Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

UNRWA. La defensa incansable y real de los derechos de las personas refugiadas de Palestina

Publicada el 13/10/2021 a las 11:51 Actualizada el 13/10/2021 a las 12:12

UNRWA se caracteriza por ser una organización inquebrantable. En sus principios y valores. Y en su misión. En un contexto ampliamente politizado, UNRWA agota todos sus recursos para seguir día a día defendiendo los derechos de las personas refugiadas de Palestina, junto a ellas. Pese a todo y frente a todos los que querrían acabar con su existencia, porque su mera existencia es recordatorio permanente de la injusticia cometida con el pueblo de Palestina. UNRWA, fiel al mandato de Naciones Unidas para el que fue creada, continúa desde 1949 llevando a cabo su labor de apoyo y defensa de los derechos de la población refugiada de Palestina. Quien cuestione esta realidad cae en un discurso demagogo y delirante, muy cercano a las posturas antagónicas a la Agencia.

Por eso resulta especialmente sorprendente y triste que, desde una supuesta radicalidad y un evidente desconocimiento de los hechos, haya voces dedicadas a tergiversar y desprestigiar la labor y el compromiso de la Agencia, como es el caso del artículo firmado por Daniel Lobato que bajo el título “Por qué la UNRWA trabaja para los intereses de Israel” ha sido publicado en infoLibre el pasado 12 de Octubre.

Los argumentos que el autor defiende en su artículo sobre UNRWA son radicalmente falsos. Pero su efecto es especialmente dañino para las personas refugiadas de Palestina, que ven cómo sus derechos son minados y cuestionados. Y cómo el único garante de pervivencia al que sujetarse, UNRWA, se ve sometida continuamente a un cuestionamiento doloso y falso.

Exposición de motivos ante las tesis defendidas en el artículo:

1.- Modificación del mandato de UNRWA a través de la firma de un acuerdo “secreto” basado en claves políticas.

El mandato de UNRWA es único, inamovible, irrenunciable y definitivo. No hay acuerdo ni movimiento que mueva ni un ápice los principios y deberes para los cuales se creó la Agencia de Naciones Unidas para las personas refugiadas de Palestina. El mandato es únicamente modificable por los países miembros en la Asamblea General de Naciones Unidas sometiéndolo a votación. Ningún miembro de Naciones Unidas y mucho menos UNRWA de forma unilateral pueden modificar este mandato. Cuestionar esta situación genera daño y desconcierto injusto en la opinión pública.

2.- UNRWA depende de la caridad y no de los presupuestos de la ONU, a diferencia de ACNUR.

El autor claramente desconoce que las contribuciones que percibe la Agencia para completar sus actividades de Ayuda Humanitaria y Emergencias son voluntarias, como sucede en todas las Agencia de Naciones Unidas, incluida ACNUR.

Este hecho no significa en ningún caso que las aportaciones estén condicionadas. UNRWA está llamada de facto a cumplir el mandato de Naciones Unidas, en respeto a ello y a las personas refugiadas de Palestina no acepta contribuciones condicionadas a incumplir con su mandato.

En noviembre de 2019 Naciones Unidas acordó por una mayoría abrumadora la renovación del mandato de UNRWA hasta 2023, con dos únicos votos en contra: Israel y Estados Unidos. Sin embargo, el apoyo político de la practica totalidad de los miembros de la ONU no se ve reflejado en un apoyo económico y lamentablemente UNRWA se enfrenta a la falta constante de fondos. En demasiadas ocasiones debido a las manipulaciones y tergiversaciones políticas como las recogidas en el citado artículo.

3.- EEUU ha conseguido imponer qué refugiados palestinos pueden recibir servicios de UNRWA, y por tanto, los excluidos tienen, de facto, revocada su identidad como refugiados.

Esta afirmación ignora completamente que UNRWA no otorga el estatus de refugiado de Palestina. En ningún caso ni la Agencia ni un país miembro pueden revocar el estatus de refugiado o refugiada a una persona, y a los efectos mucho menos negarle la asistencia humanitaria. Es la Asamblea General de Naciones Unidas quien define el término de refugiado de Palestina y UNRWA, creada para preservar sus derechos hasta alcanzar una solución justa y definitiva a su situación, otorga la ayuda humanitaria únicamente en base a esta definición.

4.- A partir de ahora UNRWA tiene prohibido dar asistencia a quienes estén vinculados con grupos denominados terroristas…. “Esto convierte a UNRWA en una gigantesca agencia de espionaje y contratista de seguridad”.

Esta afirmación denota un profundo desconocimiento del sistema de Naciones Unidas. Todas sus agencias están sometidas a un sistema de control y trasparencia basado en una exhaustiva revisión de todo el personal y todo organismo vinculado con las Agencias, para evitar relación o colaboración de cualquier índole con corrupción, malversación, terrorismo, trata de blancas y un amplio etcétera. Actualmente todo el personal nacional e internacional, voluntarios, contratistas, consultores y en definitiva todos los funcionarios son examinados antes de ser contratados. Las Naciones Unidas buscan con ello asegurar que solo se contrate a personas con los más altos estándares de integridad, competencia y eficiencia.

UNRWA no es una excepción en el sistema, garantizando así el buen uso de las contribuciones que gestiona la Agencia precisamente para asegurar la defensa y bienestar de las personas refugiadas de Palestina.

5.- UNRWA deberá suprimir cualquier contenido que sea conflictivo con la narrativa israelí. Su plan de estudios anula su identidad e historia.

Con la educación del más de medio millón de niños y niñas que acuden a las escuelas de UNRWA no se juega. La Agencia en ningún caso adapta la currícula de estudios o modifica el contenido de sus libros de texto con el objetivo de alcanzar intereses en sentido alguno. Y, en cualquier caso, la aportación de la Agencia es el enriquecimiento de la currícula con formación en Derechos Humanos. El objeto de la Agencia es garantizar la educación de los miles de escolares para posteriormente facilitar su inserción laboral en la sociedad en la cual viven.

UNRWA gestiona un sistema educativo para más de 530.000 niñas y niños en sus 709 escuelas en Cisjordania, incluidas Jerusalén Oriental, Gaza, Líbano, Jordania y Siria. La Agencia brinda a los estudiantes una educación de calidad, cuya pieza central es el compromiso de UNRWA en brindar una educación que sea consistente con los valores y principios de las Naciones Unidas y promueva los Derechos humanos, la tolerancia, la igualdad y la no discriminación por motivos de raza, género, idioma y religión en consonancia con los objetivos de desarrollo más amplios de la ONU.

A los estudiantes de las escuelas de UNRWA se les enseña el plan de estudios de su país anfitrión, una práctica acordada por la UNESCO y los países anfitriones en 1954. Este acuerdo permite a los estudiantes refugiados en las escuelas de UNRWA realizar los exámenes estatales y hacer la transición a la educación secundaria superior y universitaria en el país anfitrión. Como agencia independiente de las Naciones Unidas que proporciona asistencia humanitaria y para el desarrollo, UNRWA no tiene el mandato de modificar ningún plan de estudios o libros de texto del gobierno anfitrión que sean una cuestión de soberanía nacional.

El marco curricular de la UNRWA, establecido en 2013, se desarrolló como parte de la reforma educativa para apoyar específicamente la revisión de todos los materiales de aprendizaje utilizados en las aulas de la UNRWA. El marco curricular es una herramienta que asegura que el plan de estudios que se enseña en UNRWA reconoce la herencia y la cultura palestina de los estudiantes, y también satisface sus necesidades de aprendizaje.

Para garantizar que los libros de texto estén en consonancia con los valores de la ONU, UNRWA desarrolló un proceso de revisión con tres criterios clave: neutralidad / sesgo; adecuación a la edad y evitando los estereotipos de género.

En definitiva, el argumentario sostenido en el mencionado artículo es falso, se basa en un profundo desconocimiento de las Agencias de Naciones Unidas y en datos erróneos. Representa, además, un ataque tan injusto como irresponsable hacia UNRWA y promueve la injusta politización de la Agencia que, pese a todas las presiones y limitaciones financieras que afronta, siempre ha tenido claro su objetivo, el que da sentido a su labor, su esfuerzo cotidiano y su existencia: la protección de población refugiada de Palestina y la defensa de sus derechos.

__________________

Raquel Martí es directora ejecutiva de UNRWA en España.
 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




3 Comentarios
  • cromwell cromwell 14/10/21 17:15

    Soy socio y colaborador de UNRWA desde hace muchos años y el artículo de Daniel Lobato (activista propalestino) me descolocó un poco aunque mandé mi comentario dudando de su información. Tú me aclaras las cosas y deseo que la agencia siga luchando por su independencia, cosa nada fácil conociendo las malvadas artimañas de USA y el sionismo. Salud y adelante.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Mila Bodas Mila Bodas 14/10/21 09:05

    Leí con cierta pesadumbre el artículo de Daniel Lobato y ahora leo este otro, contraargumento del anterior, de Raquel Martí. Gracias a InfoLibre por esta ecuanimidad en su actuación editorial. Ahora nos toca a nosotros seguir informándonos y, tal vez, formándonos. Esta es la grandeza de diarios como este.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • teresa sanz teresa sanz 14/10/21 07:17

    Es fundamental argumentar y responder. Los socios lo agradecemos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

Lo más...
 
Opinión