X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Justicia

Los nombramientos de Lesmes aceleran una reforma de la renovación del Poder Judicial: "Son la gota que colma el vaso"

  • Uno de los aspectos más complejos y discutidos en la comisión de negociación entre PSOE y Unidas Podemos es la posibilidad de que el CGPJ elegido tras esa reforma pueda tomar algunas decisiones de carácter retroactivo, como la de no ratificar los nombramientos hechos por Lesmes
  • La parte negociadora del partido morado tiene la ambición "máxima" de que el CGPJ cese en el mismo momento en el que se cumpla su mandato y tenga poderes limitados mientras está en funciones

Publicada el 02/10/2020 a las 06:00 Actualizada el 02/10/2020 a las 11:10
Carlos Lesmes y Juan Carlos Campo, durante el acto de entrega de despachos a la nueva promoción de jueces.

Carlos Lesmes y Juan Carlos Campo, durante el acto de entrega de despachos a la nueva promoción de jueces.

"Son la gota que colma el vaso". Así se referían este jueves, en conversación con infoLibre, fuentes del Partido Socialista preguntadas por el hecho de que el día anterior el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), con mandato caducado, hubiese renovado seis puestos clave en el Supremo. Un movimiento que hace caso omiso a los mensajes del Gobierno y de los partidos que lo apoyan en el Congreso. Unos nombramientos que aceleran una reforma del Poder Judicial para que doce de sus miembros puedan ser elegidos por mayoría absoluta y no de tres quintos, y que podría incluso tener unos efectos retroactivos que conllevarían que estos nombramientos en el órgano que preside Carlos Lesmes no fuesen confirmados. Según ha podido saber este diario de fuentes de la parte negociadora de Unidas Podemos, el de la retroactividad está siendo uno de los aspectos más complejos y discutidos de esta reforma cuyo principal objetivo es superar el bloqueo del Partido Popular de Pablo Casado a la renovación del CGPJ.

Los partidos integrantes de la coalición de Gobierno llevan meses hablando de cambios legales que permitan renovar el Poder Judicial sin los conservadores. En un principio, la buena relación que mantienen el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y Enrique López, máximo responsable de Justicia en el PP y consejero de este área en la Comunidad de Madrid, hacían pensar que ambos iban a poder limar asperezas y cerrar un principio de acuerdo. Pero desde bien avanzado el verano la dirección nacional de los conservadores no deja hueco para los matices: no habrá ningún entendimiento con el PSOE en esta materia mientras en el Consejo de Ministros se sienten miembros de Unidas Podemos.

Desde Unidas Podemos han venido proponiendo la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, para la que se precisa mayoría absoluta. La esencia de esta reforma sería hacer una nueva interpretación del artículo 122 de la Constitución. 

"El CGPJ estará integrado por el presidente del Tribunal Supremo, que lo presidirá, y por veinte miembros nombrados por el rey por un periodo de cinco años. De estos, doce entre jueces y magistrados de todas las categorías judiciales, en los términos que establezca la ley orgánica; cuatro a propuesta del Congreso de los Diputados, y cuatro a propuesta del Senado, elegidos en ambos casos por mayoría de tres quintos de sus miembros, entre abogados y otros juristas, todos ellos de reconocida competencia y con más de quince años de ejercicio en su profesión", reza el citado artículo.

La idea sería mantener la exigencia de los tres quintos de las Cámaras para la elección los ocho juristas de reconocido prestigio, y que la elección de los otros doce pudiera hacerse por mayoría absoluta.

Las reservas iniciales del PSOE

Fuentes conocedoras del contenido de las negociaciones consultadas por este diario mantienen que, en principio, el sector socialista del Gobierno era reacio a abordar esa posible reforma por lo brusco del cambio tras décadas del funcionamiento vigente. Estas dudas coincidían, cuentan en Unidas Podemos, con un momento en el que en el PSOE se había extendido la tesis de que habría acuerdo con el principal partido de la oposición. Esta tesis se veía reforzada por el hecho de que el CGPJ hubiese paralizado, a finales de julio, la asignación de cinco plazas tras la "confirmación" de que PSOE y PP habían las negociaciones para renovar el órgano de gobierno de los jueces.

En sectores del partido morado existe el convencimiento de que Carlos Lesmes había filtrado los avances en las negociaciones para frustrarlas. Tampoco sumó a favor del acuerdo la situación interna del Partido Popular. De hecho, una de las razones que esgrimió la ya exportavoz del PP en el Congreso de los Diputados para su destitución fue su oposición a un entendimiento entre PP y PSOE para la renovación del poder judicial. Unas negociaciones que desde Génova desmintieron tajantemente. Esto nos sitúa ya a finales de agosto, cuando el equipo negociador de Podemos ubican como "línea roja" los nombramientos, inicialmente previstos para el 23 de septiembre y que Lesmes retrasó hasta este miércoles después de las tensiones de la semana pasada por la ausencia del rey en la entrega de despachos de nuevos jueces en Barcelona.

Si había dudas de que Lesmes fuese a atreverse a efectuar nombramientos con un CGPJ caducado estas se han disipado esta semana. Las advertencias del ministro de Justicia cayeron en saco roto: "Rabiosamente no: el órgano de gobierno de los jueces no debe hacer nombramientos antes de ser renovado". Este era el titular de la entrevista que Campo concedió a infoLibre y que fue publicada el 5 de julio. Este es el contexto en el que el PSOE y la Moncloa han acelerado las negociaciones para estudiar la citada posible reforma. Se articularía vía proposición de ley.

De momento, el bloque de la investidura está unido a la hora de urgir la renovación de este órgano en funciones. El pasado domingo, 27 de septiembre, fuerzas parlamentarias que suman 187 escaños suscribieron un comunicado en el que reclamaban al resto de grupos que cesasen "en su actitud de bloqueo". El documento llevaba la firma de PSOE, Unidas Podemos, ERC, Junts per Catalunya, PNV, Más País, Compromís, Teruel Existe y Nueva Canaria. Los grupos que apoyaron la investidura, salvo EH Bildu, ya han sido sondeados sobre esta reforma y, en principio, la acogida es favorable según las fuentes consultadas. 

La ambición "máxima" y la retroactividad

En el partido morado reconocen que su ambición "máxima", además de la elección de esos 12 jueces por mayoría absoluta y no de tres quintos, es que el CGPJ cese desde el mismo momento en el que se cumple su mandato, como ocurre en órganos como la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esto implicaría que mientras sus miembros estén en funciones, es decir, mientras no sean relevados, su actuación sólo podría circunscribirse a cuestiones burocráticas o de expedientes de la inspección judicial. Cualquier otro asunto urgente o de mayor relevancia sería trasladado al Ministerio de Justicia.

"Tenemos que estudiar bien las opciones y límites que tenemos", valoran por su parte fuentes socialistas.

El de la retroactividad es uno de los elementos más complejos y discutidos en la comisión de negociación de PSOE y Unidas Podemos que tiene entre manos este asunto. Se están estudiando las posibilidades legales de que el CGPJ elegido ya con la reforma en la que se trabaja tenga en sus manos la posibilidad de tomar algunas decisiones de carácter retroactivo. Sobre todo, las relacionadas con los nombramientos realizados por el CGPJ ya caducado. En la práctica, que el nuevo órgano de gobierno de los jueces tuviese en sus manos no ratificar las designaciones de Lesmes. Eso sí, las sentencias dictadas por la nueva Sala Segunda del Tribunal Supremo serían inamovibles. 

Unidas Podemos ha propuesto llevar los últimos nombramientos del CGPJ caducado al Tribunal Constitucional planteando un conflicto competencial. Pero los socialistas no se han pronunciado y los morados, por sí solos, carecen de suficientes escaños para hacerlo.

Más contenidos sobre este tema




41 Comentarios
  • Esdaquit Esdaquit 13/10/20 23:53

    Escuchando el discurso de Lesmes en el acto de nombramiento de nuevos jueces, en el que dedicó una buena parte del mismo a lamentarse de la ausencia del Borbón y comparar su discurso con la realidad, es inevitable sentir la gran indignación de constatar que una cosa son los discursos solemnes de la oficialidad y otra muy distinta la realidad cotidiana, de lo que ocurre a pie de calle, en los juzgados y sobre todo, en las decisiones y funcionamiento del CGPJ. Habla Lesmes de que los jueces han de actuar “más allá de intereses particulares”, de que la “justicia emana del pueblo soberano”, de que han de ser “baluartes del Estado de Derecho”… Un total contraste con agarrarse a los nombramientos propiciados por la derecha, en beneficio de sus intereses partidistas y buscando quedar impunes por la inmensa corrupción habida durante toda su historia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MSNZ MSNZ 13/10/20 17:43

    El gobierno está dando la sensación que está algo “blandengue” y al mismo tiempo está pasando una “racha de excesiva debilidad de fuerzas o de ánimo”.

    La tal Ayuso hace caso omiso a lo que el gobierno la comunica debe hacer en la Comunidad de Madrid, le está constantemente llevando la contraria a lo que el Ministro de Sanidad Sr. Illa les dice que hacer para evitar la cantidad de contagios que diariamente se vienen dando en dicha comunidad.

    También tienen ahora el contratiempo de la renovación del (CGDPJ) el Sr. Lesmes: tiene una lista de candidatos que presentara para su aprobación, estos son muy “afines” a la persona del Sr. Lesmes, tienen mucha similitud o coincidencia de caracteres, opiniones, gustos, etc., que existe entre dos o más personas, y que el niñato de Casado está de acuerdo ya que dichos candidatos son los que les podría juzgar de todos aquellos juicios que tienen pendiente, y que estos se archivarían por carecer de pruebas condenatorias.

    El presidente del gobierno con su gabinete de ministros, no deben entrar en este juego, tienen que ser contundentes en el rechazo de todas aquellas personas que les presente la derecha extrema derecha, si no todo lo contrario. Por lo que el PSOE debe ponerse de acuerdo con todos aquellos partidos que le apoyaron en su investidura, conformen un listado de personas que la hora de dictar una sentencia sea con una “imparcialidad” total.

    Entonces si que se daría el caso en que la justicia es igual para todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • mcjaramillo mcjaramillo 03/10/20 17:24

    No basta tener motivos para estar, pero que muy indignados, para pedir lo que el gobierno de la nación de ningún modo puede hacer.
    Parece que algunos comentaristas olvidan que la democracia se sustenta en la independencias de los tres poderes del Estado: Legislativo, Ejecutivo, y Judicial.
    De manera que el Ejecutivo no tiene potestad para anular ninguna resolución tomada por el Judicial.
    Lo que sí puede, y debe, es presentar leyes que impidan el abuso que otro poder del Estado pueda cometer.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Tonimar Tonimar 03/10/20 22:05

      El CGPJ, no es un tribunal de justicia es un órgano administrativo t como tal del congreso esta muy por encima de ellos

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • CarlosP58 CarlosP58 02/10/20 22:00

    ¿A qué esperamos para detener a estos golpistas de salón y mando en administración judicial del Reino de España?
    Viendo lo que algunos, véase Lesmes y sus cómplices, son capaces de hacer retorciendo el espíritu de leyes pactistas, lo que queda es aprobar por mayorías simples aquello que la voluntad popular expresa cuando vota.
    No ha más soberanía que la del pueblo que elige diputados y senadores. Y estos están obligados a, si hiciera falta, someter al resto de poderes públicos a su voluntad, soberanía popular expresada mediante elecciones libres.
    Ya está bien de OKUPAS INSTITUCIONALES, sean en el CGPJ o cualquier otra institución en la que debe decaer su mandato al cumplirse el plazo. Hágase YA la reforma. Es una cuestión de higiene democrática.
    Saludos y Periodismo Libre.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Javipas Javipas 02/10/20 19:50

    Se me olvidaba con Aznar (criminal de guerra), Casado (fraude en toda regla) y Lesmes (sinvergüenza prevaricador) como grandes CAPOS.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • Javipas Javipas 02/10/20 19:48

    Sin rodeos, MAFIOSOS tipo Cosa Nostra, delincuentes sin careta con alevosía, amparados, no se porque, en esa impunidad injusta que tienen estos villanos con respecto a cualquier ciudadano muchísimo mas honrado que esta panda de desgraciados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

  • Jose Espuche Jose Espuche 02/10/20 17:49

    CONSTITUCIÓN DE ESPAÑA Titulo preliminar.

    Artículo 1º

    1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.
    2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.
    3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.
    El puto 3 contradice al punto 2.
    ¿Dónde está la soberanía nacional? En el pueblo o en los que hicieron la Constitución de España. Así he encontrado cantidad de contradicciones. En lo poco que llevo estudiado hay que darse cuenta las incoherencias que tiene. Voy a seguir estudiando la Constitución y escribir un artículo para si alguien de los diarios que soy socio lo quiere publicar.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    14

    • mcjaramillo mcjaramillo 03/10/20 16:52

      El punto tercero no contradice al segundo. La Monarquía parlamentaria está sujeta a la Constitución como los demás poderes del Estado.
      El que haya una monarquía o replública es indiferente, eso no cambia en que la soberanía nacional reside en el pueblo español.
      Es importante no confundir los términos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • xiana843 xiana843 02/10/20 15:40

    Esto a mi entender es una especie de golpe de Estado pero perpetrado por la cúpula judicial con el apoyo y beneplácito del PP, con el fin de que sus corruptelas sean archivadas o tengan sentencias mínimas

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    27

    • premianenc premianenc 05/10/20 16:04

      Bueno , ya ha pasado.
      La sentencia del caso "salida Bankia a bolsa", nos hemos quedado con la cara a cuadros, ahí lo tienes y así todo, no se sabe quien es M. Rajoy, etc. y nosotros aguantando, pues claro, piensan que nunca haremos nada y que nos lo creemos todito.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Mohandas Mohandas 02/10/20 15:26

    Hay una solución fácil al ataque chulesco del CGPJ: Que el Gobierno no refrende las propuestas de nombramiento de los jueces en cuestión. Si el CGPJ quiere "guerra", el Gobierno no debe acojonarse y debe contraatacar elaborando, o modificando, una Ley Orgánica que corrija los defectos que han abocado a la situación actual.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    31

  • cexar cexar 02/10/20 15:07

    Que el PP diga que no está dispuesto a renovar el CGPJ mientras UP esté en el Gobierno me parece de traca. ¿Se puede ser más antidemocrático y más anticonstitucional (dos de las "virtudes" que el PP achaca a UP)?
    Pues que se vayan acostumbrando.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    24



 
Opinión