x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Investigación infoLibre

La residencia Vitalia Home Leganés donde han fallecido 96 personas tiene unos beneficios anuales de un millón de euros

  • De los 51 centros que Vitalia Home gestiona en España, el de Leganés es el que más ganancias aporta al grupo, que está controlado por el fondo de inversión CVC
  • Tres de cada cuatro euros de ingresos de esa residencia son dinero público de la Comunidad de Madrid para financiar plazas concertadas. En total, más de 4,2 millones al año
  • Los familiares de los residentes llevan años protestando por “la falta de personal” en el centro, que redunda en peores "cuidados de los mayores"
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 18/04/2020 a las 06:00 Actualizada el 18/04/2020 a las 13:34
La residencia de Vitalia en Leganés.

La residencia de Vitalia Home en Leganés.

Europa Press

El 15 de diciembre de 2018, nadie podía imaginar que un virus provocaría la muerte de miles y miles de ancianos en las residencias españolas. Así que para los medios pasó desapercibida una concentración pública de familiares de residentes ante Vitalia Home Leganés. “La cantidad de personal es insuficiente, lo que conlleva no sólo al cúmulo de enfermedades en las auxiliares, por un sobreesfuerzo en su trabajo, sino que además se van incrementando reclamaciones por las negligencias que persisten por las deficiencias de personal”, denunciaban. Año y medio después, aquella residencia está en los titulares de prácticamente todos los medios porque es una de las que acumula mayor número de fallecimientos por covid-19 en toda España: 96 muertes entre el 1 de marzo y el 16 de abril, según datos de los familiares no desmentidos por la empresa.

Los familiares también pedían a los gobernantes de la Comunidad de Madrid que les defendiesen “de empresarios y fondos buitre, que sólo miran el beneficio económico en detrimento de los cuidados de nuestros mayores”. Una referencia al fondo de inversión británico CVC, que en marzo de 2017 adquirió el 80% del grupo Vitalia Home, al que pertenece el centro de Leganés. Como desveló infoLibre este jueves, en el marco de una amplia investigación sobre las residencias, los verdaderos dueños de Vitalia Home se esconden en seis sociedades de las islas Jersey, un territorio fiscalmente opaco. Los fondos como CVC no ponen el dinero, son intermediarios que lo captan entre sus clientes y ellos lo que aportan es la gestión de toda la operación. En el caso de Vitalia Home, CVC montó una estructura societaria que pasa por Holanda, Luxemburgo y Jersey, con el fin de “optimizar fiscalmente” la inversión y ocultar la identidad de quienes ponen el dinero. [Puedes ver aquí y aquí otras dos entregas de nuestra serie sobre residencias, centradas en DomusVi]

Vitalia Home es uno de los principales grupos de residencias en España. Tiene en la actualidad 45 geriátricos, aunque de aquí a final de año tenía previsto abrir otros nueve, lo que le permitiría luchar por el segundo puesto en el ranking [en su web indica que tiene 51 centros, pero en realidad son 45 residencias, cuatro para personas con discapacidad y uno de salud mental]. Tiene presencia en siete comunidades, destacando Andalucía, con 19 centros; Aragón, donde tiene su domicilio social la compañía, con ocho, y Cataluña y Madrid, con cinco en cada territorio. La compañía líder del sector es DomusVi, con 138 residencias.

infoLibre ha analizado los resultados económicos de todas las residencias de Vitalia Home, de acuerdo con la información oficial aportada por la propia empresa en los registros mercantiles, cuyos últimos datos corresponden al año 2018. Y una primera conclusión es la siguiente: el centro de Leganés obtiene unos beneficios netos –después del pago de impuestos– de un millón de euros al año. En concreto, obtuvo unas ganancias netas de 944.424 euros en 2018 y de 1.012.395 euros en 2017.

Esas cuentas son las presentadas por Residencias y Servicios Asistidos SL, una de las 50 filiales que tenía en 2018 Vitalia Plus SA, la matriz del grupo en España. La mayoría de esas filiales llevaban la actividad en una única residencia. El año pasado, Vitalia Plus SA decidió una simplificación de su estructura societaria en España, lo que conllevó la liquidación de 18 compañías. Una de ellas fue Residencias y Servicios Asistidos SL, la encargada de la gestión de Vitalia Home Leganés. El 15 de noviembre de 2019 se publicó en el BOE que la sociedad había sido absorbida por Vitalia Iberia SL, junto a las otras 17, que por tanto han sido liquidadas.

Todas estas compañías presentan sus cuentas de forma “consolidada”. Es decir, las pérdidas y ganancias de las diferentes sociedades del mismo grupo se compensan unas con otras, y la matriz o sociedad dominante es la que presenta ante Hacienda el resultado de esa consolidación. En este caso, la sociedad dominante es Vitalia Plus SA, y los resultados de 2018 permiten alcanzar una segunda conclusión: la residencia en Leganés es la que mayor beneficio neto aportó ese año al grupo, por delante de los centros de Sant Andreu de la Barca (Barcelona) y de Favara (Valencia).

Dinero y bienes públicos

Más del 70% de los centros de mayores y de las plazas residenciales de España están en manos del sector privado, bien sean empresas o entidades sin ánimo de lucro (fundaciones, asociaciones, cooperativas). Pero el negocio del sector privado es muy dependiente del dinero público. La transferencia de fondos se produce básicamente por dos vías: los conciertos, de manera que los fondos públicos sirven para financiar plazas en residencias privadas, y las concesiones de la gestión integral privada de centros que mantienen la titularidad pública. También es frecuente que los terrenos sobre los que se construyen las instalaciones sean una concesión administrativa.

En la información titulada 82 Administraciones alimentan con dinero público la expansión de la multinacional de las residencias DomusVi, infoLibre ya desveló que el 65% de las 138 residencias de la compañía líder del sector contaban con financiación pública. Y Vitalia Home también opera con el mismo esquema. La residencia de Leganés es un buen ejemplo de ello. Veámoslo.

Con fecha 19 de noviembre de 2000, Residencias y Servicios Asistidos SL recibió del Ayuntamiento de Leganés, mediante concurso, la concesión administrativa de bienes de dominio público para la construcción y explotación de un centro residencial para la tercera edad, en la parcela 3.2. s-5 de Leganés-Norte, por un canon anual y una duración de 75 años. Ese canon, que se actualiza según el IPC, fue en 2018 de 98.566 euros.

Hay que señalar que Vitalia Home no era entonces la dueña de Residencias y Servicios Asistidos SL. Adquirió esta empresa el 6 de octubre de 2015, en una operación por la que se hizo con cinco centros que operaban hasta entonces bajo la marca Solyvida. Además de la residencia de Leganés, incorporó así a la red de Vitalia Home las de Las Rozas y Parla –ambas en Madrid–, Cifuentes (Guadalajara) y San Clemente (Cuenca).

Tras recibir la concesión municipal de los terrenos a finales de 2000, la construcción y acondicionamiento de las instalaciones se prolongó hasta 2003, año en que el geriátrico comenzó a funcionar. Con una capacidad de 266 plazas residenciales y 45 de centro de día, es el más grande de todos los que tiene Vitalia Home. La tendencia actual es a construir instalaciones más reducidas, en torno a 150 plazas.

El Acuerdo Marco vigente en Madrid para la financiación pública del servicio de atención a mayores dependientes se adjudicó en enero de 2017 y se prorrogó en 2019 por otros dos años. La Consejería de Políticas Sociales y Familia abona por cada plaza 54,51 euros por día (IVA incluido).

De las 266 plazas residenciales que tiene Vitalia Home Leganés, 191 están concertadas. Ello supone que la empresa recibe 3.800.164 euros al año por este concepto. Las otras 75 plazas del centro son privadas, es decir, las paga íntegramente el residente.

En cuanto a la financiación del centro de día, el Acuerdo Marco vigente se adjudicó en agosto de 2018. La aportación de fondos públicos depende de si el servicio del centro incluye o no el transporte del usuario: en el primer caso es de 38,80 euros por día y plaza, mientras que en el segundo se sitúa en 32,22 euros (ambas cifras con IVA incluido).

Vitalia Home Leganés tiene concertadas 34 plazas del centro de día, todas ellas con transporte incluido. Por tanto, por este concepto fluyen hacia sus arcas otros 481.508 euros de dinero público.

En definitiva, Vitalia Home Leganés recibe en total 4.281.672 euros por la concertación de plazas. Lo que supone que tres de cada cuatro euros de ingresos proceden de la Comunidad de Madrid, ya que la cifra de negocio declarada en 2018 fue de 5.680.092 euros.

La situación en la residencia

Aquel 15 de diciembre de 2018 no fue la última vez que los familiares de los residentes de Vitalia Home Leganés protestaron por el servicio que recibían. Que tenían razones de peso lo demuestra el hecho de que, en septiembre de 2019, la Comunidad impusiera a la empresa una sanción de 30.000 euros por cinco infracciones graves.

Vitalia Home Leganés es una de las 13 residencias intervenidas por el Gobierno autonómico tras estallar la crisis del coronavirus, ante la situación crítica en la que estaban, y contra ella pesa una de las 19 denuncias que investiga la Fiscalía madrileña por si encuentra indicios de la comisión de algún delito.

El portavoz de la empresa, consultado por infoLibre, rechaza cualquier irregularidad y asegura que Vitalia Home “siempre cumple escrupulosamente” con la normativa vigente en todos sus centros. “Vamos a dejar de hablar de muertos, por respeto a los trabajadores y las familias”, responde ante la pregunta de si puede confirmar que son ya 96 los residentes fallecidos en Leganés, como sostienen los familiares. Asegura, eso sí, que en “más de la mitad” de los geriátricos del grupo no hay ni un solo positivo y que “el 86% del total de residentes no ha tenido ninguna afectación”.

“Las plantillas están actuando con una profesionalidad intachable y les hace daño leer y escuchar algunas de las cosas que aparecen en los medios de comunicación”, añade.

¿Por qué hay residencias sin contagios y otras como la de Leganés con tantos fallecidos? “Esa es la pregunta del millón”, contesta dicho portavoz. “Los protocolos son idénticos en todos los centros. Entendemos que hay un factor de suerte y un factor relacionado con el perfil de la población: hay centros como Leganés, donde los residentes llevan más años de media y es más fácil que tengan patologías previas, y otros lugares donde los residentes son más jóvenes y tienen mejor salud”.

El portavoz de Vitalia Home también destaca las “dificultades” que se han encontrado a la hora de gestionar la crisis sanitaria: “Desde el minuto uno hemos enviado a la Administración todos los datos y también le hemos explicado cuáles eran nuestras necesidades. No hemos podido desviar ni un solo paciente de Leganés a los hospitales de la zona entre el 18 de marzo y el 2 de abril. Y, por poner otro ejemplo, tenemos material de protección que nos ha requisado el Estado. Lo entendemos, porque la situación es la que es, pero son obstáculos evidentes”.

En cuanto al hecho de que Leganés sea el geriátrico que más beneficios aporta al grupo, su portavoz lo relaciona con que sea el más grande de los 51: “La operativa es igual en todos los centros. El coste de personal es una parte muy importante, compramos a los mismos proveedores, tenemos el mismo sistema de mantenimiento y trabajamos con porcentajes similares”.

En Leganés, a finales de 2018, la empresa aseguraba que su personal asalariado ascendía a 163 personas: 10 hombres y 153 mujeres (93,8% del total). En sueldos y salarios, Residencias y Servicios Asistidos SL abonó aquel año 2.626.001 euros, aunque esa cantidad incluye también indemnizaciones por despido por importe de 22.003 euros. Descontada esta última cifra, sale un salario medio anual de 15.975 euros.

Después de todos los gastos, impuestos incluidos, lo cierto es que la residencia de Leganés genera un millón de euros de beneficio neto al año. Y, a la vista de las quejas de los familiares sobre la calidad del servicio, parece legítimo plantearse una pregunta: ¿es necesario que una empresa que vive del dinero público obtenga esos beneficios o se le deberían exigir mejores prestaciones aunque sus ganancias fuesen algo inferiores?

__________________

Si tienes información relevante sobre lo que está ocurriendo en las residencias, te agradezco que me escribas a: manuelrico@infolibre.es

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




43 Comentarios
  • José Joaquín Belda Gonzálvez José Joaquín Belda Gonzálvez 28/04/20 08:27

    Por favor ?alguien puede facilitar a ciencia cierta la diferencia en el porcentaje de fallecidos entre las distintas residencias, privadas, públicas o de concesiòn.?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • 74camilo 74camilo 26/04/20 21:20

    Y la señora Ayuso que opina de esto???. Ah! Que ella solo está para misas, banderas y desfiles!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Manolo Gato Manolo Gato 20/04/20 21:11

    Muchas gracias a Infolibre y en especial a Manuel Rico y su equipo de investigación. Vuestro trabajo ha comenzado a dar sus frutos. Las administraciones autonómicas, creo que a su pesar,empiezan a cambiar el paso. La connivencia con las grandes empresas que gestionan residencias, y con otras no tan grandes, pero de gran implantación en algunas comunidades, lea-se Fundación San Rosendo en Galicia, ha estado en el origen del desastre asistencial. Además vuestra información, impecable y contrastada, ha despertado de su letargo a los medios de comunicación locales que, hábilmente dopados con subvenciones y prebendas, preferían mirar para otro lado. Lo triste es que en la Comunidad donde resido sus gobernantes, después del estrepitoso fracaso, han tenido la caradura de intentar convertir en propaganda las medidas que, mal y arrastro, se vieron obligadas a tomar, A día de hoy nuestro presidente, que no hace mucho colgaba medallas y distinciones a la CEO de DomusVi, todavía no ha dado la cara en el parlamento, limitándose a enviar a su subalterna a posar en las fotos del traslado de residentes.
    Finalmente una petición a los lectores. Apoya, si puedes, con una suscripción al PERIODISMO INDEPENDIENTE. Muchos de nosotros, mas pronto de lo que pensamos nos veremos en la situación que ahora padecen nuestros mayores. La información libre y veraz despertará conciencias y ayudará a liberarnos de las garras de los buitres que pretenden acabar con el estado del bienestar a costa de los más débiles
    Manolo Gato, Vigo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • calima calima 19/04/20 13:43

    Enhorabuena al periodismo de investigación. El otro ya sabemos a qué se dedica !!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • kikeELPASO kikeELPASO 19/04/20 12:40

    tenemos que replantearnos la cesión de instituciones publicas a empresas privadas
    revisiones de controles riguroso y sobre todo que prime la labor social. con sus ganancias acorde a un negocio cedido y garantizado, pero no para que buitres se enriquezcan a coste de vidas humanas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Inguru Inguru 19/04/20 12:07

    Hay que cambiar el concepto que tenemos sobre centro de mayores. No puede ser que la única opción que tengamos sea entrar en macro edificios donde la falta de personal hace que se conviertan en " malos" cuidadores porque los ancianos, como los niños, requieren mucha atención , dedicación y paciencia. Los pisos tutelados por trabajador@s sociales y centros hospitalarios especializados en geriatría para cuando necesitan hospitalización . Una nueva forma de dar empleo, invirtiendo en personas que trabajen con agrado bajo el control de los ayuntamientos y empleados como funcionarios. Todos llevamos un viejo encima como dice Serrat, hagamos que sea lo más amable posible. Gracias por el trabajo de información que hacéis .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • panchovilla99 panchovilla99 19/04/20 09:00

    Es una muestra, por desgracia, de la maldad del sistema que permite ese tipo de gestión sin inmutarse. Po otro lado, los que gestionan esas residencias para mayores, son en apariencia invisibles, sin que haya nadie detrás de la siglas comerciales, pero en realidad, lo que hay es una colección de personas con una dosis de perversidad increíble.
    La pregunta es ¿Hasta cuando el Estado va a permitir esto y hasta cuando dejará que pasen a manos privadas sin el debido control?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Dver Dver 18/04/20 22:33

    Tal vez lo que haga falta sea una ley clara, la inclusión de las residencias de mayores como Servicios Públicos, dejarse de conciertos. En todo caso que se subaste su explotación. No es lo mismo una subasta que un concierto o u concurso. Quién quiera verlo que mire las normas. Pero hay un hecho evidente. En lo setenta-ochenta, los ayuntamientos subastaban la mayoría de obra pública y los suministros. Hoy, rara vez ve uno una subasta pública. Todo son conciertos y contratos con multitud de puntos subjetivos a baremar, y un montón de conceptos indefinidos y excluidos del contrato, muchísimos más que los incluidos, los que en realidad serían el objeto real del contrato. Instrumentos públicos para ejecutar obras, servicios o realizar suministros los hay de sobra. Instrumentos jurídicos para su control, también. Lo que falta es definir quién tiene la responsabilidad penal de los fraudes de ley. Si se hubiese empapelado de inmediato al que firmó lo de las radiales de Madrid, o el contrato de la Plataforma Castor, ya estaría todo arreglado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Dver Dver 18/04/20 22:21

    Hace años, cuando la contaminación de los ríos empezó a afectar seriamente a la población, al menos por aquí, el bajo Júcar, todos se echaban la pelota fuera. Las industrias (lo he visto y palpado) o no hacían caso o hacían fraude, vertiendo un poco de contaminante a deshoras. El polígono industrial decía que controlaba lo que podía. los ayuntamientos que no podían controlar a los polígonos, y las depuradoras, cuando existían, obviamente, no podían con los contaminantes industriales. Total todo al río. Entonces apareció un juez y empapeló, o amenazó con empapelarle, al presidente dela Confederación Hidrográfica. "No me cuente historias -le vino a decir- es su responsabilidad que se cumpla la ley y que las aguas bajo su responsabilidad estén limpias". El de la Confederación Hidrográfica envió un requerimiento a los Alcaldes prohibiéndoles verter ni una gota sucia o les cortaba el vertido. Los alcaldes cogieron a los de los polígonos y les dijeron que iban a taponar cualquier alcantarillado y anular licencias, y los de los polígonos advirtieron a sus afiliados que o espabilaban o les cerraban la fábrica. Los ayuntamientos, además de requerir el control de vertidos, aprobaron una normativa que obligaba a las fábricas ya en funcionamiento a hacer unos pozos de control de vertidos en las aceras (bastante costosos) dónde en cualquier momento, de noche o de día, podían llegar los inspectores municipales, acceder a los mismos y tomar muestras del fluido que en ese momento se estaba vertiendo al alcantarillado público. De pronto se acabaron los vertidos contaminantes, al menos en su mayor medida. Sé todo esto porque me dedicaba a la construcción, y de un día para otro nos encargaron un montón de estos pozos de control, y hubo que hacerlos cagándo leches. La historia del juez-confederació-alcaldes, etc., me la contaron como motivo del hecho, pero debió de ser verdad, porque de otra forma no se hubiesen encargado tantos pozos, uno por cada industria en funcionamiento, y por supuesto los nuevos proyectos incluían el correspondiente. Los controles bien organizados, y con el responsable penal bien definido, funcionan sin problemas graves.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Aserejé Aserejé 18/04/20 17:12

    Estupendas las investigaciones e informaciones q publicais sobre estos terribles Hechos. Felicidades y gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13



 
Opinión