendas sociales no son para los barrios pobres. Y la igualdad también pasa por igualar los barrios.

Pero este, que tendría que ser obligatoriamente el debate, ha sido demolido antes de arrancar por quienes tienen la obligación de abordarlo. El PP ha descubierto cómo hacer oposición sin dar ni golpe. Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso ya han anunciado que llevarán la ley al Constitucional. Todavía no está redactada, no ha llegado al Congreso, no ha pasado el filtro de los informes preceptivos, el trámite de enmiendas… y ya han tomado la decisión de que los jueces decidan por ellos. Un Casado de brazos caídos que prefiere echar por tierra un trabajo que llevará meses antes que mejorar en lo posible las leyes del Ejecutivo. Es el nuevo vicio de Vox y del PP, que el Constitucional les resuelva la papeleta, visto además que no les va tan mal. Una manera muy espúrea de entender la separación de poderes. Que los jueces decidan por ti sin mover un dedo.

Lo que genera inseguridad jurídica es que Pablo Casado diga que el Gobierno va a expropiar a las empresas o a los autónomos, cuando es mentira. O que interfiere en la propiedad privada, como si la vivienda no se levantara en suelo público. O que la gente tendrá miedo a poner sus pisos en alquiler, cuando habrá ayudas fiscales para compensar a los pequeños propietarios si les afecta cualquier limitación. Tampoco es responsable anunciar que no se aplicará en ningún gobierno autonómico del PP. Condenando a Andalucía o a Castilla y León a rechazar cualquier instrumento de la ley que pueda ser útil en enclaves como Salamanca, León, Sevilla o Málaga.

La nueva ley de vivienda no es comunismo, ni intervencionismo suicida, ni la muestra de que España tiene el gobierno más radical de la Unión Europea. El PP ya contempló estas medidas antes del no a todo. Sancionar a las viviendas vacías mediante la subida del IBI es posible por un cambio legislativo de Cristóbal Montoro que ahora se elevaría hasta el 150%. El conservador Alberto Ruiz Gallardón propuso lo mismo cuando era alcalde.

Pero las consecuencias de la oposición por derribo las pagarán miles de jóvenes y familias a los que no se ofrecerá ninguna política pública de vivienda durante toda la legislatura en los feudos del PP. El alcalde de Madrid, al acusarle de que no hará ‘nada’, ha presumido: “Exacto”. Podríamos pensar que responde a una frivolidad dialéctica sobre el tema que más fractura social genera en las grandes ciudades. En su caso es una política intencionada en toda regla. La que está al servicio de las promotoras y la especulación inmobiliaria. Sirva de ejemplo recordar que vendieron 3.000 viviendas a un fondo buitre en Madrid y cuando perdieron en los tribunales recurrieron la sentencia para devolvérsela al mismo fondo buitre, no a quienes vivían ahí y a quienes les subieron el alquiler en plena crisis.

Con el bloqueo del PP, la nueva ley servirá de laboratorio en aquellas comunidades donde se ponga en marcha. Y no habrá datos fiables hasta ponerlas en práctica. Los propietarios dicen que reducirá la oferta de alquiler, pero también la CEOE anunció una destrucción apocalíptica de empleo con la subida del salario mínimo. También caen las bolsas cuando se da luz verde a políticas progresistas. Al final, ni se reduce la oferta, ni se destruye empleo y las bolsas se recuperan horas después.

Poner límites a un mercado inmobiliario desaforado no es fácil. Y las partes implicadas no asumirán la responsabilidad social si no es por ley. Los inversores a los que se hace referencia están comprando inmuebles a precios por encima de mercado para alquilarlos más caros todavía. Gentrificando sobre la gentrificación. Con beneficios a costa de un precio medio de alquiler en Madrid de 780 euros frente a un salario medio joven de 1.184 euros.

Por alguna razón Casado está en el pleistoceno liberal. La cuestión en Europa y el entorno anglosajón no es si se regula sino cómo hacerlo. Es más, las propuestas de la ley de vivienda de Podemos y ahora del Gobierno coinciden con la visión de la economía liberal. Por distintos motivos e intereses, unos a favor de la gente, otros del mercado. En un mundo con cambios profundos de modelo productivo y de alta movilidad, no es inteligente hipotecar a las nuevas generaciones durante 30 años, condicionar sus ingresos al pago de una casa de por vida, anclar su vida laboral a una propiedad. Lo dicen los expertos citados por The Economist, el nuevo keynesianismo es contrario al pelotazo como revulsivo económico porque lastra el crecimiento. Necesitas jóvenes y familias que consuman y no que destinen el 60% de su sueldo a la vivienda.

El modelo burbuja del PP, cuanto más suban los pisos más fluye el dinero, responde a un feudalismo trasnochado, a un capitalismo desfondado mucho antes de la pandemia. A Casado le han dicho que habita en Matrix. Sí, en el Matrix comunista de los años noventa.
 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




20 Comentarios
  • Carlos Carmona Carlos Carmona 08/10/21 00:11

    la derecha conservadora, hasta sabe dónde está la raya que más le favorece en la foto. Pero siempre le salen movidas porque nunca se están quietos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Coronel Dax Coronel Dax 07/10/21 22:58

    En este comentario quisiera dar una visión de este problema desde una óptica distinta. Desde luego no es sino una visión complementaria a la que nos dice que el problema de la vivienda es uno de justicia social, sin duda el aspecto principal. Subir el SMI para que esa subida se la coman los buitres del alquiler y los de la mafia de la energía es todo un brindis al sol, pues esa subida acaba, no en sus destinatarios, sino en manos de quienes nos imponen un impuesto revolucionario.

    Pero está también la visión del futuro del país, de ese cambio de rumbo de la economía hacia una basada en el conocimiento, en el I+D+I del que tanto hablamos. Ese cambio de rumbo que nos asegure un futuro con un mayor peso en el mundo implica que el ahorro vaya en la dirección adecuada. Que ese ahorro se dirija al ladrillo, porque es lo que más renta, es un error de proporciones mayúsculas, porque no hace sino fomentar una especulación que perjudica al país. Si los ciudadanos y las empresas debemos pagar cada vez más peajes por alquileres o por la energía; si los ahorros de los que pueden ahorrar no van a fomentar el talento; si se fomenta el pelotazo y el capitalismo de amiguetes; si el trabajo y el dinero del país se dirige a construir casas que no se necesitan, todo esto nos hace poco competitivos. Y nuestros rivales en Asia (China, Corea, Japón, etc) tienen las pilas muy puestas y no tardarán en dejarnos de nuevo en el grupo de los países subdesarrollados.

    Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    3

    • Dver Dver 10/10/21 02:22

      Continuo.
      Se habla del ladrillo despectivamente, cuando en la construcción de inmuebles hay tres actividades bien diferenciadas. La creación del suelo, que es un acto administrativo sobre el que se produce la especulación: la promoción, que es una actividad en la que ya hay competencia, si hay suelo, y la construcción propiamente dicha, en la que hay supercompetencia.
      Y esta actividad no es una cosa de poner ladrillos, solamente. Es una actividad con mucha tecnología, tanto en los formatos estructurales como en las instalaciones, que siempre se olvidan. El control de la climatizados, calefacción, electricidad, accesos, movilidad vertical, alarma, seguridad contra incendios, etc., avanza a pasos agigantados cada año.

      El asunto de la vivienda es un asunto sistemico, que afecta a toda la sociedad, pues incide en el gasto en movilidad y en el medio ambiente, según donde se pueda residir y donde se trabaja, y que obviamente incide en la competitividad del país. Emplear varias horas cada día en desplazarse al trabajo no sólo es un gasto inútil, sino que causa ansiedades y desestrutura la sociedad.
      El no saber donde va uno a residir, si es que lo puede pagar, al cabo de cinco años, retrae la formación de hogares, produce problemas en la enseñanza por cambios de colegio o instituto, en la sanidad, y no consolida las relaciones humanas de vecindad.

      Englobar todos estos factores despectivamente dentro de la palabra "ladrillo" es una ignorancia..
      La famosa crisis del "ladrillo, que por cierto ahora tiene China, utilizó el " ladrillo" como elemento especulativo del capital sobrante industrial y financiero. A los bancos del Norte se les salían los billetes por las orejas. Los ofrecieron a los del Sur con garantías hipotecarias, y estos, convertidos en comisionistas, los ofrecían al personal para comprar vivienda, coche y muebles. Al fin y al cabo solo necesitaban tener hipotecas para recibir el dinero. Al crack, los del Norte no aceptaron las casas de garantía, y a través de sus Gobiernos forzaron convertir la deuda privada en pública. Ese fue el famoso rescate bancario para que los del Norte cobrarán en billetes y los del Sur nos quedáramos con los"ladrillos".

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Dver Dver 10/10/21 01:41

      Perdón. Pero las casas se necesitan, ¿o donde está viviendo la gente de más de treinta años? Con sus padres. Y sé de lo que hablo, tanto con lo de las casas como con lo de tener hijos graduados en casa.
      El problema del alto precio de ka vivienda en venta es ka especulación del suelo, y estavse produce porque el suelo urbano no es un mercado como nos quieren hacer creer. El suelo urbano y sus usos lo crea ka administración, y hay el que hay, no se pudre y si cae en pocas manos, lo sueltan con contagotas para subir su precio a discreción.
      Por lo tanto hace falta un Plan Ncional de Construcción de Vivienda Protegida de varios cientos de miles de ellas. En Viena, el 70% del parque de viviendas de la ciudad es del Ayuntamiento.
      En cuanto al alquiler, las medidas propuestas son complejas y coincido que sin un control exhaustivo las ayudas caerán en manos de los caseros si la demanda supera con creces a la oferta como sucede ahora.
      Solo veo una solución técnicamente fácil e inmediata, y posible legalmente. Modificar, como se ha hecho repetidas veces, el plazo mínimo de alquiler a favor del inquilino. Treinta años, como mínimo.
      Esta medida echaría fuera del mercado inmediatamente a los fondos especuladores, cuya estrategia es un retorno rápido de la inversion.
      Ka casa que tengo alquilado ya ha cambiado de dueño tres veces en cuatro años. Entiéndase por dueño, banco o fondo de inversion. Y cuando venza, dentro de dos años me echaran a la calle, como pasó antes. ¿Por qué? Porque un fondo comprablas casa con un alquiler ya alto, pero lo que le interesa esvrevenderlas lo antes posible multiplicando lo pagado, y otro fondo se las compra porque sabe que en poco tiempo podrá subir el alquiler mucho al haber mucha demanda, y por lo tanto kas revende lo antes que puede porque el nuevo fondo comprador sabe que puede volver a subir el precio en poco tiempo. Lo que se ofrece son activos reales con alta rentabilidad permanente.
      El cambio del plazo mínimo en la Ley de arrendamientos urbanos a muchos años cortaría de raíz estas expectativas, y sin embargo favorecerian a los pequeños propietarios que prefieren inquilinos serios y seguros,, que garanticen su renta a largo plazo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • GRINGO GRINGO 07/10/21 14:11

    Pobres currelas estos del Constitucional, antes no pegaban ni clavo y desde que el PP y VOX compiten por hacerse los machitos, no paran de trabajar, ya nadie va a querer ir a ese refugio dorado.

    Llama la atención que los Defensores del Estado de Derecho, son los que más veces llaman a la insumisión, o se hace lo que yo quiero o rompemos la baraja, "democracia orgánica" creo que la llamaban.

    No obstante, esperemos que esto sirva para que tanto garrulo que les vota se den cuenta de una puñetera vez del pelaje de estos "patriomierdas", y espabilen que nunca es tarde.

    Ahí también se podría incluir al PSOE que ha firmado a regañadientes y porque no le queda otra, pues el problema del alquiler no es sólo de ahora, ha sido siempre un problema y el PSOE ha gobernado con mayoría absoluta en muchas ocasiones, no haciendo NADA.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    8

    • Dver Dver 10/10/21 02:30

      De acuerdo. Produce vergüenza saber que el régimen franquista promocionó gran cantidad de Vivienda Protegida, posiblemente porque necesitará hacerlo, y que después no se haya hecho casi nada al respecto, ni el PP, de estos ya se sabe, ni el Psoe, lo que escuece bastante.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • senenoa senenoa 07/10/21 13:36

    Al margen del asunto del bono (el tiempo dirá si funciona bien o sólo sirve para engordar los beneficios de los caseros avispados), es la primera vez que se aborda, como bien dice Pilar, el derecho constitucional a la vivienda. Retoma además algo que se hacía en tiempos de los gobierno socialistas: La construcción de viviendas sociales o viviendas protegidas.
    Es lógica la oposición frontal de la derecha extrema, el PP, y de la extrema derecha, Vox. No olvidemos las viviendas sociales, "regaladas" por Ana Botella a los fondos buitre para especular con ellas.
    Ya el marido de Ana Botella modificó la Ley del Suelo en su momento para que los promotores pudieran construir donde les diera la gana, lo que trajo el hormigonado de toda la costa mediterránea, Seseña y demás lindezas... Es lógico que estos defensores de la especulación, el latrocinio de lo público y la corrupción sistematizada se opongan, con uñas y dientes, a una ley como la que plantea el Gobierno. Trabajan para quién trabajan, que no son los ciudadanos de a pie.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Angel10 Angel10 07/10/21 13:01

    El bono de los 250€ para los jóvenes, no creo que funcione, el casero apretará para quedarse con una parte, seguramente en B.

    Pasa lo mismo con el bono de 400€ para cultura en los que cumplan 18 años, ¿Como van a comprobar en que se lo gastan?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Ayla* Ayla* 07/10/21 12:17

    El partido que ha creado una organización eficaz para la corrupción dineraria e institucional, alias PP, con su excrecencia la pandilla Voxura, está demostrado ser de lo más antisistema.

    Lo de debatir y llegar a acuerdos es "una pérdida de tiempo" según piensa el masterizado.

    Lo de cumplir las leyes, sólo las que ellos promueven y no todas. Véase M. Rajoy con la memoria histórica (presumiendo de 0€), ley del aborto y eutanasia, que no la asegura el gobierno de la CCAA de turno, educación gratuita, que no cumplen las concertadas, sanidad pública, que están desmantelando, renovación de órganos constitucionales...

    Éste es un partido constitucionalista cómo se autodefine?.
    Qué se quejan de representantes catalanes que se saltaron las leyes?

    Les sobra el parlamento, porque podía rebatir todo lo que no comparta, pero como no lo acepta la mayoría salida de las urnas, ni se lee la ley (aún no publicada) y ya va al cobijo de los presuntos jueces del TC, esos que ha colocado para apliquen su visión.

    Con el manejo del infame por detrás está saliendo el franquismo que llevan dentro.

    Así que, cómo dice el Nobel que no paga todos los impuestos, es necesario votar bien ya que está panda está demostrando que le sobra la pseudo democracia que tenemos en la monarquía franquista.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Fernandos Fernandos 07/10/21 11:37

    Según lo que acostumbra el PP Vox la ley de la vivienda no se debia debatir en el parlamento, sino en los tribunales, al fin y al cabo, poco importa que el parlamento la apruebe, los jueces luego la tumban y viva la democracia, es la dictadura del poder judicial la que impera por encima de lo que hayan decidido los representantes del pueblo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Pelias Pelias 07/10/21 11:08

    A este tipo, el Casado, pura ruindad, odio a lo que no sea él y cuasi analfabeto, ya que los medios títulos que le han regalado no le han dado siquiera un barniz para disimular sus múltiples incapacidades, ¿es imposible que se le ocurra acercarse al entorno que le rodea y analizar mínimamente esa realidad para plantear alguna alternativa a lo que ha esbozado el Gobierno?. Su actitud es simplemente la de cualquier estúpido el rechazo sin sin ni siquiera mirar el contenido y que "su" Tribunal Supremo le arregle el asunto. ¿Y este pedazo de incapaz va a presentarse como candidato a la presidencia del Gobierno de este país? ¿Y existe un partido político que lo apoya? ¡Qué bajo y a qué nivel de deshecho está llegando la derecha!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • pescador pescador 07/10/21 10:55

    Por lo observado, para que sirve el Congreso y el Senado…? Si al final decidirán los jueces.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

  • Ahankara Ahankara 07/10/21 10:36

    Ya no es que las dos organizaciones criminales, PP y Vox, están en el Pleistoceno "ultraliberal" fomentando el el anarcocapitalismo y la insumisión más golpista, es que los anexos a las mismas que las asisten en tales menesteres, TC, TS, CGPJ y en general el estamento jurídico-mafioso de este país, cómplice de tales organizaciones, se encuentra en el Pleistoceno feudal-mafioso del Franquismo. Y así, mientras la ciudadanía no tome conciencia de ello y siga sumida en el embrutecimiento que le procuran ambas, no saldremos de la mugre en que nos hallamos históricamente en este país.
    Me gustaría saber cuantos de aquellos que andan por la vida sobreviviendo a duras penas con salarios de miseria, sin poder guarecerse bajo un techo asequible, teniendo que hacerlo en casa de sus padres, si no los ha desahuciado antes algún fondo buitre amigo de Casado, siguen votando y eligiendo a tanto criminal que no hace otra cosa que fomentar e incrementar las condiciones económicas y de vida que los mantiene en situación tan miserable. Ese es el otro mal.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    17

    • svara svara 11/10/21 16:10

      Me ha gustado su comentario, lo del “anarcocapitalismo” es rompedor.
      . Salud

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



 
Opinión