x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Congreso de los Diputados

El plan de pensiones privado del Congreso vive solo de aportaciones particulares desde el año 2012

  • La renuncia al plan de diputados de Izquierda Plural y UPyD en 2011 obligó al Congreso a retirar la subvención de 280 euros al mes por parlamentario
  • Pablo Iglesias ha reavivado este lunes la polémica al anunciar en La Moncloa tras su reunión con Mariano Rajoy que los diputados de su formación renunciarían a él

infoLibre
Publicada el 28/12/2015 a las 18:59 Actualizada el 28/12/2015 a las 19:30
Pablo Iglesias durante la rueda de prensa de este lunes en La Moncloa.

Pablo Iglesias durante la rueda de prensa de este lunes en La Moncloa.

EFE
El plan de pensiones privado que ostentaban los parlamentarios está congelado desde el año 2012, cuando se eliminó la aportación que realizaban las Cortes Generales. Sin embargo, los diputados de la pasada legislatura podían hacer aportaciones personales si lo deseaban y los electos el pasado día 20 pueden suscribirlo si quieren, según han explicado a Europa Press fuentes parlamentarias.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha reavivado este lunes la polémica sobre este plan de pensiones al anunciar en La Moncloa tras su reunión con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que los diputados de su formación renunciarían a él. El vicesecretario de Organización del Partido Popular, Fernando Martínez-Maíllo, le ha acusado poco después de "mentir" porque este plan, ha dicho, no existe desde el año 2012.

El plan de pensiones se quedó sin aportación pública a finales de enero de 2012, cuando las Mesas del Mesas del Congreso y del Senado decidieron suprimir la aportación que las Cámaras realizaban mensualmente al plan de pensiones privado creado para parlamentarios y funcionarios de ambas instituciones.

Entonces, el Congreso y el Senado destinaban unos 280 euros mensuales a este plan por cada uno de los parlamentarios, cantidad equivalente al 10% de su asignación constitucional. El plan incluía un seguro de vida, otro de invalidez y un concepto denominado "prestación de supervivencia" que se sustanciaba mediante un pago al llegar a la edad de jubilación.

Desde que se tomó esa decisión, los diputados de la pasada legislatura podían seguir haciendo aportaciones personales a este plan si así lo deseaban. En la misma situación estarán los parlamentarios electos el pasado día 20, que pueden sumarse a él si quieren.

IU, ICV y UPyD abrieron la polémica en 2011

Los primeros en abrir la polémica fueron los diputados de Izquierda Unida, Iniciativa per Catalunya y Unión, Progreso y Democracia tras las elecciones de 2011, cuando anunciaron su intención de renunciar al plan de pensiones privado que la Cámara tenía contratado.

Como se trataba de una póliza colectiva, la Mesa del Congreso les pidió entonces que formalizaran esa renuncia por escrito para que dejasen de constar como beneficiarios.
Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • Jose Maria da Poza Jose Maria da Poza 29/12/15 12:30

    Lo unico que ha cambiado es quien ingresa las apaortaciones al fondo, el dinero sale del mismo sitio. Los que dijeron que Pablo Igleisias mintió, porque dicho Plan de pensiones no existía, deberian rectificar y pedir disculpas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión