X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Sáhara Occidental

Organizaciones en defensa del Sáhara piden al nuevo ministro de Exteriores que facilite un referéndum

  • CEAS-Sáhara se ha dirigido a José Manuel Albares para exigirle "una nueva política" con respecto al Sáhara Occidental y que, en primer lugar, paralice las exportaciones "de cualquier recurso natural proveniente del Sahara Occidental"
  • En su toma de posesión, el nuevo ministro mencionó la necesidad de "reforzar las relaciones especialmente con Marruecos", recalcando que es "gran amigo y vecino del Sur"

Publicada el 15/07/2021 a las 12:41 Actualizada el 15/07/2021 a las 17:10
Menifestaciones en apoyo al Frente Polisario durante la visita de una misión de la ONU al Sáhara en 1975.

Menifestaciones en apoyo al Frente Polisario durante la visita de una misión de la ONU al Sáhara en 1975.

ARCHIVO NACIONAL SAHARAUI

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara), envió el pasado lunes una carta al nuevo ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, para solicitarle un cambio en la política española con respecto a la situación del Sáhara y a la relación con Marruecos. En concreto, le piden que "reclame a Marruecos que cumpla sus compromisos contraídos con la comunidad internacional para descolonizar a la ex-provincia española" y "que respete el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui reconocido por el derecho internacional". "Ante su nombramiento como Ministro, creemos que es una buena ocasión para trasladarle algunas de nuestras profundas preocupaciones sobre la grave situación por la que atraviesa, en estos momentos, nuestro hermano pueblo saharaui", le trasladaron.

La misiva se envió justo el día en el que el sustituto de Arancha González Laya tomara posesión, precisamente, con un discurso con varios guiños a Marruecos. Así, entre las prioridades que se ha fijado para su nueva tarea, mencionó la necesidad de "reforzar las relaciones especialmente con Marruecos", recalcando que es "gran amigo y vecino del Sur". También subrayó la necesidad de "ofrecer seguridad" y "hacer frente a los movimientos migratorios", para lo que, dijo, "hay que trabajar con nuestros aliados y amigos". Ahora, según ha publicado La Razón, el Ministerio ya estaría preparando un viaje del ministro a Rabat con el objetivo de destensar la situación que se produjo hace semanas cuando el país permitió la entrada de miles de migrantes a la ciudad autónoma de Ceuta por la acogida por parte de España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

"Es de sobrado conocimiento de los últimos gobiernos de España que Marruecos ha venido obstaculizando los esfuerzos de la ONU y del Consejo de Seguridad para celebrar el referéndum pactado en 1991, mediante la falta de voluntad, la intransigencia y los innumerables actos de provocación, para llegar a una solución justa a un conflicto que data más de 46 años y que no solo afecta  al pueblo saharaui y a Marruecos, sino que cuyas nefastas consecuencias afectan también a toda la región del norte de África y el Magreb, a España y a Europa", indica la organización en la carta. Por eso reclaman que el nuevo Gobierno, y en especial el nuevo Ministerio de Exteriores, adopte "una nueva política exterior en relación con el Sáhara Occidental que incluya el respeto escrupuloso de los Derechos Humanos y de la legalidad internacional por encima de otros intereses y presiones que nunca debieron socavar la responsabilidad del Estado español y su obligación de poner fin al último proceso de descolonización pendiente en el continente africano".

"Como primer paso hacia la consecución de los derechos del pueblo saharaui, exigimos paralizar las exportaciones de cualquier recurso natural proveniente del Sahara Occidental, respetando las sentencia del Tribunal de Justicia Europeo que diferencia claramente el territorio de Marruecos con el del Sahara Occidental", sugieren. Y lanzan una advertencia: "El prestigio internacional del Estado español está en juego, pues el mantenimiento de posturas vergonzantes siempre afecta a toda la sociedad".

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión