x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Comunicación política

Ciudadanos necesita saber quién es y qué quiere

  • Analizamos la evolución de la formación naranja y sus constantes giros ideológicos a derecha e izquierda
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

 

José Miguel Contreras | Eva Baroja
Publicada el 07/06/2020 a las 06:00 Actualizada el 07/06/2020 a las 17:38

La evolución de Ciudadanos

Nueva entrega de nuestra sección 'Comunicación política'

Ciudadanos se ha convertido en el principal condicionante del futuro inmediato de la política española. Su posicionamiento cualitativo y su peso cuantitativo pueden influir decisivamente en la evolución que puedan seguir los tres bloques que han marcado la batalla electoral en los últimos tiempos: la izquierda aglutinada en torno a la coalición PSOE-UP; la derecha descompensada hacia su lado más extremista como consecuencia de la presión de Vox sobre el PP; y el mundo nacionalista e independentista que ha gozado del extraordinario privilegio de condicionar todas y cada una de las votaciones que confrontaban a los bloques de la izquierda y la derecha.

Las diferentes piezas que componen el mecano de la política española son numerosas y muy diferentes, por lo que resulta muy difícil su ensamblaje. La posición nuclear de Ciudadanos le concede una importancia muy superior a la que cabría asumir por su pequeño tamaño. Lo que decidan hacer en las próximas semanas no sólo va a condicionar su destino, sino el de todos los demás, aunque no parezcan conectados. El partido que hoy dirige Inés Arrimadas hace muy poco tiempo se debatía entre la desaparición o lo que parecía ya asumido por la derecha tradicional, que sus restos serían absorbidos por el PP.

La principal función de la comunicación política es la de trasladar con claridad y eficacia a los electores cuáles son las ventajas de su mensaje frente al resto de opciones. Antes de que puedas iniciar ese proceso tienes que definir con toda nitidez dos interrogantes: quién eres y qué es lo que quieres. Y en este punto se vuelve a encontrar Ciudadanos una nueva encrucijada como formación política desde su nacimiento en 2006 en Barcelona, como alternativa directa al nacionalismo catalán.

Ciudadanos vive actualmente rodeado de presiones diferentes que analizan su nueva estrategia según sus particulares intereses. Esto dificulta el debate público. Pocas voces se escuchan desde la perspectiva de cuál es la mejor opción para Inés Arrimadas, no para el resto de las formaciones políticas o de otros sectores de opinión. En este punto surgen interrogantes por todos lados. Es el momento de plantearse de nuevo las preguntas básicas: ¿Quiénes somos? ¿Qué queremos?

Para Verónica Fumanal, presidenta de la Asociación de Comunicación Política (ACOP), la actual posición de Ciudadanos implica "un propósito de enmienda que pretende reposicionar al partido en el lugar primigenio que tan buenos réditos le dio". La idea de un partido de centro que reivindicaba no ser ni de izquierdas ni de derechas le sirvió para darse a conocer ante retos como el secesionismo en Cataluña, la corrupción o los retos económicos. El problema de discurso político surge en Ciudadanos cuando el debate tiene claros tintes ideológicos y ya no es tan fácil refugiarse en un discurso desideologizado. Su experiencia de inclinarse decididamente a la derecha ha acabado al borde del abismo.

Ahora, desde la derecha, hay quien plantea el riesgo de que pueda aparecer como posible soporte de la izquierda. Según el profesor de la Universidad Complutense de Madrid y experto en comunicación política Rafael Rubio, el gran error no fue escorarse a la derecha sino dejar de ser ese partido útil con capacidad para pactar a ambos lados: "Si después de las elecciones de abril, se hubiesen volcado hacia la izquierda, el resultado hubiese sido el mismo. El problema es atarse a una de las dos fuerzas políticas, porque en el momento en el que el apoyo a otro partido pasa a ser incondicional, la gente deja de ver a Ciudadanos como un partido útil y le retira su apoyo. El gran riesgo de la posición actual es que no sean capaces de volver al centro y se aten exclusivamente al PSOE".

La gran dificultad radica en cómo manejar una apuesta de moderación en mitad de un período de extendida polarización. Siempre se corre el peligro de quedar atrapado entre dos frentes en plena batalla. Según Xavier Peytibi, consultor de comunicación política en Ideograma, "esta estrategia de moderación puede tener dos efectos. Por un lado, les puede ir bien porque, por fin, se están diferenciando y han encontrado un relato distinto al que lanzaba Rivera, pero por otro, en un sistema político tan polarizado, corren el riesgo de perder al electorado de voto duro". Hasta ahora, todos los datos tienden a apoyar la nueva estrategia de Arrimadas. Las encuestas no sólo marcan una constante subida de su intención de voto. También se corrobora el amplio apoyo de su actual electorado al nuevo camino emprendido. Un creciente electorado potencial de Ciudadanos sigue existiendo, según defiende Fumanal: "Los 10 diputados que consiguieron en noviembre eran antisanchistas, pero los 42 que perdieron por el camino, no. Esto es lo que pretende recuperar Inés Arrimadas".

La inestabilidad del momento político que se vive tampoco ayuda a definir una estrategia sólida y continuada, especialmente en una formación que ha cambiado tantas veces de posicionamiento. Dentro de Ciudadanos aparecen a menudo voces diversas que abren polémicas sobre qué hacer en el futuro inmediato. Rafael Rubio apunta hacia esta tensión: "Tienen que tomar decisiones y explicarlas semanalmente, lo que puede generar conflictos internos. Esto no pasa en un partido tradicional, ya que en su argumentario y en su ideología tienen respuesta a todo y se sabe a priori qué es lo que van a votar en el Congreso".

La coherencia suele ser un atributo fundamental para consolidar un discurso político. Parece evidente que los diversos caminos recorridos por Rivera no ayudan a fortalecer la credibilidad de la formación. Para Xavier Peytibi, "Inés Arrimadas busca ahora el consenso y el diálogo, quiere presentarse como una mujer de Estado, una Merkel que va a conciliar España. Eso es un gran cambio, pero otra cosa es si va a ser creíble o no porque Ciudadanos ha dado ya muchos bandazos y falta ver cómo va a percibir esto el electorado".

Toca reinventar el partido en una etapa en la que se está reinventando una nueva sociedad. Posiblemente, esto pueda ayudarles a buscar su sitio. La crisis del coronavirus ha servido como coartada perfecta para reposicionarse. Hacía falta alguien que ayudara a salir de una seria situación de bloqueo y Ciudadanos ha reaparecido como fuerza útil y necesaria. Es una oportunidad que Inés Arrimadas no puede dejar pasar: "Ahora vamos a ver un perfil de Arrimadas mucho más parecido al que vimos en Cataluña que a la número dos de Rivera", afirma Verónica Fumanal, y añade: "cuando hay una sucesión del líder, hay que matar al padre". Para Rafael Rubio, "todavía no hemos visto a la verdadera Arrimadas. Ha llegado a la presidencia con un partido desorientado y desanimado, pero ahora está empezando a construir un Ciudadanos propio y más acorde con sus ideas".

Sólo 14 años de historia

Un jovencísimo Albert Rivera daba sus primeros mítines ante una decena de personas, vestido con polo y vaqueros con un discurso transversal que unificaba ideologías diversas en su defensa de quienes pudieran sentirse preocupados ante la aún incipiente avalancha independentista. Ese era el primer Ciudadanos, cuya imagen más representativa quedó marcada por la famosa fotografía de Rivera desnudo.

El partido empieza a tener fuerza en los parlamentos autonómicos. En 2015 hacen presidenta a Susana Díaz en Andalucía y a Cristina Cifuentes en Madrid. Se presentan como una fuerza desbloqueadora a izquierda y derecha con capacidad para ejercer de vigilante de los partidos tradicionales. Este espíritu no frentista y colaborador desde el centro del espectro político desencadenó su acceso al Congreso con 40 diputados y con 3,5 millones de votos. En ese momento, la eclosión de Podemos, que se fue hasta los 69 escaños con más de 5 millones votos, sirvió para asumir que ambas fuerzas representaban la ruptura con la vieja política en España. La imagen de Albert Rivera en armonía junto a Pablo Iglesias en el famoso debate que ambos mantuvieron en el Salvados de Jordi Évole marcó una etapa decisiva en la trayectoria del partido.

Ciudadanos como copiloto del PSOE

La apuesta progresista y renovadora que representaba aquel primer Ciudadanos en el parlamento español fue el anticipo a su primer gran acuerdo estratégico en la política nacional. En febrero de 2016, Albert Rivera y Pedro Sánchez comparecen públicamente en la sala constitucional del parlamento, delante de la simbólica obra de Juan Genovés, El abrazo. Ciudadanos abría la posibilidad de conformar una mayoría parlamentaria que aislara a la derecha tradicional del PP, pero que necesitaba ser refrendada por Podemos. Pablo Iglesias rechaza aquella fórmula tripartita.

Ciudadanos como soporte de Mariano Rajoy

Rivera y los suyos concluyeron que la estrategia seguida carecía de sentido al resultar imposible un acuerdo futuro a tres partes en el que ellos y Podemos pudieran compartir un espacio de poder. Su retroceso en las urnas se interpreta como un aviso de su electorado. Se inicia aquí el segundo giro de la formación en busca de un espacio propio que pudiera encaminarle algún día a la posibilidad de ganar unas elecciones. Apoyan la investidura de Rajoy que sale adelante gracias a la abstención de los socialistas. Ciudadanos se queda en aparente tierra de nadie. El PP monopoliza el ejercicio del poder, aunque carece de una mayoría parlamentaria sólida.

Ciudadanos aspira a sustituir al PP

Todo se vendrá abajo con la moción de censura de 2018. Rivera se convierte en la pieza clave para derribar al gobierno. Tras la sentencia Gürtel, Ciudadanos ve una oportunidad de oro para convertirse en el renovador de una derecha que parece acercarse a una etapa de profunda crisis. Piden la dimisión de Rajoy y la convocatoria de elecciones. Pedro Sánchez ve su propia oportunidad y plantea la moción de censura. De forma inesperada, se produce un vuelco en la política española. Rivera se convence de que llega su gran oportunidad para convertirse en el líder de la derecha que, a todas luces, necesita una profunda renovación. El proyecto del PP como aglutinador de todo el electorado conservador, desde los más radicales hasta el centro, parece que se acerca a su final. Las encuestas antes de la moción de censura de 2018 atisbaban un resultado espectacular de Ciudadanos que le convertían con claridad en el primer partido del arco parlamentario.

Ciudadanos rompe con su pasado de forma radical. En enero de 2019 decide apoyar al PP para gobernar en Andalucía con el respaldo de Vox. Nace una alianza de las tres derechas que para Rivera es en realidad su particular lucha por intentar dominar ese bloque. La famosa foto de Colón del mes de febrero de 2019 se convertirá en la representación de un movimiento político que se disponía a cambiar el mapa político español.

Ciudadanos no sabe ver su derrota

En las elecciones de abril de 2019, Ciudadanos vive una agridulce experiencia. Consigue alcanzar 57 diputados, por debajo de su aspiración de superar al PP, aunque asume una importante presencia en el parlamento. Tiene cartas para jugar la partida decisiva, pero no para ganarla. Este no es el plan previsto. Se ha quedado sólo a 200.000 votos de rebasar a los populares, que apenas consiguen 66 diputados.

Se abre entonces un período de total inestabilidad marcado por las dificultades de PSOE y UP para acordar una coalición de gobierno. Ciudadanos hace bandera de su negativa a formar gobierno con los socialistas pese a que juntos sumaban 180 diputados, una cómoda mayoría absoluta. Rivera comete el mayor error de su carrera y decide seguir adelante en su particular batalla por liderar un gobierno conservador que debería contar con el apoyo del PP y de Vox. Aunque muchas voces dentro de la propia formación alertaron del error, Rivera no dio su brazo a torcer. El sector de votantes progresistas que en su momento creyeron en Ciudadanos le dejó de apoyar. El sector más conservador optó por reforzar a un PP que reclamaba el voto útil de la derecha para gobernar. La tragedia llegó en las elecciones de noviembre. Poco más de 1,5 millones de votos y tan solo 10 diputados.

Pese a la hecatombe sufrida, los milagros de la aritmética parlamentaria le dieron a Rivera una última oportunidad. Con apenas 10 votos podía facilitar la mayoría de un gobierno de coalición PSOE-UP que no tuviera que contar con los votos y las exigencias del independentismo catalán. Lo que fue el origen del nacimiento de su fuerza política, el detener el secesionismo en Cataluña se colocaba frente a él. Rivera decidió mirar hacia su lado derecho donde no tenía hueco y retirarse con tal de no reconocer su estrategia fallida.

Arrimadas decide levantar la cabeza

La salida de un fracasado Rivera pareció inicialmente arrastrar a Ciudadanos a un languideciente luto. Inés Arrimadas aparece como la única figura con capacidad de arrastre en un partido que hace algún tiempo que se ha autoeliminado del juego político. Su estrategia de convertirse en la proa de la derecha española fracasó por muy poco, pero fracasó. No había plan B y Ciudadanos se convirtió en mero soporte de un PP que necesitaba su apoyo para resistir las acometidas por su flanco más radical de Vox. Incomprensiblemente, el estado depresivo que siguió al fracaso de su estrategia les dejó desconcertados.

La crisis del coronavirus le ha servido a Arrimadas y a Ciudadanos para que, de nuevo, milagrosamente, se le abra una extraordinaria ventana de oportunidad: la estrategia frentista del PP que ha querido aprovechar la emergencia sanitaria para acelerar su deseada caída del gobierno. El PP no ha querido salirse de su férrea postura en competencia directa con la ultraderecha. Arrimadas y el nuevo Ciudadanos ha tomado la opción de recuperar su espíritu original de presentarse como una formación constructiva y abierta a colaborar en acuerdos transversales alejados del frentismo convencional. De repente, un partido al borde de la desaparición empieza a recobrar fuerza en las encuestas y vuelve a condicionar la política nacional.

 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.
Más contenidos sobre este tema




19 Comentarios
  • @tierry_precioso @tierry_precioso 13/06/20 09:55

    En este memento tan dificil, la direccion de Ciudadanos aun siendo de derechas no quiere poner palos en las ruedas del paîs.

    Se puede agradecerle la actitud pero no equivocarse soñando que podrîan ser de centro-izquierda: son ya bien asentados en el centro-derecha.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Lunilla Lunilla 10/06/20 11:06

    "No creáis nada por el simple hecho de que muchos lo crean o, finjan que lo creen ; Creedlo después de someterlo al dictamen de la razón y, a la voz de la conciencia" Un hombre sabio puede aprender mas de una cuestión necia, que un necio de una cuestión sabia. "todo lo qe nos irrita de otros, nos puede llevar a, una comprensión, de nosotros mismos Carl Gustav Jung: Dixit" -Nada es permanente en este mundo retorcido", ni siquiera nuestros problemas" Charles Chaplin: Dixit"/El que conoce todas las respuestas, no ha hecho todas las preguntas: Confucio: Dixit" -El verdadero conocimiento es conocer la extensión de la propia ignorancia. -No basta tener buen ingenio, lo principal es aplicarlo bien" -La cosa mas rara que he podido encontrar es la felicidad de una persona inteligente." Ernest Hemingway: Dixit" La mejor, y cosa mas segura es mantener un equilibrio en la vida, reconocer el gran poder que hay a nuestro alrededor. Si puedes vivir de esa manera eres una persona sabia." Eurípides; Dixit" -Nuestras convicciones mas arraigadas, mas indubitable, son las mas sospechosas; "ellas constituyen nuestros lìmite, nuestros confines, nuestra prisión". J. Ortega y Gasset"; Dixit"/ -Poca es la vida si no 'piafa' en ella un afán formidables de ampliar fronteras; Se vive en la proporción en que se ansia vivir: "Mas toda obstinación en mantenernos dentro de nuestro horizonte habitual, significa dbilidad, decadencia de las energias vitales: "El horizonte es esa linea biológica, un órgano viviente de nuestro ser, mienras gozamos de plenitud, el horizonte emigra , se dilata, ondula elástico,casi al compas de nuestra respiración ; "En cambio cuando el horizonte se fija; Es que se ha anquilosado; Que nosotros ingresamos en el capitulo de la Vejez": El DIablo Cojuelo Dixit" Saludos Cordiales ( 11.06h.)

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Lunilla Lunilla 10/06/20 11:16

      OtroSiDigo: "S me debo enamorar, lo hare; Si como resultado parezco estúpido, desilusionado o, de poco juicio; Entonces, esta bien, maldito si me importa lo que otros piensen. Porque prefiero que crean esto de mi, ha no haber amado". El DIabloCojuelo: Dixit"

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Pepe R. Pimentel Pepe R. Pimentel 08/06/20 20:07

    No puede ser creíble la presunta vocación de Ciudadanos al centro político, mientras participe en gobiernos apoyados por Vox, con una clara participación en la gobernanza, como, por ej.: en Andalucía. Que no pretendan engañarnos, porque no "cuela".

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Lunilla Lunilla 10/06/20 11:34

      Nuestro cerebro necesita ( y se encarga de )que nuestra concepción del mundo nos parezca fiable para que nos sintamos seguros, son es estrés, acabaría con nosotros " El DIablo Cojuelo Dixit" Saludos...///

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Galias Galias 08/06/20 11:08

    A estas alturas tenemos que tener claro que no existe el centro político o electoral aunque muchos electores o analistas se lo crean.O estás conmigo o estás contra mí. O se apoya el neoliberalismo, cuya esencia es profundizar cada vez más la desigualdad, entre los grupos sociales, las regiones y los países o se lucha por acercar a los pueblos y paliar las desigualdades, alo que debe aspirar este Gobierno de coalición. Y mientras no se demuestre lo contrario, y no se demostrará, Ciudadanos es un partido neoliberal en el terreno económico, social, sanitario, en educación, profundamente nacionalista español, anti feminista por liberal, etc. Anda buscando un hueco electoral, después del último fracaso, y ya no lo encontrará, pero si quisiera ser útil, tendría que romper con los gobiernos que apoya y crear nuevas mayorías, y eso es pedir peras al olmo. Es imposible que lo haga Arrimadas.En este mundo tan polarizado, solo hay populismos de derechas, no existen los de izquierdas, que dadas sus fuerzas solo pueden aspirar a arrancar un trozo de la tarta de los que se reparten la riqueza, despreciando a la gran mayoría.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • pep48 pep48 07/06/20 22:33

    Cuando un partido se crea desde el IBEX-35, nace muerto y este ha nacido muerto desde su inicio y por la derecha lo tiene muy mal y si se alía con la ultraderecha, aun peor.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • deabajo deabajo 07/06/20 21:06

    Ciudadanos es una creación de la banca para frenar la sangría de votos que desde un PP plagado de corrupción se podía ir hacia la izquierda, sobre todo a Podemos. Por eso creó "un Podemos de derechas". Peo Podemos surge del descontent de una izquierda que no se siente representada por el PSOE ni por una Izquierda Unida maniatada al Partido Comunista; surge de las calles, de las plazas, mientras que Ciudadanos surge en los cenáculos de banqueros y periodistas.

    Ciudadanos es, como dicen en mi pueblo "un nío sin na", mucho escaparate y pocas ideas que no sea un neoliberalismo que hay que esconder tras un populismo centralizador que roza el fascismo. Y, claro, en ese terreno se mueven mejor los auténticos fascistas (léase Vox), que le comen el terreno hasta tal punto que el PP de fraCasado está más pendiente de su derecha que de su izquierda.

    Y no vale decir que ahora quiere ser de centro. Hechos son amores. Nadie se puede creer que Ciudadanos gira al centro mientras siga gobernando o apoyando gobiernos donde son los fascistas quienes marcan la agenda. Mientras Ciudadanos no cree una barrera sanitaria contra el fascismo, contribuyendo a aislarlo (como Merkel), no nos podemos creer ningún giro al centro. Cuando lo hagan y se conviertan en una derecha moderna, laica, no ladrona, entonces, aunque no les votemos, empezaremos a respetarles.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Javipas Javipas 07/06/20 20:18

    Hay suficientes pruebas, y hoy en día siguen, que Ciudadanos es un partido sin identidad y con rumbo hacia la derecha, están en un punto que podrían dar alguna señal clara de su voluntad firme de virar hacia el centro, pero no lo hacen ni creo lo hagan. Es ese socio que siempre desconfías de el.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Mascarat Mascarat 07/06/20 19:32

    Ciutadans es un partido ultranacionalista que nació del odio y para el odio, así se explica su cercanía a los fascistas de VOX y el PP. Lo único que les interesa es sembrar resentimiento y división para luego presentarse como solución a los problemas que ellos mismos crean.
    En lo económico son indistinguibles de los neocon del carnicero Aznar, roba lo que puedas y 'que se jodan' al estilo María Fabra.
    Rivera no es más que un trepa que ha llenado su agenda de contactos para trincar a gusto y después del oportuno braguetazo, dedicarse al 'dolce far niente'
    Arrimadas es la montapollos necesaria para salir en los papeles y así hacer ver que hacen algo. 
    El resto de cómplices de este desgraciado partido, o están a ver si también trincan o, peor aún, se lo creen y son entonces peligrosos fanáticos de un nacionalismo ultra pretendidamente 'chic'.
    Eso sí son muy españoles y mucho españoles, españolía en estado puro...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    7

    • jorgeplaza jorgeplaza 08/06/20 10:39

      Mira quién fue a hablar de ultranacionalismo: Matracas. ¿Cómo tienes esa desfachatez?

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      0

  • Gerrard Winstanley Gerrard Winstanley 07/06/20 12:41

    Ciutatans representa un mayor peligro que los fascistas de VOX, en cuanto a demolición del estado del bienestar. Solo hay que recordar a Garicuñado o a Marcelo Jansenismos y sus propuestas de copago sanitario, reducción de pensiones y de indemnización por despido. Sigo sin entender porque le seguís lamiendo las botas y os calláis con todas sus propuestas lesivas. Son un cancer y lo sabéis. 

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    10

  • jorgeplaza jorgeplaza 07/06/20 11:28

    A los que estamos asqueados de tanto fanatismo, de tanto "o estás conmigo o estás contra mí", la única esperanza que nos queda es un partido que se aparte del extremismo y la estridencia. Hace años, Cs pudo ser ese partido y Rivera lo estropeó todo. El PSOE, más o menos, ha sido algo parecido a ese partido durante muchos años, pero la falta de votos y la propia personalidad de Sánchez lo ha llevado a una posición excesivamente próxima al populismo infumable de UP. De la derecha tridentina, mejor no hablar. ¿Conseguirá Arrimadas encarrilar Cs por las vías que parecía que iba a seguir antes de lo de Colón? Es muy difícil porque parte de un partido prácticamente liquidado. Dependerá de dos cosas: que haya un suficiente número de ciudadanos que esté harto de esta situación de "y tú más" implacable a que hemos llegado y de que Cs sea capaz de convencer a esos ciudadanos de que puede representarlos adecuadamente. No está claro ni lo uno ni lo otro. Lo que sí está claro es que, si esos ciudadanos son numerosos y Arrimadas no los convence, la abstención en las siguientes elecciones batirá todos los récords.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    11

    2

    • subeChico subeChico 15/06/20 20:17

      Olvidas que es el partido de los banqueros.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • deabajo deabajo 07/06/20 21:15

      Desde que nació Podemos, se ha utilizado el calificativo de "populismo o polulistas" para desprestigiar esta opción política. POdemos es la antítesis del populismo, el populismo consiste en engañar al pueblo, escondiendo las propuestas que benefician a los más ricos bajo promesas de centralismo, patriotismo, banderas, etc., para engañar a los pobres y que solo conducen hacia el autoritarismo.

      Si deseas conocer lo que es el populismo te recomiendo encarecidamente el libro de José Álvarez Junco, "Alejandro Lerroux: el emperador del Paralelo". Cuando lo leas me dices qué partido es más populista.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      1

      5

      • jorgeplaza jorgeplaza 08/06/20 10:43

        Podemos es un engaño empezando por el nombre. Su macho alfa y caudillo único, un agitador de masas sin la menor idea de lo que es la política seria, un provocador y un irresponsable. Sus "inscritos", un rebaño de mansos borregos que acuden pastueños a cada ratificación de la política previamente decidida por el amo, como lo prueba que la consulta que más participación tuvo fue la de la absolución de la compra del chalé: hace falta tener cuajo para pedir esa ratificación y hace falta carecer de dignidad para participar y, encima, ratificarla.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        5

        0

        • subeChico subeChico 15/06/20 20:20

          Tu te lo has buscado. Borrego sería tu papá y tu lo heredaste.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

        • LasVenasAbiertas LasVenasAbiertas 09/06/20 19:17

          Yo soy un inscrito y no soy ni manso ni borrego. Tus insultos no me llegan porque no tienes argumentos, solo frases hechas sacadas del diccionario voxcitracio. Das pena más que otra cosa.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          2



Lo más...
 
Opinión