LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Las elecciones vascas se convierten en un esprint por los indecisos, Álava y por erosionar a EH Bildu

Nace una nueva organización confederal: la Comunidad Política Europea

Francisco Aldecoa Luzarraga

El 6 de octubre de 2022 se han reunido en la capital de la República Checa, Praga, 44 Jefes de Estado y de Gobierno con objeto de poner en marcha la Comunidad Política Europea. Esta entidad surge a propuesta del Presidente Emmanuel Macron el pasado 9 de mayo, en el acto de Presentación y entrega de las conclusiones de la Conferencia sobre el Futuro de Europa. Posteriormente, esta iniciativa del Presidente Francés fue recogida por el Consejo Europeo del pasado 23 de junio, aprobada en el mismo, quien estableció la primera reunión durante el otoño.

La Presidencia Checa en el Consejo de la UE, durante todo el segundo semestre de 2022, ha llevado a cabo los pasos previos para esta reunión en la que han participado físicamente los 44 líderes de los países europeos. Lo cual tiene enorme significación política, ya que además de tratar la creación y los objetivos de la CPE, han abordado el tema de la agresión rusa a Ucrania,donde algunos de los estados no pertenecientes a la Unión Europea mantenían algunas diferencias. 

El objetivo de esta Confederación de carácter intergubernamental es mantener unos lazos entre todos los países democráticos europeos. Ya que participan en ella todos los estados europeos salvo Rusia y Bielorrusia, por su falta de democracia y reparto al Estado de derecho, y los tres microestados (Andorra, San Marino y Mónaco), ni Kazajistán, que ha solicitado su entrada en el Consejo de Europa. Entre los que sí han participado y asistido hay que destacar los 27 Estados Miembros de la Unión Europea, a los que hay que sumar: Albania; Armenia; Azerbaiyán; Bosnia y Herzegovina; Georgia; Islandia; Kosovo; Liechtenstein; Moldavia; Montenegro; Macedonia del Norte; Noruega; Serbia; Suiza; Turquía; Ucrania y el Reino Unido.

Es decir, han establecido una fórmula de organización ágil y flexible, equivalente a la del G7 o el G20, en donde la formalización es muy débil, y ejercerá la Presidencia durante este primer semestre la República Checa, que es quien ejerce la presidencia rotativa de la Unión Europea. Y en el siguiente semestre, es decir, a partir de la primavera, se espera que la Presidencia la ejerza alguno de los estados que no son miembros de la Unión Europea. Con una agenda dinámica que irá cambiando. De momento, los temas principales que ya se han abordado en la primera sesión es la seguridad, especialmente de las infraestructuras, seguridad cibernética, la energía y la juventud

La importancia de esta iniciativa reside en que se ha puesto en marcha un foro de los máximos lideres de los gobiernos democráticos del continente europeo que van a tener una relación periódica continuada durante los próximos meses, y posiblemente años, en un momento como el actual, especialmente difícil para Europa, en donde existen cuestiones como las citadas, derivadas en su gran mayoría de la agresión rusa a Ucrania, que les afectan a todos y no solo a los países de la Unión Europea.

En la actualidad no existe ninguna reunión de líderes del continente europeo, ya que en el Consejo de Europa quienes se reúnen son ministros; y creo que no ha existido nunca una estructura que pueda funcionar mediante un diálogo político abierto entre los Jefes de Estado y de Gobierno de países europeos democráticos, como un mecanismo de cooperación e incluso de concertación.

Esta estructura confederal va a convivir con la profundización del proyecto de la Unión Europea, que necesita continuar avanzando en la lógica federal, posiblemente a través de la convocatoria de la Tercera Convención Europea, lo que implicará la reforma de los tratados. Por lo tanto, estos dos grupos o lazos, el confederal y el federal, comienzan a convivir. Si bien algunos de los miembros de la Comunidad Política Europea, como el Reino Unido, que no forman parte de la Unión Europea, se han mostrado suspicaces a la hora de acudir a la reunión, puesto que se eran reacios a estar bajo el liderazgo de la UE.

Posiblemente, con esta reunión se comienza a poner en marcha la Gran Europa, que claro que tendrá la misma alma, pero llevará consigo dos métodos de trabajo diferentes, el federal (de carácter supranacional) y el confederal (de carácter intergubernamental). Es imposible que no lleve el liderazgo el primero de ellos, por la propia naturaleza de las cosas. Pero cada vez se ve más necesario que existan ambas a través de un lugar de encuentro común que explicite una cierta unidad política.

En la actualidad no existe ninguna reunión de líderes del continente europeo, ya que en el Consejo de Europa quienes se reúnen ministros; y creo que no ha existido nunca una estructura que pueda funcionar mediante un dialogo político abierto

Debo reconocer que cuando el pasado 9 de mayo se presentó en el Parlamento Europeo de Estrasburgo, reunión en la que estuve presente, dicha propuesta, tuve muchas dudas al respecto, especialmente sobre la necesidad de esta organización, ya que, prácticamente, sus miembros iban a ser los mismos que los del Consejo de Europa. Sin embargo, hoy en día, cada vez veo más necesario y efectivo este foro, puesto que está permitiendo un diálogo profundo entre los 44 líderes democráticos de Europa y, posiblemente, pueda tener una influencia decisiva en el desarrollo y la forma de solucionar el problema central que tiene hoy el conjunto de Europa, que no es otro que la agresión rusa a Ucrania.

Desde un punto de vista simbólico y político, esta reunión no va a pasar desapercibida. A pesar de que hasta ahora se ha hablado muy poco de ella, ya que en las actuales circunstancias va a permitir que se visualice a nivel internacional la unidad de Europa en muchos aspectos y, especialmente, en su relación con Rusia. No tenemos que olvidar que la suma de la población de estos 44 estados es más de 700 millones de habitantes, casi el 10% de la población mundial.

La fotografía de verlos juntos tratando la agresión rusa a Ucrania y otros asuntos, siendo este uno de los miembros de la Comunidad Política Europea, y donde ha participado Zelenski de manera telemática y el Primer Ministro Ucraniano, Denys Shmyhal, de manera presencial, es fundamental.

________________

 Francisco Aldecoa Luzarraga es presidente del Consejo Federal Español del Movimiento Europeo y catedrático de Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense de Madrid.

Más sobre este tema
stats