x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Derechos laborales

Se buscan Fashion Victims

  • Oxfam Intermón publica el informe 'Derechos que penden de un hilo', en el que denuncia la situación de "vejación y discriminación" en la que se encuentran 263.000 mujeres que trabajan en las maquiladoras textiles de Centroamérica
  • El salario mensual de estas trabajadoras oscila entre los 148 y los 300 euros mensuales

infolibre
Publicada el 13/04/2015 a las 10:13 Actualizada el 13/04/2015 a las 11:26

Se buscan Fashion Victims

Se buscan Fashion Victims

Imagen de una zona franca textil de Nicaragua.

Imagen de una zona franca textil de Nicaragua.

OXFAM INTERMÓN
Oxfam Intermón ha publicado el informe Derechos que penden de un hilo, en el que denuncia que más de 263.000 mujeres trabajan en condiciones de "vejación y discriminación" en Centroamérica, produciendo ropa para grandes marcas internacionales de las que la organización no tiene información.

Para concienciar a la población de los resultados de este informe, la organización ha lanzado la campaña online Se buscan Fashion Victims. Condiciones increíbles.

Mujer de entre 18 y 35 años, con hijos menores a su cargo, que suele venir de las zonas rurales y capaz de coser durante 12 horas o las 24 del día, ininterrumpidamente, hasta cumplir con los objetivos de producción. Este es el perfil de trabajadora que se encuentra en las máquinas de coser de las zonas francas de fabricación textil de Centroamérica.

"Uno de los principales objetivos de las zonas francas es atraer inversión extranjera: generosos incentivos fiscales, mano de obra barata y no sindicada, así como regulaciones laxas. Son los atractivos que se ofrecen al sector privado para que invierta en zonas francas”, afirmó Déborah Itriago, investigadora de Oxfam Intermón y autora del informe.

Estas trabajadoras, a las que se pide eficiencia para que vayan lo menos posible al baño y que coman en diez minutos, cobran un salario mínimo que se sitúa en un rango de 148 euros (Nicaragua) y 300 euros (Guatemala), un 18,6% menos del salario establecido.

El informe también denuncia que las empresas internacionales cierran y despiden a las trabajadoras de estas zonas francas sin pagarles las prestaciones sociales correspondientes.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión