x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

La CNMV o la estafa de las cuotas

Publicada el 07/06/2020 a las 06:00

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) creada en 1988, surgió para supervisar el funcionamiento de los mercados de valores en España. Con valores nos referimos a los activos que, a través de las instituciones financieras, convierten los ahorros empresariales y personales, en acciones, fondos, obligaciones. Su misión es observar el comportamiento de las grandes empresas, las conocidas IBEX 35.

En 1998 la CNMV crea una Comisión Especial con dos objetivos. Primero, informar sobre las reglas a seguir en los Consejos de Administración de dichas sociedades y, segundo, un Código de Buen Gobierno, que incluye la composición de los Consejos, aunque su contenido es más un catálogo de recomendaciones morales que un plan de trabajo. ¿Qué ofrece un Consejo de Administración a sus miembros?

Dos magníficos capitales: una solvente red de contactos al más alto nivel y una extraordinaria retribución mensual. No olvidemos que se trata de empresas cotizadas en la Bolsa, por lo tanto, asegurarse el derecho de admisión en un club exclusivo de hombres representa una prioridad. ¿Por qué compartir prerrogativas, siendo más fácil considerar a las mujeres una cuota de dudosa valía? Su actual presidente, Sebastián Albella, ha pedido una moratoria hasta el 2022. Total, ¿qué son dos años? Pero han pasado trece desde la publicación de la Ley Orgánica para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres, donde se demandaba una presencia más proporcional de consejeras.

Las mujeres son minoría en las tres categorías de consejeros: ejecutivos, altos directivos de empresas multinacionales CEO (Chief Executive Officer); los consejeros dominicales suelen ser accionistas, y los consejeros independientes, elegidos por su perfil profesional. Albella asegura que será sensible a las solicitudes presentadas. Me sorprende cuántas veces se apela a la sensibilidad como virtud necesaria para alcanzar la igualdad. La sensibilidad es muy útil para las relaciones íntimas, o el disfrute de una obra de arte, pero para afianzar la igualdad es una estafa. Es preciso recordar que la igualdad no equivale a la homogeneidad, porque sólo el principio de igualdad permite reconocer las diferencias, no para marcar fronteras y negar derechos, sino todo lo contrario, para reclamarlos legalmente. Albella añade que se tendrá en cuenta en los Consejos de Administración al género menos representado. Lamento decirle que esto se ha conseguido en todos los Consejos de nuestro país. Porque el género menos representado, el masculino, constituye la mayoría de sus consejeros.

Según datos del INE, con fecha junio de 2019, con una población total de 47.100.596, los hombres alcanzan el 49,02%, mientras que las mujeres lo superan, en un 50,98% del censo. Es una malversación tratar a las mujeres como si éstas fuesen un colectivo, o incluirlas en la benevolente diversidad empresarial, donde otros colectivos, esta vez sí en términos estadísticos, defienden sus capacidades. Si en las universidades las alumnas oscilan entre un 59% a un 65% en todas las especialidades, excepto en las ingenierías, ¿qué sucede después, cuando ellas han invertido dinero en un plan de carrera exigente, volcadas en una experiencia profesional, o retrasando la maternidad a los 35 años? A pesar de todo su esfuerzo, seguirán siendo consideradas una cuota. Este país cuenta con directivas expertas, el problema no es el talento, sino el reparto de poder. Desde el año 2017 hasta el 2018, las empresas del IBEX incrementaron la presencia de consejeras en tan solo dos. La media europea es de un 26,7%. A la hora de pujar por los puestos más valorados, la proporcionalidad es un estorbo.

Un ejemplo: las últimas incorporaciones en el Consejo de Administración de Enegás han recaído en tres consejeros -masculino plural-, dos antiguos ministros de anteriores gobiernos socialistas, José Blanco y José Montilla, además de Cristóbal Gallego, un experto de Unidas Podemos. La CNMV alega que no intercede en las propuestas de nombramiento y el Gobierno sostiene que no ha intervenido. En suma, las redes siempre ganan la partida, cuando debería ser la imparcialidad el mejor indicador para evaluar la competencia de cualquier persona experta. El resto son trampas.

––––––––––––––––––––––––––

Soledad Murillo, Profesora de Sociología de la  Universidad de Salamanca.

Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • senenoa senenoa 08/06/20 09:21

    El artículo debería haberse titulado "La CNMV o la estafa". Así, en global, porque eso es hoy por hoy esa comisión manipulada por la derecha y por el poder económico (con bancos y eléctricas a la cabeza), que trae como consecuencia que, en lugar de controlar a las empresas y al poder financiero, esté a su servicio... Como el Banco de España.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

 
Opinión