X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Los nuevos rebeldes

William Bourdon y Baltasar Garzón Publicada 08/03/2017 a las 06:00 Actualizada 28/03/2017 a las 19:33    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 17

Una semana antes de que los votantes de Ghana se dirigieran a las urnas, Mabel Simpson, una diseñadora de moda de 32 años en Accra, le dijo a un periodista: "Creo que Ghana necesita un líder que luche contra la corrupción". El 7 de diciembre, el que era presidente perdía las elecciones, en gran parte debido al descontento de los ciudadanos con el historial de corrupción del Gobierno. En Sudáfrica, en agosto, el Congreso Nacional Africano sufrió su mayor derrota electoral desde el final del Apartheid, precisamente a causa de la corrupción.

En estos y otros países africanos, las acciones tramposas y secretas de las élites empresariales y políticas para enriquecerse o mantenerse en el poder, respectivamente, han salido a la luz gracias a los whistleblowers o alertadores. John Githongo descubrió tratos fraudulentos sobre equipamiento militar y otras estafas en Kenya; Abdullahi Hussein filmó en secreto atrocidades contra los Derechos Humanos en Etiopía; Jean-Jacques Lumumba, un banquero del Congo, sacó a la luz graves casos de malversación de fondos que implicaban a la familia Kabila. Todos ellos, corrieron grandes riesgos para su seguridad personal y profesional.

No solo en África sino en el mundo entero, los ciudadanos están adquiriendo conciencia sobre los oscuros y opresivos poderes políticos, económicos y financieros que impactan en sus vidas diarias. Gracias a las revelaciones de los whistleblowers, en un contexto de nuevas tecnologías de comunicación y aumento de la globalización, somos capaces de discernir con mayor claridad, la vigilancia de los servicios de inteligencia y las grandes pérdidas financieras generadas por políticas bancarias. Prácticas que favorecen la evasión de impuestos y el lavado de dinero sobre las necesidades de los ahorradores individuales.

Independientemente de la ausencia de límites al poder de aquellos que realmente controlan las políticas que afectan directamente a nuestros derechos, estamos todavía lejos de entender todos los aspectos del dominio que estos dirigentes tienen sobre nuestras libertades. Sin embargo, Chelsea Manning, Edward Snowden, Antoine Deltour (LuxLeaks), Hervé Falciani (SwissLeaks), Julian Assange (WikiLeaks) y muchos otros whistleblowers han iluminado para nosotros estos espacios oscuros y sinuosos, revelando las restricciones a nuestras libertades, así como los daños graves a la salud pública y a los recursos naturales. Como origen de estas informaciones, muchas veces son ellos mismos las primeras víctimas de sus revelaciones. Prisiones de alta seguridad, exilio forzoso, interminables procedimientos legales, amenazas de muerte y otras represalias convierten injustamente  a estos defensores del interés público en enemigos públicos.

A pesar del creciente valor de las revelaciones de los whistleblowers, una gran mayoría de países carecen o tienen una regulación débil de protección de los derechos de los alertadores de casos de corrupción. África no es una excepción. Solo siete de sus 54 países, han aprobado una ley de whistleblowers, en comparación con  los once de 28 países de la UE. Entre ellos aún no se encuentra España, si bien recientemente se ha presentado una propuesta parlamentaria cuyo éxito dependerá de los acuerdos de los diferentes grupos, entre los cuales es dudoso que se encuentre el Partido Popular. Al mismo tiempo, ante la debilidad de los sistemas de control, prosperan los grandes flujos de dinero sucio y opaco y la separación entre el interés público y privado es en el mejor de los casos difusa, lo que se aprovecha por cleptócratas de toda laya para extraer dinero y recursos públicos.

Con demasiada frecuencia, los compromisos contra la corrupción propugnados por uno u otro Gobierno resultan ser una mera fachada y una "instrumentalización" para acabar con sus oponentes. ¿Cuántas multinacionales extranjeras confían en la porosidad de instituciones locales para obtener el máximo beneficio para ellas mismas, asiduamente a expensas de la población local?

África necesita a estos vigilantes o alertadores ciudadanos para frenar las violaciones del estado de derecho. Los whistleblowers deben gozar de un apoyo real puesto que es esencial, como recordaba Hanna Arendt, "crear espacio para la desobediencia civil en el actuar de nuestras instituciones públicas". La situación de vulnerabilidad en la cual se encuentran los whistleblowers, se acrecienta por los graves riesgos que asumen cuando sus países están controlados por guarniciones militares o peligrosos potentados. Por ello, resulta esencial proteger a estos testigos directos de las acciones que perjudican el interés público y ayudarlos a compartir su información con autoridades y público general.

Estos vigilantes –ya sean empleados de banco o soldados, obreros o contables– deben poder contar con una comunidad de expertos con la voluntad de ayudarles a enfrentar a los "demonios" del poder: mala administración, corrupción, impunidad, violaciones de Derechos Humanos y otras atrocidades. Necesitan medios seguros y a salvo para compartir documentación sensible y evidencias con periodistas y autoridades. Necesitan un equipo de abogados y activistas para escudarlos ante las casi seguras represalias y amenazas que les esperan. La libertad de expresión debe ser protegida por fuertes leyes de protección de whistleblowers, que se apliquen realmente.

George Bernanos escribió, "se necesitan muchos rebeldes para hacer al pueblo libre". Los whistleblowers pueden ser los rebeldes que África estaba esperando.
__________________

* William Bourdon y Baltasar Garzón son abogados de Derechos Humanos y fundadores de la Plataforma para la Protección de Whistleblowers en África (PPLAAF).


Hazte socio de infolibre



17 Comentarios
  • cromwell cromwell 10/03/17 13:30

    "Conozco al monstruo porque he vivido en sus entrañas" (josé Martí) La corrupción es inseparable del capitalismo porque incluso han acuñado la frase de que todo el mundo tiene un precio. A mayor poder del sistema capitalista neoliberal rampante mayor corrupción. También en países con regímenes de capitalismo de estado se han dado corrupción y corruptelas lo que hace pensar que también hay algo en el ser humano inherente a la corrupción y que las leyes están hechas para favorecer al corrupto y al corruptor.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Makoki-2 Makoki-2 08/03/17 14:22

    Hay una palabra en castellano que equivale a "whistleblower": "denunciante". ¿Por qué usar tantas palabras en inglés? ¡Basta ya de colonialismo!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 09/03/17 10:02

      Apúntate una. Totalmente de acuerdo. Tanto Instituto Cervantes y siempre con éstos complejos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • korrosivo korrosivo 08/03/17 10:33

    Pues en España, los "whistleblowers" (soplapitos en traducción literal, suena mal ¿eh?) llevan años alertando sobre la corrupción del PP, y cada vez gana las elecciones por más margen. ¿Por qué no se meten el pito en el culo?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 08/03/17 09:55

    Es de agradecer la colaboración de todas éstas personas que, gracias a sus informaciones, el resto de la ciudadanía va tomando, aunque lentamente, conciencia del desastre en el que estamos inmersos y nos ayuda a reaccionar. También me llama la atención que siendo España "una democracia asentada", la corrupción no tenga el mismo castigo que en Ghana, donde perdieron las elecciones por ésa causa. Yo soy español, español, español...!!!!, yo soy español, español, español...!!!. Ah, se me olvidaba el Real Madrid ha pasado a cuartos, ya somos felices...!!!, yo soy español, español, español...!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    0

    0

    • korrosivo korrosivo 08/03/17 10:56

      Perdóneme Vd., el RealMadrid pasó ayer a cuartos de final de la Liga de Campeones de fútbol y, muchos, más de los que Vd. piensa, nos pusimos contentos. A secas. Satisfechos, lo estaremos hoy, cuando el club separatista sea vergonzosamente eliminsdo por un equipillo gabacho de medio pelo (palizón incluido), y sus fanáticos, victimistas, llorones y perdedores, entonen el "¡ay, mísero de mi!, ¡ay, infelice!", eso sí, en catalino, que es el catalán dd la Farsa. La semana que viene, los sioux no lo van a tener fácil, ni tampoco los feriantes. Y una vez terminado el asueto futbolístico, seguiremos cuitados por los mismos problemas que a todos nos aquejan, que no por distraernos de ellos una hora y media van o bien a resolverse como por ensalmo, o bien a empeorar. ¿O es que Vd., durante el tiempo que duró el partido de ayer, resolvió el problema del paro o el d e los desahucios? Me temo lo peor. No por mucho criticar al fútbol y a los que lo siguen como si fueran tontitos de baba, o al RealMadrid, que es el deporte de moda, nuestros problemas van a encontrar vías de solución. Le propongo una cosa: el día del partido de cusrtos de final en el Bernabeu, apele Vd. a la conciencia ciudadana ante el estadio, e invite a los ciudadanos "serios" y preocupados por los problemas que aquejan al país, a manifestarse delante del estadio . Lo mismo puede hacerlo Vd. delante de cualquier otro estadio. No lo hará: conoce el resultado de antemano. ¿Falta de conciencia ciudadana? En absoluto. CADA COSA A SU TIEMPO.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      0

      0

      • TOTOFREDO TOTOFREDO 08/03/17 11:18

        Siga cantando y preocupado por el fútbol...., es lo que mejor se nos da en España.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 4 Respuestas

        0

        0

        • korrosivo korrosivo 08/03/17 12:22

          Será a Vd. A mí, el fútbol no se me da especialmente bien. Pero me ofrece más que estar lamentando a todas horas lo mal que está todo y lo bien que estaría si gobernaran "los míos". Hago cuanto puedo por los que me rodean y por el resto de mis conciudadanos, y no me parece que esté haciendo menos de lo que podría. Un rato de asueto, ya sea releyendo a Baroja, escuchando la Ruina de Atenas de Beethoven, viendo un partido de fútbol,  o, si a alguien le peta, dándose tripazos en un charco, ni hace daño a nadie ni puede ser censurado como antisocial. No me sea Vd. como Don Pésimo, personaje de tebeo que todo lo veía mal. Aunque lo mismo lo que a Vd. le molesta no es que algunos disfrutemos con el fútbol, sino que lo hagamos con el RealMadrid y, en ese caso, sólo puedo recomendarle una cosa: paciencia. Que le queda mucho por sufrir.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 3 Respuestas

          0

          0

          • TOTOFREDO TOTOFREDO 08/03/17 18:10

            Para importarle un bledo el fútbol, ya le da carrete, mamma mía. La referencia que hago al fútbol, es como elemento de distracción que impide ver "OTRAS COSAS". A mi tampoco me hace especial gracia y ayer vi por momentos el partido y me alegre de que pasara un equipo español, si más. Lo "grave" es que en Ghana penalizan en las urnas la corrupción y en España NO tanto, por lo visto.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 2 Respuestas

            0

            0

            • korrosivo korrosivo 09/03/17 11:56

              Pues si en España no se penaliza la corrupción en las urnas, algo estaremos haciendo mal los que nos consideramos "honraos". ¿Lo mismo vemos demasiado fútbol? Tiene Vd. razón: habría que prohibirlo y sustituirlo por charlas televisadas de PabloIglesias. Arrasarían.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 1 Respuestas

              0

              0

              • TOTOFREDO TOTOFREDO 09/03/17 12:30

                Menos fútbol y más pluralidad, no seas malvado, el mundo no acaba en Pablo Iglesias....jajajaja.

                Responder

                Denunciar comentario

                0

                0

  • cepeda cepeda 08/03/17 09:43

    Buen artículo. Todo lo que se dice sobre Africa es absolutamente aplicable a los países de Occidente que aspiran a seguir gobernando el mundo en su beneficio.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Suna Suna 08/03/17 08:54

    Y es que todos los ciudadanos tenemos que trabajarnos el miedo, el miedo a perder el trabajo, el miedo a que nos hagan daño. El día que gritemos -¡No tengo miedo!- Ese día, lo más probable es que replieguen en su avanzadila y contengan la impunidad con la que se mueven. Los ciudadanos de "a pie" tenemos la obligación de no agasajar a nadie que no se gane el pan con el sudor de su frente, de exigir transparencia en todas las acciones administrativas, de saber hasta el último centavo que gana cada ciudadano y por qué. Eso no es violación de la intimidad, eso es ser limpio y transparente como el agua ¿qué hay que temer?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 08/03/17 09:50

      El día que gritemos !no tengo miedo!, es porque nos acaba de tocar el euromillón y no necesitamos más del trabajo para sobrevivir (pagar la hipoteca, estudios y manutención de los hijos, etc,etc,). El miedo no es malo, te ayuda a ser cauto, y no debe ser excusa para ser cobarde, pero estoy de acuerdo contigo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • camota camota 08/03/17 08:24

    Ánimo Jesús. Me uno a la petición de Anan. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ANAN ANAN 08/03/17 08:01

    Jesús , no comprendo que aun no te hayas definido sobre el comunicadode la APM de la que formas parte como vocal. Con todo respeto y cariño.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Mirandero Mirandero 07/03/17 23:39

    Por muchas acusaciones de corrupción que tenga un partido político y por muchas sentencias que acusen a sus miembros de ello, nada se puede hacer si una amplia parte del electorado sigue apoyando con su voto a esa formación corrupta. Y esto es lo que, lamentablemente, está pasando en España.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre