La portada de mañana
Ver
La negativa de Milei a rectificar abre la vía para una ruptura diplomática inédita en casi medio siglo

Plaza Pública

Tres candidatos para ganar la credibilidad

Odón Elorza

Hay algo en lo que no podemos fallar los socialistas a estas alturas de las primarias internas y a la vista de lo necesitado que está el PSOE de revulsivos para ganar confianza. Por eso hay que hacer que las primarias resulten ejemplares y convertirlas en una demostración de transparencia y de respeto al pluralismo existente entre la militancia.

Me refiero a la importancia de los debates en las próximas dos semanas entre los candidatos, Pedro Sánchez, Edu Madina y Jose Antonio Pérez Tapias que ya optan a la Secrataría General del PSOE. No es suficiente para demostrar a la opinión pública el alcance de nuestra voluntad regeneradora y la veracidad de este proceso innovador de participación, la celebración por los candidatos de actos dirigidos a los suyos y a los medios, ni tampoco las entrevistas que se vienen produciendo. Tenemos que ir más allá. Los debates permitirán pasar de los lugares comunes, de las frases de laboratorio y de las inconcrecciones a la formulación de compromisos más creíbles por la ciudadanía por el marco en que se vayan a expresar.

Sabemos que los debates ante unas elecciones generales o europeas son algo realmente escaso en nuestro país, prueba de una falta de madurez democrática, y su esporádica celebración suele estar plagada de limitaciones. Lo cierto es que la democracia nunca sale fortalecida con esta carencia y los proyectos de cada candidato y sus compromisos no alcanzan el máximo de transparencia y difusión. Por tanto, ya en el terreno de la consulta previa al Congreso, se debieran organizar sin dilación desde el PSOE -con la máxima objetividad- dos debates para que los candidatos expresen sus posiciones sobre todo tipo de cuestiones y que, por supuesto, a lo largo del debate se puedan interpelar y repreguntar entre ellos.

Quienes van a votar el día 13 comprobarían cómo se comportan en un debate los tres candidatos y con qué habilidades. Y, en especial, si el formato no falla, qué piensan de asuntos como: la politica fiscal para salir de la crisis, el reformado artículo 135 de la Constitución, el régimen de incompatibilidades, los imputados y las medidas contra la corrupción, el alcance de la necesaria reforma de la Constitución, la forma de Estado y la transparencia de la Casa Real, el nuevo papel de las Casas del Pueblo, la acción política en las redes, la no acumulación y la duración de los cargos, los aforamientos, la financiación del PSOE, la salida que ofrecen para el laberinto de Cataluña, la llamada "gran coalición", el sentido de voto del PSOE a Juncker, su visión de una democracia participativa, etc.

Los debates permitirían a la militancia estar mejor informada sobre cada uno de los programas de los candidatos, así como conocer sus posibles lagunas. Por otra parte, si el PSOE actúa como un partido abierto suscitaría más interés entre la ciudadanía. Porque si la sociedad española les escucha debatir con pasión sobre los problemas que le afectan y sobre cómo tratar de solucionarlos, entonces, es posible que conectemos este proceso de primarias democráticas internas con la realidad vivida por la ciudadanía y seamos más creíbles.

No veo inconvenientes, ni hay nada que temer sobre su resultado porque Madina, Sánchez y Pérez Tapias demuestran tener una excelente cultura democrática y saben que es el momento para abrirnos a la sociedad de la mano de los debates. De lo contrario, si no lo hacemos, habríamos desperdiciado otra oportunidad.

-------------------------------

Odón Elorza es diputado del PSOE en el Congreso

Más sobre este tema
stats